[Reseña sin spoilers] Fulgrim, de Graham McNeill.

Que tal compañeros de Cargad. Sigo con mis reseñas, y esta vez toca hablar de la historia de Fulgrim y su caída, escrita por el gran Graham MacNeill (para mí el mejor autor de la Herejía de Horus, por delante de Dan Abnett).

Sin mas dilación, vamos allá, veamos que esconde esta novela.

Argumento.

Fulgrim narra la caída del Primarca de los Hijos del Emperador a las garras del dios Slaanesh.

Un buen día Fulgrim decidió invadir el planeta de los Lear (una especie de hombres serpiente con cuatro brazos tal que así o así), con tan mala suerte que allí encontró un templo, y dentro del templo los Lear se estaban montando una orgía bestial entorno a una espada mientras escuchaban música hippie, y por colmo, estaban tan colocados que cuando los astartes les atravesaban con sus espadas cierra se ponían a 100. Aquello debía haber alertado al Primarca de que allí estaba pasando algo raro, pero no atendió a dichas señales y orgia se apoderó de la exótica espada.

Y todo marchaba relativamente bien, cuando todo empezó a marchar relativamente mal. Y es que la espada que cogió Fulgrim estaba para que un capellán la rociara con agua bendita y la entregara a los Warren para que la encerraran en un sarcófago hecho con la madera de la santa cruz.

Pero como en el 31 milenio eso de los curas había pasado de moda, Fulgrim se llevó a casa una espada maldita sin desinfectar, que como pasaría en cualquier peli normalucha de terror, empezó volver loco a su dueño y a los que vivían junto a él (el problema es que Fulgrim vivía en una nave con miles de astartes).

Con el pasar del tiempo no solo Fulgrim estaba más absorto en aquella espada, y en las voces que de su interior emergían, sino que muchos astartes empezaron comportarse de forma extraña. Los rememoradores de la nave, muy apreciados entre los Hijos del Emperador por sus dotes artísticas, empezaron a realizar obras de arte cada vez más extrañas y retorcidas, encontrando la belleza en usar materiales extraños, sonidos corrompidos y otras cosas raras.

Y así y asa, van pasando las páginas y vemos como el Primarca y gran parte de su legión van cayendo poco a poco en la locura.

Incluso unos Eldar intentan advertir al Primarca (por ese entonces eso era una novedad, luego leyendo más novelas descubrí que que un vidente eldar intenté advertir a algún Primarca de lo que va a suceder es tan común en el universo de 40K como aquí en Baleares comer “Pa amb oli”).

Fulgrim contra su hermano Ferrus, en el final de la novela.

Todo acaba en la batalla de Istvaan, donde el Primarca se enfrentará a su hermano más querido y … y en el titulo puse sin spoilers así que, si queréis disfrutar del final mejor que compréis el libro, solo diré que de momento es el mejor final de las novelas de la herejía que he leído.

Personajes.

Como en casi cualquier novela de la Herejía de Horus, el Primarca no es el protagonista, es el fondo, es lo que mueve la trama.

Este puesto es para el gran Saul Tarvitz y el repelente Lucius. Estos dos ya los vimos en la primera novela de la herejía “Horus, Señor de la Guerra” (por cierto, reseñada aquí), enfrentándose a los megarácnidos.

Mini del gran Saul Tarvitz

En Fulgrim seguimos con la historia de este dueto, y siguen teniendo la misma química que siempre. Saul Tarvitz es calmado, metódico, estratega, leal y con unos principios e ideales muy marcados. Lucius, por su parte, es un obseso de la espada, quiere ser el mejor de los mejores, y hará cualquier cosa para serlo. Solo le importa él, su orgullo y su maestría y nada más.

Fulgrim es el tercer personaje importante. Él no es el protagonista en sí, él es la trama en sí. Será el personaje más redondo de todos. La novela, básicamente, trata sobre su caída, de como un Primarca que se enorgullecía de que su legión se llamará “Los Hijos del Emperador” traicionará a ese mismo Emperador.

Habrá otros personajes, por supuestos, como el capullo de Eidolon, o el ya por ese entonces astuto y maquiavélico Fabius.

Además de un elenco de rememoradores, artistas en su mayoría, que representarán a los humanos normales en esta novela.

Otros aspectos a destacar

Graham sigue en la misma línea de siempre, su forma de narrar, para mí, es muy correcta. La historia en si es sólida, sin demasiados agujeros o situaciones forzadas.

