[Trasfondo] Relatos de alianzas V: El Waaagh «del Gran Orkozaurio»

¡Saludos a todos!

Seguimos con la serie de artículos de relatos de algunas de las alianzas que se presentaron al I Torneo por parejas Corredores de Sombras. Hoy tenemos el Waaagh «del Gran Orkozaurio», relato de la alianza entre los Goblins y los Hombres Lagarto de Enric y Eduard. Sin más dilación:

EL WAAAAGH “DEL GRAN ORKOZAURIO”

(Antes conocida como fuerza de defensa de Hexoatl)

El Waaagh pielverde tuvo una corta duración tras llegar a Lustria: el ejército liderado por el escamadura Krok-Gorok estaba preparado para cuando las barcazas pielesverdes embarrancaron en la playa; y, en la furiosa batalla que hubo a continuación, los saurios aplastaron a la horda orca sin piedad. El escamadura se enfrentó al kaudillo orco en combate singular, ignorando sus golpes y machacándolo como si fuera manteca. Valorando la situación, el líder goblin Gobbit el Mokozo tomó la sabia decisión de retirarse con el resto de su tribu goblin al interior de la selva, mientras los saurios se ocupaban de los orcos.

Una vez en la selva y a salvo, la tribu goblin, afectada por el clima, empezó a desvariar ¡Aquellos lagartos eran impresionantes! ¡Su manera de combatir, salvaje y brutal, era igual que la de Gorko y Morko!

-¡Zi! Zin duda debemoz zeguir al Waagh del “Gran Orkozaurio”

-¡No! No ez un orko. Ez un lagarto-zapo, no un pielverde.

-¡Zi! Claro que ez verde! Y loz dinozaurioz zon verdez también. ¡Zon un Waaaagh!

A lo cual, sin ser ellos conscientes de la profundidad del asunto, siguió “el debate” más extraño que se haya visto en una comunidad pielverde: decidir si el turquesa puede considerarse un color verde o azul, o hasta qué punto un matiz de ambos. Lo que al principio fue un debate organizado acabó, como no podía ser de otro modo, a golpes y puñetazos. Finalmente, Gobbit el Mokozo, hiperactivo tras toda la tarde dando mamporros y masticando caña de azúcar, tomó su decisión: -¡Zi! ¡Ez verde!¡Ez verdeeee!-

Los primeros intentos de unirse a lo que ellos llamaban “el waagh del Gran Orkozaurio” (otramente llamado “fuerza de defensa de Hexoatl”) fueron mal. Los saurios detectaban la amenaza goblin, y los machacaban sin piedad. Curiosamente, esto no hacía más que aumentar la admiración de estos delirantes goblins por su nuevo e involuntario líder. -Noz rendimos, Gran Orkozaurio. No noz peguez maz. ¡Au!¡ Au!-Por desgracia para los saurios, una vez los goblin se han establecido en un sitio, no hay manera de echarlos de ahí. Por muchas veces que los derrotaran, los goblins se las arreglaban para huir, dispersarse, multiplicarse y volver, cada vez más adaptados al medio: cambiando su dieta a frutas tropicales y desarrollando una adicción al azúcar, y descubriendo nuevas monturas de “doz y doz y doz y doz pataz”.

A la larga, los hombres lagarto han acabado acostumbrándose a esta indeseable compañía. Tienen enemigos más importantes de los que preocuparse: incursiones norses, druchii, y de la costa del vampiro, y buscatesoros de todo el viejo mundo. A su vez, los goblin han aprendido como unirse al waagh: deben esperar a que los hombres lagarto entren en combate, y entonces acudir en ayuda “del Gran Orkozaurio” en oleadas, barrer a sus enemigos, y salir corriendo con toda la rapiña que puedan, antes de que los saurios acaben y vayan a por ellos. ¡Tampoco es tan diferente a seguir a un orco negro! Se justifican.

-Incluzo es máz divertido- Afirma Bulg Nalgazazulez – En cuanto loz zaurioz están diztraídoz, lez puedez lanzar piedraz y heces a “loz esmirriazaurioz azulez”, que no ze devuelven.

Gracias a contar con la ayuda de la horda goblin, en los últimos meses los saurios han conseguido mantener a sus enemigos a raya y acabar con las mayores amenazas de Hexoatl.

El chamán de la ciudad-templo, Tehe-Skink, cubierto de pulpa de fruta y de basura por tercera vez esta semana, y viendo como un montón de goblins salen huyendo de él mientras ríen a carcajada limpia, está hasta las narices de los malditos pielesverdes. -No. Seguro que esto no estaba en el Gran Plan…-

9 respuestas a “[Trasfondo] Relatos de alianzas V: El Waaagh «del Gran Orkozaurio»”

  1. Gran relato. Como jugador lagarto, me he partido de risa al final.

    ResponderResponder
    0
  2. Jajajaja sublime, el debacombate cromático me encanta. Sin duda, cualquier historia gana cuando metes pielesverdes en ella xD

    ResponderResponder
    0
  3. La cara de Tehe-Skink tiene que ser una de resignación las 24 horas del dia con los goblins

    ResponderResponder
    0
  4. Me ha encantado. Me duele la tripa de reírme jajajajaja

    ResponderResponder
    0
  5. Muy buenos todos los relatos de las alianzas, le dan un sabor especial a las partidas, pero este es que además es desternillante XD

    ResponderResponder
    0
  6. Bravo! Otro relato sobresaliente, con un humor a lo Terry Prachett muy divertido. De verdad, felicidades a los que tuvieron la idea y a todos los que la desarrollaron con tan excelentes relatos.

    ResponderResponder
    0
  7. Muchas gracias por los comentarios 🙂 jeje, la verdad es que con pielesverdes el trasfondo sale solo. Son tan asquerosamente adorables XD

    ResponderResponder
    0
  8. Muy buena explicación.

    Igual, como dato al margen, la Legión Perdida de Pizarro esta ahí para que uno pueda explicar cualquier alianza con los Hombres Lagarto (bueno, sacando demonios en particular y caos en general, claro): Sin mediar ni una palabra, les dieron oro y les indicaron una ruta que los llevaba a los enemigos que ellos querían que atacaran y los humanos entendieron perfectamente 😉

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.