Reseña personal del Diablo 3 (2/4)

 

diablo 3 logo

Segunda parte del artículo, donde se comenta lo que me gustó del juego. Puedes consultar la primera parte en el enlace (o mirando un poco más abajo xDD):

                         1. Introducción: ¿qué es y qué no es Diablo 3?

 

2. Lo que me gusta del juego

– El juego en sí tiene buenos gráficos, excelentes animaciones y textos con voces (con una muy buena traducción al español), y lo más sorprendente de todo, sólo ocupa 12 GB (no es una barbaridad por los juegos de ordenador que corren hoy en día), ni tampoco requiere una gran tarjeta gráfica para poder jugar. Mi ordenador, que aún tiene Windows XP y ya es un poco viejuno (es del 2005), lo soporta perfectamente, y de sobras. Quizás uno debe desconectar ciertas características de vídeo avanzado, pero es sólo para ver algunas animaciones avanzadas (el movimiento de la hierba alta al son del viento, ¡oh qué poético!), pero que no afectan para nada en la jugabilidad.

– Se ha hablado mucho que ha habido varios problemas de conexión en los primeros días del juego (todo dios se lo compró e intentó conectarse a la vez, lo que provocó unas colas de entrada, lags, caídas, etc. que lo hacían injugable). Sin embargo, yo que jugué a partir del segundo día, no tuve ni he tenido ninguno de estos problemas, por lo que creo que todo quedó en un problema inicial de unas pocas horas. Si alguien oye por algún lado que el juego tiene mucho lag, que es imposible conectarse, etc., es mentira o ya se ha solucionado. La conexión es rápida y fluida, y todo funciona perfectamente.

Aunque lamentablemente, fue un error muy grave por parte de Blizzard ser abordados de esta manera por la marea de conexiones. ¿No lo tenían previsto? No lo sé, pero da la sensación que han querido lanzar el juego “demasiado pronto” y aún tenían que solventar algunos detalles técnicos.

En cuanto al lanzamiento del Diablo 3, creo que debido a algunos problemas que tienen con el WoW (se han dado de baja más de 2 millones de suscriptores en los últimos meses) han tenido que recurrir a lanzar antes de tiempo el propio juego.

– Esto se nota, por ejemplo, en el hecho de que aún no tiene PvP (Player vs Player): los jugadores aún no pueden zurrarse de ostias ni competir entre ellos para ver quién es el más hábil (o quién tiene mejor equipo). A mí no me importa, porque no soy un gran jugador del PvP, pero seguramente a más de uno le molestará, y con razón. A ver, el PvP podría existir y lo podrían implementar ahora mismo perfectamente, pero según Blizzard, “no está a la altura de nuestras expectativas”. Y es que, ser un perfeccionista tiene su precio.

Así pues, el Diablo 3 está encarado, de momento, en el PvE (Player vs Environment, o Jugador contra el Entorno): para jugar la campaña y las misiones del juego, en solitario o en cooperativo.

– Cada uno puede hacer lo que quiera, pero yo recomendaría jugar la primera vez el juego en modo solitario: vas más poco a poco y subes de nivel más despacio, pero puedes explorar tranquilamente todos los mapas, vas siguiendo la historia (te encuentras un montón de “diarios del viajero” donde se van narrando poco a poco los hechos, lo que ha pasado, etc., la cual cosa resulta interesante).

Si uno juega la primera vez en cooperativo, al final todo termina siendo una carrera frenética para coger los tesoros, ser el primero en matar a los monstruos… por lo que no te da mucho tiempo si quieres seguir tranquilamente la historia. Además, al jugar tu solo, es una pequeña inversión de “conocimiento del juego”: uno se conocerá todas las misiones que haya, los mapas, etc.

Yo lo que hago es hacer un “mixto”: las nuevas misiones las juego en solitario, y vuelvo a jugar algunas viejas búsquedas en cooperativo. Así, también acabas de ganar más experiencia, oro y objetos.

