[Hobby] ¿Éxito o fracaso? Los datos para entender el auge de AoS y el fin de Warhammer Fantasy

Saludos de Marmollicus,

En este post os traigo una Entrada Invitada, escrita por el lector del blog Thalhar, quién a tenor del encendido debate del otro día en mi post sobre el nuevo Teclis, se ha animado a escribir una entrada sobre el tema de Warhammer vs Age of Sigmar, en la que proporciona un magnífico texto donde expone los datos económicos para comprender la sucesión de acontecimientos que darían lugar al fin de Warhammer, a un nuevo Warhammer 40k, y a la aparición de AoS. Es un texto muy interesante que expone datos desde una perspectiva pocas veces vista.

Las excavaciones siguen su curso. Descendiendo hasta un estrato en el que han aparecido numerosos restos de espadas, puntas de flecha ¡y hasta un esqueleto con una flecha atravesándole el cráneo! (sin duda estamos ante un contexto de conflicto), hemos recuperado unos fragmentos de barro, que han resultado ser más tablillas con inscripciones antiguas. Escritas por un antiguo escriba, o qué sé yo, llamado Thalhar, dicen tal que así:

«
¡Saludos!

A tenor de los comentarios que siempre suscitan las entradas de algunas novedades de Age of Sigmar, el Viejo Mundo y los recientes Elfos de Hysh, he decidido ahorrarme el comentario, porque iba a ser largo, y crear directamente una entrada.

Mi intención es dar una opinión lo más objetiva posible sobre el fin de Warhammer Fantasy y sobre el éxito o fracaso de su sucesor, Age of Sigmar, entre otras cosas. Para desarrollar este artículo, que va a ser largo de cojones, me voy a basar principalmente en mi experiencia personal y los movimientos de Bolsa de Games Workshop. Esto es así porque no pretendo profundizar demasiado en un tema que, creedme, da para uno o varios libros especializados y cuya escritura podría llevar años (y no exagero). Aunque bien lo podríamos considerar como una pequeña introducción para un futuro estudio en profundidad. Lo que aquí vais a encontrar no es ley escrita en piedra, son sólo las reflexiones de un humilde aficionado con la información que maneja.

Warhammer Fantasy

Primero hagamos un poco de historia. Volvamos atrás en el tiempo, hacia el año 2000 aproximadamente, momento en el que vió la luz la Sexta edición del juego, y momento también, por cierto, en el que vio la luz en nuestro país el archiconocido coleccionable de Altaya que, “reciclando” las miniaturas de la edición anterior, introdujo a muchos en el hobby, entre los que me incluyo.

En aquel momento Fantasy era lo más, no tenía mucho que envidiar a su hermano futurista, y aunque era un hobby caro, el tamaño estándar de los ejércitos (1500 pts si mal no recuerdo) y el de las propias unidades, hacían que fuese relativamente asequible.

En 2006 apareció la Séptima edición, que venía a ser una Sexta corregida y con cambios menores, aunque con menos contenido. Y Warhammer seguía disfrutando de bastante buena salud. Sin embargo, poco tiempo después se inició una crisis mundial por todos conocida y con el tiempo tuvo repercusiones en esta y otras aficiones. Nada que no sepamos. Podríamos decir aquí que con la situación económica imperante la llegada de la Octava edición, sólo cuatro años después, supuso un golpe de gracia para el sistema.

Pero lo cierto es que no fue del todo así.

La Octava edición

Sorprendentemente, o quizás no tanto, cuando apareció dicha edición GW tuvo un repunte en Bolsa. Esta edición estaba concebida principalmente, aunque tuviese sus cosas buenas, para vender miniaturas. Aquí vimos un cambio de paradigma con la introducción de las hordas, con el ataque simultáneo y con la cantidad de ataques. Así pues vimos aparecer enormes estrellas de la muerte de miniaturas equipadas con dos armas de mano que atacaban en tres filas, las primeras gigaturas como la Aracknarok y en general una tasa de mortalidad brutal en los campos de batalla, especialmente con una especie de Apocalipsis de Fantasy  llamado Tormenta de Magia, al que casi nadie llegó a jugar. 

La mayoría nos subimos al carro. Al fin y al cabo era lo oficial, GW seguía teniendo mesas para jugar, organizaba torneillos y había comunidad… pero se empezaron a ver los primeros casos de “deserción” con quienes seguían jugando a Sexta y Séptima. 

Sin embargo, con el tiempo, se vio que jugar a Warhammer era terriblemente caro y que al final “no compensaba”. Llegó la escalada de poder. Por aquel entonces las novedades aparecían a principios de mes y los Codex y libros de ejército cada tres meses aproximadamente, y la mayoría cumplía una regla fundamental: con su salida el ejército correspondiente pasaba a estar OP y al cabo tan sólo de un par de años los primeros ejércitos eran simple carne de cañón. Seguro que muchos de vosotros habéis conocido a alguien que cambiaba de ejército cada seis meses, para poder competir, llevando siempre miniaturas en precioso gris.

Por otro lado, tuvieron lugar los reempaquetados de miniaturas: para un juego que exigía mayor cantidad de miniaturas para poder jugarse “bien” se crearon cajas con menos miniaturas, y si antes veíamos cajas de 20 figuras a unos 30 euros, con cada renovación empezamos a ver como aparecieron cajas de 10 figuras a 20 euros y finalmente cajas de 10 a 45 eurazos.

Por otro lado el contenido generado por GW para el hobby o el juego no era de demasiada calidad y en su mayoría era más bien escaso. La White Dwarf se convirtió en un catálogo de pago con textos paupérrimos y sin apenas contenido adicional, donde en el informe de batalla aparecía el nuevo y flamante ejército de turno que por supuesto se hacía con la victoria, etc., y todo esto, como es lógico, acabó pasando factura a la base de jugadores y a las cuentas de GW.

En ambas imágenes vemos a dos poderosos ejércitos frente a frente. Épicas fotografías promocionales que reflejan el cambio de tendencia entre Quinta y Octava.

El principio del fin

En el año 2012 apareció la Sexta edición de 40k, la gallina de los huevos de oro que reportaba grandes beneficios a su propietaria. Pero por alguna razón que desconozco (no era jugador de 40k) aquella edición no cuajó y sólo dos años después, tras un significativo desplome a principios de año, tuvieron que lanzar una nueva para pulir errores y salvar los bártulos. Pero las cifras no mejoraron.

En el mercado de Fantasy, la enorme proliferación de empresas de proxys con una calidad de miniaturas que en muchos casos no tenían nada que envidiar a las oficiales o incluso las superaban (y con unos precios enormemente más asequibles) estaba pasando factura a GW. 

Envejecimiento generacional

Otro elemento a tener en cuenta y que suele pasar desapercibido es el “envejecimiento” de la base de jugadores que se estaba produciendo en Fantasy y que, personalmente, opino que se sigue produciendo en este y otros juegos. La mayoría de los que jugábamos por aquel entonces nos acercábamos o sobrepasábamos ya la treintena, y la introducción de jugadores más jóvenes no era precisamente fácil, no ya por situación económica sino también por el desfase generacional.

Warhammer Fantasy había envejecido. Era un juego lento para un mundo en el que todo debe ser inmediato. Era un juego sacrificado donde necesitabas invertir enormes cantidades de dinero por un lado, y de tiempo, por otro, para pintar tu ejército de 2000 o 3000 puntos. Y finalmente, era un juego sin hogar ya que GW se deshizo o transformó la mayor parte de los centros de hobby. Los niños y jóvenes ya no tenían donde jugar si no era en su casa, se perdió el componente social en ese aspecto. Con suerte, de un grupo de 12 amigos uno de ellos podía coleccionar miniaturas de manera modesta pero tenía muy difícil introducirse más en el hobby. Al apuntarse a un torneo, al ir a una tienda, o cualquier otra situación ese chaval se sentiría en el mejor de los casos cohibido e intimidado al enfrentarse a hombres barbados de voz profunda y cavernosa que destrozan sin piedad su ejército a los treinta minutos de partida, en el turno 2, tras casi dos horas sacando miniaturas, alineándolas en unidades y desplegándolas al milímetro.

El fin de los Tiempos

Tras la caída en Bolsa de principios de 2014, la empresa debió ver que la dirección que llevaba a manos de Tom Kirby no era especialmente halagüeña, y lo digo sólo como especulación ya que no tenemos datos oficiales al respecto. Y dicha situación no se debía sólo a las presumibles faltas de resultados de Fantasy sino también a las de 40k como ya hemos visto. O más bien, y por lo que yo me inclino, es que esa caída en Bolsa no tuvo que ver directamente con las ventas del año anterior sino por decisiones dentro de la propia empresa.

Si ya hemos visto que los beneficios reportados por la “política Kirby” no eran del todo los esperados por los accionistas, lo cual no quiere decir que no existieran o que fueran malos sino que no eran lo suficientemente buenos, es más que posible que a principios de 2014 la Junta Directiva, de Accionistas, Consejo de los Trece, o como queráis llamarlo, se reuniese para toma de decisiones y acuerdo de nuevas medidas.

