[Opinión] Warmachine y mi estilo de juego

Ahora que ya me he presentado y he presentado Warmachine y Hordes y sus facciones es un buen momento para hacer una pausa y que no le pille a nadie desprevenido el rumbo que van a tomar los artículos que escriba en adelante.

En su artículo, Timmy, Johnny, Spike, el jefe de desarrollo de Magic, Richard Garfield, había de segmentos de población que se utilizan como referencia a la hora de diseñar cartas de nuevas expansiones. El artículo (en inglés) entra en el detalle de cada perfil, sobre todo desde el punto de vista que le interesa al autor – el desarrollo del juego de Magic. A modo de resumen, a Timmy le gusta ganar a lo espectacular, “burro grande, ande o no ande”, a Johnny le gusta resolver un puzzle y resolverlo de forma original, mientras que a Spike le gusta ganar, jugando lo que la comunidad considere que es óptimo.

Warmachine, por suerte o por desgracia, es un entorno en el que los Spike tienen mucha presencia, tanto online como en torneos. Y su voz acaba taladrando. Me parece muy respetable, faltaría más. Especialmente de cara a equilibrar el juego por medio de los Ciclos de Desarrollo Integrado (CID). Pero puede ser un tanto enervante cuando lees opiniones desde fuera y todo lo que no sea óptimo directamente es basura, y jugar con algo así significa que eres mal jugador.

En mi caso, cuanto peor dice la sabiduría popular que es una miniatura, más ganas tengo de jugarla, de buscar combinaciones y entornos donde pueda brillar. En algunos casos simplemente no suele compensar por el coste de oportunidad que presenta (pyre troll, te miro a ti), pero en otras es más cuestión de adaptación a lo que hay por el mundo que lo eficiente que sea en abstracto.

Vamos, que me tengo por un Johnny de pura cepa.

Hay muchos sitios en Internet donde encontrar la opinión de gente que dedica muchas horas a jugar y que apuran hasta la última gota. No veo la necesidad de comentar por enésima vez si la ghost fleet de Cryx es mejor con Deneghra o con el Coven, o pobres Trolls que han ganado pocas partidas en el WTC. En lugar de eso habrá artículos cantando las bondades del dire troll Blitzer o por qué me divierte más y me da más partidas jugar con Mortenebra que con Deneghra.

No os asustéis. Mirada crítica ante todo =)

Un saludo.

11 Replies to “[Opinión] Warmachine y mi estilo de juego”

  1. Warmachine/Hordes en el fondo no es tan diferente de otros juegos.

    Si se da a los jugadores la opción de hacer listas con variedad de opciones habrá jugadores de esos tipos. Las listas más duras y repetidas en torneos no es solo un mal de Warmachine.

    Lo bueno de este juego para mi es que se puede jugar de muchas maneras sin problemas.
    Hay campañas y tropocientos escenarios de SR anteriores y ediciones pasadas. Hay escenarios temáticos.
    Y si ya entramos en torneo hay muchos más factores que solo la lista.

    Por supuesto los jugadores pero la escenografía, y como está situada, son vitales y pueden cambiar mucho una partida. El tiempo, siempre jugar con reloj, Es otra experiencia totalmente diferente.

    Y lo más importante conocer muy bien tu lista y a ser posible la del contrario.

    Warmahordes es un juego de sinergías. Y que te obliga a estar muy atento. Una lista aparentemente mala puede ganar por puntos en tres turnos y dejar la lista killer del contrario a dos velas. Una partida que vas perdiendo por puntos puede ser dada la vuelta por un caster-kill por sorpresa.

    Ejemplos hay a patadas. En Estados Unidos, donde más se juega a esto, se ven muchas listas no típicas en torneos y no lo hacen nada mal.

    Por ejemplo la facción que yo juego principalmente, druidas. Moshar allá es considerado un gran caster. Pero aquí apenas se sale de Baldur 2 y Wurmwood.
    Y sin ir más lejos el aleman que llevó Orboros en el último WTC llevaba a Tanith por ejemplo.

    Nada más, solo animar a probar el juego, que es muy divertido. Y como todos, en torneo hay un ambiente que no es el habitual. Pero es posible hacer un buen papel con listas más o menos happys por lo que he dicho antes.

