[Trasfondo] Viaje al Mundo… de Warhammer

Saludos, Señores de la Guerra.

El parroquiano Claudio Wick ha hecho un ejercicio de fantasía-historia-ficción imaginando cómo sería la vuelta al mundo (o cruzar el estrecho) de Magallanes / Elcano… pero en el mundo de Warhammer. Un relato curioso que seguro que os dejará con ganas de más 🙂

Consideraciones previas

El mundo de Warhammer es bastante más grande que el nuestro, aunque no hay medidas oficiales y las fuentes se contradicen. Hay quien dice que es aproximadamente 3 veces nuestro mundo, basándose en que solo todo el Imperio es tan grande como Europa Occidental y Arabia tiene las dimensiones de Estados Unidos. 

Segunda cuestión a tratar, nos falta información de todo lo que hay al Oeste de Naggaroth y Lustria. Aunque los autores han llenado de información el Gran Océano, el Mar Lejano (Far Sea en inglés) pues no está muy bien reflejado. En lo que concierne al texto consideraré  que hay un Pacífico gigantesco entre Lustria-Naggaroth y Nippon/Cathay (la otra opción es que se estuviesen rozando, y como que no) basándome en el relato de Yin-Tuan. Para el que no lo conozca, esta historia nos cuenta el desastroso desenlace de una flota conquistadora catayana que acabó en Lustria que vendría a ser el equivalente catayano, pues quería alcanzar las Tierras del Sur para obtener especias. El dato más importante en lo que concierne a este texto es que Yin-Tuan dice al principio que se han tirado diez meses en alta mar:

“Fue en el decimocuarto año del excelentísimo Emperador Wu cuando volvimos a avistar tierra, después de casi diez meses en el mar.”

La flota la componían juncos, barcos que podían alcanzar los 7 nudos por hora (unos 13 kilómetros por hora), pero que dependían del viento. De modo que si, que hay un enorme océano entre Lustria-Naggoroth y Catay/Nippon que precisó de casi 10 meses para ser cruzado. Como dato para hacer la comparación a Magallanes le llevó 3 meses alcanzar las Islas Marianas una vez cruzó el estrecho que hoy lleva su nombre. Es una forma un poco chapucera de calcular que si, que es tres veces más grande que la Tierra.

Otro elemento interesante que extremos de este texto es que encima de ser un mar enorme es que no hay casi nada. Yin-Tuan comenta lo siguiente:

“Desde hacía dos meses nos alimentábamos únicamente del venenoso pez Po y por ello la mitad de la tripulación había muerto y el resto, enfermado. ¡Finalmente, éramos afortunados! ¡No moriríamos después de todo!”

Vamos, que cualquier barco que intente cruzar el Mar Lejano sin provisiones para al menos un año lo tiene crudo. Yin-Tuan no encontró islas, y tampoco grandes animales marinos que cazar. A roer bizcocho.

Finalmente está decidir que tipo de barco saldría en la travesía. Si fuera uno de los enormes barcos de vapor de los enanos la cosa podría ir muy rápida, pero como son enanos y el mundo de Warhammer les odia posiblemente acabaría mal el tema. Para este ejercicio he escogido buques de alto bordo, como las que emplearan Magallanes/Elcano durante su viaje a la Especiería, y así  simplificar una vez más este ejercicio de ficción. 

Aunque estos navíos podían llegar a alcanzar los 7 nudos por hora (12,96 kilómetros por hora) es irreal creer que irán siempre a esa velocidad. Por ello especularemos que la velocidad media es de 5 nudos por hora.

Un último detalle

Todo este texto se está escribiendo por diversión. El autor se tiene que basar en fuentes contradictorias cuando no deficientes o inexistentes para escribir, de modo que si creéis que he metido la pata en algún punto os pido comprensión.

Preparativos

La flotilla que se va a embarcar en esta expedición la componen 5 navíos, con una tripulación total de 240 marineros. El objetivo de la misma es alcanzar por el Oeste las tierras de Cathay, Nippon e Ind para comerciar con especias, sedas y demás mandangas que cotizan bien en el Viejo Mundo. En el universo esto lo hacen los Altos Elfos, que tienen montado un sistema colonial de agárrate y no te menees, pero los que financian nuestra hipotética expedición quieren su parte del botín.