– El juego es tan adictivo (o más) que el propio Diablo 2, así que todos los fans y aficionados de la saga que lo jugaron alguna vez, pueden estar tranquilos en este aspecto.

diablo 3 mago

– Tiene una historia simple (tampoco os esperéis una obra de Shakespeare) pero efectiva. Tampoco hay que recordar ni estar sumamente enterado de lo que ocurrió en los juegos anteriores. Para mi gusto puede que sea demasiado simple, con diálogos bastante “planos” e infantiles, pero tampoco me esperaba más, ni creo que un juego de estas características sea estrictamente necesario.

Rectifico: Tras empezar ya el segundo acto, la historia me gusta muchísimo más que al principio. Hay algunos aspectos muy interesantes, pero la lástima es que no se acaben de explotar (por ejemplo, la situación de la ciudad en Caldeum, el hecho de que el jugador y los seguidores son como unos parias que actúan por su cuenta, el “malo maloso” que hay detrás que controla como unas marionetas a los demás… bueno no quiero hacer spoilers. Sólo decir que es muy cinematográfico).

Por cierto, en cuanto a la historia, hay algunos aspectos que me recordó a un famoso juego de Warhammer. ¿Aviso de Spoiler?

[  Al inicio del juego, cae un gran meteorito sobre Tristán (sobre la famosa catedral de Tristán, la que se convierte en el primer dungeon de la partida).

Entre lo del meteorito, y la atmósfera tenebrosa y lúgubre del juego, Diablo me recuerda horrores al famoso juego de Mordheim.

No he podido evitar sentir esa (agradable) sensación. De hecho, la propia ciudad inicial (Nueva Tristán) me recordó a una Mordheim en miniatura. Además, como que todo el primer Acto se desarrolla casi de noche, ello contribuye aún más en crear esa atmósfera.

¿Por qué GW no habrá desarrollado más esa franquicia, creando un videojuego sobre él? Un hack and slash tipo Diablo hubiera sido perfecto.   ]

catedral diablo 3

– La temática del juego (tal y como se comentaba en el spoiler), realmente me encanta: es tenebrosa y lúgubre. Es un juego de fantasía, pero de fantasía gótica y oscura, concretamente de ambientación satánica, lo que le dota al juego una personalidad y estilos únicos. Aquí encontrarás esqueletos, zombis, espíritus, diablillos, nigromantes, demonios muy extraños, hombres cabra, gusanos gigantes abyectos y otras monstruosidades que parecen sacadas de relatos de Lovecraft. No hay cabida para los elfos, los gnomos, las hadas, dragones cromáticos o los orcos pielesverde (¿podrían estar los Enanos?).

– El juego en general sigue una iluminación oscurantista y gótica, con tonos negros, azul oscuro y rojizos (al menos en el primer Acto), por lo que los escenarios no están llenos de colorines de un universo multicolor. Sin embargo, vi alguna crítica por alguna web de gente quejándose de que el juego presentaba unos escenarios copados de color, donde parecían más propios de un Warcraft que no de un Diablo. No sé si habrán cambiado la tonalidad de los escenarios o no, pero de momento en el primer acto se comporta.

Lo que quiero decir es que tampoco es un “Perfect World”, donde todo el mundo son supermodelos, guapos y estilizados y muy “cools” (aunque los personajes femeninos, cómo no, lo son ;)).

diablo 3 hombres cabra

En este aspecto también me recuerda al juego de Warhammer, Mordheim: puedes encontrarte a gente fea, con joroba o verrugas, brujas, cadáveres por el suelo, animales muertos o sacrificados, símbolos satánicos, y sangre, bastante sangre.

Lo que no me acaba de convencer, sin embargo, son las animaciones de algunos hechizos o habilidades. Lo digo porque precisamente son demasiado espectaculares, creando un efecto pirotécnico muy llamativo. Lo han hecho adrede para atraer al público y hacerlo muy vistoso, un aspecto muy propio de los efectos especiales que nos tienen acostumbrados los norteamericanos, jeje. Pero bueno, sobre gustos, colores.

– Otro aspecto interesante es que puedes interactuar constantemente con el escenario: romper los mecanismos que sujetan candelabros gigantes en el techo para que caigan y aplasten a los enemigos, derribar troncos atados para provocar una trampa y derribar y dañar a los monstruos, etc. Puedes destruir y derribar un montón de piezas de escenografía, por así decirlo, incluso de elementos que no son seleccionados si pasas el ratón por encima (como las tumbas o columnas), pero que si uno es un poco avispado puede llegar a descubrir. De hecho, hay muchísimos elementos que pueden ser destruidos, y no siempre te das cuenta de eso.

