[Escalada] Namarie, Octubre 2018

Saludos, Señores de la Guerra.

Este mes va a ser algo distinto. Primero porque el post, en vez de salir a finales de mes (o principios) sale cuando aún quedan diez días (no voy a pintar más en lo que queda de mes). Segunda, porque he pintado muchas miniaturas, pero todas de un mismo juego. Como podéis ver en la imagen, este mes ha sido un verdadero sprint para intentar llevar completamente pintado el ejército de Caos Nurgle (de Warhammer con Manuscritos de Nuth Reloaded) al Torneo Corredores de Sombras de mañana. Nada menos que dieciocho miniaturas pintadas, con lo que he conseguido sobrepasar el objetivo que me había marcado para 2018… He pintado de noche, en fin de semana y alguna tarde (rompiendo así mi tradicional “sólo-pinto-en-finde”).

(Y, antes de que se me olvide: 11 compradas, 1 regalada a Undo, 18 pintadas, balance más que positivo).

Para ser sincero, no estaba seguro de conseguirlo (ir full painted). Empecé con la segunda unidad de bárbaros del Caos con mayal. Me he salido de mi esquema habitual de pintado, optando por una imprimación negra seguida de un pincel seco metálico. Esto me ha permitido tener todas las zonas marcadas; tradiconalmente lo hacía con pintura blanca, pero al hacerlo de metálico he aprovechado para dar una primera pasada a las armas y armaduras. En el caso de los bárbaros he seguido con carne, cuero, verde y metálicos (Campana Gritona y dorado). He aplicado un lavado a la carne (y huesos) para remarcar, y cuando ha estado seco he hecho el inevitable dipping. Repaso de zonas, segunda capa de blanco a los cuernos para hacer un pequeño degradado, decoración de peanas y… ¡listos!

Son muy parecidos a los que pinté en Enero, pero si aquellos tenían ropajes y detalles en rojo, aquí están en verde.

Aunque tenía un carro del Caos noventero (metal, por supuesto) quería hacerme con un carro de bárbaros. Encontré uno bien de precio por ebay, pero… sin corceles. Ningún problema; tenía un par de caballos por ahí. El problema vino con que en la dotación estaba el tío con látigo y un Guerrero, que no quería meter. Así que… opté por poner sólo al auriga. Ya, pueden decirme “si sólo hay un tío por qué haces dos ataques”. Mira, por las reglas 😛 Además quería hacer claramente “peor” el Carro de bárbaros que el Carro del Caos (más frágil y menos potente), si ves un carro con sólo un tío ya da sensación de más blandito.

Misma metodología de pintura: imprimación negra, pincel seco metálico, pintura para capa base, baño (bendito Nuln Oil), repintado de detalles, y peana.

Bueno. Esta conversión la he hecho a partir de piezas con textura madera pero de plástico, la parte superior del Templete de Nurgle, dos Corceles del Caos y un montón de calaveras del kit de calaveras Citadel (más un par de adornos de un carro élfico) Encima de las calaveras hay algo que brilla… Sí, es la piedra del riñón que expulsó la Señora Inquisidora (Si no lo recordáis, aquí lo expliqué). He dejado expresamente el hueco para poder “montar” un personaje (ya que en Manuscritos de Nuth el Templete puede ser montura de personaje). Originalmente tenía montado también el “balcón” lateral, las antorchas y la “piedra estelar”. Finalmente me he decidido a hacerlo más simple (y transportable), si bien he hecho anclaje para poder variar entre el símbolo del Caos o esa pira. Igual en un tiempo decido usar el símbolo como portaestandarte demoníaco… quién sabe.

Me gusta cómo ha quedado, es una buena “pieza central” de un ejército y es una mezcla entre el arte conceptual de Templete del Caos del libro de Séptima y el Templete como miniatura de Octava (ya buscaba esa “mezcla”).

Bueno. No tenía pensado esto inicialmente. La idea básica era llevar el porta de batalla encima del Altar, y un hechicero de nivel 4. Pero hablando en el curro sobre el tema cthulesco, pensé… ¿y si mi General fuera un Príncipe Demonio rollo Nurgle-Cthulhu? Empecé a buscar miniaturas de cthulhu pero o se iban de escala o se iban de precio (pensé en la de Cthulhu Wars). Y de golpe pensé… ¿y si encontrase de Monsterpocalypse? La escala podría ser la misma que un Príncipe Demonio de Warhammer (o sea peana 50×50) sin ser una monstruosidad de tamaño como esta. Me pillé un tal Yasheth del juego prepintado de Privateer Press (Que por cierto tiene reedición hace poco) a buen precio. Problema, no sabía si llegaría para el torneo.

