[Warcry] Informe de batalla: A la caza del tesoro – Cámara Sacrosanta vs Cypher Lords

Saludos, stillmaníacos.

Mi última partida a Warcry fue durante el confinamiento, y ni eso, pues jugué una partida a Warcry Solitario. Tenía muchas ganas de volver a jugar, y por fin tuve la oportunidad de echar una mañana con unas cuantas partidas. Hoy os enseño una de ellas.

Informe de batalla Warcry: Stormcast Eternals (Cámara Sacrosanta) vs Cypher Lords.

-SE Cámara Sacrosanta: 1 Sequitor con martillo y escudo (líder), 1 Sequitor con martillo y escudo, 2 Castigators con ballestas, 1 Sequitor con arma a dos manos.

-Cypher Lords: 1 Thrall (líder), 1 Luminate, 3 Mindbounds con arma a dos manos, 3 Mirrorblades con dos armas de mano.

Tamaño: 1000 puntos.

Trasfondo: Los Guardianes de Tuonela, miembros de una Cámara Sacrosanta que busca almas en el fondo de pantanos, lagos, ríos, mares y aguas estancadas donde los límites de la realidad se difuminan, se encuentran a una avanzadilla de exploradores de un antiguo reino que sirve a extraños dioses del desierto. Los Guardianes deberán proteger un frágil tesoro encontrado en un torreón abandonado, que los Cypher tratan de robarles.

Lugar de la partida: Stranger Games Store&Café.

Bueno, cualquier partida de Warcry comienza con sacar las cartas de escenografía, despliegue, misión y giro. Estas cartas aleatorias configuran el terreno de juego, el escenario y el despliegue de las bandas. En este caso no las teníamos a mano y usamos las del final reglamento, tirando 1D6 y seleccionando las que tocaran.

Como veis, nos tocó la misión de «robar el tesoro» (traducción libre, tengo el reglamento en inglés), que trata de que uno de los bandos (el defensor), en la ronda 2, elige una mini que llevará el tesoro. Si al final de la ronda 3 una mini de este jugador sigue teniendo el tesoro, gana la partida. En caso contrario, gana el otro jugador. Sencillo pero estratégico, al tener que prevenir en la ronda 1 lo que pasará en la ronda 2, cuando «aparece» el tesoro.

El giro que nos tocó consistía en que ambos podríamos usar una habilidad extra; la que aparece en la carta (no llegamos a usarla, la verdad).

Antes de nada, y para lectores habituales que no juegan a Warcry, decir que en este juego hay rondas, dentro de las cuales los jugadores mueven alternativamente mini a mini todas sus minis. Cada mini se puede activar, y dentro de su activación tiene 2 acciones. Además puede usar una habilidad especial cada vez que se activa en una ronda. Las acciones son cosas tales como mover, atacar, etc., mientras que las habilidades son cosas que modifican esas acciones, o que permiten realizar ciertas acciones extras. Estas habilidades no se pueden usar libremente, sino que han de ser activadas. ¿Cómo? Pues al inicio de una ronda, en lo que se llama fase de héroes, ambos jugadores lanzan 6D6, y agrupan los resultados iguales en dobles (por ejemplo, 2 doses, o 2 cuatros, etc.), triples y cuádruples según lo que haya salido. Estos dobles, triples y cuádruples permiten activar unas habilidades y otras.

Bien, sigamos. Antes de la batalla, las minis de una banda se dividen en tres «destacamentos»: escudo, daga y martillo. Esto no significa nada en términos de juego, pero sirve para saber dónde puedes desplegar tus minis, lo cual viene determinado por la carta de despliegue. En este caso, a nosotros nos salió «Bloodbath» (baño de sangre), y en la carta se indicaba dónde y cuándo se desplegaba cada parte de las bandas.

Este es el aspecto del tablero de juego al comenzar la batalla. Como se puede ver, no usamos la escenografía «oficial» de Warcry, y por tanto tampoco seguimos a rajatabla la carta de escenografía. Hay algunas minis que no están desplegadas, y es porque según la carta de despliegue aparecerían al inicio de la siguiente ronda de batalla.