El inventario del personaje se ha simplificado (¿quizás demasiado?) y ahora puede llevar muchísima más carga. Existen 60 espacios  disponibles (no sé aún si expandibles o no), y los objetos se dividen en 2 categorías: el equipo (armas, armaduras, etc.) que ocupan 2 espacios, y los objetos pequeños (talismanes, pociones, gemas, etc.) que ocupan 1 espacio. Se acabaron ciertos objetos grandes, como escudos o lanzas, que ocupaban 3×2 casillas, o 4×1 casillas… ahora todos ocupan un máximo de 2 casillas por objeto.

diablo 3 inventario

 

Existe un alijo común y compartido con los demás personajes que puedas crear, donde puedes guardar en él los objetos que desees. Así es la forma natural, simple, sencilla y rápida para pasarse objetos de un personaje a otro. Sin embargo, comprar espacio adicional en el alijo es realmente caro (¡por fin un poco de dificultad!).

Por otro lado, el oro no ocupa inventario (puedes tener tanto como desees), que aunque no sea algo muy realista, en la práctica se agradece. Además, el mismo oro sirve tanto para tu personaje principal como para cualquier otro adicional que puedas crear. El oro también se comparte.

– Un aspecto que me sorprendió y me gustó es que continuamente tienes algún aliado que te acompaña, controlado por el ordenador (un mercenario seguidor, como se llamaba en el Diablo 2). Tu compañero de aventuras, donde a veces es una guerrera arquera, un templario paladín, un ladrón, etc., aparte de “ayudarte” (que no es demasiado bueno en combate ni te ayuda mucho, que digamos; a mi sólo me sirve el Templario, por ejemplo, porque hace de “tanque” y se come todos los golpes de los enemigos), puedes equiparlo con objetos que vayas encontrando (como si fuese tu propio personaje), subirle algunas habilidades específicas, etc. Puedes “adiestrar” a tu seguidor como desees entre distintas habilidades propias, y a veces uno tiene que elegir qué seguidor quiere utilizar de entre un repertorio de personajes secundarios (por lo que a veces te interesará tener un paladín que golpea fuerte y puede curar, y otras veces puedes optar por un arquero que te apoye a distancia, por ejemplo).

Lo que más me gustó de este aspecto (y es un pequeño detalle que te hace sonreír) es que se establecen diálogos con tus seguidores (de hecho, el juego está lleno de diálogos, es una pasada en este aspecto), por lo que mientras estás luchando en una cripta o dungeon, tu aliado o compañero de aventuras no sólo te apoya, sino que se mantienen conversaciones con él:

“Veo que tienes un alma pura”
“¿Qué te hace pensar eso?”
“Luchas con voluntad y esfuerzo, desatando tu odio pero manteniendo la cabeza fría, por lo que no puedes ser mala persona”
“Mientras no te entrometas en mi camino,  piensa lo que quieras”

(típica conversación entre el Templario y el Cazador de Demonios; con cada tipo de personaje, la conversación debe variar).

Esto sucede mientras estás matando un sinfín de esqueletos y demonios, o mientras exploras las ruinas de un templo, por lo que le da un toque muy “cinematográfico”, donde los personajes sueltan las típicas frases irónicas, chulescas o con sorna. Es una pequeña inmersión rolera que se agradece y hacen más ameno y no tan repetitivo el juego.

Revisión: Además, me he dado cuenta (al jugar más en el segundo Acto) que hay cierta historia detrás de cada uno de los seguidores (donde no son meros mercenarios acompañantes), que uno puede descubrir tranquilamente al jugar en modo solitario. Al final, el juego acaba teniendo cierta familiaridad (o al menos pequeños rasgos) con otros juegos, como una especie de mezcla entre Baldur’s Gate y Final Fantasy. Lástima que no se acabe de explotar este aspecto.

Al final uno acaba preguntándose (aún no lo sé porque recién empecé el segundo Acto): ¿y si posteriormente  algún trasfondo detrás de los seguidores acaba convirtiéndose en un elemento principal de la historia , o incluso en la temática de alguna expansión? (estoy pensando en el Templario, por ejemplo). O al menos, me gusta pensar que son “caminos abiertos” o “cabos sueltos” que dejó Blizzard para futuras expansiones / actos.