Destacaría que se hace muy amena. Tiene 400 páginas, y sinceramente se me pasaron volando. Hay algunas partes mas lentas que otras, pero en general no hay ninguna parte que se haga muy pesada.

Lo que mas me gustó fue que se toma su tiempo para plasmar la caída de Fulgrim. No pasamos de blanco a negro y ya, sino que vamos pasando por diferentes grises, que hacen que la caída sea contada de una forma mas “profunda”.

A destacar el final etre Ferrus y Fulgrim, un desenlace sublime, que luego Graham se encargara de, para mí, arruinar en su cuento “Reflejo grietado” en el tomo 20 de la herejía, Los Primarcas, pero bueno, eso ya es otra historia.

Aportes a la saga.

La estructura de la Herejía de Horus es simple: hay unas novelas que van avanzando la trama, y después otras que cogen una facción y nos cuentan algún hecho relevante de esa facción en la Herejía, a la vez que nos presenta como era en esos tiempos. Podríamos enmarcar como novelas de este tipo, por ejemplo, Mechanicum, de Grahama Macneil, o los Mil hijos, de Graham también, o el Asedio de Deliverance, de Gavin Thorpe.

Los Hijos del Emperador en la batalla de Istvaan

Y luego están los libros de cuentos, que añaden y complementan algunas cosas de la trama y alguna que otra novela rara que se sale de la clasificación.

Pues bien, “Fulgrim” podemos enmarcarla en la segunda tipología de novelas, por si sola no avanza nada la trama, nada, pero coge a una facción, los Hijos del Emperador, y la desarrolla.

Fulgrim es la novela de los Hijos del Emperador y de Slaanesh, y su mayor aporte a la Herejía es descubrir cómo era esa legión y su Primarca antes de caer a las garras del caos, durante y después.

Por lo que, si tu facción preferida de 40k son los Hijos del Emperador, dale a la novela, porque la encontraras super interesante.

Otros apotres a destacar. Aporta otro punto de vista de la importante batalla Istvaan, de las dos.

También destacaría, ya más de cara a 40k, que aparecen personajes de ese universo tan importantes como Fabius, o Lucius el Sempiterno.

Si bien la participación de Fabius es mas anecdótica, la de Lucius es muy notoria, por lo que aquellos que os guste este personaje del universo de 40k, encontrareis mucha información de como era en el pasado, y de su obsesión con su habilidad marcial.

¿Es imprescindible su lectura?

Imprescindible, imprescindible… no, pero muy recomendable, aunque no comulgues con los Hijos del Emperador. Yo la pondría, sin duda, en la lista de novelas a leer si uno quiere ir a por la Herejía de Horus.

Conclusión.

Nos encontramos ante una novela sólida, bien estructurada, donde los personajes no son un mero atrezo, y gozan de cierta profundidad. Una novela que nos narra un acontecimiento importante de la Herejía de Horus, la caía de una de las legiones al lado oscuro.

Mi nota, un 9, en algunos aspectos quizás un tanto sobrevalorad, pero en general una gran novela, fácil de leer y muy entretenida, que dentro de lo que cabe, muestra cierta profundida.

Los que os la habéis leído ¿Qué tal os pareció? ¿Que os gustó y que no? ¿Qué nota le pondríais?

5+

Acerca de jaume30

Wargamero desde que naci, aficionado a la ciencia ficción en general. Escritor y creador de juegos en sus ratos libres, que de momento no son muchos.

4 comentarios en «[Reseña sin spoilers] Fulgrim, de Graham McNeill.»

  1. Una de mis favoritas, una de las que más he disfrutado y he gozado leyendo. Y sobre los eldars, efectivamente, nadie les hace mucho caso (salvo uno). Esa ignorancia y arrogancia la acaban pagando muy cara muchos personajes.

    ResponderResponder
    2+
  2. Las primeras 10 novelas son las buenas, de ahi el resto son mediocres la mayoria , yo creo que hay mas novelas del segundo tipo en general, y muchas si no eres fan de esas legiones o personajes en especifico, son muy pesadas de digerir.

    ResponderResponder
    2+
  3. Hasta donde yo he llegado, las 30 primeras, hay algunas muy buenas que no están entre las primeras, como El primer hereje, Los mil hijos o Sombras de traición.

    ResponderResponder
    2+
  4. La verdad es que sí, fue un gran libro, de como Fulgrim lo poseyó el demonio, de hecho podría haber acabado con la herejía antes de empezar pero el demonio fue hábil.

    Es lo que tiene el caos, que te corroe y no te das cuenta hasta que es tarde.

    ResponderResponder
    1+

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.