[Trasfondo] KoW – Estirpe Ratuna – El comienzo

Saludos, siervos de los poderes oscuros. Hoy os traigo la traducción de un artículo del blog de Mantic que nos habla de los orígenes de la Estirpe Ratuna, la raza de roedores de aspecto gigantesco de Pannithor (horrible nombre donde los haya). Puedes leer el artículo original aquí, o quedarte para mi versión traducida a HOJO™.

Toda esta semana nos irán contando más sobre la insidiosa Estirpe Ratuna en el sitio web de Mantic. Con la banda de guerra de Vanguardia que saldrá a finales de esta semana y el ejército de Kings of War / Reyes de la Guerra que se pondrá a la venta en breve, desde Mantic creen que era la oportunidad perfecta para ahondar en la historia de estos peludos engendros.

Las ratas están por todas partes. Las ratas son criaturas viciosas y resilientes que pueden sobrevivir en las condiciones más duras, viviendo en la suciedad y comiendo cosas peores. Se desarrollan en la adversidad. Los lugares más oscuros y miserables del mundo son el dominio de las ratas. Si alguna vez una raza pudo sobrevivir en las zonas sombrías de Pannithor, es la de estas alimañas.

Sin embargo, la creación de los hombres rata, conocidos como Estirpe Ratuna, nace de la agonía y la locura. Su desesperada vida comenzó bajo la despiadada vigilancia de un enano abisal llamado Bharzak el Macabro, supervisor de muelles de Zarak. Desesperado por alimentar las fosas de sacrificio de Zarak, necesitaba más víctimas para apaciguar a los Malignos.

Bharzak comenzó a experimentar. Consumido por su locura, se encerró mientras trabajaba con frenesí en su proyecto. Extraños chirridos y lamentos agónicos salían de las puertas cerradas del laboratorio de Bharzak. Al cabo de un tiempo, Bharzak cayó en el olvido y un nuevo amo ocupó su lugar.

Unos trece años después de que Bharzak se encerrara, las pesadas puertas se abrieron una vez más y Bharzak reapareció triunfante. Cuando salió de su autoexilio, detrás de él apareció una inmensa manada de ratas, pero que no eran ratas como las de antes. Eran algo nuevo, algo terrible, un híbrido horrible de ratas y otras razas: enanos, humanos, elfos, trasgos… En sus ojos había una humeante malignidad y sus rápidos y espasmódicos movimientos eran escalofriantes, más allá de lo natural. Bharzak había criado una nueva raza para sacrificar, una raza que llamó Gnorr. Seres que podían hacer más: trabajar más duro, trabajar más tiempo y, sobre todo, producir más sacrificios para sus malvados amos.

Con las mayores bestias que había creado, Bharzak reafirmó su autoridad y se alzó rápidamente a una posición de poder, incluso mayor que antes. A lo largo de los años siguientes, las paludas criaturas ratunas se convirtieron en algo habitual en los pozos de los trabajadores, y su interminable número los hizo idóneos para sacrificar, torturar, mutilar, trabajar y desechar en cantidades inconcebibles. Los rátidos fueron criados para la opresión y, por lo tanto, fueron cruelmente explotados.

Pero las alimañas prosperan en la adversidad. Los lugares más oscuros y miserables del mundo son el dominio de las ratas. Observaron. Aprendieron. Conspiraron y maquinaron. La revuelta y la fuga fue una vorágine de sangre, pieles, dientes y vísceras. Cuando se volvieron contra sus amos y su creador, no tuvieron piedad. Miles de enanos abisales murieron mientras la inmensa manada hervía por los pasillos en su camino hacia el interior de la tierra. Sin que sus señores lo supieran, los pieles de rata se habían estado preparando para este momento durante años. Se habían excavado kilómetros y kilómetros de nuevos túneles lejos del Abismo, en una ruta de escape que podría acelerar la huida de una nueva especie del mal, en algún lugar donde pudieran formar su propio destino y planear la venganza sobre la maldad que los había engendrado.

Más de un siglo después del éxodo, la Estirpe Ratuna es una amenaza que ha asolado muchas de las tierras civilizadas. Historias de bestias salvajes, de magias arcanas y de artilugios extraños que se dirigen a la guerra discurren por el mundo. Los nombres se han unido a los rumores como polillas a la llama: El Azote, El Enjambre o Los Chirriantes.

La Estirpe Ratuna también ha aprendido de sus maestros. Han construido sus propios motores de batalla, habiendo robado los conocimientos de las fábricas de guerra de los enanos y los han modelado a su propia imagen. Han aprendido sobre la crueldad y el sufrimiento de primera mano mientras observaban desde las sombras. Vieron a los fundidores de hierro en sus forjas, mezclando máquinas, carne y magia para construir letales artefactos de guerra.

El resultado es una nueva amenaza que se abre paso en el corazón mismo de Pannithor… y sólo está empezando su viaje para poner al mundo de rodillas. Pronto todos se retorcerán como una rata acorralada.

En un futuro artículo sabremos qué pasó con la Estirpe Ratuna cuando escaparon de las garras de los Enanos Abisales.

Ea, a hacer cosas. Saludos y chirridos desde las sombras.

+8

3 comentarios en «[Trasfondo] KoW – Estirpe Ratuna – El comienzo»

  1. Se nota mucho el incremento de calidad de Mantic con estas nuevas ratas y los goblins. Bastante competitivos calidad / precio en mi opinion!

    ResponderResponder
    0
  2. Pingback: [Trasfondo] KoW – Estirpe Ratuna – Tras la Huida | ¡Cargad!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.