Para subsistir en alta mar nuestros navíos llevan: veintiún mil trescientas ochenta libras de galleta de mar, cinco mil seiscientas libras de carne y de tocino, doscientos barriles de sardinas, novecientos ochenta y cuatro quesos, cuatrocientas ristras de ajo y cebollas; mil quinientas doce libras de miel kislevita, tres mil doscientas libras de uva de Estalia, pasas y almendras, abundancia de azúcar, vinagre y mostaza. Finalmente agregamos cuatrocientos diecisiete odres y doscientos cincuenta y tres toneles de sidra, para evitar el escorbuto.

Si las cifras os suenan es normal, es basicamente lo que Magallanes llevó en su viaje.

Inicio de la travesía

Aunque es tentador calcular la salida del barco desde Altdorf y ponernos estupendos detallando los pormenores de una travesía de 627 kilómetros por el Reik, voy a simplificar poniendo el punto de partida en el gran puerto del Viejo Mundo: Marienburgo. Me parece lo más lógico. Otros puntos interesantes para arrancar serían Barak-Varr, Sartosa o Bilbali.

El viaje empezaría el primer día de Vorgeheim, aprovechando las mareas favorables de finales de verano.

Nuestra flota hipotética saldría de puerto y empezaría a bordear la costa viejomundana en dirección sur ¿por qué? Porque Lustria fue descubierta por Losteriksson en el 888 y desde 1492 con Marco Colombo los viejomundanos han empezado a explorar Lustria. Saben que está ahí, no como Colón, y también conocen a los elfos que hay al norte. Así mismo los altos elfos controlan bastante el flujo marítimo del Gran Oceano desde su posición central al Norte, literalmente su isla ocupa un cacho enorme del espacio. Como todo lo que rodea a los elfos es un lío, básicamente viven en una zona de guerra  toca viajar hacia el sur para encontrar un paso y una travesía tranquila. Cruzar el Gran Océano con dirección Naggaroth y luego ir bajando me parece estéril y la gente de mar no se la juega si puede evitarlo.

Así mismo bordear la costa ofrece por un lado protección, oportunidad de obtener agua y alimento sin comprometer la integridad de la expedición. 

Calculo que esta travesía llevaría un mes, realizándose la navegación de forma más lenta y meticulosa, evitando riesgos. A este tiempo habría que sumar lo que se pierda en puertos, así que digamos que mes y medio.

Segunda etapa, cruzar el estrecho

Superada la ciudad de Los Cabos nuestra expedición iniciará una larga travesía para alcanzar Arabia, región terriblemente peligrosa por la presencia de piratas y monstruos…así como por la gran distancia, 1600 kilómetros así a ojo, que separa ambas masas de tierra. Alcanzar la ciudad de Copher, en el oeste de Arabia, podrían ser entre 6 u 7 días navegando en linea recta, pero la región está llena de piratas de modo que posiblemente entre combates, fugas y reparaciones nuestra flotilla hipotética necesitaría entre 10 y 12 días. 

Ahora es cuando el viaje empieza de verdad. Aún no hemos salido del Viejo Mundo. Una vez pertrechados en Copher, la flotilla empezará a cruzar el Gran Océano dirección suroeste. Podríamos seguir bordeando la costa, pero más al sur empiezan lugares con nombres tan pintorescos como bahía de los corsarios o la tierra de los asesinos.

¿Nuestro destino en este punto de la expedición? Skeggi.

Pero eso lo dejaremos para otra ocasión.

Mapa del recorrido hipotético de esta primera parte del viaje

Cruzando el Gran Océano

Saliendo de Copher se inicia la primera gran salida a Alta Mar de la expedición puesto que entre Copher y Skeggi hay alrededor de 2400 kilómetros de separación. Una travesía que conducirá a la flota a enfrentarse con monstruos marinos, piratas, esclavistas y una climatología potencialmente adversa en forma de tifones, tormentas o la quietud que fuerce a sacar los remos para mover los barcos.

En estado ideal la flota solo necesitaría 15 días para cubrir la distancia que separa ambos puertos, pero teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente y que nuestros barcos deben ir hasta los topes de suministros (recordemos que Yi-Tuan necesitó diez meses para cubrir la distancia entre Cathay y Lustria) fácilmente podrían llegar a tardar el triple. Es muy curioso porque la distancia que hay entre ambas masas continentales…es mucho menor que la que existen entre sus homólogos en el mundo real.