– Teóricamente, los mapas se generan aleatoriamente cada vez que juegas una partida, por lo que si exploras un dungeon de una cripta en otra ocasión, seguramente sea distinta a la primera vez. Sin embargo, la esencia del dungeon sigue siendo la misma, y los mapas, aún generados aleatoriamente, son muy parecidos unos de otros y siguen el mismo patrón. Es decir, exactamente no serán iguales, pero sí muuuy parecidos (sin embargo, sí que vi y me di cuenta que la primera vez que exploré unas llanuras por ejemplo, había una casa particular de un buhonero, y posteriormente en otra ocasión, la casa no estaba y por allí cerca había un pequeño dungeon de unas minas abandonadas, por lo que puede que aparte de la forma de cada mapa, también cambien las “localizaciones especiales”, lo cual sería bastante más interesante; tendré que jugar unas cuantas horas más para averiguar más a fondo este aspecto).

diablo 3 cazador de demonios

– Aún no puedo opinar sobre los demás personajes porque no he jugado con profundidad con ellos (solamente con el mago superficialmente), pero para mí, jugar con el Cazador de Demonios es un deleite. Dicen que es el personaje más difícil de controlar, ya que debe atacar a distancia, si los enemigos se le acercan está perdido, debe mantener siempre una mínima distancia con el enemigo, y controla 2 recursos al mismo tiempo: el odio y la disciplina (el odio sirve para lanzar habilidades ofensivas, y la disciplina para las defensivas). Siempre hay que vigilar ambos recursos. A causa de ello, dicen que es el personaje más estratégico de todos, la cual cosa se agradece, ya que no todo se limita a matar a saco  a todo quisque apretando incesantemente el ratón. En algunas ocasiones, hay que planificar un poco cómo llevar a cabo el ataque (o cómo escaquearse de él sin perder un ojo).

– Por cierto, la música y los sonidos (así como la traducción al español) son excelentes, de eso no hay queja posible. Ahora que recién empecé el segundo acto, la música de ambientación (de estilo árabe) es espléndida.

Estaba pensando… si en algo se han gastado el dinero los de Blizzard al desarrollar el juego, ha sido precisamente en el sonido xD. Dada la gran cantidad de voces y diálogos de tu personaje que uno se va encontrando a lo largo del juego… multiplícalo por 10 (con 5 clases de personaje, pudiendo ser de sexo masculino/femenino cada personaje, te da una variación enorme). Si en el primer acto aparecen unos 200 diálogos con tu personaje, eso da un total de 2000 diálogos en cada acto; si hay 4 actos, calculo que unos 8000 diálogos solamente en personajes, sin contar PNJ, monstruos, enemigos importantes, seguidores, etc. Es decir, podría llegar a tener 10.000 sonidos/diálogos perfectamente (aunque creo que el Acto 3 y Acto 4 son más cortos…).

(El próximo día haré hincapié en lo que no me gusta del juego).

Alguien que haya probado el juego, ¿qué es lo que más le ha gustado? ¿y lo que menos?

16 Replies to “Reseña personal del Diablo 3 (2/4)”

  1. “La conexión es rápida y fluida, y todo funciona perfectamente.”
    Hombre… va a ratos… este domingo se ha caido el servidor de login durante casi todo el dia. Ademas, no se si han arreglado los bugs de perder logros y demas. Y luego, el tema de lag. ¿Lag en single player? O_o
    Luego, no se si es cosa de mi equipo o generico, pero es entrar en una partida cooperativa y el lag se vuelve infernal.

