[HeroQuest] ¿No os gustaría un HeroQuest de Lego?

Saludos, Señores de la Guerra.

Los AFOL del lugar ya estarán al tanto. Los que no seáis devotos de las piezas más famosas (con permiso de Meccano) deberías echar un HOJO a esta propuesta en Lego Ideas… ¡para hacer un HeroQuest! Y no me refiero a los Heroica, no….

En la web de Lego Ideas hay fans que hacen «cosas» de Lego. Las suben, y la gente vota. Y algunas de las que tienen más votos terminan en las tiendas. Así han salido sets de Tron, Los Picapiedra, Voltron o un barco en una botella. Pues bien, un usuario ha hecho un set fantástico con el HeroQuest. Pero de Lego.

Si os gustaría verlo realidad podéis ayudar votando. Quién sabe, quizá lo vemos antes que el XXX Aniversario…. 😛

[Games Workshop] Ultra Marines, el hermano pequeño de Space Hulk

Games Workshop Ultra Marines

Saludos, Señores de la Guerra.

Sigo con estos posts de «arqueología» de la White Dwarf que descubre entresijos y juegos viejunos. Igual que Mighty Warriors era el hermano pequeño de Heroquest, este Ultra Marines (no confundir con Space Marine, el antecesor de Epic) se podría considerar el hermano pequeño de Space Hulk (o de Tyranid Attack).

Era un juego para dos a cuatro jugadores, y completamente ambientado en el universo de Warhammer 40.000. Las miniaturas eran de Marines Espaciales, exploradores coloreados de los capítulos Ultramarines, Ángeles Oscuros, Ángeles Sangrientos y Lobos Espaciales. Se colocaban las habitaciones y pasillos (heredados de Space Hulk), y se colocaban al azar marcadores con «objetos alienígenas» que había que recuperar. Luego los jugadores desplegaban en su habitación cinco miniaturas (esto os sonará de Cruzada Estelar, ¿verdad?). El juego consistía en mover tus exploradores, recuperar los objetos y llevarlos a tu «zona de salida», pudiendo disparar a los demás jugadores. Había cartas de eventos (también reaprovechados de Space Hulk), que eran desde un medipack hasta colocar obstáculos o poder mover doble. En cuanto al disparo, fue el primer juego en introducir el sistema de «precisión dentro de la caja» que luego usaría Space Fleet.

Este fue el primer «juego introductorio» de Games Workshop en 1991, seguido como ya sabéis de Space Fleet, Mighty Warriors, Dragon Masters o Kerrunch (del que hablaré otro día). Hoy en día no es complicado encontrarlo en ebay a buen precio. Y si me lo preguntáis, creo que sería un serio candidato a nuevo «juego de mesa» igual que reeditaron Lost Patrol (aprovechando los exploradores que ya tienen más las casillas de Space Hulk que ya tienen).

Games Workshop Ultra Marines contenido

[Games Workshop] DragonMasters

GW Dragon Masters

Saludos, Señores de la Guerra.

Otro juego que «rescato» de las catacumbas de las viejas White Dwarf. Dragon Masters fue otro juego lanzado por Games Workshop en 1991 (junto a Space Fleet y Mighty Warriors). Igual que aquellos, fue un juego en una caja con miniaturas para «reaprovechar» componentes (en este caso era para reaprovechar un montón de miniaturas de Mighty Empires… todas menos el dragón).

El juego, creación de Ian Livingstone, estaba ambientado en Ulthuan. Se supone que cuando los Elfos llegaron a Ulthuan, ya había dragones, y los Elfos tuvieron que convivir con ellos, llegando los Elfos más nobles a montar sobre dragones. Habla que, de vez en cuando, los príncipes élficos entraban en guerra entre ellos, buscando establecer quién era el más rico y poderoso. Como veis el trasfondo no coincide con el cánon (¿guerras civiles así en plural entre los elfos?), pero al menos estaba ambientado en el mundo de Warhammer (ulthuan, elfos que aparecen cuando los dragones ya estaban allí).

Este juego trata de eso, de una escalada de poder entre príncipes élficos, aunque usaba algunos mecanismos que recordaban a Mighty Empires. Los jugadores (de 2 a 4) se metían en un juego de exploración, movimiento de ejércitos, dragones… vamos, que era un juego de tablero (con cartas para representar eventos aleatorios) más que de miniaturas (aunque, contando ejércitos, dragones, pueblos y barcos se llegaba a casi 100 miniaturas).

El juego fue anunciado en la White Dwarf 143 (Noviembre de 1991) junto a Terror in the Dark (primer suplemento para Advance Heroquest) y el avance de Man ‘o War (entonces Man of War) pero, como muchos de esos juegos, no fue más allá de un anuncio (ni un «así se juega» ni «Ian Livingstone habla del juego» ni nada…). Hoy en día sigue sin haber mucha demanda de este juego (es fácil encontrarlo a menos de 80€ por ebay), así que si os pica la curiosidad podéis buscar este curioso juego.

Games Workshop Dragon Masters Back

[Curiosidades] La laaaarga historia de Battlefleet Gothic

Battlefleet Gothic caja

Saludos, Señores de la Guerra.

Nuevo post de barbalarga, esta vez sobre Battlefleet Gothic. Cuando uno piensa en «juego de batallas de naves de Games Workshop«, lo que primero viene a la mente es Battlefleet Gothic. ¿Es así? Pues sí… y no. Retrocedamos el reloj en el tiempo hasta Noviembre de 1989.

Sigue leyendo [Curiosidades] La laaaarga historia de Battlefleet Gothic

[Games Workshop] Mighty Warriors, el hermano pequeño de Heroquest

Mighty Warriors contenido por montar

Saludos, Señores de la Guerra.

Supongo que todos conoceréis Heroquest (el original, no el 29 Aniversario). La mayoría conoceréis también el Warhammer Quest. Muchos habréis oído hablar del Advanced Heroquest. El juego de mazmorras que no conoceréis posiblemente, el menos conocido Games Workshop de principios de los ’90 fue este Mighty Warriors.

En aquella época, Games Workshop sacó varios «hermanos pequeños», versiones más simples de algunos juegos principales de la empresa de Nottingham. Así, estaba Kerrunch! como una versión simplificada de Blood BowlUltramarines (un Space Hulk «light»), o Mighty Warriors, que era una versión light de Advanced Heroquest.

Con «light» no me refiero sólo a menos complicado sino a que la caja era más pequeña, y con menos componentes. En el caso de Mighty Warriors, un elfo, un caballero y un enano entran en una mazmorra llena de Skaven (ayudados por el Caos, claro), en mazmorras generadas al azar (aunque sin tantas posibilidades como Warhammer Quest).

Hoy en día, por supuesto, sólo se puede encontrar en algunas webs de segunda mano a precios bastante excesivos para lo que era el juego en sí, pero no deja de ser curioso. Y, por cierto, ya que Games Workshop parece que está apostando por los minijuegos en caja (algunos como Lost Patrol no tan antiguos), quién sabe si dentro de poco vemos una nueva edición de Mighty Warriors