[Conquest] Análisis de facción: Los Cien Reinos – Parte 1

Hoy no voy a ser yo quien de la vara con Conquest. El parroquiano Lord Kragan nos trae en esta entrada invitada, el principio de un extenso análisis sobre la facción de los Cien Reinos para los amantes de la táctica y listas. Sin más dilaciones le cedo el testigo.


Saludos, señores de la guerra. Lord Kragan al habla y con un nuevo argumento, el primero de mi cosecha.

Este será, si todo va bien, el primer de múltiples artículos detallando diversos enfoques tácticos y estratégicos de los distintos ejércitos presentes en Conquest: the Last Argument of Kings, empezando por uno de sus dos ejércitos iniciales: los Cien Reinos.

Este análisis constará de 5 partes: una breve introducción de su trasfondo, seguido de un análisis sobre los puntos fuertes y débiles de la facción; acto seguido, realizaremos una breve descripción/examen de sus facciones (qué ofrecen, básicamente), y continuaremos detallando los pros y contras de las unidades que componen estas sub-facciones. Por último repasaremos su armería, sus reliquias vamos.

Inicialmente pensaba hacer un solo artículo, pero me saldría un armatoste. Este primer artículo cubrirá los puntos I y II (trasfondo y análisis de facción). Un segundo artículo abordará las sub-facciones mientras que el punto IV (componentes de las listas) será objeto de 2 o 3 artículos, en función del mamotreto que me quede al final.

Antes de empezar, quiero hacer dos cosas:

Primero de todo, quiero agradecer a VBS por sus esfuerzos en cuanto al reportaje que ha ido dando a Conquest a lo largo de estos meses, y al ánimo que me ha dado para escribir esto. Tú sí que eres material de Vanguard. (Nota: Por lo menos alguien le saca provecho a tantos artículos 😉 )

En segundo lugar, voy a presentarme. Se que no es el mejor momento porque ya me he pegado 4 párrafos divagando sin ton ni son, pero no soy una persona ordenada. Si queréis saltaros este trozo adelante, no os juzgaré *desempolva el libro de los agravios preventivamente*.

Empecé con Warhammer en 8ava (entre comillas, jugué con cartones y proxies, no pillé ni una mini) allá por 2012. Como juego, Warhammer me atrajo, me enamoro, ¡Y mucho!

Peeeeero su alto coste de entrada me desalentó (estoy seguro que este tipo de comentario ya lo habréis oído muchas veces).

Fast forward a 2013 y me compré Venganza Oscura. La estética de los Ángeles Oscuros y los Marines del Caos me encantó y el oscuro universo de 40k me absorbió por 2 años y poco, hasta principios de 2016 cuando salió el suplemento “Angels of Death”. Me descolgué en aquel entonces por diversos factores.

Otro fast forward: junio de 2015. Sigmar llega. Como a muchos no me gustó este juego al principio,pero como mucha más gente, le termine dando una oportunidad y me gustó su trasfondo de alta fantasía (incluido las campañas iniciales, lo dejo ahí sin tapujos) y en 2015 empece mi luna de miel con ese juego. Sin embargo, a lo largo de 2019 empezaron a salirme algunos problemas con el juego, que culminaron en un torneo que me dejó bastante mal sabor de boca y no he vuelto a jugar a Age of Sigmar desde entonces.

2020 ha sido 2020. Durante los meses en que ha sido posible jugar físicamente he jugado a Beastgrave (juego del que sigo siendo un gran abanderado)… hasta que re-descubrí Conquest hará dos meses. No ha sido mi primer sistema fuera de la gran GW (he jugado a Malifaux, X-Wing y aún sigo jugando a Infinity) pero…

No he sentido esta pasión y alegría desde aquellos días en los que jugaba con esos cartones pensando que era Fantasy. Y la verdad, es una sensación muy bonita que quiero mirar de compartir con cuanta más gente mejor.

Para las dos personas que aún siguen leyendo esta descalatrada (chapó por la moral, me he ido por las ramas mucho más de lo esperado), pasamos al abordaje del primer punto.

Trasfondo general:

VBS ya ha dado un buen repaso al trasfondo de las facciones (Nota: tenéis la intro e índice aquí). Yo recomiendo mucho leer sus artículos. Aqui va una breve introducción:

Los Cien Reinos surgieron de las cenizas del gran imperio humano: el Viejo Dominio. Dicha gran nación colapsó hace más de seis siglos y medio, en un evento apocalíptico denominado “la Caída”. Los supervivientes, escudados por los restos del ejército del Viejo Dominio, la 12ava legión, huyeron al oeste. Tras décadas de grandes penurias, la humanidad volvió a expandirse al amparo de un naciente sistema feudal.