Mi apuesta es que en aquellos primeros días del nuevo año se tomó la decisión de sustituir al CEO, Tom Kirby, en la dirección de la empresa, por quien por aquel entonces era Jefe de Operaciones o COO, Kevin D. Rountree. Y me diréis, “pero Thalhar, Rountree no fue CEO hasta el año siguiente”. Y así es. Sin embargo, las decisiones en una empresa no se toman de un día para otro al no ser que sean muy drásticas y en aquella primera quincena de Enero se debió acordar la sustitución de uno por otro, haciéndose efectiva el 1 de Enero del año siguiente. Desde mi punto de vista los resultados de aquellas reuniones debieron filtrarse entre los accionistas más cercanos a la empresa, lo que produciría el día 15 de Enero de 2014 el importante descenso en Bolsa que ya hemos nombrado y que se mantuvo durante unos cuatro meses.

Indudablemente el CEO seguiría siendo Kirby, al fin y al cabo es una forma de tranquilizar a los inversores, dando imagen de normalidad, dejando que la información siga su curso poco a poco de tal manera que el relevo al año siguiente sea algo más fácil de digerir. Sin embargo, gran parte de la toma de decisiones y nuevas políticas debieron pasar de manera efectiva a manos de Rountree.

Enero de 2014.

Los Wood Elves

En mayo de 2014 apareció el primer suplemento en Spanglish para Warhammer, último de la Octava edición,  que marcaría el inicio de una nueva corriente de traducción a medias en las publicaciones de Games Workshop y que en mayor o menor medida perdura hasta nuestros días. Esta decisión estuvo sin duda motivada por las nuevas medidas de recorte implantadas por la empresa desde principios de año, como el cierre de GW España, o medidas anteriores como el final de la White Dwarf en castellano. Todo ello coincidiendo con el descenso en Bolsa. ¿Casualidad? Yo no lo creo. 

Este libro era el último suplemento ideado para aquella edición, y que sin duda salió al mercado porque ya estaba terminado desde hacía tiempo, pero sin traducir o traducido a medias. Games Workshop no se esforzó en sacar un producto que, como veríamos, ya no tendría continuidad, con lo que se evitaron el registrar una obra con términos precisos que al fin y al cabo tenía los días contados.

El libro de ejército supuso un hito que anunciaba lo que estaba por venir, pero que por aquel entonces y como es obvio, no podíamos preveer. Games Workshop cerraba filas, eliminaba elementos poco productivos o deficitarios, aunque no podamos saber cuáles, y se preparaba para transformarse como nunca lo había hecho. Y muy poco después de la salida del libro de ejército, concretamente el 29 de Mayo de 2014, Namarie, en esta contundente entrada, revolucionaba el mundillo con lo que se conocería como Spanish Rumours.

Medidas de Contención

Ante el panorama que se presentaba a finales de 2013 las primeras semanas de 2014 debieron ser frenéticas en la sede de Nottingham. Hubieron de tener lugar continuas reuniones sobre el futuro de la empresa, sobre cómo abordar la reestructuración y sobre todo, y lo que a nosotros más nos concierne, qué hacer con las distintas licencias propiedad de la empresa. 

En dichas reuniones sin duda hicieron estudios de mercado, analizaron datos, calibraron sus políticas, sus puntos fuertes y débiles etc., hasta que finalmente decidieron reiniciar una de sus licencias más icónicas: El Warhammer de toda la vida.

La decisión no debió ser fácil y mi opinión es que, de una manera u otra, se la jugaron. Sin duda analizaron las diferencias entre sus dos juegos principales, el por qué uno tenía más éxito que el otro y finalmente decidieron trasladar lo que funcionaba de Warhammer 40.000 a Fantasy. No podemos afirmar que Fantasy fuese un producto deficitario que lastrase a la empresa y que esta sólo se mantuviese a flote gracias a su homólogo futurista, pero creo que todos coincidiremos en que poseía ciertos factores que la hacían menos atractiva como la falta de conceptos exclusivos de la empresa, el envejecimiento de jugadores, la proliferación de competencia barata, etc. 

¿Qué hacer? ¿Jugárnosla con nuestro exclusivo universo de 40k, en el que apenas existe competencia, con algo grande? ¿Nos libramos de licencias como ESDLA a expensas de que otra empresa las adquiera? ¿O por el contrario nos la jugamos  con el eslabón más débil? La solución parece lógica. 

Y en esas reuniones se planificó, sin duda, la muerte de Fantasy. Y de su muerte se engendró Age of Sigmar. Pero matar a Fantasy suponía un reto, debía hacerse de la mejor manera posible, pero además conllevaba el posible fracaso de su heredero. Si las cosas se ponían feas debía existir un plan de contención, algún tipo de colchón en caso de sacar una pifia, ya que, para lo que se avecinaba en el futuro, GW confiaba en su base de clientes más fieles.

La decisión lógica en este aspecto fue ordeñar a la vaca que daba mejor leche en forma de la nueva edición de Warhammer 40.000 para Julio de ese año. Solucionando por un lado los problemas que acarreaba de la edición anterior e incrementando los beneficios que siempre aportan las nuevas ediciones, para de esta manera afianzar los cimientos económicos de la empresa ante lo que se avecinaba.

La muerte del Coloso

A mediados de 2014 nadie creía en los rumores de un blog español que profetizaba el fin del Warhammer tal y como lo conocíamos, pero, poco a poco, se fueron filtrando datos de futuros suplementos que narrarían ese fin, y, en general, la gente pensaba que El Fin de los Tiempos tendría un alcance mayor a la Tormenta del Caos pero poco más. 

A lo largo de cinco tomos, que se tradujeron a nuestro idioma de manera resumida, el Viejo Mundo terminó de manera inverosímil y apresurada para muchos. Si bien El Fin de los Tiempos fue recibido en un primer momento con entusiasmo por la mayoría, a medida que se hacía evidente el fin de aquel Warhammer, los ánimos se desinflaron dando paso a la decepción, nuevas caídas en Bolsa, y finalmente, en Marzo de 2015, el Caos se impuso y Archaon hizo añicos el Viejo Mundo.

El Ave Fénix

Si El Fin de los Tiempos había supuesto una muerte apresurada para Fantasy, el nacimiento de Age of Sigmar lo fue, si cabe, aún más.

Dispuestos a no cometer los mismos “errores” que con su antecesor, Games Workshop decidió irse al extremo contrario y ofrecer a sus clientes un nuevo producto sin terminar. A principios de 2015 el diseño de las nuevas miniaturas estaba prácticamente terminado y lo mismo debía suceder con el trasfondo principal. Aun así, mantener a un equipo de desarrollo trabajando intensivamente en dos proyectos a la vez, con un final y un principio, pasó factura… y el producto final ofrecido por Games Workshop no pasaba de Alpha abierta.

El nuevo diseño de las miniaturas fue muy polémico, como todos sabéis. Games Workshop tan solo trasladó un producto que funcionaba de su universo futurista a un universo de fantasía: Los Marines Espaciales. Evidentemente con matices distintos, unos portando armaduras futuristas, mientras que otros portan armaduras “medievales”, pero sobre una base muy parecida: Un semidios/dios que crea unos tipos sin sentimientos que son la apoteosis del guerrero.

Estos nuevos diseños y las nuevas reglas eran toda una declaración de intenciones desde Nottingham. El público objetivo era mucho más juvenil, porque admitámoslo, la mayoría de los que estamos en esto de las miniaturas empezamos fijándonos de niños en aquellos muñecos de orcos, caballeros y dragones que se podían pintar y jugar con ellos recreando batallitas con dados y reglas. Además, el número de miniaturas para jugar partidas “normales” era mucho menor y el sistema mucho más ágil.

Y sin embargo, un año después, este nuevo Warhammer no había acabado de despegar y pese a la aparición de la primera de las nuevas facciones, los Fyreslayers, a principios de año, y una actualización de las reglas para Age of Sigmar, Games Workshop presentaba en Bolsa mínimos históricos durante la estación estival.

Tiempo de cambios

Ante esta situación es muy tentador pensar que, de manera desesperada, Games Workshop podría haber resucitado al viejo Warhammer en un intento de recuperar a los viejos jugadores. Por aquel entonces la comunidad estaba muy dividida entre las distintas alternativas que surgieron, la mayoría desarrolladas por entusiastas, fans y aficionados. Pero Games Workshop no pensaba dar marcha atrás, había confiado en su nuevo producto y sin duda no esperaba obtener resultados inmediatos de la noche a la mañana, los cambios requerían tiempo.

Games Workshop era consciente de que sus altísimos precios eran una pequeña lacra para introducirse en el hobby. Al fin y al cabo sus productos más populares son aquellos que por cantidad/precio resultan más baratos, como son las cajas de iniciación (y si incluyen Marines, mejor). Y fue entonces que decidieron renovar el concepto de las cajas de batallón de toda la vida con las nuevas Start Collecting que incluían una jugosa cantidad de miniaturas con una importantísima rebaja del precio con respecto a su compra por separado. De alguna u otra forma esto suponía una rebaja del precio un tanto encubierta, y fue aquí donde empezó el auténtico despegue de Age of Sigmar.

Ahora sí, introducirse en el hobby volvía a ser asequible y desde finales de 2016 comienza la tendencia a la alza de la empresa en el mercado de valores. 

Aunque no es Age of Sigmar todo lo que reluce. Desde que Rountree se puso a los mandos de la empresa, se comenzaron a tomar toda una serie de medidas de apertura y acercamiento a los clientes: Se abrieron canales de contacto mediante las RRSS, se creó o reinventó el viejo White Dwarf Daily en el nuevo Warhammer Community, regresaron las bromas y el “buen rollo” desde la propia empresa, se empezó a crear contenido nuevo, se reformó la White Dwarf (e incluso volvió a traducirse a nuestro idioma, aunque por breve tiempo), se crearon “juegos sonda” para tantear el terreno y ofrecer algo parecido a packs de ahorro, campañas oficiales y así un largo etcétera.