Ronda 1.

Al inicio de la partida, viendo la misión que nos tocó y el hecho de que yo era el defensor (es decir, una de mis minis llevaría el tesoro a partir de la siguiente ronda), intenté distribuir mi banda de forma que pudiese controlar todos los flancos. Mi rival intentó situar la suya para justo atacarme por varios frentes, para que así no pudiese «esconder» la mini que portaría el tesoro.

En la primera ronda logré mover con mis Castigators ballesteros, y usando una de las habilidades especiales, conseguí una acción extra de disparo, que utilicé contra uno de los Mirrorblade con arma a dos manos. En serio, estos tipos disparan auténticos misiles.

Mi rival se aproximó a todas mis minis aprovechando su alta movilidad. Lo único que pude hacer es aprovechar el disparo que me quedaba con uno de los Castigators, quién había visto algo moverse tras una pequeña formación rocosa. Casi por instinto, disparando antes que preguntando, accionó su ballesta, lo que sirvió cargarme a uno de los Mindbound con dos armas de mano con unos cuantos disparos de ballesta mágica come-almas.

Ronda 2

Una vez activadas todas las minis, empieza una nueva ronda. Primero se resuelve la fase de héroes, donde ambos jugadores tiran otra vez los 6D6 para determinar qué habilidades especiales podrán usar los jugadores. Junto con ello, en esta ronda teníamos que desplegar, de acuerdo a la carta de despliegue, el resto de nuestras bandas. En mi caso era una única mini, el Sequitor con arma a dos manos, y el caso de los Cypher Lords, el líder y el Luminate.

Además, al inicio de la ronda 2 el defensor (yo) tenía que decidir qué mini llevaba el tesoro. Elegí uno de los Castigators ballesteros, el que tenía su ballesta manchada de sangre Cypher Lord. Como podéis ver, estaba en campo abierto en mitad del campo de batalla.

El tesoro lo señalizamos con ese marcador rojo, colocado al lado de la mini del ballestero.

En esta ronda intenté entretener a las minis rivales. Con mi líder, moví y ataqué a uno de los Minbounds con dos armas de mano, venciéndolo con un gran golpe de martillo.

Los Castigators dispararon, pero sólo causaron heridas, mientras que los Mirrorblades se acercaron sigilosamente a ellos.

Producto de una ilusión óptica, uno de los Mindbounds «voló» con un gran salto acrobático, escondiéndose encima de la formación rocosa y preparando un nuevo salto sobre el tesoro…

Ronda 3

Por la misión que nos tocó, esta sería la última ronda. Si al final de la misma yo conseguía retener el tesoro, ganaba, pero si no perdería. Aquí veis la situación: mi líder y el Sequitor con arma a dos manos estaban lejos de la acción; aunque son muy fuertes, son lentos, y los Cypher Lords tienen una movilidad muy alta. El líder y el Luminate de mi rival avanzaron rápidamente y alcanzaron al Castigator ballestero que llevaba el tesoro. En la parte inferior, veis el intento infructuoso de uno de mis Sequitors por pillar y atacar a un Mindbound, que se escabulló rápidamente.

Al mismo tiempo, el Castigator con la ballesta asestó certeros disparos a la líder de los Cypher Lords, que acabaron con ella.

No obstante, con mi líder gasté una de las habilidades especiales y pude avanzar hasta el meollo de la batalla, aunque uno de los Mindbounds, en completo silencio, se deslizó por la espalda trabándolo en combate.

Finalmente, la Mindbound que había saltado hasta la cumbre de la colina realizó otro salto acrobático y atacó desde arriba, inesperadamente, al Castigator que llevaba el tesoro. Los repetidos movimientos sincrónicos de hojas afiladas destrozaron la armadura oxidada del Castigator, destruyéndolo y haciendo que el tesoro cayese al suelo, sin dueño.

Los últimos esfuerzos de los Stormcast no sirvieron para nada, pues acabó la ronda 3 y los Cypher Lords habían conseguido que el tesoro se perdiera para siempre (o no…).