El ser humano volvió a colonizar nuevas tierras con la ayuda de la 12ava legión, que para aquél entonces había reformado su estructura y se había convertido en las Ordenes. Los reinos emergieron junto al credo teísta y deista, las dos religiones (bueno, los deístas son un abanico de interpretaciones) de los Cien Reinos.

Entorno a cuatro siglos antes de la trama actual surge Carlos Armatello (lease: Carlomagno). Carlos logra el hito de unificar las naciones humanas y forjar un gran imperio con el apoyo de las órdenes. La nobleza se somete a su supremacía y pone bozal a los teístas, controlando su poderío militar vía la prohibición de mantener ejércitos bajo el estandarte de la iglesia.

Muy por desgracia, la dinastía imperial se extingue y el imperio se desintegra rápidamente a medida que los nobles se abalanzan entre sí. La nobleza actúa rápido y logra disolver cuatro de las seis legiones a la vez que la iglesia teísta trata de desencadenarse y asumir el control de los reinos.

Y así llegamos al día actual. Tal como decía el romance de los 3 reinos: el imperio, largo tiempo unido, debe dividirse.

Donde antaño existía un reino ahora hay cien. Reyes y reyezuelos luchan sin cuartel. Algunos buscan mantener su dominio sobre una esquina de los Cien Reinos, otros luchan con el fin de tomar para si el trono hueco, el trono imperial.

Entre esta maraña de alianzas y guerras se alza la Cancillería Imperial, fundada para gestionar el patrimonio de los emperadores (nadie quiso enriquecer a sus rivales), la cual dirige los restos de las instituciones imperiales y ejerce su influencia por muchos medios, siendo la Legión Dorada y la Legión de Acero los medios más llamativos.

Por su parte la iglesia busca romper sus cadenas e imponer su supremacía terrenal, ansiosa de desplegar sus propios ejércitos.

Y todo esto pasa ante la mirada de las Ordenes, quienes no pueden sino llevarse las manos a la cabeza con este desbarajuste.

Los Cien Reinos se dirigen a un periodo muy tumultuoso, el Imperio, largo tiempo dividido, debe unirse. Pero… ¿Bajo qué estandarte?

Rasgos generales de facción:

Los Cien Reinos son una de las 3 facciones humanas de las que se tiene conocimiento en Conquest. Y son la más estrictamente humana de las 3: mientras los Nórdicos cuentan con los «mutantes» (trolls, ogros, etc.) que descienden de los Einheriar, así como los gigantes; y las Ciudades Estado cuentan con criaturas exóticas como minotauros y centauros, los ejércitos de los Cien Reinos están compuestos por hombres y mujeres de a pie.

Ello implica, al margen de aspectos estéticos, que un ejército de Cien Reinos muy posiblemente estará compuesto íntegramente por unidades de tamaño 1 (infantería normal) o, si incluyes caballería, tamaño 2. Conquest estandariza los tamaños de las unidades a efectos de línea de visión y es importante tener en cuenta este pequeño detalle a la hora de posicionar unidades. La nota más importante de este punto es que te será fácil cubrir muchas de tus unidades importantes (legiones, arcos largos, guardia juramentada, etc.) con otras más baratas.

Yendo al grano: ¿Qué separa a los Cien Reinos de las demás facciones? Veámoslo punto por punto:

Gran flexibilidad:

Es algo importante. Los Cien Reinos cuentan, gracias a sus sub-facciones, con una gran variedad de estilos de juego. Mientras que la Fe te permite desplegar hordas inquebrantables, los nobles te permitirán desplegar ejércitos ‘feudales’ que oscilarán de meras levas a ejércitos semi-profesionales con notorio apoyo de caballería. Mientras que los Vestigios Imperiales pueden desplegar ejércitos que abarcan entre muros de acero a huestes de escaramuceros, las Órdenes podrán comandar lanzas de caballería pesada con el apoyo de tropas de élite muy potentes.

No es un punto táctico pero la amalgama de los Cien Reinos te permite desplegar fuerzas muy dispares y aún así 100% temáticas. ¿Quieres morralla para tus legiones? Eres un noble imperialista. Podría irme muy por las ramas pero lo que quiero decir es lo siguiente: con Cien Reinos puedes hacer un ejército que verdaderamente sea ‘tuyo’ y de nadie más.

