[Hobby] Los principios de la Stillmanía, en español.

Saludos, stillmaníacos,

Como sabéis, desde hace un tiempo escribo desde las ideas de la Stillmanía. Éstas son como unas gafas para analizar cosillas que me parecen interesantes, y creo que son muy útiles. Por supuesto estos pensamientos no son algo absoluto ni escrito en piedra, ni todo el mundo está de acuerdo con ellos. Pero como hay gente que no los conoce, quería mostraros sus principios en español, para que sepáis exactamente qué dicen (si es que no lo sabíais ya) y que así podáis decidir si os convencen o no, si realmente están desfasados o si son totalmente necesarios en la actualidad. Adelante, pincha en leer más.

A lo largo de todo este tiempo, he ido publicando diversos textos que están conectados unos con otros. En un principio tenía la intención de mostrar diferentes facetas de esta forma de afrontar el hobby, partiendo de lo dicho en posts previos. Por eso a veces mis posts parece que dan cosas por sentado y pueden ser un poco confusos (culpa mía). Como sabréis, algunos de esos posts eran:

Repensando los torneos. Tres puntos para mejorarlos. Un artículo polémico donde hablaba de la tendencia al pay-to-win que está creciendo en el hobby y la falta de empatía que eso puede contener.
La coherencia del tablero (más conocido como ‘terreno de batalla’). Donde hablaba de la importancia de la escenografía y su coherencia a la hora de jugar una partida.
Warhammer para adultos: una brillante reflexión sobre la ética del Hobby. Una traducción de un artículo en inglés el cual creo que solventa ese debate eterno de «lo competitivo vs lo narrativo», al proponer que quizá lo importante es asegurarse que ambos jugadores se diviertan, jueguen como jueguen, y no tanto el jugar una historia que al rival no le interesa o exprimir las reglas olvidándose de que se juega contra otra persona.
El Hobby como hacer amigos, según Santi Pipe Márquez Martín (de La Guerra del Anillo y el canal Bolsón Abierto) y Stillmaníacos por España: El hobby según Alvar, de ‘La Torre Blanca’, dos entrevistas en las que, para mi sorpresa, aprendí que para mucha gente (que comparte mi forma de entender el hobby) lo importante son las personas. El compartir, ayudar, jugar con ellas. Ese componente humano que a veces se olvida. Dos personas tan distintas a priori (siendo Santi un jugador que durante mucho tiempo se orientó a lo que se suele llamar lo «competitivo», y Alvar, un creativo del hobby que pinta y hace escenografía) coincidían en este punto. La cuestión no es ese cansino debate entre competición y trasfondo, ni si nos gusta más un extremo o el otro.
¿Quien controla el presente controla el pasado? ‘Warcry’ y la re-escritura del pasado en los wargames. Aquí os hablaba sobre el nivel de abstracción al que puede llegar el hobby, situándonos en parajes en ninguna parte que nos predisponen a sustituir lo antiguo por lo nuevo (como los personajes oldhammer que se colocan en un mundo nuevo, como si siempre hubiesen estado ahí desde el principio).
-¿Hubo Sigmarines en el mundo de Warhammer? Este es fue mi primer post en ¡Cargad! y donde establecía la «línea editorial» de Marmollicus (hasta nuevo aviso). Aquí os hablaba de ese toque que nos hace enamorarnos de este hobby, y de que incluso lo nuevo que no nos cuadra tanto (ej. los Stormcast) nos podría gustar si tuviese ese toque, esa «cosa artesanal» que hoy en día ha cambiado tanto.

Todos estos artículos, añadidos a otros que no menciono ahora, tocan directamente algunos puntos concretos de los principios de la Stillmanía y sirven de ejemplo de su aplicación al hobby actual, bajo mi punto de vista. Y como veis, no son algo abstracto ni totalmente ilógico. Nos ofrecen cosas muy concretas que nos hacen repensar las cosas que consideramos normales. Tan sólo por ese ejercicio de higiene mental para mí representan una herramienta muy útil, aparte de ser una guía que coincide con cómo yo entiendo el hobby (no es que yo siga los principios o trate de imitarlos, sino al contrario, verbalizan lo que llevo pensando mucho tiempo).

Los famosos principios de la Stillmanía aparecieron por primera vez en la White Dwarf inglesa número 221, de 1996, en la página 75. Realmente la aportación de Nigel Stillman a la White Dwarf consta de sólo unos 10 artículos (sobre todo de táctica), algo que sorprende si tenemos en cuenta que su forma de entender el «espíritu del hobby» fue y es muy influyente. Si uno piensa en una forma alternativa de practicar el hobby, seguramente saldrá por ahí algo relacionado con lo que trata de transmitir Stillman.

Como sabréis, a mi me gusta la Stillmanía independientemente del juego o de la época. Mucha gente suele criticarla porque aunque encaja con el estilo de juego del Warhammer de la Quinta edición, a veces no es tan fácil de aplicar en otros sistemas ¡y mucho menos hoy en día! E incluso parece que se considera como fuera de lugar si se trata de «sacar» del ámbito oldhammer. A otras personas les parece directamente una tontería, y para otros es una burla que no habría que tomar demasiado en serio.

Sea como sea, pienso que la Stillmanía es una guía para afrontar el hobby juegues a lo que juegues. Es una filosofía vieja, te exige sacrificio, es ilógica por momentos… pero se puede aprender mucho de ella. Entiendo que es difícil eso de «coge unas minis y no cambies la lista jamás» cuando tenemos un montón de facciones y minis disponibles, con todos sus combos y tropas de élite especializadas en cada situación de una batalla. ¿Qué tonto no se aprovecharía de todo eso? O eso de «aplica tres capas de barniz brillante», que puede ser, si lo haces literalmente, una auténtica cutrez en tus minis con metales-no-metálicos y degradados.

Pero es que, en mi opinión, estos principios no deben tomarse al pie de la letra. ¿Qué quieren decir? ¿qué tratan de transmitir? No voy a barnizar mis minis con tres capas de barniz brillante, y ciertamente me encanta repintar mis miniaturas viejas. Pero entiendo la idea que hay detrás de este principio. Y de la misma forma, valoro mucho la idea de sacrificio que implica el limitarse a uno mismo pese a poder comprar más minis, libros, cartas y hacer combos y listas autoplay. No mucha gente está de acuerdo con esto, pero realmente no hace falta estarlo para entender lo que se quiere decir con tales principios, se compartan o no.