Es en todo ese ambiente donde Age of Sigmar comienza a madurar, donde comienza a verse que un reglamento más sencillo aumenta y rejuvenece la base de jugadores, y donde al fin y al cabo facilita la introducción. Pero el éxito de Age of Sigmar es sólo parcial y no puede explicarse por sí solo, sin tener en cuenta todos los factores que hay a su alrededor. Siempre me pregunto qué habría pasado si esas medidas se hubiesen implementado en el Viejo Mundo, si se hubiese creado más contenido y de mejor calidad, con apoyo oficial, campañas y un largo etcétera.

Pero ¿Era necesaria la muerte de Fantasy?

La respuesta rápida es sí. Para que Age of Sigmar pudiera crecer necesitaba recursos y espacio. Si Games Workshop no hubiese arriesgado, y hubiese mantenido Fantasy y su heredero conviviendo, se habrían ahogado mutuamente. Age of Sigmar habría quedado relegado a un juego de especialista, o viceversa, y finalmente no se habría contentado a nadie. Age of Sigmar sería un Blood Bowl más, o Necromunda, o quizás hubiese tenido el éxito de Kill Team… no podemos saberlo. En un trono no pueden sentarse dos reyes (salvo que sean espartanos).

El gran éxito de Games Workshop

Lo queramos ver o no, Age of Sigmar fue un juego sonda. Y tuvo éxito. Así pues, dos años después de la primera edición del juego la empresa decidió lanzar una nueva edición de Warhammer 40.000, muy influenciada por su homólogo de fantasía, y que muchos han llegado a catalogar como la mejor y más dinámica edición de Warhammer 40.000 hasta la fecha, con avances de trasfondo y, oh sí, nuevos Marines Espaciales más machotes.

Y así, desde Julio de 2017 Games Workshop se ha embarcado en una curva ascendente que parece no tener fin. Age of Sigmar se ha asentado y madurado con una nueva edición en 2018 y además se ha expandido con algunos “spin-offs” dentro de su universo como Shadespire o Warcry. La propia Games Workshop crece cada día, expandiéndose, creando nuevos departamentos e incluso… resucitando el Viejo Mundo.

No estaba muerto

La nostalgia vende. Y mucho. Lo vemos cada día en series de televisión, películas, revistas, ropa… La nostalgia está en todas partes, y Games Workshop lo sabe. Y Games Workshop escucha, y si no mirad a las Hermanas de Batalla nuevas y cómo se han vendido. La nostalgia y su potencial económico es el motivo, y no otro, del regreso de El Viejo Mundo. Ese y no otro es el motivo por el que anuncian algo que no veremos hasta dentro de tres o cuatro años… para tantear, para observar, para estudiar, para enfocarlo de tal manera que les tiremos el dinero a la cara cuando vuelva. Para crear expectación y ansiedad.

Pero, ¿por qué ahora? Pues por lo que hemos comentado más arriba. Porque Age of Sigmar ya es lo suficientemente maduro y porque Games Workshop tiene recursos para permitírselo. 

Los Elfos de Teclis

Y todo este rollo para dar mi opinión sobre unos elfos que veremos en unos días y sobre el aspecto que tendrán (posiblemente cuando esto se publique hayamos salido de dudas). Pero que resumiré con una palabra: Nostalgia

Los elfos de Teclis van a ser nuevos elfos pero con reminiscencias clásicas, de tal forma que podamos utilizarlos sin problemas en las partidas del Warhammer clásico. Porque Games Workshop sabe que se sigue jugando y sabe que muchas de las compras de Start Collecting y miniaturas antiguas van a engrosar ejércitos de Sexta, Séptima, Octava, Novena Era, Kings of War, etc., y sabe también que muchas empresas sobreviven  y crecen de los restos de Warhammer

Conclusión y opinión final

Pues bien, a tenor de todo lo anteriormente citado y otras muchas cosas que he debido dejar en el tintero (y aun así el texto es abrumador), me dispongo a concluir.

Desde mi punto de vista Age of Sigmar no es el éxito que muchos creen ni el fracaso que muchos desean. Es el sucesor de un sistema más arcaico pero del que ha heredado una pequeña lacra: sigue estando a la sombra de su hermano futurista Warhammer 40.000. Personalmente, y como jugador, no me gustan ninguno de los dos. El primero no he llegado a probarlo porque su ambientación no me atrae, y el segundo, que sí he probado, y que se supone bebe directamente del primero, me parece un juego bastante malo y con demasiados agujeros.

Pese a ello he de decir que las primeras partidas las disfruté muchísimo y me divertí, pero en cuanto profundicé un poco más se me hizo demasiado absurdo para lo que yo busco en un juego. Pero bueno, esto es tan solo una opinión completamente subjetiva y gracias a Dios no todos tenemos los mismos gustos en esta vida.

Por otro lado, y ciñéndonos al tema que nos atañe, diré que en las tiendas y centros frikis en los que me muevo siempre hay gente jugando principalmente a dos sistemas: 40.000 e Infinity. Las partidas y torneos de Age of Sigmar son más bien escasas, pero lo mismo pasa con Fantasy en sus distintas ediciones. Es más, de un tiempo a esta parte es más común ver partidas a El Señor de los Anillos que a las dos anteriores.

Con todo ello, lo que quiero decir es que, casi cinco años después de la muerte de uno y el nacimiento de otro, deberíamos ser un poco más críticos con nosotros mismos y con nuestro alrededor. Que al fin y al cabo esto es un hobby y que no tiene sentido volver a lo mismo una y otra vez cada vez que salen novedades. ¡Disfrutad, coño, de una época como nunca antes hemos vivido donde las novedades son semanales, donde el hype es algo casi continuo, donde cada visita a una tienda amenaza con desatar el consumidor compulsivo que llevas dentro! 

¡Salud y Hobby!
«

Se me ha hecho de noche, y no consigo leer las siguientes páginas. Parece que el texto acaba ¿o no? Ya lo sabremos otro día.

Muchas gracias a Thalhar por colaborar en ¡Cargad! y por el magnífico texto.¡Gracias! Y ahora… ¡a comentar!

Un saludo de Marmollicus.

Acerca de Marmollicus

"Coge unas minis, píntalas, y no cambies la lista jamás" (Nigel Stillman).

96 respuestas a “[Hobby] ¿Éxito o fracaso? Los datos para entender el auge de AoS y el fin de Warhammer Fantasy”

  1. Muy interesante, muchas gracias. Con datos (al menos todos los que se pueden tener, como ya se ha dicho no hay desglose por juegos ni nada, así que la bolsa habla) y muy bien expuesto.

    Me quedo con dos cosas, una que el cambio de sistema no fue el exito que esperaban (ahí está ese mínimo histórico que citas en la bolsa) y que cuándo se acompañó de un cambio de actuación (los start collecting, las redes, todo lo que has comentado) fue cuando despegó (el sistema y la bolsa). ¿Habría pasado lo mismo con Fantasy?

    Y dos, releyendo los post que enlazas de Namarie, me deja maravillaso como dio en el clavo con todo O_O ¿Dónde estarán ahora todos los trolls que tanto se metieron con él?

    ResponderResponder
    0
  2. Impresionante artículo y le doy un aprobado a todo lo que has dicho.

    Yo la verdad me estaba quejando de la política que estaba llevando GW desde hace tiempo tal y como dice que en cada edición hacían ejércitos infumables que el anterior obligando a vender más y lo que es peor, las minis más caras y en mayor número.

    Por ese motivo aparte de la crisis no venía sangre nueva. Yo cuando empezaba era a 1500 puntos raspados y con el tiempo me iba comprando nuevas minis e incluso se podía jugar a 1000 puntos.
    Pero cuando se obligaba a jugar a 2000 puntos cuando no a 2500 o hasta 3000 y a los precios que estaban ya ningún chaval quería entrar y más aun cuando los que ya estaban eran viejos veteranos que quieras o no un joven se espanta como me pasó a mí de niño cuando entré a jugar al fútbol me intimidaba que casi todos eran gente mayor y ruda.

    Obligaba siempre a la misma regla, a 2000 puntos y de la manera como se juega Fantasy pero no ponía alternativas de otras reglas de juego de menos numero de miniaturas o al estilo hostigador como en 40k o en ESDLA.
    Y otra es el estancamiento del trasfondo, muchos se quejaban que pusieran avances de que pasaba pero o era lo mismo, o sueño de resines o patadas al trasfondo y eso termina cansando a la gente, es como si el autor de Hielo y Fuego se quedara estancado en los cinco reyes y en cada libro en vez de avanzar era o lo mismo, o ponía como si no hubiera existido los cinco reyes o salta con una historia que nada tiene que ver con la trama apareciendo Daenerys y Cersei haciendo tijeritas., eso confundo y cabrea y cansa al seguidor.