Poder moderado a cambio de coste moderado:

Por esto me refiero al hecho que las unidades de Cien Reinos no tienen, por lo general, uno stats que te hagan pensar “jo que bruto” ni un precio que diga “hostias que caro”. Una unidad de Cien Reinos no luchará mal pero, si la enfrentas a sus análogos de otras facciones, lo más probable es que pierda. No obstante, a cambio, dichas unidades te costarán menos puntos. Los Guardabosques Imperiales ocupan un nicho estratégico similar a los Clones Infiltradores de Vanguardia de los Spires, unidad con stats muy superiores pero que cuesta casi el doble a efectos prácticos.

En resumidas cuentas: pagas por lo que tienes, eres eficiente. Mientras otros ejércitos sudan sangre para ver cómo pueden meter sus unidades en una lista, tú podrás tener un elevado número y variedad de forma razonable.

Buena selección de magia:

En Conquest sacerdotes (priests) y magos (wizards) se consideran casters y los Cien Reinos ofrecen a sus casters un buen abanico de habilidades. Mientras los Dweghom (los enanos de Conquest) tienen un poder destructivo avasallador, los casters de los Cien Reinos tienen un output más moderado a cambio de un mayor número de buffs y debuffs.

Excelente número de unidades ligeras:

Los Cien Reinos pueden elegir entre 7 tipos de unidades ligeras. De los cuatro ejércitos actuales son el que tiene una mayor variedad de ligeras (Nórdicos tiene 4, Dweghom tiene 3, Spires tiene 4).

Esto es muy importante ya que las ligeras pueden entrar ya en el turno 1. Mientras que otros ejércitos tendrán una variedad de unidades ligeras más pobre, y con ello un ‘early game’ más predecible, los Cien Reinos pueden dominar de muchas formas las primeras rondas, allanando un paso a la caballería y las legiones. Además, hay un elevado número de unidades ligeras muy útiles, como los escuderos a caballo y los guardabosques imperiales, con lo que tendrás unas primeras rondas bastante interesantes.

Excelente variedad en cuanto a tropas a distancia:

De entre los 4 ejércitos existentes, los Cien Reinos tienen la segunda mayor variedad de tropas a distancia. Los Dweghom tienen 3 unidades a distancia, los nórdicos otras tantas (técnicamente 4, pero como se verá otro día, usar a los Saqueadores como tropas a distancia es muy mala idea). Los Spires tienen 6 unidades y los Cien Reinos tienen 5.

Ésta es una cantidad muy buena, en particular cuando todas las unidades de misiles de los cien reinos tienen un alcance superior a 20 pulgadas (por contra, solo 2 unidades de los Spires tienen un alcance superior a 20 pulgadas, y 3 de ellas solo tienen alcance 12).

Uno podría pensar que existiría bastante redundancia pero en realidad no es el caso, cada una tiene su nicho y uso. Además, 3 de estas 5 unidades son ‘mainstays’, es decir que se pueden desplegar sin restricción alguna, dando al jugador de Cien Reinos la habilidad de repetir la Batalla de Agincourt.

Excelente caballería, tanto en términos de variedad de unidades como en materia de habilidades y stats:

Los Cien Reinos cuentan con nada más ni nada menos que 5 unidades de caballería: 1 ligera, 2 mediana y 2 pesadas. Esta variedad te otorga múltiples modos de hostigar al oponente y sus puntos débiles.

Ahora bien, no todo son rosas, los Cien Reinos tienen una serie de puntos flacos:

No hay monstruos. Ni uno. Zero. Niet:

Los monstruos llenan un nicho importante en Conquest, puesto que representan un regimiento cuya capacidad de combate e impronta en el campo de batalla se mantendrá constante con independencia del número de heridas sufridas.

Los ejércitos de Cien Reinos sufrirán la guerra de desgaste con mayor relevancia en comparación a otros ejércitos, dado el hecho que cada herida sufrida es un soldado muerto y un menor número de ataques.

Poder moderado a cambio de coste moderado:

Lo que he comentado anteriormente no es sino una espada de doble filo. Tus unidades no te pedirán mucho pero a cambio no te podrán dar mucho. Con la excepción de órdenes las unidades de Cien Reinos no tienen un poderío particular. En consecuencia tendrás que sobrepasar a tu oponente en el aspecto de maniobras y jugar con más maña que fuerza. Explota esos flancos, vamos.