Tampoco creo que la Stillmanía haya que colocarla en el lado «narrativo» de esa oposición que se suele hacer entre «competitivo vs trasfondístico», pues como ya mostré en otro post, esta oposición es falsa. Lo importante es que la partida sea enriquecedora y divertida, tanto si se juega a lo competitivo exprimiendo las reglas, como si se juega a contar una historia. Si os fijáis, en ningún momento se dice en los principios de Stillman que haya que jugar de una forma o de otra. Hay puntos, como el de jugar siempre con tu ejército pase lo que pase, que podrían ser perfectamente apología del culodurismo si se quiere entender así (por lo de exprimir las reglas a tope), y de igual manera, lo de ponerle nombre a cada miniatura es de lo más trasfondístico que podemos hacer. Hay algunos puntos que no son ni trasfondísticos ni competitivos, porque sencillamente la Stillmanía no trata de eso.

A continuación voy a traducir los principios de la Stillmanía, ya que supongo que será más fácil hablar de ellos si están en español y se pueden leer mejor que en la famosa imagen de la White Dwarf. Cualquier error en la traducción es responsabilidad mía.

LOS PRINCIPIOS DE LA STILLMANÍA
(en español)

1-Hazte un ejército de hasta 2000 puntos.

2-Escribe la lista y nunca la modifiques.

3-Asegúrate de que encaja con el trasfondo.

4-Colecciona y pinta el ejército, dale tres capas de barniz brillante, y no lo vuelvas a tocar con un pincel nunca más.

5-Ponle nombre a cada personaje y regimiento.

6-No tengas unidades extra o alternativas, quédate con lo que tienes.

7-Haz un maletín de transporte donde sólo puedas llevar lo que tienes en tu ejército.

8-Libra cada batalla con el mismo ejército y nunca cambies nada en él.

9-Libra incluso las batallas más grandes con tus únicos 2000 puntos ¡y al diablo con la ventaja!

10-Nunca varíes ni cambies tu ejército de ninguna forma, resiste toda tentación.

11-Modela cada objeto mágico que lleve tu personaje en la miniatura, sin importar lo que sea.

12-Lo Que Ves Es Lo Que Hay -tómalo literalmente.

13-Ofrece siempre a tu oponente el beneficio de la duda.

14-¿A quién le importa si todos tus rivales conocen de memoria la composición de tu ejército?

15-Deja que las únicas sorpresas sean tu despliegue y tus movimientos tácticos.

16-Ignora la derrota, aprende la lección y continúa practicando. Juega por el placer de jugar.

17-Así, cuando ganes, tu talento como general estará fuera de toda duda.

Y ahí los tenéis, los famosos principios de Nigel Stillman. Podéis comprobar de lo que tratan y de lo que no tratan, y cómo entienden el «espíritu de juego». En mi opinión, es una forma enriquecedora de practicar este hobby, y hasta que opine lo contrario, seguiré usándolos para hablar de cosas que me resulten interesantes.

¿Vosotros que pensáis de ellos? ¿Os parecen lógicos, desfasados, no los aplicaríais en la vida? ¿o quizás os gustan como a mí y les veis posibilidades como alternativa a la forma de entender el hobby actual?

Un saludo de Marmollicus.

Acerca de Marmollicus

"Coge unas minis, píntalas, y no cambies la lista jamás" (Nigel Stillman).

44 respuestas a “[Hobby] Los principios de la Stillmanía, en español.”

  1. Entiendo el espíritu del credo, pero a mi me parece demasiado encorsetado no tanto en el componente táctico y de las listas como en el trasfondo que tanto defiende.
    Alguien con un mínimo de inventiva no usará siempre a los mismos personajes en sus campañas.
    Un general enano usará diferentes enanos a lo largo de diferentes historias, y ello conlleva que su ejército puede variar, por ejemplo.
    Y con la Stillmania, se cierra esa puerta en lo que mas defiende, el espíritu del trasfondo y la coherencia con lo que se lleva al tablero.
    Pero como no hay que tomarlo al pie de la letra…

    ResponderResponder
    0
  2. Hoy en día este señor no tendría la menor fama. Se benefició en su día de salir en LA revista de EL juego, como el Un, Dos, Tres se benefició de salir en LA cadena de TV con una audiencia jamás igualada. Pero sobre todo, hoy en día este señor no sería famoso porque su discurso es lo opuesto a Games Workshop. ¿Quién lo iba a decir?

    Dicho eso, entiendo que la personalización de las miniaturas (el hacer el juego más rolero), que es la base de la Stillmania, puede ayudarte a disfrutar mucho más del hobby. Estoy bastante de acuerdo en casi todo menos en lo de las batallas grandes. Ziempre hacen falta maz goblinz.

    ResponderResponder
    0
  3. Para mi, no es peor ni mejor, de hecho, en algún detalle puedo estar de acuerdo…. Pero por ejemplo, para mi, crear diversos ejércitos con sus historias, o ver evolucionar el ejército forma parte del encanto… Sin llegar al punto de estrellas de la muerte y cosas «no brain», se entiende.
    Sin duda, la filosofía de Stillman es muy ortodoxa, y aunque puede ir bien tener unas normas propias, una filosofía, digamos, considero que algo más permeable y adaptable puede ser más flexible y adaptable a tus intereses del hobby, tu persona, y tus expectativas.
    En pocas palabras, me parece bien como una filosofía de hobby para los que buscan un enfoque más estricto, pero igual de válida que cualquier otra. Que cada uno coja la que le vaya mejor.

    ResponderResponder
    0
  4. Como ya se ha señalado muchas veces, la Stillmania es un pensamiento muy retrograda, no muy beneficioso para la mayoria de gente metida en el Hobby, dado que es un producto de su tiempo y debe verse en ese contexto.

    Practicamente nada es rescatable o aplicable a nuestra realidad, y lo veo con cierta lastima, porque aya por el 97-98 cuando lo lei en una WD por primera vez, me parecio coherente, ahora ya no, pero como dije anteriormente, es una idea producto de su tiempo.

    ResponderResponder
    1+
  5. Entiendo que, entre otras cosas, este señor hace un alegato contra el coleccionismo sin ton ni son y el culodurismo. Eso me gusta.