    Pero en lo personalmente dejé de comparar nada como modo de protesta cuando apareció el spanglish, pero eso de no traducir los nombres de razas por «ahorrar» es la excusa más ridícula que he oído, ¿es que cobran 50 euros por cada vez que traduce orcs por orco? No, es una excusa absurda que está afectando a los libros de la Herejía de Horus también que en los libros de novelas ya contaminan el español con el spanglish y eso ya no es por ahorrar porque sé que en Francia y en Alemania está bien traducidos.
    Se entiende que Warhammer (Martillo de Guerra) o The Horus Hereshy (La Herejía de Horus) esté en ingles como marca y demás, ¿pero anglosajonar nombres de lugares , razas y legiones? Por dios, y eso no es la excusa del «nombre propio» porque el nombre propio es el nombre propio que como mucho se traducirá el alias como Jhon «Nieves» y poco más y otra que ahora hay que poner England en ver de Inglaterra cuando se escribe en español porque «es el nombre propio» o cualquier gilipollez. Eso por desgracia es por política de contaminar en España de intentar marginarlo en lo mayor posible por el favor de otras y ya sería desviarme del tema pero sabéis de que hablo y si no lo diré en otro apartado.
    Es en ese momento que boicoteé el pasatiempo. Ya con el Fin de los Tiempos y el AoS me remató.

    Pero tienes razón, si mantuviera a los dos haría que ambos se estancaran pero eso hizo que muchos aficionados se sintieran traicionados y que o pasan del pasatiempo o se van a otros juegos de Warhammer de fanes o KoW o Bolt Action etc…

    Cuando salían las novedades del 40k que dices que fue un éxito intenté volver al Warhammer por la vía futurista, pero tras ver el aberrante spanglish me hizo retroceder. ¿Que ellos lo ponen en spanglish por ahorras unos céntimos porque ya me dirás que trabajo cuesta poner «Marines Espaciales»? Pues yo me ahorro más de 500 euros en comprar libritos caros con erratas y minis, y así miles de personas.

    Para que te hagas una idea, colecciones los libros de ejercito, tengo todos los de Fantasy de Sexta, de Séptima salvo es de los skavens, y algunos de octava, pero jamás me compraré el de los «wold elves»

    Solo espero que cuando saquen el «Viejo Mundo» no esté en spanglish porque de ser así lo seguiré boicoteando y que el trasfondo no se les de muchas patadas y sobre todo, que avance como pasa en Juego de Tronos, el mundo de Warcraft, y sagas de por el estilo. Espero entenderme porque no es solo jugar, sino vivir en ese mundo.

    Perdonar por el tocho y espero haber aportado para quien halla tenido paciencia a quienes han leído hasta el final.

    ResponderResponder
    0
  3. A mi lo de los nombres en ingles me molesta MUCHISIMO, para empezar por que a mi, que tengo algun problema del habla (hablo demasiado rapido y me travo o no pronuncio bien) muchas veces son nombres que no soy capaz de pronunciar, pero es que tampoco soy capaz de recordarlos y acabo usando los nombres originales en español o nombres que me invento yo sin mas, lo cual es especialmente molesto en tropas cuyos nombres las estan describiendo y hace muy facil que te quedes que «este nombre hace referencia y decribe a esa miniatura» si estan en español, pero ahora, en lugar de «jinetes de garrapato» son boingnoseque, un autentico coñazo especialmente cuando varias tropas comparten ciertos nombres y tienes que recordar de memoria cual es cual, con los garrapatos es un coñazo, espero que acaben cambiandolo y volviendo a las traducciones personalizadas a nuestro idioma algun dia, por que no solo facilita las cosas, es que hace que los ejercitos sean «mas cercanos» a nosotros al entender los nombres.

    ResponderResponder
    1+
  4. Muy buen artículo, algunas precisiones:
    – Séptima de 40k fue masomenos lo mismo que Octava de Warhammer, un Powercreep tremendo, que con cada nuevo Codex, mandaba al olvido todo lo anterior.
    – No te olvides del problema con Chapterhouse, que significó el rebranding de graaaan parte del catálogo de GW, con la pérdida monetaria y de tiempo que significó.
    – Ni creo que AoS estuviera pensado para un público más juvenil, sino para un público más casual, con el auge de los juegos de mesa, hay más público que querían un juego de minis sin tener que gastar millones o tener que pintar miles de minis.

    Por cierto, ya salieron los nuevos «Altos Elfos y Teclis»

    https://www.warhammer-community.com/2020/01/24/from-aelves-to-zoats-previews-from-lvogw-homepage-post-1fw-homepage-post-1/

    ResponderResponder
    0
  5. @Alejandro I. Zeña:
    Muy importante el punto de Chapterhouse.

    A día de hoy mucha gente ya se ha olvidado del asunto, y diría que en el mundillo hispanohablante pasó casi desapercibido, pero la debacle del pleito contra Chapterhouse marcó un antes y un después. Primero, porque echó por tierra las intenciones de GW de ir a por todas y cada una de las empresas de bits. Segundo, porque se dieron cuenta que todos los conceptos genéricos de los que se habían ido «apropiando» con los años no eran registrables. Ahí se acabaron las unidades sin miniatura en los libros de ejército, y se firmó la muerte de cosas como Bretonia.

    Me parecen chulérrimos los nuevos elfos, a nivel de diseño quizá de lo mejorcito que haya propuesto GW en muchos años. Sobre todo la infantería y la caballería. Eltharion (o más bien su panoplia) tampoco está nada mal. Teclis no me gusta, miniatura de estantería o exhibición, no para una mesa de juego.

    ResponderResponder
    0
  6. Un artículo extraordinario, ¡enhorabuena!

    Respecto a la cuestión de los reempaquetados de octava y el aumento brutal de precio querría aportar una reflexión: GW a principios de los 2000 era esencialmente un monopolio en el sector, había otras empresas pero difícilmente le hacían sombra. Cuando GW comenzó a subir los precios dio espacio a otras marcas a crecer ocupando un segmento de menor calidad a menor precio. La duda que siempre he tenido es si esto es algo que GW pudiera hacer deliberadamente, porque cuando eres un monopolio tienes que satisfacer a toda la demanda, la de clientes que tienen mayor disposición a pagar y no le preocupan los precios elevados pero también la de quienes no están dispuestos a gastarse tanto. Al subir tanto los precios renuncias a ser un monopolio a cambio de quedarte con la parte de la demanda que está dispuesta a pagar más, e igual te sale más rentable abastecer solo a esa parte de los clientes que no a todos. Sin acceso detallado a las cuentas es imposible saberlo, pero tengo esa sospecha desde hace tiempo.

    Por otra parte, lo único que echo en falta en el artículo sería haber mencionado el Warhammer Total War. Para mí es incomprensible que GW hiciera coincidir la muerte del Viejo Mundo con la salida de una licencia tan potente ambientada en ese Viejo Mundo que se acababa de cargar.

    ResponderResponder
    1+
  7. @Soter:
    «Cuando GW comenzó a subir los precios dio espacio a otras marcas a crecer ocupando un segmento de menor calidad a menor precio.»
    GW siempre ha sido caro.
    El problema de GW en los dosmiles se llamaba Rackham, miniaturas caras de metal pero que se pasaban por la piedra salvajemente a casi todo lo que GW tenía en catálogo.
    Rackham llegó a comer mucho terreno a GW, sobre todo en Francia (en parte por ofrecer un producto de calidad, en parte por chauvinismo que ya conocemos a los franceses). Luego entró «sangre nueva» en su consejo de administración y se auto-inmolaron con una serie de decisiones catastróficas.
    Un grandísimo error de GW fue creerse que con su marca ya les bastaba para vender. Eso te puede servir con un nicho de compradores fanáticos (que los tienen, vaya si los tienen) pero en el gran mercado no puedes pretender tirar de conceptos genéricos (Imperio renacentista, Bretonia feudal) con precios inflados, sobre todo cuando la competencia se pone al día. Comparas el precio de la infantería del Imperio de GW con los históricos de Perrys, Warlord y compañía y te da la risa.
    Warhammer Fantasy no «se murió» de forma espontánea, GW lo fue matando lentamente cagada tras cagada año tras año.

    ResponderResponder
    1+
  8. Buemo vamos avanzando ya vamos reconociendo , a regañadientes eso sí , que Age of Sigmar no es un fracaso y ha venido para quedarse.
    No falta la buena dosis de autoconvencimiento , es más barato (no es así los monstruos son más caros , ciertas unidades que antes eran especiales o singulares ahora son básicas ) no tenía un competidor de Fantasy (Novena era que antes era máximo responsable de las , ahora pasa a no existir xD) y que en mi tienda no se juega apenas (el volumen de negocio de GW es global no sólo España) y ahora tira de nostalgia (lo lleva haciendo desde el principio y eso no ha impedido que salgan nuevas facciones)
    Y el bombazo de AoS fue el General Handbook 2016 , que salió ese mismo verano.

    ResponderResponder
    0
  9. Volvemos a lo mismo de siempre. Artículos sobre AoS de gente que no lo toca ni con un palo. El hecho de que éste año, el número de torneos y gente, a nivel mundial, no haga mas que crecer no importa (en España hemos tenido el ATodasPartes que han faltado plazas en la mayoría de sedes), es más importante hablar de lo que ocurre en mi tienda de barrio.

    Lo que hizo que AoS creciera, fue el que tuviera modo equilibrado y se pudiera jugar en igualdad de condiciones.

    Respecto a Fantasy, sexta, que es la edición más querida, hay que mirarla fríamente, porque fue la más grande y la que también hizo que fuera la última de mucha gente. Para mí, fue la que mató Fantasy, porque creó unos patrones y precedentes que provocaron que poco a poco fuera alejándose de lo que hacía grande al juego.

    Respecto al Spanglish, volvemos a tirar fuera de tiesto, el cambio se hizo para poder registrar marcas. Punto. No puedes registrar una marca, y traducirla a múltiples idiomas, porque entonces se considera lenguaje común.

