[Conquest] Listas de ejército, jugar a Conquest y alternativas

Saludos, Señores de la Guerra:

Hoy toca profundizar en algunos aspectos relevantes de las reglas de Conquest y explicar como funcionan las listas de ejército. Si te pica la curiosidad, daré un par de simples consejos sobre como puedes jugar a Conquest con cualquiera miniatura de tu colección, que eso siempre interesa. Al fin y al cabo, se puede probar el sistema de juego sin tener que acumular obligatoriamente de entrada aún más muñecos para la marea gris y/o libros que acabarán cogiendo polvo.

Spires contra Dweghoms

Listas de Ejército:

Lo primero, cómo montar tu lista para jugar. Mencionado anteriormente, las reglas y el armybuilder son gratis. Vas a la web y lo tienes todo. Si te gusta en papel, ¡imprímelo!

En Conquest, los ejércitos se componen de una o más Partidas de Guerra, cada una representando a un personaje con su grupo de guerreros. Es muy importante el personaje que eliges ya que va a determinar el tipo de unidades a las que tienes acceso. Esto tiene una doble función, ya que va ligado al trasfondo y además introduce un cierto equilibrio en el juego. Por ejemplo, no tiene sentido pensar que un Sacerdote Teísta de los Cien Reinos pueda tener en su Partida de Guerra a una unidad de la Legión de Acero ya que por cuestiones puramente trasfondísticas no cuela (se llevan mal, qué se le va a hacer).

Personalmente, me parece una forma ingeniosa de mantener equilibrio, estructura y lógica, evitando las listas tipo “sopa” que aglutinan todo lo mejor para machacar al rival explotando las reglas del juego. Esto más bien favorece que una lista parezca realmente un ejército, en vez de un amalgama sin sentido.

No solo cada personaje elige como máximo cuatro unidades para su Partida de Guerra, sino que estas se dividen en unidades base (Mainstay) y restringidas (Restricted). Normalmente, los monstruos y tropas de élite serán restringidas, por lo que para desbloquear una de estas tropas tendrás antes que elegir una unidad tipo base (que suelen ser más normalitos, pero siempre con su utilidad).

En la siguiente imagen vemos un ejemplo del Army Builder y como funciona este mecanismo de desbloqueos. El pobre Sacerdote Teísta solamente puede eligir Sicariis (su guardia de fanáticos religiosos) como unidad base y nada de restringidas, mientras que el Oficial Imperial tiene un amplio abanico de posibilidades entre las tropas leales al Imperio.

Columna 1: Las unidades de la facción al completo. Columna 2: Tu lista de ejército. Columna 3: Características y opciones de la unidad seleccionada

Hago un pequeño paréntesis para alabar el Army Builder de Para Bellum. Bien presentado, intuitivo y con toda la información necesaria sobre las distintas unidades. Un gustazo. Siendo realistas, los BattleScribe, Warscroll Builder y demás cosas por el estilo podrían inspirarse un poco….

Jugar a Conquest:

En Conquest, lo que más sorprende quizás sea el despliegue y el orden de los turnos. Ya expliqué en el artículo introductorio que las tropas se van desplegando gradualmente a partir del primer turno, pero iré un poco más allá.

En efecto, los turnos en Conquest se dividen entre una fase de Refuerzos y otra de Activaciones. Dista mucho de los clásicos movimiento, disparo o combate tan definidos en secuencias rígidas.

La fase de Refuerzos determina si las unidades llegan al campo de batalla. Lo hacen de forma escalonada, ya que es más probable que se desplieguen antes unidades base o tipo explorador (ligeras), que tropas más experimentadas (medias) o de élite y monstruos (pesadas). Si una unidad llega ese turno, añades la carta de unidad correspondiente al Mazo de Órdenes. Teniendo en cuenta que capturar objetivos o avanzar la línea de batalla es importante para los escenarios, buscar un equilibrio razonable entre los tipos de unidades es muy recomendable, no solamente centrarse en lo que pega más y mejor.

Los personajes tienen un rol de apoyo. ¡Nada de herohammer!

Llegados a este punto, de forma alterna, cada jugador “activa” una de sus unidades. Hay una lista determinada de acciones que se pueden hacer, pudiendo ser hasta dos por turno (mover mucho, mover y atacar, apuntar para impactar mejor y disparar, etc…). Genera incertidumbre y tensión no saber en que orden el oponente va a activar sus unidades (que además cambia cada turno). Priorizar acciones lo es todo.