    Habría que ser un auténtico cretino (que los hay) para no compartir el punto 16.

    Toda mi vida he jugado con orcos y goblins, así que lejanamente estoy de acuerdo. Pero,

    He pasado horas maravillosas repintando figuras.

    Disfruto mucho haciendo listas diferentes, ya sea por cuestiones trasfondísticas o estéticas. Utilizando tanto listas enfocadas al juego, o listas estúpidas sin pies ni cabeza -a nivel de juego-, pero que me divierten mucho.

    También disfruto mucho de las diferentes experiencias de juego que son hacer batallas a 1.000 puntos, a 2.000 o a un gritón de puntos.

    Me importa poco eso de el último punto de que mi talento como general quede fuera de toda duda. Al contrario, soy mediocre tirando a malo, y me la sopla bastante. Para mí, el peso fundamental y enriquecedor de la experiencia con el hobby está en las experiencias personales, lúdicas, estéticas y hápticas. Y esas sensaciones las enriquezco teniendo un amplio diverso abanico de unidades a pintar, utilizar y repintar.

    Si hiciera punto por punto lo que Stillman dice, para mí esto sería un hobby empobrecido que habría quemado las posibilidades que me ofrece hace lustros.

    Comentas que no hay que entender los principios al pie de la letra, sino que hay que entender las ideas que hay detrás. ¿Cuales son?

    ResponderResponder
    0
  6. A mi me gusta más un artículo en el que salen mucha gente de la White dwarf, incluido Stillman, en el que hablan sobre el espiritú del hobby, que prácticamente es disfrutar, no discutir con los contrincantes ni afilar las listas al máximo con tal de ganar ni incluir aliados antinaturales y sin sentido que van en contra del trasfondo. Algunos dicen que esto es reaccionario cuando la competitividad extrema en la que priman las matemáticas y el consumir y pagar lo que sea para ganar por delante de todos los aspectos del hobby es mucho más reaccionario y resta a la creatividad y a introducirte en un mundo de fantasía.

    ResponderResponder
    0
  7. Casi nunca escribo pero la Stillmania es un concepto simple y bello: En esencia es una postura contra las políticas empresariales tan chocantes como es la obsolescencia programada de las figuras y reglas lo que te lleva luego al consumismo atroz de que con cada nueva publicación de una nueva facción codex de moda, todas las demás facciones anteriores quedaban muy por atrás en cuanto a características competitivas lo que te obligaba a comprar las novedades te gustaran o no o continuamente a hacerte de nuevos y nuevos ejércitos para estar al día en un juego donde solo importaba ganar y presumir a ultranza.

    Eso es simple y llanamente, fue una publicación hecha en su fecha a modo creo yo, de hacer recapacitar una comunidad que perdía sus orígenes roleros por que así comenzó White Dwarf, donde el trasfondo y no el torneo era lo importante. Fue hecha con un tono ya desafiante y seguro para molestar a los nuevos directivos por sus abusos mercantilistas. La fecha de su publicación coincide con un cambio profundo de postura de Games Workshop.

    Pero no creo que tengamos que verla como un canon religioso, de hecho impracticable a decir verdad como un mandamiento, pero cuando la leí por ves primera hace más de 15 años me pareció hecha en ese momento para molestar, para sacudir cimientos, como con nostalgia resentida. Y para mí así sigue funcionando y por eso existen cosas como los Manuscritos de Nuth racargados o Warhammer Reforged.

    Algunos que de seguro no conocen ni de broma a Nigel Stillman y su contribución en esos lejanos días lo describen en este momento con un dejo de desprecio mordaz… que triste para quien fue un pilar para el hoby en sus primeros años… seamos más agradecidos adentrándonos en la historia de la White Dwarf y Games Workshop hay sitios en la red como la Biblioteca del Viejo Mundo donde se pueden bajar básicamente toda la historia de esta revista en sus números antiguos.

    ResponderResponder
    0
  8. De la lectura de estas reglas nada te impide hacer un ejército nuevo de la misma raza. Supongamos que quiero basar mi ejército de oscuros en corsarios y gélidos, otro lo puedo basar en lanceros y guardia negra, otro en verdugos y brujas, y así en todas las razas.

    De todos modos yo no conocí ésto y no puedo opinar como se vivió en la época.

    ResponderResponder
    0
  9. Como dicen otros comentarios, entiendo estos puntos como fruto de un contexto concreto, y no creo que sean aplicables hoy en día, incluso si no los tomamos de forma literal.

    Si alguien siguiera esos puntos, para mí sería básicamente un jugador de ajedrez que en un momento dado pintó sus piezas y le puso nombre al rey y la reina. Su inmobilismo le lleva a no montar ni pintar miniaturas, no diseñar listas de ejército, no desarrollar trasfondo… Es decir, no ejercitar ninguna parte del hobby excepto la de perfeccionar los movimientos tácticos de unas unidades muy concretas.

    Sinceramente, me cuesta ver una suerte de principios rectores beneficiosos detrás de esto, porque su resultado es un empobrecimiento del hobby.

    ResponderResponder
    1+
  10. Punto 17: «Si alguna vez ganas, el nivel de mongolez de tu oponente estará fuera de toda duda» XD

    En serio, para mí la teoría más probable es que se tratara de un trolleo del bueno de Nigel, que algunos no han sabido interpretar. Es evidente que representa valores, pero nadie medio razonable va a ceñirse estrictamente a la letra del decálogo (o diecisietecálogo), más que nada porque es un maldito coñazo jugar con los mismos moñecos una y otra vez.

    ResponderResponder
    1+
  11. La Stillmania se publicó en su dia en la WD española. No recuerdo el numero, pero si la memoria no me falla, no mas alla del 20? No necesitas traducirlo del inglés, XD

    Sigue siendo el mismo absurdo que fue entonces. Algo malo y perjudicial para el hobby, por unos limites estrictos y chorras de esto es el bien, el resto es el mal. Si todos los wargamers fuesen como stillman, no habria empresas grandes en este hobby, con todo lo que eso implica para su crecimiento y para que tengamos muchas chuches nuevas molonas.

    Se como Stillman si quieres. Deja de decirnos que eso es el bien, pesao. Y deja de hacer postmodernismo oldhammero en tus posts. Yo viví aquella epoca, y nostalgia cero.

