[Juego de Mesa] Carcassonne Junior (Reseña)

Saludos, Señores de la Guerra.

Cuando los frikis empezamos a reproducirnos, a la mayoría nos gustaría que nuestro retoño o retoña siguiera nuestros pasos frikis. Ya sabéis lo que dicen: “meted a vuestros hijos en el frikismo, que entre miniaturas, cómics y videojuegos seguro que ya no tendrán dinero para drogas”. Y claro, ya que hay que frikear, pues cuanto antes después.

Claro. En casa tengo el Heroquest, Catan (más que juego de mesa, creador de enemistades), Aventureros al Tren, un montón de juegos de cartas, y hasta clásicos como el 1000 Kilómetros. Pero, ¿cuántos para un niño de 4 años? Pues ninguno.

Así que se le regaló (no recuerdo quién ni para qué fiesta) un Carcassonne Junior, juego a partir de 4 años.

Es Carcassonne pero no es Carcassonne

Algo bien conseguido es que se trata de un juego que tiene “conexión” con Carcassonne pero es mucho más fácil. En la caja vienen los meeples (¡eh! tiene miniaturas!) y las fichas cuadradas que se pondrán boca abajo y se intentarán colocar. Hasta aquí todo en orden (voy a suponer que has oído hablar del Carcassonne).

Hay dos diferencias básicas entre el Junior y el estándar. La primera, los puntos. No hay puntos. El primer jugador que haya puesto todos sus meeples, gana. Objetivo simple (va bien para los peques).

La segunda diferencia son las losetas o fichas. No hay castillos, caminos, praderas y abadías. Sólo hay caminos. Además, cada loseta de camino va con unos niños dibujados con un color (y sólo puedes poner un meeple si es de ese color). La gracia es que los niños tienen que seguir “su color” (me ha recordado al Trax, salvando las distancias). Cuando un circuito de un color queda cerrado, se coloca el meeple. Simple, realmente simple, no se parece al Carcassonne pero “huele” a él.

Y aquí es donde también arrugo la nariz. La gracia de Carcassonne es precisamente ir haciendo castillos, si a Carcassonne le quitas castillos te quedas con… bueno, un juego. Que está bien, pero ¿cómo le explicas al peque que se llama Carcassonne porque es famoso el castillo de Carcassone, pero en el juego no hay castillos? En fin, tenía que quejarme de algo y es lo único que he encontrado malo 😛

Estrategia

Bueno, con 4 años aún no aprendes estrategias (recordad las 3 fases, este es un juego de 1ª fase pura), te limitas a ir poniendo losetas y tienes que ir diciendo “mira, si la pones aquí, cierras ¡y pones otro pastor!” (pastor por decir algo). Obviamente hay que ser “bueno” y no ir a putear “abriendo” caminos para que no pueda cerrarlos (y dejar ganar, seamos sinceros). Pero si juegas con otro adulto puedes lanzar las pullas igualmente (como con el Carcassonne original)

En resumen

¿Recomiendo el juego? Sin duda. Componentes de calidad, grado de dificultad rebajado, y que puede servir de orientación para el Carcassonne “grande”. Se trata de un juego fácil, realmente aptos para críos (a ver si se va animando más). Además, tengo que reconocer que las fichas son preciosas, con un estilo más “de dibujos” que el original. Y siempre es bueno ir adoctrin… digooo mostrando juegos a nuestros descendientes.

4 respuestas a “[Juego de Mesa] Carcassonne Junior (Reseña)”

  1. Es un juego que no está mal para peques. Yo recomendaría también el “Rhino Hero”, que es como una especie de Yenga, y el “1, 2, 3 ahora me ves”, que me parece un juegazo y que además se puede graduar bien la dificultad.

    Cuando ya tengan unos 7 u 8 años se puede empezar con el “Ritmo y Bola”, que va genial para grupos grandes y el “Aventureros al Tren Junior”, que es una muy buena versión light del juego original.

    La verdad es que mi pareja y yo estamos enganchando al vicio a tres sobrinos y es complicado cuando tienen edades diferentes (8, 9 y 13), pero le pillan rápido el puntillo cuando ven cómo nos lo pasamos los mayores. Eso sí, a 4 años es más difícil que ellos sean lo suficientemente autónomos para jugar a la mayoría de los juegos sin ayuda de adultos.

    Un saludo.

    0
  2. Te recomiendo también Valerio El Valiente (Richard Ritterschlag), a los enajos les gusta mucho eso de ir “haciendo” misiones. Tiene un aire al Carcassonne Junior por lo de ir colocando losetas, aunque en este caso son triangulares.
    Y a partir de 5 años: Dragones de Fuego. Juego muy entretenido y divertido. Ideal para toda la familia 😜

    0