[Conquest] Trasfondo de Los Nords (I)

Hoy toca introducir la última de las cuatro facciones iniciales de Conquest: los Nords. Siguiendo la misma fórmula de siempre, en este artículo veremos la historia general de esta civilización antes de detallar los distintos grupos que la forman. Al igual que las otras razas, el trasfondo de los Nords se nutre de conceptos, historias y mitología del mundo real, el cual pasa por el “filtro Conquest” para darle una vuelta de tuerca más que interesante. A primera vista parece que no, pero los Nords son probablemente la consecuencia de la mezcla de humanos de corte vikingo con alienígenas….

Mientras los Cien Reinos y las Ciudades-Estado pretenden ser los principales bastiones de la humanidad en Eä, no son los únicos. En el lejano norte se encuentra Manheim, sede de los poderosos Nords. Este pueblo lleva a cabo ferozes ataques contra sus primos sureños, guerras de pillaje y venganza.

Muchos denigran los Nords como simples salvajes sedientos de sangre, similares a los monstruos que acompañan sus ejércitos, pasando por alto sus méritos como maestros navegadores y su resiliencia al dominar los Desiertos Blancos. Manheim is la quintaesencia de la supervivencia, un territorio hostil en el que solo los más fuertes o ingeniosos sobreviven.

Los Nords no tienen historiadores ni escritos para mantener su cronología. Se basan en tradiciones orales para conservar sus recuerdos, pero en muchos casos estos hechos se pierden en el tiempo o sufren modificaciones que dan lugar a leyendas variables. Sin embargo, se sabe que el primer nombre por el cual se conoció el continente norteño fue Vanirheim, en honor a los reyes de esa época, los Vanir. Se dice que los Vanir eran Dioses, que pugnaban por el poder con sus primos los Aesir. Pero estos se unieron para derrotar a los Dragones, que aún campaban a sus anchas. Tras afirmar su dominación en el continente, los Dioses del norte se instalaron en Yggdrasil, un gigantesco “árbol” con raíces que se hunden profundamente en la tierra.

Cuenta la leyenda que los Dioses estaban destinados a morir en una última gran batalla contra los Jotnar liderados por Sutr: el Ragnarok. Para preparar dicho evento, los Vanir y Aesir reclutaban a los guerreros Nords más poderosos, los Einherjar. El Dios Heimdallr sería el encargado de anunciar el incio del Ragnarok al sonar su cuerno para reunir a todos los Einherjar.

Pero esto nunca ocurrió.

Loki, el Visionario y Traidor, mató a Heimdallr antes que este pudiera unir las huestes de los Vanir. Por ello, mientras transcurría el Ragnarok, los Einherjar dormían profundamente en sus palacios de oro. Sutr y sus servidores arrasaron las tierras del norte, quemando Yggdrasil y derramando la sangre de los Dioses. Uno por uno, los asentamientos Nords cayeron presa de la furia de los Jotnar, la población humana siendo diezmada y esclavizada mientras el Fimbulwinter, el largo invierno, se asentaba en el norte.

Por un capricho del destino, los Einherjar despertaron. Pero solo una parte de ellos, y varias décadas más tarde de lo esperado. El resto de ello falleció durante su largo letargo, o según cuentan, algunos aún siguen durmiendo a día de hoy. Al ver que la batalla que se les prometió ya había pasado, que sus tierras estaban arrasadas y sus Dioses muertos, los Einherjar exterminaron con una furia sin igual a todos los Jotnar a su paso, liberando de paso a los pocos humanos que aún sobrevivían.

Estableciendo de nuevo el orden de la humanidad, los Einherjar guiaron a la civilización norteña en una nueva era. Tomaron las riendas del poder como reyes, generales y profetas, negando la existencia de cualquier tipo de divinidad, pero prometiendo que algún día los Vanir volverían. Con el tiempo, se hizo evidente que esto no iba a ocurrir, y los propios Einherjar fueron desapareciendo inexorablemente.

Algunos Einherjar simplemente se esfumaron sin dejar rastro, otros murieron en batallas o incluso empezaron a perder su humanidad hasta degenerar en bestias y fueron cazados. Ahora solamente quedan un puñado de ellos, siendo la inspiración y guía de los Nords.

A pesar de todas estas adversidades, los Nords han sabido adaptarse y sobreponerse a todos los obstáculos. A medida que reconstruyen sus ejércitos, fijan sus ojos en los débiles pueblos del sur, dispuestos a descargar en ellos su ira y venganza por el destino que les fue negado por Sutr.



Si bien esta es la historia introductoria de los Nords, hay que mencionar varios puntos muy interesantes. Se describe Yggdrasil como una especie de espiral gigante con profundas raíces en dónde moran monstruos. También se hace referencia a una guerra total contra los Dragones para dominar Eä. Y los Einherjar son más bien un producto de bioingeniería en el cual humanos sufren profundas modificaciones.

¿Os suena de algo?

Yggdrasil, en el extremo norte. ¡Es una Spire!

Se puede perfectamente deducir que los Vanir no son Dioses ni nada por el estilo. Son en realidad una facción de los Exiliados, los alienígenas que aterrizaron en Eä y luego se dividieron los distintos grupos de los Spires, los Tejedores y los Silenciosos.

De hecho, se da a entender que Yggdrasil es una Spire construida por los Tejedores. Si miramos el mapa de las Spires diseminadas por Eä, vemos claramente que en el lugar de Yggdrasil hay una de ellas. El concepto de modificación de organismos vivientes, como lo podría ser el Proyecto Einherjar, suena algo típico de la Biomancia de los Spires. Su conflicto con los Dragones no hace más que reforzar esta teoría.

Los Dioses Nords son en realidad en resultado de la cooperación entre Spires y Tejedores, la propia sociedad Nord siendo producto de las maquinaciones de los alienígenas. Prácticamente una sociedad híbrida de humanos y exiliados. Pero quizás no sean del todo conscientes de ello.

Índice con los demás artículos de los Nords:

6+

4 comentarios en «[Conquest] Trasfondo de Los Nords (I)»

  1. Pues ese puntito alien mola.
    Y el rollo Einherjar que se convierten en monstruo también. En términos rolisticos, es buena excusa para plantear monstruos únicos, antiguos héroes caidos en desgracia que ahora son un peligro de eras antiguas, pero que a la vez saben cosas de aquella época. Mola.

    ResponderResponder
    0
  2. @Canivoro:

    Los Einherjar que se transforman me han recordado la historia de «La Bestia de Fjirgard» del libro Hordas del Caos de Warhammer (uno de mis relatos preferidos!). A pesar de ser monstruos, pueden seguir teniendo lazos con la tribu, o incluso ser venerados.

    Creo que la gente de Parabellum mencionó que las profundidades de Yggdrasil podía ser el escenario del futuro dungeon-crawler/rpg que tenían en mente. Por estar lleno de mazmorras, criptas y monstruos. Me parece que incluso uno de los Einherjar (con aspecto de Troll) estaba atrapado dentro (o en alguna otra caverna). Desde luego que el trasfondo da mucho juego para este tipo de cosas. Como bien dices, mola 😉

    ResponderResponder
    1+
  3. @VBS: Si es el de los hombres lobo, siempre me he preguntado por qué no usaron las ilustraciones del mismo para hacer a los cambiapieles. Son licántropos cojonudos.

    ResponderResponder
    0
  4. Pingback: [Conquest] Trasfondo de Los Nords (II) | | ¡Cargad!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.