    ResponderResponder
    1+
  12. Esas mismas normas dichas hoy en día serían más tachadas de «fanatismo competitivo» que del supuesto buen hacer si no tuvieran esa carga nostálgica.

    Y siguen siendo igual de incoherentes y de sinsentido dichas ahora y cuando se escribieron por primera vez, seas jugador competitivo, trasfondístico, coleccionista, pintor, o como cada cual quiera denominarse…

    ResponderResponder
    0
  13. Bueno, pues después de leer el artículo y los comentarios, ahí va mi opinión:

    1. Coincido con Pendragon en casi todo. Este «decálogo» de Stillman es una manera de entender el hobby y no hay que tomarlo (como dice Marmollicus y parece que muchos no han entendido), al pie de la letra. Yo tengo 8 ejércitos y cientos de minis, pero su concepción del hobby me parece atractiva, ni mucho menos fruto de su tiempo… ¡como si estubiéramos hablando del siglo XIV!!
    se trata de sumergirse en tu ejército, de hacer de él tu avatar.

    2. Marmollicus, es bueno que hayas escrito este artículo porque (tómatelo como una crítica constructiva), a veces no queda claro cual es el objetivo de tus artículos o cual es la idea que tratas de transmitir

    3. Como te han comentado, este artículo fue incluido en la White Dwarf española, concretamente en la número 39 (julio de 1998), pero existe uno donde él mismo explica más extensamente su visión del hobby (nº 26, junio 1997). Y solo en la versión española, Stillman firma 30 artículos (el último, en 2003), sobre táctica, trasfondo, pintura y, por supuesto, hobby en general

    ResponderResponder
    0
  14. Yo con lo de la stillmanía y el señor Stillman no puedo evitar pensar en la teletienda: tíos cachas que te dicen que para ponerte cachas tienes que usar un aparato que ellos no han usado.

    ResponderResponder
    1+
  15. @Rogers: el problema del ‘no hay que tomárselo al pie de la letra’ es que entonces hay que interpretarlo.

    Y ahí está la bicha: que para cada uno ‘quería decir’ una cosa diferente.

    Para mí simplemente se refiere a que seas fiel a tu visión del juego y que lo importante es pasárselo bien.

    Las mismas razones que me llevaron a dejar de lado el juego y centrarme solo en coleccionar un ejército como proyecto de modelismo.

    Tuve mucha mala suerte: no logré encontrar gente que se lo ‘quisiera pasar bien’ jugando. No soy nada bueno con la estrategia (realidad que hay detrás de todos los que somos o fuimos trasfondistas: somos torpes con el juego y a nadie le gusta perder) y mis amigos de entonces eran culoduros radicales.

    Si a eso le sumas que en 4a y 5a había combos absurdos para ganar, apaga y vámonos.

    En definitiva: yo también creo que esto es simbólico igual que estoy seguro de que Stillman no ha hecho nada ni remotamente parecido en su vida.

    Ni tiene por qué: trata de enseñar un concepto.

    Y pese a todo, remata hablando de ganar.

    ResponderResponder
    0
  16. @Max Uve: Stillman es el abuelo de los culos duros, en sus articulos de modelismo o juego trasfondistico siempre te hablaba entre lineas de que tenias que comenzar a ganar tarde o temprano, si armabas la lista mas burra, si tenia trasfondo y todo estaba perfectamente representado y pintado, pues tenias la justificacion moral para jugar esa lista burra (en epocas del brutal Herohammer), la Stillmania era un camino tortuoso, pero que haria que tus victorias despues de atravezarlo, sean «mejores» a las de tu rival. Como ya han dicho otros colegas, sus articulos «filosoficos» rozaban el trolleo puro y duro, es por eso que tomarselo al pie de la letra o como ejemplo, como que no es apropiado.

    ResponderResponder
    0
  17. esta es mi filosofia, el jaumismo.

    1. esto es un hibby, lo que haces lo haces para divertirte no para agoviarte, por lo que aprovecha todo lo que te guste al maximo y deja el resto a un lado. te gusta el trasfondo, lee, no te gusta, no pasa na. Te gusta competir, pues a torneos a jugar, no te gusta, pues a pachangueos. Te gusta pintar, pinta, no te gusta, pinta igual o paga para que pinten por ti ¡todos contra la marea gris!

    2. Compra lo que te guste.

    3. No mires las marcas, no has leido el punto 2, compra lo que mas te mole. Que los zombis de GW te parecen horrendos y los de Mantic te encantan, pues a la * GW, y compra los de Mantic, que es al reves, pues al reves.

    4. Compra, pero con cabeza, que hay que comer hombre, y poner gasolina al coche. No te tomes al pie de la letra el punto numero 2.

    Tus post me resultan interesantes Marmollicus, pero no creo que seguir una filosofia tan restrictiva y tomarce 16 puntos como dogma sea sano. El hobby es pa disfrutarlo, muchas restricciones hay en las inumerables facetas de nuestras vidas como para imponernos mas en nuestro hobby.

    A veces las cosas son mas sencillas de lo que podemos pensar, lo importante es disfrutar del hobby como a uno mas le guste, de acuerdo a sus posibilidades y sin hacer daño a nustros compañeros, todo lo demas, que si una lista fija, que si no repintar, que si poner un nombre perpetuo a una mini, son cosas que nos deberian dar igual mientras lo de disfrutar se cumpla.

    ResponderResponder
    0
  18. @Max Uve:

    A mí me hace gracia cuando Stillman era uno de los responsables de reglas o diseño de 4 o 5 edición con sus mil fumadas en reglas y desequilibrio.

    Que el juego sano que se se sustenta sobre el equilibrio , se lo cargo y culpó a los jugadores .

    ResponderResponder
    0
  19. Recuerdo haber leído la WD en su momento con ese artículo, creo que aún andará por casa, y tomármelo a modo de articulo de broma tipo «humor inglés».
    Nunca lo vi como algo serio sino como un proto-troll que atacaba la faceta culodura-competitiva del juego creando un set de reglas que te restringen absurdamente, de ahí la ultima frase.
    Para mi un equivalente sería
    «No uses unidades singulares, ni más de una especial, ni objetos mágicos así cuando ganes serás el Napoleón del viejo mundo»

    ResponderResponder
    1+
  20. Sin saber como se publicó esto en su día es complicado evaluarlo: ¿Pusieron ese cuadro en mitad de una página de la WD sin más? ¿Había un encabezado que explicaba que se iba a leer? ¿Formaba parte de una serie regular en la cual, números antes o después, se desarrollaban estas ideas? ¿Era parte de un artículo más largo con ideas de varios diseñadores?

