[Escalada 2018] Lo que he manchado este año

Ya sé que no me prodigo mucho en el Blog, pero la VidaReal (TM) se interpone en todo momento, dificultando mucho el poder escribir. Y de pintar o jugar, ni te cuento.

Y como no he podido publicar la Escalada mensualmente, pues hago un resumen anual (si, debería haberlo hecho el día 31 de diciembre: lapidadme).

Así que ya os advierto, desde este momento, que este post es largo y no excesivamente bonito. Es lo que tiene pintar tirando a mal y hacer las fotos con el móvil. Pues voy a desgranar todo lo que he pintado en este año…

En primer lugar, no estaba muy seguro de cómo organizarlas. ¿Cronológicamente? ¿Temáticamente? Al final me he decantado por la primera, aunque sea un poco más caótico.

Esta primera es la que me faltaba por pintar de los malos de las Tortugas Ninja. Es de Greebo, y son unas miniaturas sencillas de pintar y muy agradecidas.

Esta miniatura es un mini-diorama que me apetecía hacer. Es un carro de no recuerdo qué compañía, con una puerta del Jardín de Morr que me sobraba. El conductor lleva máscara, y debajo un pelo de hombre lobo. No la he utilizado para nada más.

Mis Tiránidos…
Hace uno años, unos amigos quisimos empezar una escalada de WH40K, para jugar. Fui el único que compró y montó las miniaturas. Y todavía me quedan unas cuantas por montar. Este año he incrementado la Horda con tres Guerreros Tiránidos y una progenie de Devoradores. La Horda cuenta con otra progenie de Guerreros Tiránidos, un par de progenies de Genestealers, una progenie de Termagantes, un Tervigón, dos Trigones, un Tirano de Enjambre Alado y un Carnifex…
Y me faltan muchos por pintar todavía…

Esta es una casita simple, pintada a pincel (es lo que tiene no tener tiempo para sacar el aerógrafo). Es de plástico, y da mucho juego.

Este pantano lo hice a partir de una superficie de cartón pluma, con otros trozos de cartón pluma haciendo los bordes elevados. Luego pinté (aquí si utilicé el aerógrafo) y pegué las piedras (trocitos de corcho de ese que venden para decorar belenes). Pinté, puse las piezas de escenografía (plantas, ruinas, maderas) y dí un componente de agua que, al principio, se quedó como figura en la foto. Pero con el tiempo se ha ido aclarando y ahora es completamente transparente…

Esta torre en ruinas Citadel llevaba por mi mesa varios años… en distintos estados de pintura. Así que me decidí a acabarla. Es una pieza bastante grande, con muchos detalles y muy jugable. A ver si algún día termino de pintar la hermana mayor (la torre entera) que son cuatro pisos y solo llevo el último.

Un pequeño conjunto de muretes (realizados con una impresora 3D) que se utilizan para no sé qué juego, pero que valen de forma genérica para casi cualquier juego. Escenografía que bloquea línea de visión y ofrece cobertura, un win-win.

podía haber pintado los dos leones iguales, pero me pareció más interesante pintarlos de forma diferente. Uno metálico y otro de piedra, así puedo utilizarlos para distintas ambientaciones.

Este templete al Hombre no ha sido difícil de pintar. Aunque un buen pintor le habría sacado mucho más juego…

Simple. Un barril.

De GW, creo.

No tardé mucho en pintarlo..

Este Oso Lechuza es especial. Y lo realmente especial es que no lo he pintado yo, sino mi hijo David, con 7 años (ahora 8). Yo simplemente le ayudé un poco con el amarillo de los ojos…

Se me cae la baba. Y si, creo que pinta y pintará mejor que yo.

Este osito de peluche psicópata ha sido elegido por mi hijo, de entre todas las miniaturas de Goblintrader Norte. Y también eligió los colores. Pero me tocó a mi pintarlo. Da un poco de mal royo…

Este señor Goblin de Malifaux lo voy a utilizar como Mutardo cabezón en Punkapocalyptic. O no, pero la miniatura me parece una chulada. Con ese topo despellejado…

Y estos Goblins no recuerdo de dónde salieron. Pero como tengo una banda de música rock goblin, un manager goblin, un vendedor de perritos calientes goblin, un cámara goblin… pues por qué no unos recién casados goblins…

Un banco.

Para sentarse tras una dura batalla.

No me ha quedado muy limpia, pero como es para Punkapocalyptic (como Jefa con Filo Medio y Ballesta) en mi banda de solo féminas (aunque hay algún hombre como miembro honorífico), pues tampoco me preocupa demasiado.