    Respecto a Old World, habrá que esperar…

    ResponderResponder
    1+
  10. @Abrara:

    Es más bien engañarse y no aceptar la realidad , se obvian datos o información que no nos cuadra del éxito de AoS , se obvia la media de edad de los jugadores , se obvia que hace 3 meses salía una facción nueva , se obvia a Novena Era y fabricantes que la dan soporte , Old World va a traer a GW al redil , etc.

    Para echar el tiempo en el transporte público está bien estas discusiones .

    ResponderResponder
    0
  11. Es que es eso, Fantasy no era un juego de bloques y ya. Era un juego de bloques con Fantasy, grandes heroes y grandes historias… y en Sexta, para vender más, lo importante fueron las unidades, los heroes quedaron relegados a que se vendieran más unidades, y para mí, fue lo que poco a poco perdiera el alma y no atrajera a público nuevo. (Sin referentes, solo minis genéricas, ¿qué sentido tenía gastarse ese pastizal en minis repetidas infinidad de veces?)

    ResponderResponder
    0
  12. @Abrara:

    Sobre el spanglish tienes toda la razon fue para registrar marcas.

    En el universo de 40k lo tenían mas facil porque todas las razas eran inventadas (notese la k en «ork») y aún así algunas de ellas les han ido ajustando pasando de eldars a aldheari, que si es el nombre de la raza ancestral y todo eso, pero que hasta hace poco nadie lo usaba.

    Para el fantasy, lo tenian mas chungo porque todo era como has dicho «lenguaje comun». Así que dejaron de llamarse enanos para llamarse «firenoseke» o orcos para llamarse orruk. Y con esas palabrejas y el no traducirlas nos llevó al spanglish de ahora. Ojo que a un anglosajon que sus orcos de toda la vida se llamen ahora orruks tampoco le hace mucha gracia.

    Sobre el articulo, muy bueno , aunque como bien dice, la muerte de Fantasy tuvo mucho mas motivos, y aquí meto mi cuña, incluso lo de registrar los nombres debido al crecimiento del numero de marcas de proxies que no se cortaban en poner el mismo nombre al producto, ya fueran asiaticas o mas cercanas.

    ResponderResponder
    0
  13. Creo que cada vez somos más los que estamos en la fase de aceptación del duelo. En mi caso personal, doblemente, porque me esperaba un ultimo libro de Bretonia antes de que se chapara Fantasy. Hay que verlo por la parte positiva, AoS, con sus reglas, políticas de precio y política comunicativa mucho más inclusiva hace que haya más sangre nueva en el hobby. La duda melancólica es si hubiesen podido hacer lo mismo, pero sin matar el Viejo Mundo. Me hubiese molado un Fantasy en un mundo donde el Caos hubiese vencido, rollo Midnight de D&D.

    ResponderResponder
    0
  14. @wololo: Yo pienso que AoS no fue ni un fracaso y ni un éxito pero si están dando guiños a Fantasy da a entender que muy exitoso no ha sido AoS. Recuerda que ellos son los que llevan las cuentas y igual lo habrán maquillado como por ejemplo que se comprar cosas de AoS pero para jugar más a las versiones de Fantasy made o que quite parte de 40k para ponerlo en AoS y así aparentar y demás cosas.

    Pero sea lo que sea tampoco apoyo que desaparezca AoS porque ya tiene su publico, sino que ahora como dijo el del artículo se puede permitir revivirlo y de hacerlo muchos que abandonaron el pasatiempo volverán y algunos de los que ya juegan a AoS aunque creo que la mayoría que ya juegan se quedarán ahí.

    ResponderResponder
    0
  15. Artículo flojo, que mezcla datos, recuerdos, datos reales a medias, cherrypicking y sobre todo, muchas opiniones. Además se nota que está hecho por un aficionado al Fantasy español, por lo que se centra demasiado en nuestro país y en Fantasy, reconociendo que no sabe nada más que ese juego «Pero por alguna razón que desconozco (no era jugador de 40k) aquella edición no cuajó» lo cual lleva a no entender lo que pasaba en la empresa.

    Se comienza dando bombo a los fascículos de Altaya del 2000. Si bien hay que reconocer el inmenso mérito que tuvieron, nos olvidamos de que España representa un porcentaje muy pequeño de los beneficios de GW, y que en el libro negro de GW (del 96) decían que en España habían «encontrado El Dorado» (jajaja, humor inglés) por lo que antes de esos fascículos en España se vendía mucho. Y no olvidemos de que los mayores crecimientos de ventas y jugadores vienen dados por el efecto Señor de los Anillos, ya sea por comprar minis de ese juego o porque en esa época la fantasía estaba muy de moda.

    Y hablando del Señor de los Anillos, en este tipo de análisis, se suele olvidar de este juego y el efecto que tuvo en GW, que estuvo a punto de mandar al carajo a la empresa. Tras licenciar el juego (que se hizo, por cierto, en un momento en el cual Tom Kirby dejó de ser CEO y GW se estancó, a finales de los 90) GW comenzó a dar ventas récord. Esto hizo que aumentase su estructura empresarial, y sus gastos, además de que sus inversores estaban muy contentos. Obviamente cuando se pasó la moda, los gastos fijos, procedentes de este enorme crecimiento, seguían ahí, y los inversores seguían pidiendo un aumento en los beneficios (una empresa no tiene que tener perdidas para ir mal, recordemos, obtener menos que el año pasado ya es malo). La crisis económica como indicas no le debió venir bien, pero el problema venía de antes.

    Por otro lado, parece que todo lo malo vino con 8ª edición, que en tu análisis es la bicha. En comentarios ya se te ha indicado que 7ª no fue mucho mejor: a pesar de tener un reglamento fantástico fue la edición de los demonios, condes vampiros y elfos oscuros (en este orden) absurdos. Nada más ver el ejercito del rival podías saber, antes de desplegar, si ibas a ganar o perder. Encima 40k, en 5ª edición, al menos la primera mitad, fue uno de los mejores momentos del juego, que hizo que muchos jugadores pasasen ahí, y la desaparición de juegos de especialista permitió el crecimiento de muchos juegos de otras empresas, siendo Infinity y Warmachine probablemente los más destacados, convirtiéndose en lugares donde los jugadores cabreados de Fantasy podían ir. Por cierto, las “maxituras” no aparecen en 8ª, el mumakil es del 2006, que inauguró esta etapa (dicho por GW en su momento), y a lo largo de 7ª podemos ver como las minis van creciendo, siendo el mejor ejemplo los hombres lagarto de 7ª, que llegaban a tener 3 de los nuevos estegadones, que dejaban pequeños a los antiguos.
    La foto que pones para demostrar los horrores de 8ª es, como mínimo, engañosa. El ejercito de EO es de antes de la renovación de 8ª, y el de AE CREO que también, por lo que puede que sea una foto de 7ª. De todos modos, en 6ª teníamos imágenes similares, con ejércitos masivos peleándose en decorados imposibles de jugar pero muy impactantes para una foto, y algo me dice que si busco entre libros de 5ª (no jugaba por aquel entonces) podría encontrar ejemplos similares.

    En cuanto al envejecimiento, estoy de acuerdo, aunque creo que habría que mirar más allá. Se nota que tienes un sesgo (como todos) econ la percepción de la edad media, basado en lo que has visto en las tiendas y torneos a los que vas. La mayoría de jugadores son “invisibles” y juegan en sus casas, no van a torneos y compran de manera ocasional. Además de una tienda a otra varía mucho el perfil: vivo en Madrid, y no es lo mismo ir a goblintrader que a una tienda de GW, la edad media de los que están jugando o pintando entre la una con la otra puede variar unos 15-20 años.
    Insisto, creo que los wargames en general tienen un problema generacional, del cual GW es muy consciente, pero no podemos decir como de grave es porque nuestros datos están muy sesgados.

    En cuanto al spanglish, que parece que para ti es muy importante, se debió muy probablemente al litigio con chapterhouse (como se ha dicho anteriormente), así como otras denuncias del momento, que salieron rana a GW.

    Por otro lado, me hace gracia que seas tan consciente de los tiempos dentro de una empresa, con la sustitución de Kirby, pero no con la creación de un producto como AoS. GW trabaja con ciclos de unos 2 años, y decisiones tan enormes se hacen con más tiempo. Hay indicios del fin de los tiempo en muchos libros de 8ª (creo que el más temprano es el de Condes Vampiro) lo cual nos dice que la decisión se tomó con mucho tiempo. El suplemento perdido de FW de la batalla entre imperio y orcos y goblins se canceló antes de 2014. Y la prueba más obvia: en el episodio número 1 de StormCast en la entrevista con Jervis Johnson, dice que empezó el reglamento de AoS en 2011.
    8ª no mató a Fantasy, la decisión fue tomada por los resultados de 7ª.
    Por cierto, en el momento de la muerte de Fantasy hubo varios posts en Reddit de supuestos trabajadores y extrabajadores de GW diciendo que en ese momento Fantasy daba menos dinero que la parte de pinturas, pinceles y material de modelismo. No podemos saber si es verdad o no, y de hecho me parece una pasada de ser así.