    Suponiendo el primer caso, que es como nos lo presentas, estos puntos son interesantes como un reto para el que empieza un ejercito, ya seas novato o veterano. Se podrían resumir en: centrate, ponte un objetivo plausible (una lista). Piensa en su trasfondo, personalízala, píntala y trata de conocer a fondo todas sus posibilidades en el juego. Retos como este hay muchos por la internet, mismamente en esta están las Escaladas de esta página; o también en la WD, el reto de los 4 generales (o algo así, no recuerdo el nombre) en el que 4 jugadores iban creando un ejercito mes a mes y jugando entre sí.

    El problema es que más allá de este reto inicial, no da para más, y perjudica las “3 patas” en las que se basan los wargames: juego, trasfondo y pintura/trasformación. Para el jugón, ya sea competitivo o simplemente ocasional, jugar con la misma lista todo el tiempo es un coñazo y acaba aburriendo. Para el trasfondístico es quedarse atrapado en una misma lista y personajes, sin evolución ni impacto de las partidas en lo que juega. Además no tiene variedad para jugar partidas con reglas narrativas de casa, meter personajes propios o simplemente variar la escala para representar batallas superépicas de final de campaña o una escaramuza: se haya encerrado en la batalla campal con el mismo ejercito todo el tiempo. Por último, el pintor no puede hacer más: o bien empieza otro ejercito o no puede continuar con este, porque el objetivo ha concluido, ahora solo te queda jugar y jugar.

    No solo eso, sino que cosas que defiendes en tus entradas no casan con estas normas. En la entrada en la que tradujiste el infame artículo de Garth, tú defendías (porque el inglesito ya tal) que lo más importante es que los dos jugadores traten de divertirse, pero también “ayudar” a que el rival se divierta. Y sinceramente, aquí esto no lo veo. Depende del grupo de juego y de lo que les guste, pero encerrarse en una misma lista para siempre hace que tus rivales no vayan a disfrutar de las partidas contigo. Si tu lista es hipercompetitiva puede ser un reto vencerla y buscar una combinación para derrotarla, pero una vez se consigue, las partidas se vuelven repetitivas. Sin embargo, si la persona que tienes enfrente no quiere jugar contra algo afiladísimo, no le puedes ofrecer una alternativa para que se lo pase bien: o le pones una lista que le barra o no puede jugar contigo. Por lo demás, tus rivales, después de 3, 4 o 5 partidas jugando a lo mismo van a acabar hasta las narices. Y lo que es peor, si todo el grupo de juego sigue estas normas van a acabar hartos de Warhammer en poco tiempo. En cierto modo, el que decida seguir estos mandamientos (perdonadme el tremendismo) acaba parasitando al resto de jugadores de su grupo, y llegado a un punto no va a aportar mucha diversión a los demás.

    Dices que no se puede tomar al pie de la letra esto, que hay que interpretarlo y coger lo que se quiera y modificarlo. Y sinceramente, eso es lo que se ve en tus entradas. No sigues la Stillmania, lo cual es positivo, sino que tienes una actitud ante los wargames y warhammer propia, influenciada por la Stillmania tal vez, pero por más gente y por vivencias personales. El problema en tus artículos, como dice @Rogers o dije yo en tu entrada anterior, es que no se acaba de entender el objetivo, las conclusiones, las ideas que quieres transmitir, e ideas que sobreentiendes pero que nosotros no vemos,. Dices que parten de la Stillmania, pero tu mismo admites que no es así, que coges las que quieres e interpretas como crees que es mejor.
    Quizás fuera mejor para nosotros, para seguirte mejor, y para ti, para tener las ideas más claras en futuras entradas, que hicieras una entrada de cual es tu “filosofía warhammera”. Escribir un artículo, emulando a Stillman, con una serie de puntos sobre “como me gusta afrontar los warhammer” tanto en pintura, trasfondo y juego, y a partir de ahí desarrollar artículos más avanzados o específicos.

    ResponderResponder
    0
  21. ¡Gracias a todos por comentar! Tomo nota de todo.

    Bajo mi punto de vista, creo que ese intento de trolleo que muchos véis en la Stillmanía (que no niego, ojo), no tiene porqué ser necesariamente malo. El humor y tomarse a risa el hobby es sano y a mí me gusta. Hoy en día parece que se toma todo demasiado en serio y quizá la Stillmanía es un recordatorio de que hay que reír más xD

    Tomo nota de los consejos y comentarios para mejorar ¡gracias! Aunque de todas formas esta «línea editorial» ya la dije en mi primer post. Podría decir las cosas desde otro punto de vista, pero ¿para qué? De otras opiniones ya se escribe muchísimo.

    Puede que mi forma de entender esta perspectiva sea muy personal, pero no lo he pensado suficiente como para poder hacer mi propio «decálogo», ni creo que le interesase a nadie. Creo que la Stillmanía es perfectamente aplicable hoy en día, lógicamente no al pie de la letra (ej. lo del barniz), pero sí las ideas de pensamiento crítico contra el consumismo bestial, como ya han comentado en los comentarios ahí arriba.

    ¿Por qué pienso eso? Porque en una época en la que el hobby es tan accesible como hoy en día, y cuando hay gente que lo practica y que no tiene dinero para seguir comprando, pintando y jugando, pienso que la Stillmanía ofrece una alternativa más creativa para el hobby, más inclusiva. Puedes competir con lo que tienes ¡no necesitas más! Puedes crear miles de historias con tus dos héroes y pocos guerreros ¡no hace falta más!

    De ahí que insista mucho en la empatía. Yo creo que esa es la palabra clave. Las entrevistas son ejemplos de ello, ejemplos concretos de stillmaníacos, diferentes, pero con un «fondo» común.