En la práctica no es una situación tan compleja porque, con la excepción de una o dos listas de Spires tu ejército tendrá bastantes más unidades que el enemigo, con lo que no te cortes de sacrificar a tus milicias.

Además ello implica que tu ejército ‘lagueará’ a medida que llegues al juego medio y tardío, puesto que tu oponente podrá desplegar unidades más potentes que las tuyas.

Ahora mismo no es un ejército de élite:

Las Ordenes están al caer. Pero mientras no hayan salido, no es ‘factible’ montar un ejército de élite con los Cien Reinos. Si aborreces ejércitos con muchas minis y unidades, de momento este no es un ejército para ti.

Estos majos encapuchados si son la élite.

Sus habilidades de supremacía suelen ser bastante mediocres:

Las habilidades de supremacía son, como su nombre indica, habilidades que poseen los generales de tu ejército y que pueden usar una vez por partida (como norma general). Cada héroe tiene asignada una habilidad de supremacía. Se entrará en más detalle cuando hablemos de las sub-facciones, pero me limito a decir que de las tres supremacías disponibles ahora mismo una es buena, una es bastante sosaina y una es más mala que pegarle a un padre con un calcetín sudado relleno de escombros de un orfanato de niños con cáncer terminal que ha sido desahuciado y demolido por razones de especulación.

Carencia de unidades de largo alcance y de potencia de fuego:

Cien Reinos tiene una buena variedad de unidades a distancia. El “problema” es que dichas unidades son de ‘medio’ alcance (20”). En concreto, ballesteros, cazadores y guardabosques tienen alcance 20. Los milicianos tienen alcance 24 pero con volea 1 no van a causar estragos. Los arcos largos tienen el alcance pero solo un disparo por modelo. Por contra, muchas de las unidades a disparo de ‘elite’ tienen 2 disparos por modelo (como los arqueros Elegidos de los Nórdicos y los Clones Spires). Para los que no estéis muy curtidos en Conquest: cuando una unidad dispara a más de la mitad de su alcance (11-20 pulgadas, por ejemplo) el número de modelos que disparan se reduce a la mitad, redondeando. Sin embargo, al tener 2 disparos por modelo, estas unidades de élite pueden aportar la misma potencia de fuego que un regimiento de arcos largos a medio alcance (1-15 pulgadas) aún estando a máxima distancia (si bien los arcos largos tienen más alcance).

En consecuencia, tu oponente te sacará ventaja en cuanto a alcance y número de disparos en bastantes situaciones, con lo que vas a tener que posicionarte y aprovechar tu morralla.


En resumidas cuentas: los Cien Reinos son un ejército que brilla al principio y final de la partida, sufriendo en los turnos centrales, a la vez que sus unidades son más que la suma de sus partes.

Si te gustan los humanos y el posicionamiento, si te gusta un ejército que premia la planificación, te encantarán los Cien Reinos.

Espero que esta entrada os haya gustado (en caso contrario aprenderéis a amarlo). Yo ya estoy dándole al trapo para tener el siguiente artículo. Dadle, y con suerte tendréis el último argumento.

6+

21 comentarios en «[Conquest] Análisis de facción: Los Cien Reinos – Parte 1»

  1. Alguien que me ilumine sobre las ventajas de conquest sobre age of sigmar? porque de precio andan ahi ahí, calidad de minis no creo, además de que he visto que unidades repiten pose en la misma caja (como pasa con asoiaf), ambientación y temática, pues por lo que veo, a gustos. Que me pierdo? es que me llama la atención ya que he visto post a bombo y platillo (además de que el la caja base si es verdad que parece estar genial de precio por lo que trae), pero todavía no he terminado de verle el atractivo

    ResponderResponder
    0
  2. @rebustiano:

    Me parece que comparar Conquest con AoS no tiene demasiado sentido. Son tan diferentes a nivel de juego, ambientación, miniaturas… Y lo que uno considera ventaja, a otro puede no parecerle como tal. ¿Que buscas en un juego para considerarlo una ventaja comparado a otro? Habría que empezar por ahí.

    Te puedes mirar algunos de los post iniciales que hice de Conquest por aquí en dónde repaso lo básico y ya juzgas si te parece bien o no.

    Pero las poses de las minis no se repiten, salvo que las montes como tal. Vienen muy despiezadas, por ejemplo la infantería normalemente suele tener cuatro variantes de cada parte que combinas como quieras (con 12 minis por caja, no repites). Dependiendo de la caja (y si es un kit doble) puedes tener más bits.