    Del lanzamiento de AoS lo único bueno que hizo GW fue poner las cosas gratis, por lo demás fue catastrófico. Reglas flojas y “de bromis” como lo de dar gritos y llevar bigote, sin puntos, luego fraccionamiento de los ejercitos de Fantasy en unos más pequeños e injugables, trasfondo inicialmente de puta pena… La caja inicial fue durante varias semanas lo más vendido en Amazon (sección juegos de mesa) lo cual indica que, al menos hubo interés en esa caja, pero no parecía que el interés fuese a más. GW era lenta y no daba soluciones a los problemas de su juego.

    En cuanto a los start collecting, tenemos una entrada de Cargad del 2 de enero de 2016 anunciando las nuevas cajas. La imagen que has puesto en bolsa es POSTERIOR a esta fecha, donde la empresa sigue bajando. Las fechas que das son incorrectas, y con ello toda tu interpretación. Lo que si ocurrió durante 2016 fue el lanzamiento del libro de Sylvaneth, en el cual se notaba una mayor profundidad táctica, y sobre todo el General’s handbook, que dotó al juego de puntos y escenarios para partidas normales. Ese fue el verdadero momento de despegue de AoS, siendo finalmente la 2ª edición cuando, podríamos decir, el juego salió de la beta.

    La verdad es que no quiero enrollarme mucho más. Si queréis un análisis un poco más serio tenéis por ejemplo el de esta página https://trampasalpoker.es/analisis-de-games-workshop/ que está en español, y en inglés hay bastantes más por la web, poniendo el foco en una u otra cosa.

    ResponderResponder
    2+
  16. @Abrara: Eso de que saturaba plazas de AoS lo dudo, veo los torneos de AoS en comparación de Fantasy y ni de broma ocupa los números, otra que es solo pongan 10 plazas aunque quieran jugar 11 y así dar una sensación de saturación de aficionados cuando cuando en el mismo sitio que jugaba antaño a Fantasy o a 40k lo ponen a 20 plazas (y porque en ese sitio no caben más). Es como el restaurante que tienes que llamar para tener una mesa libre porque los dueños dicen que muchas veces la gente viene al restaurante pero no tienen plazas pero a los pocos meses el restaurante cierra por falta de clientela, vamos, maquillaje.

    Otra es lo que es una marca registrada, falso, porque marca es Warhammer Fantasy (Fantasía de Martillo de Guerra), Warhammer 40k (Martillo de Guerra 40.000), y las marcas de títulos, pero decir que ponen los nombres de los orcos y muchas cosas como si ellos fueran exclusivos es de lo absurdo y otra es que en los libros de ejercito en Francia y Alemania no existe eso y confirmado por gente que viven allí. Eso es un bulo como una casa. Y de serlo, pues que que ellos se lo coman que no se lo quitaré y ni me molestaré en comprarlo y menos aun seguir su juego. ¿Me obligas a comprar un libro son mezclas de inglés y español carisimo y con erratas y te tengo que dar encima las gracias? No es registrado y punto, que lo tienen que traducir al español y punto, que es la verdad.

    ResponderResponder
    0
  17. @Juanma Breda: el todas partes tuvo 158 participantes jugando a la vez por varias ciudades de España.
    Ahora mismo en las Vegas se está jugando un torneo de más de 130 participantes en un mismo pabellón.

    Habrá que darte un Óscar por la película que te estas montando en los comentarios

    ResponderResponder
    0
  18. No me ha gustado el articulo esta lleno de conjeturas a base de unos datos de bolsa y opiniones personales basadas en lo que ve en la tienda/club que juegas.

    En EEUU el mercado mas importante, AoS es el segundo juego no coleccionable de miniaturas en la primavera de 2019 ( https://icv2.com/articles/markets/view/43733/top-5-non-collectible-miniature-games-spring-2019 ) años atras ni salia.

    Pero al fin de cuentas esto no va de si va bien o va mal, esto es un hobby y va de pasarlo bien, no seais tan piperos que esto no es un Barça Madrid, ni un xbox vs play, estos pollos fantasy vs aos es como discutir entre super nintendo y nintendo swicth en las dos juegas al mario pero de maneras diferentes.

    ResponderResponder
    0
  19. @Juanma Breda He leído lo de los torneos y he dejado de leer. La próxima vez que intentes establecer un debate con alguien, no insultes su inteligencia. Hasta otra.

    ResponderResponder
    0
  20. @Juanma Breda:
    Lleva desde el principio teniendo guiños y tirando de nostalgia del viejo mundo. Más desde que el Total Warhammer es un éxito sacando Warhammer Legends , que estaba antes que Old World .

    Del resto ni opinó , subjetividad total y absoluta .

    ResponderResponder
    0
  21. @Gystere: Es un numero considerable, 150,… como dije, ni fue un fracaso pero tampoco fue un éxito como se comenta y hablas de momentos puntuales como Las Vegas (en Usa?) En fin.
    Gracias por el oscar pero no sea porque me lo invente aunque sí esté informado. Reconocerás que con el Fantasy hubo muchos más.
    ¿Fue el AoS Total War lo que arrasó en los totals wars?
    ¿El Warhammer Total War estaba en spanglish?
    No digo más. 😉

    ResponderResponder
    0
  22. @Hyunckel: Bueno, en Estados Unidos o como me gusta llamarlo Usa (por comodidad o por las iniciales en inglés) es diferente al resto del mundo. Lo digo por alto y casi seguro me equivoco pero creo que en Usa ESDLA tuvo muchas ventas en comparación de Europa hasta el grado que se jugaba más a eso que al Warhammer en general, como la excepcionalidad de España-Italia de darles más al Fantasy que el 40k del resto de Europa.
    Tienes razón, de hecho siempre lo dejo claro mi reticencia al AoS, pero nunca denigro a los que lo juegan.
    Es un pasatiempo y cada uno se entretiene con lo que quiere.
    Pero una cosa es el pasatiempo y otra es que nos tomen el pelo.

    Solo imagina que tu serie o juego preferido hagan una fumada similar al Fin de los Tiempos y saquen otra cosa después de eso.

    ResponderResponder
    0
  23. @Juanma Breda: Mezclas churras con merinas.
    Aos tiene varios torneos grandes al año, todavía estoy esperando a que me pongas uno de fantasy que supere las cifras que te he dado yo.

    Mira en el foro de total war warhammer a ver cuantos tienen ejército de tabletop, la respuesta te sorprenderá. Muchos juegan a warhammer total por la inercia del resto de juegos de la franquicia.

    ResponderResponder
    0
  24. @Zoroantis: Interesante artículo, pero es exactamente lo mismo, opiniones personales basándose solo en las ventas anuales, y no veo de dónde saca sus números, y de igual forma solo se toma un aspecto y se obvia todas las demás variables.

    ResponderResponder
    0
  25. @Abrara: No insulto, digo por lo que veo. En fin. Lo que es insultar a la inteligencia es que nos vendan el gato por liebre.

    @wololo: Sí, tienes razón, es subjetivo y nostalgia en buena parte.
    Pero te voy a poner un ejemplo, el desastre de la octava temporada de Juego de Tronos, cientos de miles de personas pidieron que hicieran de nuevo la temporada de lo poco que le gustaron. Lo vi que la gente se pasaron tres pueblos pero de ahí que mucha gente estaba cabreada de lo malo que era y es verdad, era mala. Pues lo mismo pasa con Fantasy. Que hagan eso con 40k, a ver que pasa.

    PD: Acabo de descubrir en como responder varias personas al mismo tiempo, mis disculpas. No quiero ser pesado.

    ResponderResponder
    0
  26. @Gystere: Como te digo, no te niego sus argumentos aunque no lo tenga en cuenta, ¿por qué no te iba a creer? Pero cuando te hablo de torneos de Fantasy me refiero antes que se lo cargaran claro. ¿Quieres enlaces de como se llenaba de gente cuando había un torneo de Fantasy? Ahora como es de fan made solo son caseros como uno de Sevilla de Novena Era que se ve buen ambiente.

    ResponderResponder
    0
  27. @Alejandro I. Zeña: AoS es Warhammer, y 40k es Warhammer, y Blowboll es Warhammer pero son universos diferentes de un mismo universo, a eso digo y hay que ver.

    Que ellos lo hagan así, vale, pero de un universo diferente, ya que en el universo del Fin de los Tiempos aparece un Caballero Gris, y 40k no es Fantasy para nada. ¿Lo pillas?

    ResponderResponder
    0
  28. @Juanma Breda: ponme un enlace (me da igual el año) donde diga que en X torneo de fantasy hubo más de 150 participantes, por favor.

    Pd: Novena no es Warhammer

    ResponderResponder
    0
  29. Total war warhammer inercia de la saga?, fue, y con mucha diferencia, el titulo mas vendido de la saga hasta que llego three kingdoms y los chinos dijeron «ahora jugamos». El exito de tww no viene de la inercia de la saga precisamente, sobre todo cuando respecto a los anteriores esta bastante simplificado.

    ResponderResponder
    0
  30. No quiero entrar en la discusión -al menos hasta que me haya leído todos los comentarios-, pero quiero felicitar al autor por escribir un artículo muy agradable de leer a pesar de su extensión, y muy interesante.
    Después del ataque de la Legión de los Devoradores de Haches (TM, esto no debería de estar traducido, creo) que nos ha asolado últimamente, es un placer leer un artículo tan bien escrito. ¡Gracias por el esfuerzo!

    ResponderResponder
    0
  31. Muy interesante el artículo. A mi siempre me quedará la duda de si en un de esas reuniones donde decidieron apuñalar a fantasy, alguien planteó resucitar Mordheim: era un juego de escaramuzas, como lo es AoS, pero habrían conservado la IP de Fantasy, a sus jugadores tradicionales y habría entrado sangre nueva que con el tiempo también podría dar el salto a una nueva edición de Fantasy.