    Tal como he comentado en el post, la Stillmanía puede ser apología del culodurismo tanto como lo contrario: porque no trata de eso. De hecho, como habéis comentado, quizá Stillman (quién seguramente tuvo muchos defectos como diseñador de juegos; era un aficionado a las batallas históricas ante todo, y la Stillmanía es muy biográfica de su propia experiencia) la cagó enfrentándose de esa forma a las políticas comerciales y empresariales que iba adoptando GW. Quizá por eso quiso restarle importancia y de ahí que se interprete como trolleo (?). Stillman quedó como un «personaje peculiar», pero no quita que sus principios sean bastante «revolucionarios».

    Quiero aprovechar para recordar que ¡Cargad! es un blog de juegos de mesa y miniaturas, y como tal, yo como autor no busco ni sentar cátedra ni decirle a nadie lo que tiene que hacer. Simplemente lanzo ideas, digo porqué pienso yo esas ideas, y ya que cada uno piense lo que quiera. No me tomo taaaan en serio esas reflexiones, ni están escritas en piedra, y a menudo cambio mi punto de vista (por ejemplo leyendo los comentarios de los posts).
    Como he dicho, de las opiniones contrarias hay mucho escrito así que no creo que moleste a nadie haciendo lo que hago. Escribo lo que me gusta, y como lo hago gratis, siento si resulto pesado. Seguro que hay gente a la que le interesa.

    No sabía que la Stillmanía había salido en la White Dwarf española (creo que apareció en un artículo, no lo sé porque no tengo la original), ni conocía el otro artículo más amplio. Si lo encuentro hablaré sobre ese artículo en un post, ya por las risas.
    Pero bueno, al traducirla he podido reflexionar más sobre ella. Tampoco tiene mucho misterio. Sobre el número de artículos de Stillman, leí el dato en un blog «especialista» en oldhammer, pero quizá sea erróneo. A mí también me resultaba escaso.

    Un saludo a todos, y gracias de nuevo por vuestro tiempo.

    ResponderResponder
    0
  22. @Marmollicus:

    Yo te he llamado pesado. No porque me moleste que escribas mucho sobre como tu disfrutas del hobby y de la filosofía desde el que tu la ves, sino por el proselitismo a esa forma desde la superioridad moral, desprecio al otro mientras recalco la empatía, y por que no decirlo, profunda ignorancia del estado actual de la aficion en su aspecto narrativo y competitivo, que destilan tus posts, adornados con la tipica prosa postmoderna de mira cuantos términos sociologicos/ semi filosoficos incluyo para dar enjundia a mis mensajes (excesivamente enrevesados), aunque esten vacios de significantes reales (ya no digo datos).

    Escribe sobre lo que disfrutes y como lo disfrutes, deja que otros hagan lo disfruten como les apetezca a ellos. Te lo han dicho muchas personas ya en muchos de tus posts, incluido este.

    ResponderResponder
    0
  23. @anonimo12: Por comentarios como el tuyo en todos mis post siempre digo que cada uno juegue a lo que quiera y haga lo que mejor le parezca con su tiempo y su dinero (incluido el leer mis posts). A partir de ahí, si no te gusta mi línea editorial y los lees igualmente, ¿qué esperas que diga? Otra cosa es la forma de expresarme, que quizás a veces es muy confusa y agradezco los comentarios para mejorar.

    Pero insisto: Yo hablo desde mi punto de vista, si es aplicable a tu realidad, perfecto, y si no, pues… soy claro con mi línea editorial. Lo he dicho desde el primer post. No sé donde ves que yo intente imponer mi perspectiva a los demás, de hecho constantemente insisto en que eso de «competitivo vs narrativo» es una chorrada. Lo que no defiendo es el basar todo el hobby en comprar cosas. Y defiendo el hacer de una partida algo creativo y enriquecedor. Si eso es posmo o no, no voy a entrar; no es el lugar. Este es un blog de juegos de mesa y uso los términos que mejor me parecen para expresar una idea, sin mayor trasfondo. No hay que buscarle tres pies al gato. Si tuviera que usarlos teniendo en cuenta el contexto historiográfico de cada uno, no escribiría un post aquí sino un paper. Pero tomo nota para el futuro. Ya me lo dijeron en mi post anterior y en este lo he aplicado.

    Y por último, defiendo esta perspectiva en mis posts, no doy la turra a nadie fuera de ellos. Si no se comparte mi forma de ver el hobby, y tampoco se busca confrontar sus ideas ni debatirlas, pues es fácil evitar leer los posts si resultan cansinos. Scroll abajo y ya. Aportamos contenido gratuito en un blog público, tal como dijo David Azofra hace ya algún tiempo aquí mismo.

    ResponderResponder
    0
  24. @Marmollicus: @Zoroantis: Stillman tiene varios articulos de Stillmania entre los numeros 15 a 30 (si no me equivoco) de la WD en español, adicionalmente tiene pequeños articulos u opiniones por aqui y por alla. En esos años cada diseñador tenia su propia seccion, en la que cada uno plasmaba su filosofia de juego: Stillman – Stillmania, Andy Chambers – La madriguera de la rata cornuda, Jervis – Archivos J, etc. cada filosofia era un poco contraria la una a la otro, por lo que si Andy decia una cosa, Jervis decia lo contrario, esto se daba porque los diseñadores tenian (dentro de la WD o el mundo de GW) una personalidad mas caricaturizada y comica, que la que vemos hoy en dia.

    Por eso es que hay que verlo como un producto de su tiempo (una epoca en que los diseñadores tenian mas libertad para escribir y poner lo que se les de la gana, asi sea cosas absurdas) y no como algo a seguir verdaderamente, es digamos simplemente una inspiracion para que tu mismo crees tus propios desvarios. Las cosas actualmente son distintas creo yo, si bien hay aun mucho (y se agradece) de creatividada artistica, tambien debemos aprender a encausar esta creatividad y no terminar como un orate haciendo filosofias impracticas que no te serviran para nada, por ejemplo decir que «o lo mas importante es jugar partidas trasfondisticas» o «solo juego contra minis que tengan todo representado tal cual y si no, no juego» o «hago una lista y nunca la voy a cambiar».

    ResponderResponder
    1+
  25. @Alfredo Murillo: Es el mismo artículo: «El espíritu del juego» por Dave Cain; WD española nº 39 (Julio de 1998), págs. 29-35.