En principio, es un sistema de juego sencillo y rápido. Lo es, pero con matices. Se añaden varios niveles de complejidad y estrategias con las reglas especiales, interacción del terreno y sobretodo el rol de los personajes. Estos últimos entra en juego junto a una unidad de su Partida de Guerra, aumentando las habilidades de dicha unidad.

Sin embargo, los personajes no cuentan como unidades independientes con sus heridas, movimientos individuales y demás (salvo contadas excepciones, como en los Desafíos). Su función es más bien mejorar unidades, ya sea aportando sus habilidades de combate, disparo, magia o liderazgo. Un aspecto interesante es que uno de los personajes del ejército debe ser el Señor de la Guerra (el general), lo cual le da acceso a una Habilidad de Supremacía única: una regla especialmente poderosa que se utiliza generalmente una vez y que puede tener un impacto importante en el desarrollo de la partida.

Existe un PDF de Guía Rápida, presentando en poquitas páginas las bases del juego por si el reglamento completo parece demasiada lectura para empezar.

Probar Conquest utilizando alternativas:

Sabiendo que las reglas son gratis y que el sistema de juego planteado por el Sr. Cavatore merece por lo menos una ojeada, ¿por qué no probarlo?

Si bien la escala de las miniaturas puede parecer una limitación por ser mayor que la de los clásicos wargames de filas y regimientos, la verdad es que mientras se utilicen las bandejas de movimientos adecuadas no hay problema. Pero cabe mencionar que la escala no desentona demasiado si se compara con algunas gamas de miniaturas modernas/actuales.

Conquest se suele jugar en una mesa de 120×120 cm. Que las miniaturas sean de un tamaño u otro no tiene repercusión. Elige una facción, monta un lista con el army builder y poco más.

Ese poco más es adaptar bandejas de movimiento en dónde poner las figuritas (plástico, espuma pvc, cartón, lo que sea). Estas son las medidas:

Además, para hacer un Mazo de Órdenes versión casera se puede usar la típica baraja de cartas con la cual identificar las correspondientes unidades.

Quizás esto no ofrezca realmente la experiencia Conquest como tal, ya que las miniaturas, trasfondo y ambientación son bastante singulares pero puede ser un simple apaño para aquellos con ganas de probar algo distinto o tantear el terreno antes de meterse de lleno.

Ejemplo utilizando miniaturas de Warhammer. Esas bandejas no serán estéticamente perfectas… pero funcionan.

Esto es todo por hoy. En la próxima entrega de Conquest, empezaremos con el trasfondo. El principio de una (muuuy) larga serie de artículos.

9 respuestas a “[Conquest] Listas de ejército, jugar a Conquest y alternativas”

  1. Pues así a grandes rasgos, parece sencillo. ¿No resulta demasiado azaroso el momento de que entren nuevas unidades? Me refiero a si por malas tiradas puedes quedarte sin desplegar tropas.

    Otra cosa, ¿qué papel juega la escenografía? Leí en tu primer artículo que Conquest pretende emular el choque entre ejércitos, y en las imágenes veo pocos obstáculos en la zona de choque.

    ResponderResponder
    0
  2. Me surge la duda de para qué sirven realmente las cartas de orden. ¿Se tienen que ordenar al principio de turno como tú quieras, en secreto, e ir activando tus unidades en ese orden determinado; las barajas todas juntas y vas robando una cada vez que te toca mover, siendo entonces la activación de las unidades aleatoria; o las tienes todas en la mano (o en la mesa, o donde sea) y vas escogiendo cada vez qué unidad quieres activar?

    La primera alternativa me recuerda a Confrontation, y no era muy ágil que digamos. He visto gente que tardaba sus 10 minutos para ordenar sus cartas de activación en un turno.

    La segunda rebajaría bastante la estrategia del juego, quitándote el control de cuándo quieres activar tus unidades.

    La tercera quitaría el sentido de las cartas de orden, pues se transformarían en meras cartas de referencia y en marcadores de «unidad activada». Aun así, esta sería mi opción favorita.