    Pero supongo, como bien dice el artículo, que en caso de que se llegara a plantear la opción de Mordheim, la descartarían por dos motivos: uno, por no poder registrarlo todo, como quisieron hacer con fantasy, y dos, por no poder meter marines espaciales en el trasfondo.

    Ah, añadir que no creo que los fans del viejo trasfondo lo sean solo por el factor «nostalgia» al que hace referencia el artículo. El trasfondo de Fantasy es de género Grim Dark (como el 40k), y el de AoS es Alta Fantasía. El Grim Dark está más de moda que nunca en el audiovisual. Por ejemplo, Juego de Tronos y The Witcher pertenecen a este subgénero.

    Por otro lado, sobre algún comentario que he leído de la saga Total War Warhammer: Debéis tener en cuenta que el desarrollo de un videojuego lleva mucho tiempo, quizá cuando GW vendió la licencia a Sega todavía no estaba tomada la decisión de matar Fantasy. O puede que sí, que ya supieran el destino del juego de mesa, porque una vez muerto el reglamento, solo podían sacarle dinero vendiendo la IP. ¿No os ha sorprendido nunca la inmensa cantidad de videojuegos (la mayoría pésimos) que han salido sobre Fantasy una vez muerto el wargame?

    ResponderResponder
    1+
  32. gw sube en bolsa a partir de verano de 2016 por la fenomenal caída de la libra, ya que es una empresa exportadora que tiene la mayoría de ventas fuera y los costes en libras, al tener la fábrica y el estudio que llamen ellos, todos en Nottingham.
    A partir de aquí empieza una subida desmesurada de los ingresos que ha llevado a la acción a valer 70 libras cuando antes fluctuaba entre las 5 y 8 libras. Su futuro bursatil es brillante mientras mantenga su política de reparto de dividendos y los tipos de interés bajo, ya que hay mucho inversor en busca de yield, de renta.
    Es ocioso discutir si AOS vende o no cuando sabemos que tiene estos ingresos porqué esos dividendos los reparte, no nos pueden engañar, y AOS es junto a 40k sus dos sistemas principales,que cubren muchas novedades. Las novedades venden sinó esos ingresos récord son imposibles.
    Gw tiene tanto dinero que lo puede tirar con las series, además que está construyendo más fábrica y más almacén en Nottingham.

    ResponderResponder
    0
  33. @Orejaspicudas: No. Fue el juego que más rápidamente se vendió (hasta 3K), no el que más, de eso no se conocen datos.
    Total war es como el call of Duty o el Fifa, venden bien porque tienen muchos fans y poca competencia, es decir éxito asegurado saques lo que saques.
    Si quieres te pongo un par de ejemplos de Juegos basados en Fantasy que fracasaron: El mark of chaos (tiene novela) y su secuela apenas se vendieron y no son muy diferentes en cuanto a mecanicas al total war (son del año 2006 en aquel momento el Medieval II era el juego más «nuevo» de la franquicia).
    También podemos hablar de Warhammer Reckoning (tambien tiene una novela aunque se proyectaron más), el juego que iba a hacer la competencia a Blizzard con su WOW, mira ahora como están ambos.
    Y así un largo número de juegos basados en el Lore de Fantasy (el último el Chaosbane) Que no han sacado el rédito esperado.

    ResponderResponder
    0
  34. @ilore:
    AoS un juego de escaramuzas xD

    Yo no sé si troleais o habláis desde el desconocimiento más total y absoluto del meta.

    ResponderResponder
    0
  35. Bueno, ya van muchos comentarios y no voy a poder responder uno a uno, así que respondo de manera genérica.

    En primer lugar decir que con este artículo no pretendía ganar ningún premio Pulitzer ni nada así. Como comento al principio es un «comentario largo» fruto de mi reflexión, porque quería ir más allá del simple «si esto me gusta es un éxito» o viceversa. Cualquier dato omitido ha sido sin intención o por desconocimiento. No soy periodista, no me gano la vida con esto y no tengo que rendir cuentas a ninguna editorial. Mi intención es aprender, ni más ni menos, sobre uno de los grandes fenómenos que se han producido en los últimos años en el frikiverso.

    Abordar este tema de una manera completamente objetiva y rigurosa requiere de muchísimo tiempo y da, como mínimo, para una tesis doctoral y muchos años de estudio. En cualquier caso, estoy contento con el resultado por que entre unos y otros estamos reconstruyendo el puzzle.

    No soy jugador de AoS y de momento no pretendo serlo, pero tampoco lo descarto si en algún momento me llama lo suficiente. Siento no haber sabido antes que para hablar de AoS sea requisito indispensable ser jugador, en cualquier caso, no creo que desde Cargad! se nieguen a publicar colaboraciones que aborden AoS, por lo que os animo encarecidamente a ello. Personalmente me gustaría conocer algo más sobre el juego.

    Como digo, y mantengo, AoS no es el fracaso que unos desean ni el rotundo éxito que otros esperan. Pero que es un ÉXITO está claro. Mi percepción, completamente subjetiva, de mi «tienda de barrio» es sólo eso, una percepción personal. Con ello no quiero extrapolarlo al resto del mundo, ni siquera al resto de España o de mi ciudad, es sólo un hecho que me llama la atención. Soy perfectamente consciente de que en ciudades grandes existen diferencias entre las distintas zonas: En el sur se juega más a X, en el norte a Y, o incluso en el mismo barrio puede haber tendencias distintas.

    Pese a lo que pueda parecer, no soy un entusiasta de Fantasy y tampoco pretendo demonizar la octava edición, que de hecho es a la que más he jugado. Las imagenes utilizadas son un mero recurso para ejemplificar la tendencia que llevó el juego y personalmente no me importaría jugar una batalla con tantas minis, aunque sólo sea por el espectaculo.

    El tema de Chapterhouse es un dato que no conocía, o que había olvidado, por que algo me suena, buen aporte a tener en cuenta, gracias!

    El tema de los Start Collecting (SC): Con esto yo no me refiero a que el hobby se volviese más barato, que en cierta medida sí lo fue (recordemos las cajas de batallón de ahorro cero por 80 euros, que se transformaron en SC a 65 e incluían monstruos que por sí solos costaban más de la mitad), sino que iniciarse fue más atractivo y asequible. En cualquier caso, los SC por sí solos no pueden explicar el éxito o fracaso de cualquier juego, así que no caigamos en reduccionismos. Son una parte más de un complejisimo entramado cultural y económico. A día de hoy, por cierto, los nuevos SC vuelven a costar en torno a los 80 euros, señal inequívoca de la confianza de GW en sí misma.

    Los coleccionables: Al mencionar el de Altaya pretendía simplemente establecer una similitud entre la «época dorada» de Fantasy, por así llamarlo, con lo que vivimos en la actualidad con AoS por el reciente lanzamiento de Mortal Realms, pero en algún punto del artículo perdí la idea. Error mío.

    Por último esta el caso del mercado estadounidense, que me parece interesantísimo. Para seros sincero no había caído en ello hasta ahora, pero ¿Pudiera ser que AoS se creara para ese mercado? Si mal no recuerdo Hordes/Warmachine eran los sistemas más jugados hace años, pero creo recordar que AoS los estaba desplazando y Privateer Press no atravesaba precisamente un buen momento. La cantidad de torneos que mencionais parecen así indicarlo ¿no?

    Y termino. Age of Sigmar es un éxito, y ojalá siga siendo así mientras me pueda seguir dando miniaturas geniales para usar en distintos juegos (como esos elfos griegos que me ponen ojitos).

    Gracias a todos por comentar.

    ResponderResponder
    0
  36. @Juanma Breda:

    Por desgracia suele ser algo bastante habitual que las empresas usan sus IP como les da la gana, que están en su pleno derecho, a mi me paso algo parecido con los Final Fantasy, cambiaron de turnos a tiempo real y ya no es lo mismo, pero bueno siempre se pueden disfrutar.

    @ilore:

    Si juego de tronos es grimdark AoS tambien puede ser grimdark, realmente hay tanta variedad en aos, que puede tener la temática que mas te guste, steampunk con los Kharadon Overlords y skavens, grimdark con hijas de khaine, flesh eaters , ciudades de sigmar y unos cuantos mas Alta fantasía con stormcast incluso ciencia ficción con los Seraphon ( a falta del nuevo codex que tiene que salir para aclarar trasfondo ) y seguro que me dejo ambientaciones, por ejemplo en libros han sacado una linea de terror.

    @Thalhar:

    Hay un vídeo interesante de miniwargaming, que analizaban el fin de fantasy desde el punto de vista americano, que explicaban que el mayor fallo de fantasy eran las reglas, que tener que pasar horas estudiando reglas era una barrera muy alta, ellos mismos comentan que en los vídeos de gravaban se les llenaba de comentarios de tal cosa la habéis hecho mal, luego comprobaban el reglamento y la hacían bien, nadie realmente sabia jugar bien, lo mismo pasa en sexta que tiene 3 libros de FAQ, mas FAQ de torneos y al final nadie se aclara y casi nadie sabe jugar bien al 100%.

    Otro motivo que comentaban era el típico que tu te montabas tu super monstruo, empezaba la partida y dos cañonazos o lo que fuera y adiós monstruo, eso mataba la espectacularidad de la partida.