    Además de Stillman, el artículo incluye (en recuadro como el que ilustra el post) consejos de Gordon Davidson, Jervis Johnson, Gav Thorpe o Tuomas Pirinen, junto a otros miembros menos conocidos de GW de la época.

    Por supuesto, Stillman ya era famoso entre los lectores de la WD por sus artículos donde fomentaba una visión muy particular del hobby (publicados bajo el título «Stillmania»), por lo que esta vez le guardaron el lugar de honor en el artículo, dando a entender que era el mayor exponente de este estilo de entender el hobby.

    El artículo en cuestión y todos los de Stillmania me parecen muy interesantes porque muestran otra manera de hacer las cosas, menos competitiva y más lúdica. Luego que cada se quede con lo que le interese, claro, pero tenían su mérito en plena expansión geográfica y de productos de GW y en pleno culodurismo de las reglas herohammer de 5ª.

    ResponderResponder
    0
  26. @Rogers: Pensaba que Stillman ya no estaba en GW en 2003, agradecería alguna referencia sobre ese último artículo porque no me suena 😉

    ResponderResponder
    0
  27. Esto probablemente me quede tocho así que voy pidiendo disculpas por adelantado.

    El primero punto a tratar es «no hay que seguir la Stillmanía al pie de la letra» o «son unas directrices» pero se usa como la Biblia del que aquí escribe. Creo que sería mucho mucho más interesante que escribieras tu punto de vista, cómo lo ves tú, tu propio criterio, y no usar el de alguien que lo escribió hace 30 años a no sé cuántos kilómetros de distancia y a saber cómo (y en qué estado XD). Creo que aportaría más que unas directrices totalmente devaluadas por el paso del tiempo y por su propia lógica interna.

    Porque es así. No tiene lógica interna el «decálogo». Marmollicus lo ve como una lucha contra el consumismo y me parece correcto el punto anticapitalista pero no es lo que dice, lo que dice, si se siguiera a un nivel importante (no necesariamente el 100% pero un porcentaje elevado) nos puede ocurrir lo siguiente.

    – Matas el aspecto táctico del juego.
    Hacemos una lista, la preparamos todo, la probamos, y las sinergias no funcionan en el juego y pensamos a lo mejor cambiando esto, o lo otro, o aprendemos de nuestros errores en batalla, pero ya es tarde, tenemos una lista para siempre.

    – Matas el aspecto de coleccionismo
    Me encanta el transfondo de Vlad von Carstein y sacan una nueva miniatura, pero no puedo comprarla 🙁

    – Matas el componente artístico (pintura)
    Me gusta mucho pintar, pero he acabado mi ejército, está barnizado hasta que el cornavirus nos mate a todos, ya no puedo hacer más. (Podría coleccionar otro ejército, pero ya me estoy saltando el componente de no consumir tanto)

    – Matas el componente artístico (trasfondo)
    Sí, empecé bien, tanto que no sólo tienen nombres las unidades, sino que hasta los soldados individuales tienen nombre y ocho apellidos imperiales. Pero se acabó, mi ejército no admite más miniaturas, así que, el trasfondo se acabó.

    – Matas el espíritu de crear historias.
    «Tu tenías no muertos, ¿no? vamos a hacer la batalla de la maisontal, te apuntas?» Nunca pudo ir porque su lista no admitía a Kemmler y Krell.

    – Matas el componente de pachangueo
    Reconozcámoslo, parte del encanto es enfrentarte a listas nuevas, desafíos nuevos, pensar sobre la marcha como defenderte de eso o lo otro, o si será arriesgado cargar. No modificar la lista es uno de los actos más egoístas para con el adversario que puede haber. Pensar sólo en saber cómo mover con tu lista una y otra vez hasta que ganes, convierte al contrincante en un saco de boxeo donde estrellarte, pero no te importa.

    Después de esto, a modo medio en serio medio en parodia, descartamos puntos y, salvo el 13, no veo ninguno realmente útil.

    A nivel personal, desde luego, no veo nada destacable de esto aplicable a la actualidad ni, por supuesto, a mi propia experiencia. Que evidentemente puedo no leer los artículos que hablen de la Stillmanía (lo leería igualmente por la curiosidad) pero creo firmemente que este «decálogo» es un lastre para seguirlo tanto para el hobby como para basar cualquier filosofía con la que escribir.

    ResponderResponder
    0
  28. @Balin69:

    Estás en lo cierto. Lo he repasado y su último artículo es del año 2000 en la WD 59, unas reglas especiales para la sección Manuscritos de Altdorf tituladas «La noche anterior a la batalla».
    El de 2003 en realidad es de Anthony Reynolds y son las reglas actualizadas del Enano Blanco, donde citan a Stillman, pero no es su autor

    ResponderResponder
    0
  29. ¿queréis ceñiros a la stillmania? JUGAD HISTORICO. Yo me he pillado 2 cajas de commandos y la caja de apoyo de comandos y por menos de 100€ tengo para jugar bolt action. Lo de los puntos no lo puedo compartir porque hay partidas a 750p, otras a 1000… pero la cantidad de minis la tengo limitada y ya. Ni siquiera tengo vehículos, a lo sumo añadiré un destacamento de paracas bretánicos, aunque eso sería cosa aparte. (y el juego le da sopas con honda a 40k)

    ResponderResponder
    0
  30. @Feuermann: También pienso eso. Hace un tiempo intenté jugar a SAGA (de momento intento infructuoso) y me dio la sensación de «cuidar» más cada mini. Me resulta curioso, porque al final Stillman lo que quería era jugar batallas para entender las batallas históricas, y las primeras ediciones de los Warhammers quizá tenían más ese componente que las más recientes. Todo vuelve xD

    ResponderResponder
    0
  31. Personalmente no sé si Stillman era un proto-troll o no, pero si tengo claro que corresponde a una época en que en la WD había libertad creativa más allá de venderme lo último. Si la Stilmanía, o a otro nivel la Johsonmanía, tenían algún significado murieron en el instante que GW lanzaba libros de ejército con unidades que no existían y se cargaba unidades que ya existían, y a esto hemos asistido todos. Realpolitik. Como vas a ser fiel a una lista si en la renovación me quitas una unidad y me vendes dos nuevas?