    Si son mejores que X o Y, ya va por gustos. Como con todo.

    ResponderResponder
    1+
  3. @rebustiano:

    Olis!

    Bueno, respecto a este tema tengo que decir lo siguiente:

    > porque de precio andan ahi ahí

    La verdad, voy a discrepar. Sigmar es accesible a dia de hoy en gran parte gracias a los start collectings (que se van a ir al carai a medio plazo, en vista de las combat patrol) y aún así, puede resultar bastante caro montar un ejercito. Un ejercito de ironjawz puede costarte comodamente 400 euros para arriba. Los gigantes son 800 ñapos. Los Lumineth he visto bastantes listas que cuestan de 600 euros para arriba.

    En conquest la lista más cara, que es espamear milicia de arqueros y sacerdotes (es decir, alcanzar el máximo potencial de horda del juego) te costará entorno a 500 euros.

    Es más. Ahora mismo he hecho un par de comparaciones. 3 start collecting de Ironjawz (que es como empece mi ejercito) son actualmente 240 euros de base. Te da 1410 puntos si no tienes en cuenta batallones y te da a elegir entre 2 unidades de tropa 1 un solo heroe, nada más. Mientras los nórdicos, por 256 euros tienes 1500pts una vez aplicadas mejoras (nada especial, solo estandartes para las tropas) y tu ejercito constará de 5 unidades diferentes y 2 héroes distintos.

    La verdad, ahora que me has hecho pensar en esto, el start collecting de nórdicos esta de reputisima madre XD.

    Otra cosa a añadir es la trayectoria de precios, porque ahora mismo GW, y lo digo sin animo de buscar bulla, está en otra fase de escalada de precio. (sinos mira la caja de catacumbas y compara con la caja de warcry vieja).

    >unidades repiten pose en la misma caja

    Yo aqui tengo que señalarte una cosa.

    Sigmar tambien repite poses. Y bastantes veces. Te invito a darle un vistazo a los cazadores de vanguardia o a los sequitors de los stormcasts. Ambos kits estaban claramente pensados para venderse en sets de 5, por lo que hay un claro duplicado. Y además, dentro de dichos sets de 5 hay repeticion (por ejemplo los cazadores tienen solo 3 poses en realidad, y una de ellas es un «reflejo» de la otra). Además, los kits de Conquest son mucho más modulares. En mi breve experiencia con esos kits (que por cierto, las últimas horneadas-las primeras no, vamos a ser sinceros- le tienen muy poco a la calidad de minis de GW, creeme!) te puedo decir que son más fáciles de convertir y ajustar poses que las unidades de sigmar.

    >pero todavía no he terminado de verle el atractivo

    Como dice el dicho: para gustos colores. XD

    Como comenta VBS es muy posible que sea un juego que no ofrece lo que tu quieras si bien creo que un Conquest tiene un par de ventajas apreciables, con independencia del tipo de jugador:

    A) Es un juego más rápido.

    Se que ronda el mito de que los juegos de escaramuzas son más rápidos pero a la escala de minis que se juega en AOS/40k/Warhammer eso no termina de ser del todo cierto (si bien fantasy adolecía de un reglamento que el jugador medio no dominaba y eso causaba *muchos* problemas).

    En conquest:

    1) No tienes que mover tantas minis, porque las mueves en grupos de múltiples a la vez (y habiendo jugado contra hordas se nota el tener que moverlas 1 a 1).
    2) No pierdes tiempo dudando que unidad va a combatir/mover/disparar y similares porque lo decides todo de una tacada nada más empezar.
    3) Hace menos acciones por unidad en cada turno. En conquest puedes hacer 2 acciones, na más. En AOS puedes usar habilidades en la fase de heroe (venga, lanzo un hechizo, venga, regenero esto, venga disparo en la fase de heroe, etc.) mover, correr/disparar/cargar y pegar ( y en bastantes casos puedes correr, disparar *y* pegar). Dicho de otra forma, en sigmar harás, como mínimo, 2 acciones y, como máximo, *6* acciones por unidad.
    Lo quieras o no se nota, sobretodo cuando añades el hecho que tu oponente tambien te pegará (y volvemos al punto anterior de que se perderá un tiempo mayor o menor en lo relativo a decidir cuales de sus unidades te pegarán)
    4) No se tirán tantos dados. Si quizás te gusta el aspecto de tirar dados (valga la pena que es una sensación cheta el tirar chopocientos dados) esto puede ser un negativo en vez de un plus.

