Acerca de Namarie

Multifriki, aficionado al cine, a los cómics y a los wargames, en especial Warhammer (Fantasy). Co-creador de Cargad y creador de los Manuscritos de Nuth.

11 comentarios en «[Mordheim] Tres bandas más, maquetadas al estilo del reglamento: Elfos»

  1. Felicidades primero por el trabajazo.
    Una duda, la banda de altos elfos es oficial? Yo conocía una sombríos

    ResponderResponder
    1+
  2. Me parece que no, al igual que tú, solo conocía la de Elfos sombríos (he jugado con ella) y he visto que el autor está maquetando (impresionantemente) otras bandas no oficiales.

    ResponderResponder
    1+
  3. También estoy seguro al 99% de que no hubo banda de Elfos Silvanos, aunque sí que hubo una de Elfos Oscuros para el suplemento de Lustria.

    ResponderResponder
    1+
  4. Enhorabuena y mil gracias, me ha encantado ver a mis queridos Altos Elfos con esa maquetación antigua, con carisma y solera.

    Lo malo es que ahora hay un reglamento más, guiñandome desde la estantería jejejejej

    ResponderResponder
    1+
  5. Sí, de elfos oscuros estoy seguro porque mi archienemigo los usaba en Mordheim, los otros no me sonaban.

    Lo preguntaba porque si la ha creado nueva, los secuaces de los altos elfos no tienen mucho sentido, por cinco coronas no hay color, y encima los mejores no son 0-5

    ResponderResponder
    0
  6. Hay muchas versiones de bandas hechas por aficionados, más confuso aún, algunas de las que salieron el los Town Cryer y en Empire in Flames (las publicaciones oficiales) tampoco eran oficiales en torneos. Bandas como los piratas bucaneros.

    De todos modos, en general, el equilibrio en Mordheim brillaba por su ausencia. Las bandas del reglamento básico estaban bastante equilibradas entre sí (aunque los skavens fueran los mejores), pero posteriormente, las bandas que fueron saliendo eran o muy buenas o muy malas.

    Personalmente, con los Sombríos llegué a dominar por completo la campaña hasta un punto que les ganaba a los otros 3 jugadoes juntos contra mí. Y no es por mérito propio, sino por el combo de 2 espadas + arco largo.

    Además tenía un mago sombrío que se teleportaba entre sombras (elementos de esceno) y remataba todo lo que los arqueros tumbaban. Aquel mago ganó tantas subidas que se plantó con Resistencia 4, 2 heridas y alguna habilidad.

    ResponderResponder
    0
  7. @A. Puig:

    De hecho si no me equivoco la banda de sombríos fue la única que «desoficializaron» en torneos, era tan abusiva que pasó de banda a oficial a algo así como «banda que si que hemos creado pero déjala mejor para tu grupo de amigos y siempre cuando vayas a jugar de buen rollo». jeje

    ResponderResponder
    0
  8. Incluso en el reglamento básico… Porque sigo sin saber por qué los cazadores de brujas tienen máximo 12 miniaturas siendo los únicos del libro básico con esa restricción

    ResponderResponder
    0
  9. Yo recuerdo que un amigo trató de jugar con Orcos, pero la animosidad les hacía polvo y realentizaba la partida una barbaridad. Si ya es cansado tirar animosidad en una partida de Warhammer Fantasy, imaginaos miniatura a miniatura en una banda de 15 minis, en una partida que puede durar 10 turnos.

    Por otro lado, los enanos eran prácticamente inmatables, con la regla aquella de Cabeza Dura, aunque eran tan lentos que tampoco cogían objetivos. Todo ello contribuyó a que proliferaran tantas versiones de aficionados de las bandas.

    Las bandas que sí que me gustaban en cuanto a reglas de juego eran los Pestilens, los Hombres Bestia, Averland y Ostland. Además, todas ellas encajaban con la estética y temática de Mordheim. 🙂

    ResponderResponder
    0
  10. Yo en sus tiempos hice también bandas de Dragón sangriento y strigoi con habilidades especiales de los vampiros.
    Además, empezaban todos sin experiencia para que avanzaran todo más rápido (las tiradas daban salseo) y hacía que los líderes no fueran dejado atrás por héroes con poca experiencia y muchas mejoras.

    ResponderResponder
    0

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.