¡Victoria de los Cypher Lords! Esta banda es muy móvil y tiene muchas posibilidades, aunque me encanta la potencia de disparo de las ballestas de los Stormcast. Éstos son lentos, pocas minis, pero buenas. ¿Lo que no me gusta? Los malditos nombres en inglés, que son un completo lío. Y como siempre con Warcry, una partida evocadora con la que siento que se cuenta una mini historia (echándole imaginación, claro).

Y hasta aquí este informe de batalla. ¿Qué os ha parecido?

Un saludo de Marmollicus.

9+

Acerca de Marmollicus

"Coge unas minis, píntalas, y no cambies la lista jamás" (Nigel Stillman).

6 comentarios en «[Warcry] Informe de batalla: A la caza del tesoro – Cámara Sacrosanta vs Cypher Lords»

  1. Da gusto leer una partida de Warcry! Si además la aderezas con trasfondo mola más.

    Tengo una teoría de que en este juego importa más la velocidad que la pegada. Prueba con stormcast de vanguardia que son mas rápidos aunque tengan menos pegada, además tienen animalillos y siempre vienen bien para trabar enemigos en el último turno mientras capturas objetivos.

    ResponderResponder
    2+
  2. Muy buenas!
    Me ha encantado ver el retorno de WarCry.
    Con la nueva edición tengo hype de WarCry, me he puesto a pintar la escenografía que es excelente en este juego y volver a las partidas.

    Espero ver más contenido de WarCry por esos lares!
    Saludos!

    ResponderResponder
    2+
  3. @Gystere: Viendo la potencia que tienen los disparos, y la importancia de la movilidad, ahora entiendo que la nueva caja de los Kharadron Overlords cueste 55€, creo que la más cara de todas las que han salido para el juego… Tipos que vuelan y disparan super potente… Pensaba en pillármelos para pintarlos (a ese precio difícil).

    @VonLestat: Warcry nunca se fue! Aunque en el confinamiento he podido jugar poco o nada… jeje. Yo encantado de aportar contenido, a ver si logro afinar los informes aún más. Oye, y si te animas a mandar esa esceno a las Escaladas invitadas, ya sabes: articulos@cargad.com Me encantaría verla!

    ResponderResponder
    1+
  4. Muy buen informe! Un enfrentamiento entre dos conceptos totalmente de bandas: Una de ellas es muy móvil, pega duro pero no tiene capacidad de resistir mucho daño, la otra banda en cambio es muy correosa, más estática y compacta.
    Como te han comentado, la mejor banda de Stormcast también me parece la que tiene las águilas y los chuchigrifos. Porque tiene resistencia, movilidad, pegada e incluso puedes jugar relativamente a tener algo más de número que en otras bandas de Stormcast.

    A mí este juego me encanta. Desde Mordheim no había tenido estas sensaciones con un juego de GW. Su rapidez y relativa simpleza son perfectas para hacer campañas y jugar escenarios, como los de someter a bestias memores y monstruos que vagan alegremente por las tierras del Caos para reclutarlos en tu banda.

    Me gustaría ver más informes, me ha gustado mucho el que has subido 🙂

    ResponderResponder
    1+
  5. @Marvin Nash: Estoy de acuerdo, aparte de todo lo que comentas, algo que me gusta del juego es que es sencillo como para introducir gente nueva al hobby. Si GW cuida un poco esta filosofía (cosa que empiezo a dudar viendo los nuevos precios), el juego podría crecer mucho en todos los aspectos.

    Me miraré la banda de los Vanguards (creo que se llama así). La verdad es que me suelo hacer las bandas por las minis que tengo, en este caso unos Stormcast de los números 1 y 2 de Mortal Realms xD Me gustaría hacerme Kharadron, pero ahora mismo complicado a menos que me ponga a conversionar, jajaja.

    ResponderResponder
    0
  6. @Marmollicus: Si es por pasta, los de la cámara de vanguardia van a venir en el mortal realms. en el número 37 (que debe salir la semana que viene o asi) tienes tres perrigrifos para la banda. Estate atento a cuando Nama vaya revelando los fascículos a salir.

    ResponderResponder
    0

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.