    Mientras en AOS incluso las unidades más básicas (como las brujas elfas) tirán más de 1 dado por modelo, en conquest los modelos de infanteria muy rara vez hacen más de un ataque por modelo.

    Además en los juegos de warhammer el ataque consta de 3 tiradas: impactar, herir y salvar. Muy a menudo existen repeticiones en algún componente de la tirada (o varios, como khaine y kharadron o las habilidades de mando ofensa/defensa total) y hay bastante ejercitos con salvaciones adicionales. De esta forma terminas con que la resolución de una secuencia de ataques puede requerir hasta 7 tiradas (impacto, repito, hiero, repito, salvas, repites, salvación extra).

    Conquest en cambio lo condensa todo a 2 tiradas: impactar y salvar. Hay algunas repeticiones para impactar y salvar (aunque ésta es super rarísima) pero son raras y el hecho que ambas coincidan es casi casi insólito. Si las heridas son a CAC hay tiradas de acobardamiento (cosa que existe en AOS pero en conquest es una tirada más voluminosa, así que voy a ser justo), que se pueden repetir si hay flanqueo.

    Mientras aos tiene un mínimo de 3-4 tiradas y un máximo de 7-8 (contando acobardamiento) Conquest tiene un mínimo 2, y como máximo tendrá 5-6 en casos *muy, pero que muy raros*.

    B) Es un juego en que el jugador tendrá intervalos de no jugar mucho menores.

    Al ser un juego de activación alternativa, no tienes que esperar un turno de 25-30 minutos para poder interactuar, a menudo tu tiempo de espera va a ser de 2-3 minutos. La verdad hace que la partida sea muy dinámica.

    C) Es un juego en que el jugador puede jugar.

    Se que esto va a resultar polémico. Pero los juegos de warhammer son juegos que premian que no dejes jugar a tu oponente, y viceversa. Es la naturaleza del IGO-UGO, muy por desgracia. Si yo empiezo mi turno y te destrozo digamos un cuarto de tu ejército, si no más, tu cuando empieces tu primer turno no estarás jugando con tu ejercito entero, sino con una fracción. Una de las cosas por las que he dejado AOS de banda, es que, en mi humilde opinión, el diseño de juego busca agravar esa situación, con mecánicas tales como la marea de idoneth, que te deja luchar primero con todas las unidades que carguen, o el doble turno.

    La naturaleza de conquest (tu ejercito entra por unidades, vas alternando, hay toma y daca) hace que ese desbalance se note mucho menos.

    Me ido muy por las ramas pero esa es mi opinión. Y francamente, no te mires solamente nuestros posts. Las reglas son gratis y en cargad tenemos colocadas las medidas de las bandejas (6,6cm x 6,6cm para infanteria, cabelleria y brutos y 11,1 cm x 11,1 cm para monstruos). Hasta la semana pasada yo no había comprado una mini de conquest y aún así ya había jugado 6 partidas a base de proxies. Es un sistema de juego con una progresión de experiencia muy buena, con partidas muy dinámicas y tensas. Verdaderamente, probar este juego tiene un coste muy bajo: el tiempo que tardas en hacerte los recortes de carton/papel/lo que sea.

    ResponderResponder
    5+
  4. @rebustiano:
    Hablando solo de las reglas, son juegos bastante diferentes:

    Conquest es mas de formaciones y filas, buscar cargar por los laterales, pivotar, etc.. té recuerda más a KoW, Fantasy, etc.. que a AoS o 40k. El despliegue de Conquest es único (empiezas sin minis en el campo, y van «llegando» al estilo «meeting engagements» de AoS). La forma de jugar recuerda mucho al estilo Asoiaf (una tirada para atacar, una para defender, fase de psicología parecida, activaciones alternas,…).
    A parte de algún que otro bufo, las unidades son las que son, el choque entre ellas te puede decir si es correcto o no, no hay micro-jugadas que te pueda «salvar» (hablando en general).

    AoS es un juego más peliculero/palomitero, donde las micro-jugadas son las que eliminan minis del enemigo (stackear bufos como un loco, teleports infinitos, cargas infinitas, etc…) mientras que las macro-jugadas son las que te hacen ganar la partida (capturar objetivos, cumplir misiones auxiliares). Al no ser Activaciones Alternats, las llamadas «estrellas de la muerte» (ejemplo: unidad que pega a 5+/5+, pero en su turno va a 2+/2+ por la cantidad de bufos que pueden llegar a tener gracias a héroes, magia, etc…) hacen que el juego sea mucho más trágico ya que quitar el 20-40% de tus unidades sin que el otro pueda jugar es jodido, aunque luego hay mecanismos para evitar según que cosas. Lo más normal es que las unidades mueran y bastante más rápido de lo que esperabas (siempre hay excepciones pero es un juego de mucho daño).