    No es que quiera desmerecer el juego, pero me da que o no han pasado todos los test de stress o el boom de usuarios ha sido mayor del esperado 😛

    y… ¿PVP? ¿En el diablo?
    Vale… me estas dando razones para NO comprarlo 😛

    “Si uno juega la primera vez en cooperativo, al final todo termina siendo una carrera frenética para coger los tesoros, ser el primero en matar a los monstruos…”
    Por desgracia, es una herencia del WoW… y el motivo por el que lo dejé 🙁

    0

  2. Por cierto! hablando de las voces. La voz del templario es la del Superintendente Chalmer de los Simpsons.
    Siempre que le oigo hablar espero un “SKIIINEEEEEEEEEEEEEER!!!” XD

    0

  3. En el modo coop la experiencia se comparte, y los tesoros caen a todos. Ahí te has equivocado.

    0

  4. I can see , what you see not
    Vision milky then eyes rot
    When you turn they will be gone
    Whispering their hidden song
    Then you see what cannot be
    Shadows move where light should be
    Out of darkness, out of mind
    Cast down into the Halls of the Blind.

    0

  5. @Ramon: Ahhh… el Diablo I!! Qué recuerdos! y que miedo, lo jugué con 10-11 añitos jejeje. En realidad esperaba que este Diablo fuera tan siniestro como el primero (y tan adictivo como el segundo). Viendo que lo segundo se cumple con creces, solo espero pasar miedo.

    Lo que daría por que adaptaran la historia del Diablo1 al Diablo 3 con sus gráficos etc… ESA NOSTALGIA!!

    0

  6. Un juego de Mordheim podría ser algo MUY wapo…. Pero no en plan mata-mata, eso sería no respetar la esencia del juego.
    Pero un sistema de turnos con escaramuzas entre bandas, estilo El templo del Mal Elemental, o el Blood Bowl de Pc, con sus pex y demás… Sería la caña.

    0

  7. Coincido contigo en casi todo lo que dices que tiene de bueno salvo en lo de las conexiones, el segundo día también tuvo problemas por la tarde/noche.

    Que no haya PVP me da igual, porque no lo voy a jugar 😛

    Yo también estoy jugando con un cazador de demonios y echando ratillos pequeños con un bárbaro y una hechicera.

    Sinceramente a pesar de los fallos iniciales creo que Blizzard ha sacado un gran producto

    0

  8. Pues se ve que debo haber tenido mucha suerte, porque yo no he tenido ningún problema con la conexión :-s

    Lo que sí molesta mucho es que no se pueda jugar sin conexión, en 1 jugador.

    Más que nada, porque si un día se me jode la conexión (a causa de una tormenta o algo, algo que sucede con frecuencia por donde vivo) o voy a jugar en otro ordenador (un portátil o algo) pues… no se podrá jugar…

    Y tampoco se pueda jugar en modo LAN (en un cyber por ejemplo, con los amigos).

    @Undomain:
    Pues es verdad, no había caído que es la voz del superintendente de los Simpson xDD.

    0

  9. @Edgar Albalate Ibañez: Ya lo hay, pero es mas viejo que las palomitas (2d). Es mas, creo recordar que hay dos versiones.

    0

  10. Hola! Lo primero, felicitaros a todos por ¡Cargad! Nunca he escrito nada, pero hace muuuucho tiempo que lo leo xD Y escribo ahora porque tengo una duda que me carcome, y más ahora leyendo esta reseña.

    ¿Cuántos Ghz, cuánta RAM y cuántos MB de gráfica tiene tu ordenador? Porque me estoy planteando seriamente comprarme el juego, pero no sé si funcionará en mi ordenador. El Starcraft II me funciona bien con todo al mínimo, pero como el Diablo III es posterior tengo mis dudas…

    Bueno, gracias de antemano y un saludo!

    0

  11. Hola, pues los requisitos mínimos del juego son:
    un procesador Intel Pentium D de 2’8 GhZ, o uno de Intel Core 2 Duo de 2’4 Ghz (más avanzado éste último). Tarjeta gráfica NVIDIA geforce 7800 GT (o ATI Radeon X1950 Pro), 1 GB de RAM (aunque yo tengo 1’5).

    Yo también tuve el Starcraft 2, pero en multijugador tenía problemas si habían muchos jugadores, o sobretodo, muchas unidades en la pantalla, pues prácticamente se me paraba el juego. Sin embargo, en este Diablo 3 en multijugador no tengo problemas (máximo que se unen son 4 jugadores), y excepto en algunos momentos muy puntuales, cuando aparecen un millón de enemigos y se ralentiza un poco el juego unos segundos (hasta que no sean eliminados), todo va perfectamente.

    0