[Impresión 3D] Sobre ficheros y laminadores

¡Saludos a todos menos a uno!

Durante una conversación con Zeo sobre el tema de imprimir cosas en 3D, me di cuenta que algunas cosas que los usuarios de impresoras 3D damos por sentadas y básicas, son realmente desconocidas para la gente que no está metida en el mundillo.

Así pues, hoy voy a comentar un poco por encima como se hace para imprimir, partiendo un modelo 3D, hecho por nosotros o descargado por internet.

La idea es tener claro el proceso que tenemos que hacer cada vez que se quiere imprimir algo, ya que no es como imprimir un documento de texto o una foto, requiere unos pasos mas «específicos».

Vamos a ello…

Fichero STL

Lo primero que necesitamos es un fichero STL. Lo podemos descargar directamente de internet, de paginas como Thingiverse (para mi, el mejor repositorio de ficheros STL gratuitos), o podemos partir de un modelo 3D que hayamos hecho nosotros. Prácticamente cualquier programa de diseño permite exportar un modelo 3D a un fichero STL, asi que eso no es un problema.

El fichero STL es donde está la información del modelo. Es exactamente igual que una foto, pero con información de una pieza 3D.

Vista de un fichero STL con el visor de Thingiverse (enlace aquí), puedes mover la vista para ver el modelo desde todos los ángulos. Es parte de un edificio que puede venir de lujo como escenografía.

Laminadores o Slicers

Este nombre tan curioso hace referencia a un programa que convierte los ficheros STL (y en algunos casos, ficheros OBJ) en ficheros GCODE (esto lo explico en el siguiente punto).

En este programa es donde se especifica todos los parámetros de la impresión y de la impresora que vamos a usar (cada impresora tiene unos parámetros concretos). Desde la calidad de impresión, a la velocidad, temperatura y un sinfín de opciones que la mayoría de las veces ni miras (salvo que seas un usuario avanzado, que no es mi caso :P).

Aquí es donde tenemos las opciones de modificar el tamaño, moverlo o incluso deformarlo ligeramente. También nos dará una estimación de cuanto tiempo tardará en imprimirse, y el coste estimado del material usado (se le ha de indicar el precio del kilo de plástico).

Una vez tienes todas las opciones a tu gusto, lo guardas todo en un fichero GCODE, que es el que se manda a la impresora.

Yo uso el Ultimaker Cura, que es gratis y mas que suficiente para mi uso. Además, ha mejorado mucho en las últimas versiones.

Generando un GCODE desde el STL de antes, a máxima resolución con mi impresora. Ni caso al coste en €, que está mal puesto el precio 😛

Fichero GCODE

Esta es la madre del cordero. Partiendo de uno o varios ficheros STL, y con los parámetros/opciones de impresión configurados en el laminador, tenemos el fichero GCODE. Este fichero no es mas que un churro enorme de texto con un montón de líneas extrañas. Esas líneas son los comandos que la impresora 3D interpreta, como «calentar el fusor a 220º» o «mover el motor X 10mm mientras el extrusor mueve 2mm». Es decir, son las instrucciones exactas de lo que la impresora 3D va a hacer, paso a paso.

Este fichero es «exclusivo» en el sentido de que los códigos utilizados dependen de la configuración del laminador, el cual tiene la información sobre la impresora para la que va a generarse (entre otras muchas cosas). Además, dos impresoras iguales, con el mismo firmware, usando el mismo plástico, puede imprimir con diferente calidad usando los mismos parámetros.

Este es el motivo por el que se comparten ficheros STL y no ficheros GCODE. Al ser todo muy dependiente de factores externos como la temperatura y humedad ambiental, la lubricación de los husillos y rodamientos, configuración personalizada del firmware, los ficheros GCODE no suelen ser la mejor opción para compartir un modelo para imprimir.

Este es el contenido del fichero GCODE que hemos generado antes, y es lo que la impresora 3D entiende. Mas de medio millón de lineas…

En resumen, la cosa viene a ser así:

  1. Generamos un STL con un programa 3D o lo descargamos de algún sitio.
  2. Abrimos el STL con el laminador.
  3. Configuramos los parámetros de impresión (calidad, velocidad, etc…).
  4. Guardamos el fichero GCODE.
  5. Subimos el fichero GCODE a la impresora.
  6. Imprimimos…

Y esto es lo que se tiene que hacer cada vez que quieres imprimir alguna cosa.

¿Qué os parece? ¿Os imaginabais todos estos pasos?

Acerca de UnDomain

¿Yo? Yo me apunto a un bombardeo...

2 respuestas a “[Impresión 3D] Sobre ficheros y laminadores”

  1. Yo pensé que solo se le daba al intro… Me imagino que habrá mil formatos y mil programas para hacer 3d, un mundo muy interesante pero al que hay que dedicarle tiempo mucho tiempo jeje

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.