El Maestro Splinter, el que me faltaba de las Torugas Ninja. Con éste ya tengo a las cuatro Tortugas (Leo, Raphael, Michelangelo y Donnie), su maestro, Shredder, Rocksteady, Bellop, Krang, cuatro Ninjas del Clan del Pie, cuatro robots mordedores y no sé si alguna otra cosa.

Y esta pequeña tortuga (tiene la mitad de tamaño que una miniatura normal de 28mm) me la regalaron en Greebo con la compra de las otras miniaturas (y una tortuga tumbada, y alguna otra cosilla). La he pintado un poco como Bowser (de Mario) por hacer la gracia.

Me regalaron por mi cumpleaños la caja de Star Wars Legion. Y, por supuesto, el primero en pintar fue a Darth Vader.

Los Soldados de Asalto. Cometí el error de imprimar en gris, en lugar de blanco. No volverá a pasar.

“Disculpas aceptadas, capitán Needa”

No sé por qué, la mayor parte de la gente pinta a Luke con el traje blanco de Una Nueva Esperanza/El Imperio Contraataca. Y el sable láser azul. A mi me mola más de negro, como en El Retorno del Jedi, que es cuando ya se cree un auténtico Jedi.

Y las motos deslizadoras. Me han quedado muy resultonas, y ahora me llaman la atención los Exploradores… quizás caigan este año.

Este coche es, simplemente, un coche de los chinos desmontados, repintado y metido un esqueleto. Así me sirve de escenografía para Punkapocalyptic y para la misión de conseguir gasofa…

Y además, es una prueba para ver cómo me quedaría un coche de chinos a esta escala. Quizás algún día me plantee un Gaslands a 28mm, que entre los Orkos y el Culto Genestealer…

Esto forma parte de un kit que me trajeron los Reyes el año pasado: tres Casas del Lago de GW del Hobbit. Cada casa (casi terminadas) trae un aseo exterior, que podéis ver arriba.

Otro de los vehículos de Mantic The Walking Dead que me servirá de escenografía. Son fáciles de pintar y quedan muy guarros con facilidad. Lo que me viene bien, ya que no pinto especialmente bien ni con cuidado.

Los rebeldes de Star Wars Legion. Cualquiera que me conozca sabe que soy preferentemente Imperial, pero claro, necesito rebeldes a los que perseguir y capturar…

Un regalo de cumple de mi compañero McAllus. Aunque tiene algunos agujeros, pude taparlos con un poco de masilla, y, una vez pintado, no se notan. Eso sí, los agujeros propios (por los que se ven los huesos) los dejé.

Arañas de Goblins que no tienen goblins. Estas arañas me las he pintado para poder jugar a Rangers of Shadow Deep, un juego cooperativo similar a Frostgrave (del mismo autor) con un toque muy rolero. En cuanto lo pruebe a fondo, intentaré hacer un reportaje por aquí.

El Emperador y sus Guardias Reales. Necesario en cualquier ejército Imperial, por razones obvias.

Y Bobba Fett, el personaje preferido de mi hijo. Me ayudó con cartas y dibujos para el esquema de color.

Otro de los coches de Mantic. Éste no me apetecía mucho pintarlo, lo tenía a medias desde el año pasado. Lo terminé rápidamente, sin detalles.

Regalo de Papá Noel. Él mismo y su asistente. Tardé muy poco en pintarlas, y he de reconocer que tendría que haber pintado las botas negras (o eso dicen mis hijos).

Finalmente, dos arañas de Bones para Rangers of Shadow Deep. Es un gustazo lo fácil que se pueden pintar las arañas…

Y esto es todo lo que he pintado en este año. En tema de entradas y salidas, he pintado todo lo que he comprado… excepto el Kickstarter de Punka del V Reich (que me llegó en marzo, creo). Y este año espero cumplir lo mismo. Pero claro, ya me han caído los Gnolls de Frostgrave, las Shieldmaiden de Shieldwolf, un AT-ST y un Deslizador de Star Wars Legion.

Y me tiene que llegar el Kickstarter de la Caja de Inicio de Punkapocalyptic, con un montón de miniaturas…

Ya os iré contando… o si no el año que viene.

Acerca de Lord Darkmoon

Jugador de rol desde los tiempos de Dalmau, lector del Señor de los Anillos desde que tiene memoria, jugador de WH40K desde la salida de Necromunda... Pinta (mal), juega (poco), lee (mucho), monta escenografía (cuando puede) y cuida de dos criaturas adorables... que empiezan a ver con avidez los Zombies de papá.

Una respuesta a “[Escalada 2018] Lo que he manchado este año”

  1. Lo mejor el barril, seguido de cerca por el banco xD
    Me encanta el oso-lechuza y el que sea de tu hijo, yo ya estoy deseando que la mía crezca lo suficiente para manchar algo más que su ropa jaja

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.