    Y justamente ese par de cosas las cambiaron drasticamente en AoS, alguien que no tenga ni idea puede aprender a jugar en una tarde, no dominara los 100 combos que hay, pero todo lo básico lo puede aprender, mover, pegar, disparar, lanzar hechizos y se lo pasara bien, lo mismo con las miniaturas grandes, en AoS es raro que un ejercito no juegue con una figura grande y haga algo.

    ResponderResponder
    0
  37. @Gystere: Lo he buscado por internet y no he encontrado apenas tan siquiera resultados de torneos normales de 10 a 30 personas.
    Pero me di por hojear en las revistas de White Dwarf de la revista nº 147 de Julio de 2007 y en la pagina 118 pone las clasificaciones de DoS Leganés de 2007 y marca que en 12 de Mayo al Fantasy jugaron 93 personas y el 13 de Mayo al 40k 89 personas.
    No son las 150 personas pero si quieres rebusco más.

    Lo que me deja perplejo es que eso en internet no lo encuentro, si siquiera torneos normales de la época.

    ResponderResponder
    0
  38. @Gystere: Hombre, tampoco te vengas arriba con los torneos, no voya bsucar wn las White Dearf antiguas, pero estoy bastante convencido de que los antiguos DOS concentraban al menos esa cantidad de gente en el mismo sitio 😛

    AOS venderá, eso es innegable (yo me he comprado cosas por gusto), pero también es innegable que no ha pegado en España como pegó Fantasy.

    ResponderResponder
    0
  39. @Gystere: Ahí tienes: http://lacuevadelfrikisolitario.blogspot.com/2016/12/white-dwarf-157-y-los-demonios-del-caos.html

    Página 15 del pdf, 150 personas en cada sistema. Yo estuve allí y lo atestiguo. Y buscaría los del ETC pero me da pereza y creo que ya está demostrado.

    Y fue un torneo de verdad, no las trampas al solitario que te has hecho tu. Decir que una cosa es un torneo de 150 personas cuando se juega en 11 sitios y el máximo reunido son 31 personas, y que eso es superior a lo que reunió fantasy en su momento es creer muy fuerte en las hadas.

    Joe con los fanboy intensitos, veo que la comunidad warhammera sigue siendo »de lo mejorcito».

    ResponderResponder
    1+
  40. @Juanma Breda: Te equivocas en gran medida, 40k no es Warhammer, es un universo completamente distinto, por su parte AoS no es un universo aparte, es el mismo universo de siempre, solo que el anterior fue destruido, ahora solo existe el nuevo.

    @Omadon: No es Fantasy, pero este fin de semana el LVO reúne a 800 jugadores de 40k y casi 200 de AoS

    ResponderResponder
    0
  41. En el anterior tema ya di mi opinión con respecto a las cifras de ventas, sigo pensando que sin dichas cifras, no nos podemos hacer una idea real ni del estado de AoS ni del de en su día de Fantasy.

    Pero en mi opinión, el caso, es que pese a que muchos de aquí se empeñen en lo contrario, creo que quedó demostrado que pese a lo que decían en GW de que «vendían miniaturas, no reglas», al final los juegos son un todo, y si las reglas fallan, el juego falla.

    Age of Sigmar fué un fracaso, y han tenido que ir parcheandolo hasta un punto en el que en la salida de la segunda edición es cuando ha despegado es ahora cuando puede llegar a ser un éxito, lleva 18 meses en las listas de más vendidos en USA.
    Pero que fuese un fracaso inicial no es malo, al contrario, el juego ha evolucionado y es lo que le permitirá mantenerse en el futuro; Y a los que les guste el sistema podrán disfrutarlo, y a los que no, no tiene que importarle para nada, que jueguen a lo que quieran que nadie los obliga a jugar a nada que no quieran.

    En mi opinion AoS es un juego que parece que goza de buena salud y con acciones como la salida de la colección Reinos Mortales, puede consolidarse, esperemos que GW no vuelva a conduztas erráticas y siga asi durante mucho tiempo.

    Pero también opino que al igual que AoS a día de hoy no es un fracaso y puede ir por camino de convertirse en un éxito, Fantasy tampoco fue un fracaso, y si acabó dando pocos beneficios fue en gran medida por la mala gestión de la compañía, gestión que hoy en día es diametralmente opuesta a la seguida en aquellos años.

    Por cierto, en cuanto a torneos, que comentan por aquí arriba el LVO de 2019 decís que participaron 200 jugadores de Age of Sigmar, creo que es un torneo con el apoyo y soporte de GW, que hasta anuncia novedades ¿no?. Genial, y que siga así muchos años, pero en Servia 2014, año en el que se cargaron Fantasy, y teníamos a desquiciados quemando ejércitos por youtube xD, participaron 200 jugadores en el torneo ETC Warhammer fantasy. En Novi Sad, no en Los Angeles y SIN el apoyo de GW. Así que algunos no os ensañéis tanto los «fracasos» de Fantasy.

    Saludos y piruletas xD

    ResponderResponder
    0
  42. @Omadon: Ni siquiera juego a AOS y tengo 7 ejercitos de Fantasy, pero a lo tuyo.
    Y como veo que de comprensión lectora vas justo. Revisa lo primero que le he puesto a Juanma Breda.»Juanma Breda: el todas partes tuvo 158 participantes jugando a la vez por varias ciudades de España».

    Aos no es la panacea ni el mejor juego del mundo. Pero algunos parece que vivís en una secta.

    ResponderResponder
    0
  43. En mi anterior comentario, Serbia, no Servia…

    En cuanto a sectas, los caminos de Chulthu son inescrutables, pero también hay sectarios del Rey Amarillo rondando en la oscura noche xD.

    Saludos

    ResponderResponder
    0
  44. Bueno, como se acaba de demostrar que tanto AoS como en Warhammer Fantasy hay gentes a patadas, más al Fantasy que al AoS pero no se le puede quitar su mérito.

    Y es como se dice más arriba, Fantasy no fracasó, se hizo una pésima gestión mil veces explicada, tal vez en mi opinión cuando se vaya hacer un torneo se tenga que dividir por edades, como por ejemplo si van 40 personas, pues los 20 más viejos van a jugar un día y los 20 más jóvenes van a jugar otro día y así se evita la «intimidación», por ejemplo así era cuando iba a torneos de ajedrez (que era tan malo jugando como al warhammer).

    Referente a los universos, 40k, Fantasy, El Fin de los Tiempos-AoS, y Blood Bowl son universos totalmente diferentes en mayor o menos medida.
    Warhammer 40.000 es un guiño a nuestro mundo real postapocalíptico.
    Warhammer Fantasy es un mundo de fantasía de un mundo que nada tiene que ver con el universo de Warhammer 40k como los mismos creadores dijeron y su historia se estancó en la Tormenta del Caos.
    El Fin de los Tiempos y AoS es un mundo alterno al Fantasy para crear un mundo que nada tiene que ver con el anterior con el fin de sacar nuevas minis y que todos sus nombres estén a su patente.
    Blood Bowl es aparte a medias del Fantasy porque aunque exista en el mundo de Fantasy, es mucho más limitado porque dudo que un equipo de Hombres Lagartos vaya a jugar al Imperio cuando en el mismo mundo de Warhammer el Viejo y Nuevo mundo son mundos casi apartes y lo más cercano del conocimiento que tienen los imperiales de un hombre lagarto es uno que ellos tienen encerrado en el zoo de Altdorf. Así como que es una parodia de equipos de razas que puedes jugar «amistosamente» «sin ningún problema».

    Es así.

    ResponderResponder
    0
  45. @Juanma Breda:

    Lo de dividir fantasy y fin de los tiempos, es porque te da la gana, una cosa es que algo no sea canon, como tormenta del caos, que no es canon porque la empresa que tiene los derechos la desecho, pero el fin de los tiempos y aos es canon y son la continuación del trasfondo de fantasy.

    ResponderResponder
    0
  46. @Juanma Breda: Bien, era lo que quería mostrarte. Ambos tienen su público y hay que respetarlo. A mi me gusta mucho Fantasy tengo 7 ejercitos y la caja de mordheim con varias minis mas y tambien el Warhammer Quest antiguo lo tengo completo. Tambien tengo varios juegos de pc (los dos total war warhammer con todos los DLC por ejemplo). Por otro lado de AOS tengo Warcry y 2 warhammer quest porque me gustan las partidas pequeñas y porque creo que el trasfondo está mejorando con el tiempo.

    ¿Cual es mejor? Para mi ninguno. Disfruto de ambos sistemas y del buen trasfondo que tienen detrás. No creo que el debate sea cual es mejor ni el que más se juega sino en cual estás mas agusto.

    Un saludo!

    ResponderResponder
    1+
  47. @Omadon:

    Un PDF de 2008 , hace 12 años. Estaría bien poner uno de 2020

    En el LVO ahora mismo hay un torneo de 130 personas . La Cancon lleva 240 suscriptores , el GT inglés paso de los 120 . @Omadon:

    Pero si esa WD es de hace 12 años , vamos de séptima edición xD

    Y dices que el otro forero hace trampas .

    Por lo demás el LVO 130 , 120 el GT inglés de 2019 , la CanCon con 240 inscripciones , El Torneo por todas partes pasa de los 100 , etc .
    Sólo Novena Era con torneos continentales se acerca o pasa a esas cifras , torneos nacionales y recientes dudo que se acerquen a esas cifras.

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.