    Personalmente, me encantan los dos juegos, en especial si aceptas lo que te dan.

    ResponderResponder
    2+
  5. @Lord-Ran:
    En resumen: que eres un hater manco y pobreflautas que quiere rajar de otros juegos. Normal que te publiquen los de cargad.

    ResponderResponder
    0
  6. @Patapollo:
    Supongo que lo dices en coña.
    La verdad es que soy fan de AoS y encuentro perfecto este tipo de entradas con juegos nuevos (y muy buenos) dedicados a nuestro hobby favorito: los wargames.
    Aunque estos juegos sean como las manzanas o peras, al final, todo son frutas que podemos comer (a menos que seas alérgico, que aunque suene muy mal, ese es tu problema, no el de todos los jugadores del hobby).

    ResponderResponder
    0
  7. En España a esto no juega ni el tato…

    Puede que un tiempo cambie, pero ahora ni el tato, ni Peter tampoco.

    Para tirar el dinero ya esta Mantic o Novena o Runewars…

    El único juego que tiene comunidad bastante grande en comparación con los mencionados es C.H.F y va ganando jugadores porque vienen mas facciones.

    Este juego es caro, muy caro, y no por algo como el precio que marca, alto, también porque cualquier cosa que compres de GW podrás venderlo mas o menos bien, pero cualquier cosa que compres de esta cosa, como no te mole te la vas a comer con patatas xD

    ResponderResponder
    0
  8. @David Martin:

    Me consta que hay gente en España que juega, sin ir más lejos entre los que comentan estas entradas ya hay unos cuantos.
    Es común entre los wargamers creer que lo que no se juega en su grupo o no tienen torneos no existe. La estrechez de miras, supongo.

    Y lo de los precios pues poco hay que decir. Que algo sea caro o barato es puramente subjetivo, en función del valor que le percibes y poder adquisitivo.
    Para mí las minis de Conquest tienen buen precio, ya que me encantan, me las puedo permitir sin problemas y me gusta coleccionar y pintar las miniaturas. Sería bastante triste que uno de mis criterios para comprar una miniatura sea querer revenderla luego. Pero bueno, hay gente pa tó.

    ResponderResponder
    0
  9. @David Martin:

    Antes de nada.

    «Para tirar el dinero ya esta mantic o novena o runewars»

    Señores, estamos hablando de muñecos de plástico en ningún caso se esta haciendo una inversión solida, ni de buen trozo.

    Me parece interesante el comentario de que Canción de Hielo y Fuego esta creciendo. No he seguido el meta español pero lo que si se es que a nivel mundial el juego ha llegado a un nivel crítico y cuasi moribundo debido al estancamiento de su meta (los starks llevan dominandolo desde el lanzamiento) y la gran sequía de novedades (a la par que pésima variedad estética de facciones, tienes 4-5 variantes de europeos, 1 barbaros, 1 mongoles y persas).
    ASAOIAF stats hizo un video muy relevante al respecto. Pero me alegro que haya una buena noticia.

    Y al respecto

    «como no te mole te lo vas a comer con patatas»

    Ese es un poco el tema, no? La verdad, la pregunta es qué haces embarcandote y gastandote chorricientos ñapos en algo que no tienes ni idea si te gustará. Yo antes de decidirme me hice una buen par de pruebas con proxies (me encanto). Además, este es un juego nuevisimo (tiene exactamente 14 meses), evidentemente no habrá mucha gente jugando.

    ResponderResponder
    0
  10. En España podríamos hablar de 100 jugadores al menos?

    Ni peter, ni el tato, ni san Jucubato

    Ojo, y a mi me da igual, ni me va ni me viene pero por el camino, me entretiene

    ResponderResponder
    0
  11. @Lord-Ran:
    Que yo sepa, Asoiaf solo tiene el problema de los stocks, que no hay. El meta lo he visto cambiar de Stark a Lannister, despues a Cuervos donde que yo sepa han dominado con Veteranos+John+ressu. Los Baratheon si que no se como estan y los Targaryen de momento les faltan un par de unidades (lanceros). A ver que tal los Greyjoy.
    Total, eso de que no se juega a nivel mundial, pues ni idea. Solo puedo aportar que tengo al menos dos grups conocidos que juegan y espero tener algun dia un mínimo de Targaryens para jugar.
    Pero si lo que querias es dar mas relevancia a Conquest a favor de dar por saco a otro juego, lo unico que consigues con eso es el efecto contrario.

