[Trasfondo] Imperios Inexplorados (1) – Imparable

Saludos, señores de la guerra. Como es poco probable que veamos Uncharted Empires traducido en castellano, por aquello de que lo vamos a comprar cuatro gatos y no es rentable traducirlo, ea, aquí irá quedando Imperios Inexplorados traducido al castellano, a cachos y a ratos.

(PÁGINA 4)

IMPARABLE

Vol’rikk se limpió la sangre del hocico y juntó los colmillos con satisfacción, emitiendo un sonido que se perdió  entre la cacofonía de la batalla. Extrayendo su pesada hoja curva del cuerpo del enemigo a sus pies, escupió con disgusto a la grotesca máscara del Enano Abisal asesinado, diseñada para parecerse a una de las gárgolas que volaban por encima de ellos. Apartando el cañón de fuego que el guerrero había empuñado contra él, examinó la furiosa batalla a su alrededor y evaluó su posición.

Su manada había subido por una ladera inclinada para llegar a los diezmadores, pero el número de bajas había sido alto. Vol’rikk sintió una furia dolorosa mientras inspeccionaba la carnicería. Los cuerpos carbonizados de la estirpe ratuna cubrían la ladera de la colina, engrosando el aire con el olor espeso y pesado de la piel humeante. Sintió un picor fantasma por las cicatrices del látigo que cruzaban su propia espalda, y se volvió para lanzar una patada cruel al cadáver.

Vol’rikk … viene por nosotros, Vol’rikk … protégenos del enemigo …

Vol’rikk giró, y su cola se sacudió cuando la voz se deslizó en su mente. Echó un vistazo al campo de batalla; la voz era silenciosa, pero supo de inmediato la fuente. Sin dudarlo, se puso en marcha, corriendo a través del frenético combate cuerpo a cuerpo de enanos y ratas, hasta que los encontró.

Frente a él, un vasto palanquín estaba detenido,  inmóvil en el suave barro húmedo, al pie de la colina. Encima de él, agitándose y retorciéndose,  en medio de un movimiento desenfrenado, yacía La Maraña. El colectivo de ratas gordas y ciegas estaba indefenso. Habían usado sus poderes insondables para llegar a la mente de Vol’rikk, pidiendo su ayuda. Los soldados de élite rata, encargados de proteger a La Maraña, fueron asesinados. Sus cuerpos estaban dispersos cerca. Los guerreros habían luchado hasta el final para defender su carga sagrada. Una figura se alzaba orgullosamente entre los cadáveres, y Vol’rikk sintió una oleada de ira al reconocer al enano por años de dolor y tortura.

El maestro supremo Braz’izaraz avanzó hacia el palanquín, con la sangre goteando de la cabeza de un ominoso martillo de batalla que portaba en sus manos. Vol’rikk se apresuró a bloquear su camino, esgrimiendo su espada en un amplio arco. El ataque fue salvaje pero rápido, y el maestro supremo apenas bloqueó el golpe. Una sonrisa torcida cruzó su rostro, y golpeó a Vol’rikk con una ráfaga de golpes crueles. Vol’rikk detuvo los ataques, luchando con toda la habilidad que pudo reunir, pero el maestro supremo era mucho más fuerte. Cada golpe sacudió a Vol’rikk hasta el fondo y con cada golpe Vol’rikk estaba convencido de que su espada se estrellaría contra la nada. El maestro supremo lanzó una poderosa patada al costado de Vol’rikk, arrojándole de cabeza contra el palanquín.

Con una risa retumbante, el maestro supremo arrojó su martillo al suelo. Desenrolló un látigo de su cinturón y lo sacudió con un fuerte chasquido, que atravesó el estruendo de la batalla. Vol’rikk recordó el aguijón de esas púas en su carne y sintió que su ira aumentaba ante el recuerdo de mil latigazos. Desde su creación, en los pozos infernales de las mazmorras del maestro supremo, hasta la liberación de su raza, la cruel tortura había sido incesante.

Vol’rikk gruñó y saltó hacia Braz’izaraz con furia. Con una sonrisa burlona, ​​el maestro supremo atrajo el látigo para balancearse, pero el ataque de Vol’rikk lo sorprendió. Esta ya no era una cría de rata encogida bajo la amenaza de tortura, sino un guerrero, alimentado por una sed interminable de venganza. Las cuchillas del látigo trazaron huellas sangrientas en el hocico de Vol’rikk, quien ignoró el dolor al arrojarse con imprudente abandono.

En un instante, Vol’rikk estaba sobre él, desgarrando, apuñalando y mordiendo. El maestro supremo estaba abrumado por la pura ferocidad y no podía defenderse. Las mandíbulas de Vol’rikk se cerraron alrededor de la garganta del maestro supremo y cuando se abrieron, la sangre brotó cuando la vida se extinguió de los ojos del maestro supremo. En su furia, Vol’rikk continuó atacando a su antiguo maestro, sin darse cuenta de que ya estaba muerto o de que las fuerzas de enanos abisales habían comenzado a retirarse ante la pérdida de su líder. Cuando su sed de sangre disminuyó, Vol’rikk se levantó y miró a su alrededor, como si viera el campo de batalla por primera vez. Sus hermanos lo rodearon a él y a La Maraña. Una vívida rabia surgió de la multitud reunida.

Vol’rikk volvió a mirar a La Maraña. Sintió el poder surgir de él mientras profundizaban en su mente una vez más.

Tu ira es poderosa, Vol’rikk … Tenemos un uso para tal fuerza … Permítenos reforzar este poder dentro de ti … Ahora guíalos, Vol’rikk el Imparable. Condúcelos como jefe de guerra.

Vol’rikk sonrió; su hocico goteaba sangre. Se agachó y agarró el látigo del suelo fangoso. Alzándolo en alto, dejó escapar un grito de triunfo cuando los vítores resonaron en la ladera.

1+

12 respuestas a “[Trasfondo] Imperios Inexplorados (1) – Imparable”

  1. Mantic ha mejorado mucho, de verdad, espero que no sea demasiado tarde. Tengo los nuevos libros y son mucho mejores que la anterior edición. Y las nuevas minis ya son otra cosa.

    ResponderResponder
    0
  2. Excelente relato. Dan ganas de empezar a coleccionar ratitas.

    Veo que Mantic se pone la pilas y trabaja más su propio material, Ojalá tengan suerte, aunque a mí me pillan ya mayor y muy liado.

    Saludos

    ResponderResponder
    0
  3. Esa miniatura de La Maraña es algo nuevo que van a sacar no? Porque de momento, o he mirado mal, o no veo nada de ratas en la página de Mantic.

    ResponderResponder
    0
  4. Perdón por el doble post, pero no veo como editar. ¿Hay más cosas de las ratas que hayan pasado de su universo de ciencia ficción al de fantasía épica?

    ResponderResponder
    0
  5. No entiendo la web de Mantic, recordaba que había unos elfos oscuros en KoW pero soy incapaz de encontrarlos, han desaparecido o soy un inútil que no ha sido capaz de verlos?

    ResponderResponder
    0
  6. y de la traducción del 3.0 se sabe algo? era para este fin de semana pasado

    ResponderResponder
    0
  7. @Ar Murazor: En Uncharted Empires aparecen, y Mantic tiene intención tarde o temprano de sacar minis de todos esos ejércitos del libro

    ResponderResponder
    0
  8. Pingback: [Trasfondo] Imperios inexplorados (2) – Reinos de los Hombres | | ¡Cargad!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.