Sea como sea, casi tres meses después de salir de Marienburgo nuestro viaje terminará otra etapa al alcanzar en el Istmo de Lustria la ciudad norse de Skeggi. No es el puerto más amable del mundo, al fin y al cabo los nórdicos son adoradores de los Dioses Oscuros y Skeggi es básicamente una ciudad pirata, pero si es importante. Aquí el mando de la flota no solo repondrá suministros para evitar en la medida de lo posible tocar tierra en busca de agua y comida, sino obtendrá información sobre la costa lustriana.

¡Algo bueno tenía que tener recalar en un puerto de saqueadores y aventureros!

También habrá que aprovechar para reclutar nuevos marinos, pues sin duda alguna durante alguna parte de la travesía habremos perdido tripulantes y el clima de Lustria así como sus ponzoñosas enfermedades se habrán cobrado su tributo. Es una suerte que Skeggi también sea puerto esclavista ¿verdad?

Calculo que como mínimo pasaríamos una semana en Skeggi realizando estas cuestiones antes de levar anclas.

Mapa del recorrido Copher-Skeggi

Rumbo al Sur

Obtenidos nuestros tripulantes y suministros, así como información, la flota iniciará el viaje hacia el Sur desde el Istmo de Lustria. Esta etapa del viaje es crítica puesto que la navegación por cabotaje nos expone a los ataques de los Hombres Lagarto y corsarios druchii, así como a la fauna costera…mientras que alejarnos de la Costa nos vuelve presas fáciles de monstruos marinos y la climatología extrema de Lustria. Sea como sea nuestro viaje nos exigirá recorrer unos 1900 kilómetros por costa hasta que lleguemos a la Costa de la Tarántula, y ahí si que tendremos que dar un señor rodeo. ¿La razón? La Costa del Vampiro. La zona sureste de Lustria tiene la costa más hostil, porque aparte de chupasangres también hay actividad volcánica y otros peligros. Este rodeo de unos 1300 kilómetros evitará exponernos a estas amenazas, que bien podrían suponer el fin de nuestra expedición, y tras unos 12 días de viaje nos permitirán acercarnos al extremo sur de Lustria.

Una zona potencialmente letal tanto por el clima, estamos cerca del polo, como por los demonios y mutantes que puedan morar en estas aguas tan cercanas al Portal Quebrado del Sur. Desde ahí empezaremos a viajar dirección oeste una vez más, pasando por delante de la Ciudadela del Crepúsculo, la ciudad perdida de Kaiax, y finalmente las Islas Perdidas que hay al oeste del Desierto de Dunas. En este momento de la expedición debería parar en tierra, para acumular víveres, agua, realizar reparaciones y abandonar las naves que sencillamente no puedan continuar la travesía. Con un mes debería bastar.

A estas alturas lo más probable es que la expedición haya sufrido varias perdidas, y algún que otro motín. Pero no vamos ni por la mitad del viaje. Nos esperan diez meses de horror en alta mar.

Mapa del recorrido Skeggi-Costa de la Tarántula, y Costa de la Tarántula-Oceano Lejano

16 respuestas a “[Trasfondo] Viaje al Mundo… de Warhammer”

  1. Mola mucho!
    ¿Donde se puede encontrar mapas en alta definición para imprimir en a3 por ejemplo?

    ResponderResponder
    0
  2. Mola, un ejercicio teórico interesante. A la espera de las siguientes etapas

    ResponderResponder
    0
  3. Bua! Me encanta 😀 ¡Con ganas de leer más!

    He aprovechado a releerme el trasfondo de Skeggi, ya que hasta ahora pensaba que era «únicamente para Norses y caóticos», pero que otros viajeros y comerciantes no serían bien recibidos (y he aprendido que no, que el comercio es algo común! (Sobretodo si traes cerveza XD). Otras alternativas cercanas sino hubieran sido Puerto Cortacuellos (Sartosa) o Ciudad Ciénaga (Piratas varios)

    ResponderResponder
    0
  4. Una absoluta pasada de post, se agradecen estos contenidos! Siempre es difícil entrar en el terreno de la especulación pero aquí el autor se nota que se lo ha trabajdo y sabe de lo que habla. Deseando leer la próxima parte!

    ResponderResponder
    0
  5. La historia parodica es buenísima.
    De hecho eso podría ser en cierta manera parte de la historia de algunos personajes de Estalia para los que hacen el libro de ejercito estaliano.