    ResponderResponder
    0
  12. @David Martin:

    Pues, la verdad, conquest es bastante probable que tenga alrededor de esos números, a nivel de españa.

    ResponderResponder
    0
  13. @Lord-Ran:

    No creo, pero oye, 100 jugadores es una cantidad terriblemente mala, aun así ya les gustaría

    ResponderResponder
    0
  14. @David Martin:

    Me parece interesante el nivel de dedicación que le estas poniendo para alguien que ‘ni le va ni le viene’ XD

    @Belisaurio:

    En buena parte me baso en esto y comentarios de conocidos en discord que lo juego

    ResponderResponder
    0
  15. @Belisaurio:

    «Pero si lo que querias es dar mas relevancia a Conquest a favor de dar por saco a otro juego, lo unico que consigues con eso es el efecto contrario.»

    Ein? Aquí me estoy perdiendo algo, y gordo.

    ResponderResponder
    0
  16. @Lord-Ran:

    Vale, corrijo la parte de moribundo después de preguntar mejor al colega. Yo y mi memoria…

    ResponderResponder
    0
  17. Muchas gracias todos los que os habéis tomado la molestia en responderme, la verdad, cuando termine con lo que tengo entre manos es posible que me pille el starter de conquest, de todas formas preguntaba ya que aun soy bastante neofito en esto y me guio por lo que me gustan las minis y por precios, ya que aun no soy capaz de decidir si un juego me gusta o no antes de jugarlo a no ser que me lo expliquen como a un niño malito.

    ResponderResponder
    0
  18. @rebustiano:

    Yo en tema de precios te digo eso. Y no lo digo con mala fe ni nada más. Ahora mismo nos adentramos un poco en época de subida de precios, en vista a las novedades que han ido sacando estos últimos 4 meses. 45 euros por diez modelos de infanteria pican (aunque siendo justos muchas tiendas te lo dejarán a 38.25 tras el descuento) y la tendencia no es a la baja.

    Voy a ser justo y decir que las minis de sigmar son ultra molonas (que por algo tengo 3 ejércitos en vitrina). Si la estética te encanta/gusta salta ahí. Pero si el coste juega un papel muy relevante…
    Pues dependerá un poco mucho de tu comunidad. Si tu comunidad juega a sigmar a 1000 puntos/hace encuentros fortuitos puede irte bien, uno o dos start collecting y ya está. Pero si es una zona que el standard son 2000… pues ya va bastante más mal.

    Conquest al ser un juego muy pero que muy nuevo puede tener un coste inicial muy reducido. Y esto es otro punto favorable en mi experiencia es que en Conquest las partidas a pequeña escala se te desmadran menos que en Sigmar. Las partidas de mil pts de AOS son bastante ágiles y entretenidas pero a veces los monstruos a ese nivel hacen que la partida se vuelva binaria (o matas el monstruo, de alguna forma, o te mata). Habiendo jugado varias partidas de conquest a 750pts, la gran mayoria han terminado siendo encuentros muy equilibrados en que un bando ganaba pero con bajas brutales (en plan te queda 15-20% de la lista) y tras turnos muy intensos.

    Que conste que esto es solo mi experiencia.

    ResponderResponder
    1+
  19. @rebustiano:

    Si antes de lanzarte prefieres entender bien como funciona el juego puede resultar muy útil echarle un ojo a las reglas, si no lo has hecho ya. Son totalmente gratis.

    El reglamento está en varios idiomas (aunque la versión en castellano es regular y necesita actualización) y luego tienes las listas de ejército y un army builder muy apañado. También existe Conquest versión escaramuza («First Blood») y una Guía Rápida para entender las bases del juego.

    https://www.para-bellum.com/rules-and-faq/
    https://armybuilder.para-bellum.com/

    Es un punto a favor el no tener que comprar libros para reglas que quedan obsoletas cada dos por tres.

    Luego en el artículo siguiente explico un par de puntos relevantes para jugar con proxis, por si quieres probar antes:
    https://www.cargad.com/index.php/2020/02/10/conquest-listas-de-ejercito-jugar-a-conquest-y-alternativas/

    ResponderResponder
    0

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.