[Catalogando Warhammer] Caos, Demonios de Slaanesh: Diablillas montadas

Saludos, Señores de la Guerra.

Si anteayer veíamos las Diablillas a pie, hoy veremos a las Diablillas montadas.

Tercera edición

Con esto tengo una duda. Veréis, en el catálogo de 1989 aparece un Slaanesh Rider de Warhammer 40.000 que es un marine de Slaanesh encima de un «corcel de Slaanesh» (con código 0224), de Alan Perry. Hay dos cuerpos distintos de corcel, dos pares de patas, y seis cabezas distintas como podéis ver. También se puede ver aquí, con dos jinetes distintos (1991).

Bien. El problema es que conseguí una foto y en su momento la puse como código 73253. Juraría que el corcel es el mismo que el Slaanesh Riders. Entonces… opción 1, me lié, es una conversión desde el Corcel con una diablilla normal (corcel de Slaanesh Riders + diablilla). Opción 2, existe y se vendía en blísters.

¿Conversión?

Remirando los catálogos en Stuff Of Legends no he encontrado la página de donde saqué ese código,….

Cuarta Edición

En 1995 sí que aparecieron cuatro modelos de Diablillas montadas, de los Morrison. Salieron bajo la el código 73013 y pasaron luego a 201015.

Quinta Edición

En Quinta, cómo no, apareció el grupo de mando para las Diablillas montadas de la anterior edición. Son obra de los Morrison y de Chris Fitzpatrick (apostaría que los jinetes son hechos por Chris a partir de miniaturas del matrimonio).

Sexta Edición

De nuevo Juan Díaz, esculpió cuatro modelos distintos de Diablillas montadas, aún hoy en día considerados de las mejores miniaturas de la época.

Séptima Edición

A finales de Séptima Edición (en Agosto de 2010) apareció una nueva caja de diablillas montadas de plástico, que aún está a la venta. Son obra de Alex Hedström.

8 respuestas a “[Catalogando Warhammer] Caos, Demonios de Slaanesh: Diablillas montadas”

  1. Un poco lo mismo que me pareció la anterior entrada: buen ejemplo cómo diferentes escultores hacen sus propias versiones de un mismo concepto. Las de Juan Díaz son totalmente distintas al resto, parecen de otro juego!

    ¿Porqué las de Séptima tienen esos pelos? Le quita toda la elegancia xDDD

    ResponderResponder
    0
  2. A mi modo de ver las de Juan Diaz ganan de goleada, no solo porque las minis son una pasada, sino ya por el simple hecho de como la diablilla va montada en el corcel; de una manera mucho mas dinamica y organica que les queda genial.

    La manera en que las de septima van montadas me parece artificial, me recuerdan a un playmobil: Horribles (y el pelo tampoco ayuda xD)

    ResponderResponder
    0
  3. Aún siendo las mejores diablillas con diferencia las de Juan Díaz, he de decir que sus monturas son las que menos me gustan. (No me matéis por favor)

    ResponderResponder
    0
  4. Aunque las de Diaz tienen muy buena pose, tienen poco detalle, y hasta ahora me parecen mas elfas brujas que demonios, creo que esas espadas y cuchillos estan muy fuera de lugar, los corceles actuales son muy bonitos, y las de cuarta y quinta de nuevo tienen garras muy grandes, aunque son impresionantes a la vista.

    Las de tercera venia un corcel y una diablilla normal para que tu mismo la transformes en jinete, cosa que se lograba simplemente apretando un poco las piernas para ajusten a la montura.

    ResponderResponder
    0
  5. A mí tampoco me gustan las miniaturas de Juan Díaz. Me parecen muy simplonas. Bien equilibradas y esculpidas pero sin apenas detalles. Podrían ser una dríadas o elfas brujas.
    Las anteriores tienen mucho más carisma aunque tengan las limitaciones de la escultura propias de aquellos años.

    ResponderResponder
    0
  6. Si consideramos a las diablillas como versiones «Warhammeras» de los súcubos de las leyendas medievales, creo que las mejor conseguidas son las de Juan Díaz.

    ResponderResponder
    0
  7. Dejando a parte el puritanismo que ha ido adueñándose de GW, creo que hay un cambio en el modelo que inspiró las minis; de acuerdo con el trasfondo, las diablillas son vistas como atractivas y bellas por sus víctimas, aspecto más similar de las de Juan Díaz, y sólo en el momento de rematar al incauto mostraban rotundamente su naturaleza demoniaca. Yo me quedo con las de Juan Díaz y el corcel de 7a.

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.