    Una cosa que me llame la atención es que vaya a Skeggi que como dices es una ciudad pirata y de bárbaros norses que atacaría a la flotilla a la más mínima oportunidad y más de vejomundanos.
    Lo digo más que nada es que lo suyo sería ir por el otro lado bordeando Arabia y la Tierras del Sur hasta llegar a Ind y luego pasar por el estrecho de Kuresh hasta llegar a Catai.
    Lo malo de hacer todo eso es que cada dos por tres se encontrarían con colonias elficas y los Altos Elfos solo son «aliados» de los humanos cuando les conviene y podrían bloquearlos e incluso atacarlos por cualquier motivo mientras que bordeando Lustria solo se toparía con un par de colonias al extremo sur, pero de igual modo tienes que atravesar las demás colonias si quieren avanzar.

    Referente a los buques de juncos estos barcos orientales nunca han parecido tan rápidos y ni maniobrables como los occidentales entre los siglos XV y XVII y así también cuenta las posibles rutas y vientos cuando no cuando son exageraciones de los narradores para glorificar su hazaña.

    Una cosa curiosa de la primera vuelta al mundo de Magallanes-Elcano era que en realidad no pretendían dar la vuelta al mundo porque querían evitar la zona controlada por los portugueses ya que de interceptarlos les arrestarían y les requisarían sus especias.
    O sea que lo que querían era llegar a la isla de las Especias y luego volver por donde han venido.
    Pero tras la agonía que pasaron los marinos en la travesía del Pacifico estos no querían volver y se la querían jugar bordeando África.
    Así que se dividieron en dos grupos en los dos barcos que quedaban.
    El que volvió al Pacifico y el que bordeó África.
    El primero llegaron a América en condiciones penosas tras meses de viaje en algún punto entre México y Perú y estos no fueron capaces de encontrar la salida al Atlántico aparte que el viento les empujaba en contra y a su pesar volvieron otra vez a la isla de las Especias con otros meses de sufrimiento llegando en condiciones lamentables. El caso es que los portugueses los descubrieron, arrestaron a los escasos raquíticos supervivientes y su cargamento requisado.
    Mientras que los segundos sin tocar tierra hasta Cabo Verde para evitar a los buques portugueses sufrieron también calamidades como el escorbuto llegando en penosas condiciones a España pero con el cargamento lleno.

    En fin, gran historia y bien detallado con el paint en los mapas para detallar el viaje.

    Le doy un 9,5 y porque nunca pongo a nadie un 10 o un 0. Espero ansioso la siguiente parte.

    ResponderResponder
    0
  6. Muchisimas gracias Claudio y tambien a Namarie, desplegamos velas y a dejar navegar la imaginación. Además gracias al mapa del Warhammer Total War me ayuda a ubicar mucho mejor cada zona geográficamente. Al final es como decias, te quedas con ganas de más, asi que esperando la continuación del viaje.

    Eso sí, en mi opinion yo habria salido desde Estalia, bien desde Magritta o desde Sitges, que asi te ahorras navegar toda la costa de Bretonia, aunque sean aguas tranquilas y relativamente seguras en comparación con otras etapas.

    ResponderResponder
    0
  7. Lo siento, no he podido seguir leyendo tras «El Cano».

    Por favor. No se si llegó a tener canas, pero su apellido era Elcano.

    ResponderResponder
    0
  8. @Claudio Wick: Me parece bastante más grave que eso, no es un error ortográfico escribir mal los nombre propios. Es falta de conocimiento y es falta de comprobación con una simple búsqueda de Google. Y en este caso me toca de cerca.

    No creía posible ver en ¡Cargad! errores de ese tipo y ver que sigue sin corregirse me entristece aun mas.

    ResponderResponder
    0
  9. @Balin69:

    Como autor del artículo, como historiador y como paisano getaiarra de Elcano te comento que escribir «El Cano» mal (por un error ortotripográfico fruto de no revisar bien un artículo de casi 2.000 palabras al estar más preocupado por el baile de distancias) no reviste de ninguna importancia, salvo la que le quieras dar para ir de digno.

    Falta de conocimiento comentas…joder, que curioso que tú, sin conocerme, sepas que cosas conozco y desconozco.

    Lo dicho, una pena. No ya que no lo leas, sino todo lo demás.

    Gero arte!

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.