    Quedaba bonito, llenaba hojas, y le ponías nombre a gente que no conocías, pero con la que podías sentir cierto vínculo por compartir afición. Y ya. Como ejemplo, y que me corrijan los más sabios si me equivoco, a Jervis Johnson primero le aislaron en la Gran Expansión y luego le rescataron para imprimir un poco de «filosofía» al mundillo vía dos páginas en la WD, no vaya a ser que los viejunos se nos vayan.

    En resumen, no creo que pase de un mero catálogo de buenas intenciones, difíciles de llevar a la práctica entonces y casi imposibles hoy en día. Salvando las distancias como los trípticos de las empresas del Ibex35 ante la CNMV, los programas de los partidos políticos y mis promesas a mi mujer de no expandirme más por la casa.

    Respecto al contenido de los artículos de Marmollicus, personalmente los disfruto, me resulta hasta romántico aferrarse a unos principios que van a contracorriente, y me gusta ver su defensa de unos valores firmes. No creo que sea un intento de adoctrinamiento, y menos en la medida que ya reconoce sus limitaciones de aplicabilidad, ni tampoco le veo un sesgo moralista. De hecho, en su momento me hizo reflexionar sobre mi actitud en otros juegos (XWing y mi fidelización a una facción). Y entre tanta escalada me resultan un alivio al no sentirme culpable por mis mil proyectos de pintura abandonados.

    Saludos,

    ResponderResponder
    0
  32. El problema es que no son buenas intenciones salvo los puntos de fiarse del rival. Es un glosario de aferrate a esto como si te fuera la vida en ello cuando la base de la diversión de cualquier juego es el cambio y aquí me estás restringiendo la mayor parte de los cambios.
    Es como si me dijeras, reparte las cartas de poker siempre en el mismo orden, que el único cambio que hagas sean tus gestos.

    ResponderResponder
    0
  33. A mí me pasa que, puto por punto, estoy en desacuerdo con cada uno de los principios de la stillmania. Sin embargo, en términos generales, estoy a tope con ella. Claro caso donde el todo es mucho más que la suma de sus partes.

    Stillmania siempre.

    ResponderResponder
    0
  34. @Pasabaporaqui: A jervis igual que a Rick a principios de los 2000s los volvieron coordinadores del area de R&D, en una epoca que Alessio y Gav eran los diseñadores principales, muchos años despues Jervis reaparecio con una seccion lastimera (a principios de los 2010s) en la WD, en donde daba su punto de vista viejuno, los articulos era muy aburridos y sin sentido, se notaba que ya desencajaba completamente en esos años.

    @anonimo12: La primera version, la mala.

    @Reik: Eso era algo normal en esos años entre los escritores de la WD, como comente antes, los escritores eran cuasi caricaturas mono faceticas.

    ResponderResponder
    0
  35. @Alejandro I. Zeña:
    La «mala» es exactamente igual a nivel de reglas a excepción de los puntos de mando, aclaración a alcance desde peana y disparo en CaC y el retoque de la iniciativa para el desempate. La diferencia viene en los libros de ejercito.
    Y sigue siendo el diseñador jefe y coordinando los grupos de testeo in house, y haciendo las entrevistas de reglas para los podcasts

    ResponderResponder
    1+
  36. @Pasabaporaqui:

    En los 90, en 4ª y 5ª edición, cuando Stillman estaba en GW, ya había unidades en los libros que no existían previamente y luego eliminaban algunas que si. No tienes más que darte una vuelta por las entradas de Catalogando, hechas por Namarie, para verlo.

    A GW hay muchísima mierda para tirarle, pero tampoco es plan de andar con las gafas de la nostalgia para no ver las montañas de mierda que tenían también en el pasado.

    ResponderResponder
    0
  37. @Alejandro I. Zeña:
    No, lo de la mala lo dijiste tu. Te lo repito, sigue siendo el diseñador jefe. Las reglas son prácticamente iguales en v1 y 2, cambian los libros de ejercito

    ResponderResponder
    0
  38. Me sorprende que nadie haya mencionado que Jervis Johnson fue, durante muchos años, el encargado de los Juegos de Especialista (creo que inclusó fue quien creó el departamento). O sea que yo sí que lo metería en el mismo grupo que Stillman como exponente de una cierta manera de ver y hacer las cosas. Claro que Jervis es más «mercenario», lo mismo le da Blood Bowl que AoS por lo que se ha visto, o quizás no le ha quedado más remedio por querer hacer carrera en GW. Porque todos los de la misma época han ido saliendo, pero él ahí sigue al pie del cañón…

    ResponderResponder
    0
  39. @anonimo12: las reglas basicas seran las mismas, pero despues del generals hand book, puuuffff es un juego completamente distinto, antes de eso el desbalance era terrible, era gracioso cuando le invocabas Carnosaurios gratis al rival, ahora por el contrario con todo lo implementado por el GHB y los battletome, se han encausado esas reglas basicas creadas por Jervis, porque ahora AoS es el juego mas equilibrado de GW de lejos.

    ResponderResponder
    0
  40. @Marmollicus: pues saga es sencillote y con 3,4 cajas tienes más que de sobra. Yo tengo un señor ejército de príncipes rusos,y me queda solo adquirir levas con arco (podria con ballestas también, pero meh) . Con una caja de rusos de fireforge y 1 o 2 de caballeria goda de gripping sale una lista bastante maja (tienen cabezas compatibles), aunque en saga me gusta tener algo de variedad para no aburrirme 🙂

    ResponderResponder
    0
  41. Un blog contactó hace no mucho a Nigel y, por lo que dice, no parece que sus principios fuesen demasiado en broma.
    https://givemlead.blogspot.com/2016/07/quest-for-stillmania-interview-with.html

    Y aquí la serie de artículos sobre Stillmania:
    https://givemlead.blogspot.com/search/label/Quest%20for%20Stillmania

    No es que haya que adherirse a ellos al detalle, es más creo yo el espíritu de hacer de tu ejército algo rolero, no un equipo de fútbol, nada de cambiar 2 bloques de Hoeth por 2 de Leones Blancos a la semana siguiente, y que una más tarde la mitad del ejército sea caballería. Es imaginar que eres un jefe orco en campaña por en medio de Sylvania y no puedes obtener tropas a placer.

    ResponderResponder
    0
  42. Pingback: [Hobby] ¡Llamamiento a Stillmaníacos! | | ¡Cargad!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.