[Warmachine] Facciones de Hordes – Grymkins

Ésta es una entrada invitada, escrita por un parroquiano de Cargad y colega de juego, José Mateos, que tiene mucho más conocimiento de esta facción, lanzada hace unos pocos meses. Disfrutadla =).

Los Grymkin es la última facción publicada para el juego (la número trece, número muy apropiado) y son una nueva visión de unos seres que han existido en el trasfondo los Reinos de Hierro desde sus inicios.

Los Grymkin son criaturas propias de leyendas que las madres cuentan a sus hijos para que no se levanten por las noches. Son parte del folklore de Inmoren, seres de fantasía (o más bien de pesadilla), que no tenían ninguna organización… hasta ahora. Zevanna Agha, la Vieja Bruja de Khador, percibe un gran peligro para el mundo, y decide hacerse con su propio ejército con el que hacerle frente. Para ello, contacta con los Profanadores, personas expulsadas hace milenios a Caen por Menoth, el dios de la civilización, por desafiarle abiertamente y violar sus reglas más primarias. Estos Profanadores han vagado por Urcaen durante más años de los que se pueden recordar, enfrentándose a sus propias pesadillas y haciéndose tremendamente poderosos en el proceso. Son traídos de vuelta a la tierra para dirigir a los Grymkin. Aparte de la propia Zevanna Agha, estos warlocks son:

  • El Herético, un antiguo sacerdote de Menoth, que cree que todos y cada uno de los humanos son su propio dios, y que por lo tanto no deben seguir a ningún otro.
  • La Niña, una pequeña chica que desafía el propio concepto de obediencia.
  • La Soñadora, que discute que los humanos tengan que estar sometidos a lo real.
  • El Errante, que se niega a encerrarse en ciudades u otros asentamientos permanentes.
  • El Rey de Nada, un marginado que se niega a vivir en sociedad.

Los Profanadores se han enfrentado a sus mayores pesadillas y miedos, que han tomado forma en Urcaen, y ahora los dominan como sus bestias. Así, cada una de las bestias se corresponde con un Profanador (aunque desde el punto de vista de las reglas esto no tiene ninguna incidencia). El ejército queda redondeado, como ya hemos visto antes, con los Grymkin, criaturas feéricas que se ponen al servicio de los Profanadores.

Desde un punto de vista estético, los Grymkin son un ejército completamente ecléctico. Si algo tienen en común, es su aspecto de pesadilla carnavalesca, criaturas de cuentos pero con un giro maléfico y cruel. Entre ellos podemos encontrar duendes, granjeros con cabeza de calabaza, conejos rabiosos o un carro que recoge a los cadáveres para potenciar a las bestias.

Desde un punto de vista mecánico, la innovación más importante que han introducido los Grymkin son los Arcanos. Los warlocks Grymkin no tienen dotes: en lugar de ello, en cada partida eligen tres Arcanos que funcionan como «mini-dotes»: cada uno sólo puede ser usado una vez, durante el turno del rival, y sólo si se cumple una condición específica (que el rival dañe a una bestia, que mate a una miniatura de nuestro ejército, que falle un ataque, etc.). Esto obliga al rival a estar pendiente de lo que el jugador Grymkin puede hacer durante su propio turno, cosa que, salvo algunas habilidades concretas, era raro en Warmachine & Hordes.

Un saludo