Y, camino a casa, pensé… “¿pero no tenía yo un Cthulhu de Monsterpocalypse?”. Al llegar vi que sí, algo parecido (el segundo por la izquierda que podéis ver aquí). Me molaba pero primera que tenía colores algo planos, y segunda… ¡no tenía alas! Así que me puse manos a la obra y cambié esos dos tentáculos-HOJO cambiándolos por dos alas de no-se-que bicho tenía. En cuanto a pintar, no quería pintar de cero, así que usé varios tonos de verde para dar más volumen al cuerpo, algún amarillo para dar luces en algunas partes, un glaze verde, y luego algunos baños de tinta y mocos.

Y me llegó el Cthulhu “bueno”. Sin embargo usaré el retocado. Como podéis ver, el nivel de pintado del original no es malo-malo, pero haciendo algunas capas extra, algunos baños y unos efectos especiales (amén de una peana reshulona) mejoran bastante el producto. Supongo que puedo hacer lo mismo en el otro Cthulhu y tener un Demonio Mayor para hacer la parejita 😉

En este momento quedaba una semana para el torneo, y sólo tenía que pintar dos miniaturas más: Festus y un Guerrero. Decidí empezar por Festus (podía poner un héroe “cuenta como”), una miniatura que como concepto me encanta pero ya sabía que si quería ir al torneo con él pintado, tenía que pintarlo bastante “guarrete”. Así que hice imprimación negra, pincel seco blanco, y empecé con las capas base. A diferencia del modelo oficial, mi Festus tiene “color carne”. La carne la pinté con color carne (Capitán Obvio al rescate), tinta carne (me he esforzao eligiendo, eh?) y un glaze verde para darle “colorete nurgloso”. Los mocos y el dipping han acabado de darle tridimensionalidad. ¡Ah! Es la primera miniatura en la que he probado pintauñas rojo putón para simular la sangre, y no me disgusta cómo ha quedado…

(Si notáis junturas raras, sí, es lo que pasa con algunas miniatura de resina… y no me apetecía liarme con masilla para una mini que usaré en un torneo y gracias). También veo que podría haberle pintado los HOJOS, pero… bueno, igual lo hago antes que acabe el mes 😛

Tenía diez Guerreros con alabarda y luego unos cuantos Guerreros con arma de mano y escudo. Como para el Torneo iba a ir con once, me faltaba uno… pero aproveché para pintar los dos últimos Guerreros con alabarda que tenía. Uno de ellos es el de Warhammer Quest y le he dedicado un poco más de cariño (y de pintura dorada) para que realmente parezca un campeón-campeón. Los he pintado igual que los guerreros de Abril.

Objetivos anuales

Mes chungo porque se han quedado sobre la mesa varias miniaturas que me habrían hecho enverdecer algún número más. Pero vamos allá. Al terminar Octubre el porcentaje de pintado tendría que ser del 83%…

  • Warhammer (74 miniaturas de Nurgle). A las 60 que tenía de Septiembre sumo 18 para un total de 78/74, un fantástico 105%. ¡OBJETIVO CONSEGUIDO!
  • Warhammer 40.000 (18 Tiránidos). Me queda aún el Trigón y el Líder de Progenie, pero los 16 Robagenes que llevo sitúan el porcentaje en el 89%.
  • Warmaster (28 peanas de Imperio). Sigo en 15/28, 54%.
  • Reaper (12 superhéroes). Llevo uno de retraso, 9/12 es el 75%.
  • Konflikt ’47 (44 miniaturas). Seguimos con 5/44. 11%.
  • Epic 40.000 (1000 puntos). Gracias al subidón del mes pasado estoy a 848 puntos de 1000, es decir un 84’8%.

En total, llevo ya 156 miniaturas (de un objetivo total de 216, hacen el 72%). Veo poco probable que lo termine todo, pero hay tres objetivos que estoy cerca de conseguir… ¿qué pasará en Noviembre?

5 respuestas a “[Escalada] Namarie, Octubre 2018”

  1. Oleee! Felicidades por el ejército. Ha quedado de coña 🙂
    No te comas el coco con los objetivos rojos/verdes, al final, pintamos para poder jugar y divertirnos, y el torneo de corredores lo vale! Ir con el ejército pintado vale la pena (y los dioses del caos premian con buenas tiradas a los ejércitos pintados 😉

    Yo estoy acabando la última mini hoy in extremis, y uniformando las peanas, que tengo un tercio hechas hace 15 años, un tercio hace 5 o 6, y el resto de este año…. Y puesto junto quedaba raro. Nos vemos mañana!

    ResponderResponder
    0
  2. Lo de la piedra de riñón en el ejercito de Nurgle da algo así como 1.000.000 de puntos de experiencia en frikismo XD

    ResponderResponder
    1+
  3. Muy bueno el detalle de las riendas del dragón élfico en el templete del caos, ¡le quedan niqueladas!

    ResponderResponder
    0
  4. que grande… 😉

    un día tienes que hacer un tutorial de tu pintado rápido… que yo como mucho pinto 5 minis en un mes… a veces menos… jijiji

    ánimo… o como yo me digo a mi mismo… algún día las tendrás todas pintadas… 😛

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.