    ResponderResponder
    0
  3. @David Mateo García:

    Pues la entrada de unidades se hace progresivamente más fácil, por ejemplo añadiendo +1 a la tirada cada turno en algunos casos. Y llega un momento en el que el tipo de unidad ya entra automáticamente (turno 3 para ligera, t4 para media, y t5 para pesada). Aunque la suerte puede influir, es improbable que sea crucial.
    De hecho, hay casos en el que vas a querer que tus tropas de élite entren más tarde porque pueden directamente entrar por algún borde de la mesa más cercano a su objetivo en algunos casos, en plan emboscada/rodeando al rival… Es parte del juego que da el concepto este de refuerzos.

    El terreno ya cada cual lo pone como quiere. Ya se sabe que hay tendencia a jugar con mesas medio vacías… Pero puede llegar a influir bastante, porque aparte de la típica línea de visión para disparar y cosas del estilo, hay varias reglas de terreno difícil/peligroso/obstaculizante que te pueden quitar los bonus de carga o directamente causar bastantes bajas (parecido a los carros en warhammer, por ejemplo). La caballería lo pasa bastante mal en ese aspecto.

    @Petraites:

    Es la primera opción. Evidentemente si se tiran 10 minutos para ordenar un puñado de cartas, no va rápido 😛 Pero es como el que se tira media hora pensando como tiene que maniobrar sus unidades, uno espera que no sea el caso.
    En los primeros turnos hay poquitas tropas sobre la mesa, que sobretodo se dedicarán a mover/avanzar la línea, por lo que al principio será rápido incluso con gente lenta para las cartas.

    ResponderResponder
    1+
  4. Pues hay cosas que me recuerdan mucho a Age of Ragnarok, de Rackham, el juego de batallas que sucedió a Confrontación.
    1. La forma de hacer el ejército es muy parecida. Destacamentos dentro de un ejército en los que compras unidades básicas que van desbloqueando unidades mejores.
    2. Activación por cartas.
    3. Activación alterna.
    4. 2 acciones por activación.

    ¿Se habrá inspirado el señor Cavatore en aquel juego?

    ResponderResponder
    0
  5. Llevo un par de partidas, y la verdad es que tiene chicha el juego. Quería comentar que hay un tipo de habilidades llamadas «Draw Events» que normalmente se activan una vez robes la carta de turno.
    Un ejemplo sería el Biomancer de los Spires, que de por sí tiene base un Draw Event llamado «Biotic Renewal» que como os podéis imaginar devuelve minis muertas. Eso da más estrategia al juego, robar esa carta (y poder activar el héroe) al principio hará que no vuelvan muchas minis ya que aún no te han matado nada (o muy poco), pero si esperas mucho, a saber que tiene el enemigo que pueda poner en riesgo tu héroe. En cambio, otros personajes ya tienen su propio Draw Event o pueden equiparse con algún artefactos que les dé uno y así conseguir más bonos (como +1 atk, +1 defensa, etc..) que normalmente duran todo el turno (con lo que es interesante que estén al principio del mazo).
    Al final es el jugador el que según la lista que se haga, jugará de un modo o otro.
    @David Mateo García:
    Ahora que lo comentas, los nuevos Nords tienen unas mecánicas muy chulas, donde unidades que representa que no pueden entrar hasta el turno 2 (o 3) llegan antes, y usan sus habilidades para que los otros ejércitos lleguen mas tarde (dando la sensación de que los Nords atacan mucho antes y desprevenidamente, que cuando quieres reaccionar ya están en tu cocina).

    ResponderResponder
    0
  6. A mí me ha llamado la atención con este par de artículos, la verdad.

    Además que un colega tiene tienda y quizás lo podríamos mover por nuestra zona si nos gusta. Habrá que probarlo.

    Que se valore el trasfondo ya es algo de agradecer.

    ¿Qué tal el montaje de las miniaturas?

    Avisad si montáis grupo de Facebook o Telegram o demás.

    ResponderResponder
    0
  7. @David Mateo García:

    A mi la calidad de las minis me parece muy buena. Por lo que el montaje, pintado y demás no le veo particularmente diferente al de las típicas minis de GW, por poner una referencia.

    No utilizo Facebook, pero voy a mirar la posibilidad de montar algo en Telegram. Hay un página de Discord de Para Bellum en dónde te puedes enterar de cosillas y hablar con gente de la empresa: https://discordapp.com/invite/xwsFZqE
    Pero hacer algo versión castellana estaría bien.

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.