    ResponderResponder
    0

  2. En mi modesta experiencia warmachine hordas es ideal para el juego pachanga entre amigos. Y por otro lado puede ser, y es, muy competitivo con un alto factor de culodurismo. Mientras ambos estilos de juego se mantengan segregados todo andará bien.

    ResponderResponder
    0

  3. No he hablado de culoduros ni de torneos. Estoy diciendo que yo no voy a ser una referencia para sacar netlists, básicamente XD.

    Cuando lo popular era la infantería, yo llevaba todo bestias. Cuando lo popular es jugar todo bestias, yo llevo infantería. Y no es extraño que juegue cosas que a otros les parecen malas, y no juegue cosas que a otros les parecen obligatorias =)

    El mensaje, en el fondo, es: “esto es Warmachine. Juega lo qué te dé la gana”

    Gracias por los comentarios ^. ^

    ResponderResponder
    0

  4. Pues genial ¿No? Conocer combinaciones y estudiar de forma crítica los ejércitos es mejor que simplemente buscar los combos para matar. No sé, a mí los perfiles de jugadores que hacen todo para ganar siempre me parece que rompen el espíritu del juego, de cualquier juego. Lo ideal es divertirse, todos queremos ganar, pero de lo que aquí hablamos es un juego de estrategia, y francamente no encuentro la diversión estratégica en meterse las mejores unidades con una regla desbalanceada y ya está. En fin, es una opinión. Con ganas de seguir leyendo más sobre warmachine.
    Un saludo!

    ResponderResponder
    0

  5. Falta una facción!!!! Mentiroso!!! Disidente!!! Serendipio!!! Una de bravas y una de chipirones!!! Troll-ero!!!!

    Yo juego lo que me sale del roble, y al final es lo mejor, pero claro, yo juego por vicio, y solo para molarme a mi mismo creando escenas en mi cabeza.

    ResponderResponder
    0

  6. Yo añadiría una nueva categoría, más endémica de los wargames que de los TCG, los jugadores “recreacionistas”, o Seamus (para seguir con la coña de los nombres típicos).

    Los Seamus buscan más la recreación de una realidad bélica que la competición en sí. Sienten satisfacción al emular a generales de batallas de antaño con el mayor realismo y rigor histórico que les sea posible. De ahí que haya escogido el nombre Seamus, ya que evoca a un abuelete anglosajón que no para de contarte historias.

    Este concepto se puede trasladar a wargames de fantasía, ciencia ficción y demás fauna, sólo que tiran del trasfondo del juego más que de la propia historia de la humanidad. Los Seamus serían aquellos jugadores que se hacen listas de ejército extremadamente temáticas y muy fieles al trasfondo (llevar un ejército Skaven del clan Pestilens, con solo Sacerdotes de Plaga y Portadores de Incensario, por ejemplo).

    No conozco la realidad de los jugadores de Warmachine/Hordes, pero el trasfondo del juego seguro que da para que exista algún Seamus entre su comunidad.

    ResponderResponder
    0

  7. Una duda, se que soy un raruno, pero me molaría un ejecito solo de Manowars, es posible jugar así en Warmachines?

    Me encantan esas minis, y creo que podría ser diviertido.

    ResponderResponder
    0

  8. Claro que es posible… Tres unidades, un manowar a caballo, mecánicos con su jefe para repararlos…

    Escoge caster y disfruta de un ejército leeeento pero resistente.

    ResponderResponder
    0

  9. @Oskar Calvo: sé a ciencia cierta que hay tres unidades de MoW, un añadido para los mecánicos, por lo menos dos o tres solos, incluyendo un Dragoon, y hasta una lista temática =). De warcasters, Sorscha 3 vendrá en armadura de MoW, y, de los que ya hay, cualquier Butcher va a pegar (pun intended). No estás solo =)

    @Petraites: cierto, pero, al menos en Warmachine, se favorece mucho jugar con listas temáticas, como la de MoW, y procuran hacerlo de tal manera que las reglas representen lo mejor posible el trasfondo. En ese aspecto me encantan los tentáculos de Legión de Everblight: es una boca en el suelo y tentáculos que atrapan gente para ser devorados. Y funciona así en el trasfondo y en el juego.

    Me alegra que os haya gustado el artículo =)

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario