[Malifaux] Tejiendo los hilos del destino (IX): Abisinia, el Concilio y la gran brecha

El IMPERIO MILAGROSO (1642 D.C.)

En el siglo XVII, se abrió otro portal en el este de África, en la nación de Abisinia. Esta vez, no surgieron monstruos a través de la falla dimensional, y debido a su curiosidad, los abisinios exploraron el desolado nuevo mundo, descubriendo las soulstones. Inicialmente fueron transportadas a la Tierra con la creencia de ser piedras preciosas, pero fue sólo después de que la brecha se cerrase cuando descubrieron las auténticas propiedades de las mismas.  Si alguien perecía cerca de una piedra de alma, la gema se cargaba con energía mágica y luego podía utilizarse para lanzar hechizos de increíble poder. A raíz de su descubrimiento, Abisinia fue conocido como un lugar extraño y místico cuya gente podía ejecutar terribles poderes mágicos. Sin embargo, con el paso de los años, los dueños de estas piedras de alma lucharon unos contra otros, y las gemas se fueron perdiendo o destruyendo. Al verse reducida las reservas de soulstones, la reputación mística de Abisinia se desvaneció en la leyenda, y se convirtieron en una nación más, aunque sus ciudades continuaron inusualmente avanzadas y mantuvieron algunas tradiciones extrañas.

LA FORMACIÓN DEL CONCILIO (1780 D.C.)

Poco a poco; los magos, chamanes, místicos y sanadores se dieron cuenta de que la magia de la Tierra estaba disminuyendo. Existían muchas teorías sobre por qué los conjuros y rituales eran cada vez menos efectivos con cada año que pasaba. Algunos opinaban que era un ciclo natural, que existía una marea de magia que disminuía con el tiempo. Otros creían que existía un conflicto entre la magia y la ciencia, que la creciente industrialización del mundo estaba sofocando las reglas de la magia debido a la propagación de la ciencia.

Los hechiceros, brujos, adivinos y magos del mundo se unieron para buscar una nueva fuente de magia. Llamándose a sí mismos “el Consejo”, el grupo fue viajando por el mundo en busca de una forma para reponer la magia de la Tierra. Sus miembros viajaron al Nuevo Mundo para hablar con los chamanes de las tribus indígenas y al este de África para investigar rumores de su poderosa hechicería. En todo momento, encontraron místicos que habían notado el declive de la magia, pero no daban con las respuestas buscadas.

Finalmente, el Consejo comenzó a darse cuenta de que había un mundo más allá del suyo, y en gran medida la energía que fluía en la Tierra era debida a encuentros con ese mundo oculto.  Sólo un muro dimensional mantenía la separación entre los mundos… y con suficiente fuerza, cualquier barrera podría ser derribada.

LA GRAN BRECHA (1787 D.C.)

Tomó años de investigación y cooperación, pero el Concilio llegó a creer que poseían el poder mágico necesario para quebrar la barrera entre la Tierra y Malifaux. Se hizo una llamada a lo largo del planeta, solicitando a toda persona con talentos mágicos, por insignificantes que fuesen, que se reuniesen en Santa Fe, Norte América.

De todos los rincones de la Tierra comenzaron a llegar diferentes personas con cualidades mágicas, algunos eran los últimos de su clase: sabios ya canosos de las estepas Siberianas, artificieros de Abisinia, intelectuales parisinos adoradores de demonios, estoicos gurús indios, antiguas brujas rumanas y visires del Imperio Otomano. Todos convergieron en Santa Fe con el propósito final y desesperado de llevar a cabo un ritual para evitar que el poder mágico se perdiera para siempre del mundo.

Cuando los líderes del Concilio estuvieron de acuerdo en que la hora había llegado, avisaron a todos los que estaban en la ciudad para que tomasen posiciones. Las calles se llenaron de hechiceros y magos en cada cruce, cada uno poniéndose en posición para lanzar el hechizo más poderoso jamás utilizado.

El ritual fue agotador más allá de lo imaginable. Durante un día y una noche, los cientos de practicantes reunidos vertieron hasta su última gota de magia en el hechizo. Algunos perecieron debido a este esfuerzo, mientras que otros voluntariamente renunciaron a dejar la última esencia de su vida en un acto final de desesperado sacrificio.

A medida que el ritual alcanzaba su cenit, la fuerza vital de los hechiceros menores fue arrancada en un torrente de dolor y poder a medida que las energías del ritual corrían fuera de control y los consumía. Repentinamente, hubo un cambio en la presión atmosférica que combinada con las peligrosas cantidades de energía etérea reunida en la zona, produjo una onda de choque masiva que golpeó todos los edificios rasgando las estructuras desde sus mismísimos cimientos.

En un solo momento, la ciudad de Santa Fe paso de ser un asentamiento próspero a unas ruinas irreconocibles; de escombros, locura y cadáveres. La ciudad había sido reemplazada por un irregular agujero en el plano existencial.

En los días y semanas que siguieron al ritual los pocos supervivientes que sobrevivieron, encontraron que sus aptitudes mágicas habían aumentado exponencialmente y había un poder inimaginable que ahora corría por sus venas. Los magos, conjuradores y chamanes que quedaban en Santa Fe, fueron liberándose de las ruinas y decidieron atravesar por primera vez la grieta dimensional que pasó a ser conocida como, La Gran Brecha.

Al otro lado de La Brecha, los miembros del Concilio encontraron una ciudad. Sus características eran a la vez familiares y extrañas, como si todas las grandes ciudades de la Tierra se hubiesen apilado. Los edificios estaban inclinados y se cernían sobre las calles, encontraron símbolos de escritura completamente desconocidos tallados en la piedra o pintados sobre las puertas. Un letrero colgado sobre las puertas de la destrozada ciudad rezaba, Malifaux. Estas palabras fueron utilizadas para denominar tanto a la ciudad como al nuevo mundo descubierto.

Tentativamente, sabiendo que la nueva Brecha podría colapsar en cualquier momento, el Concilio comenzó a explorar la ciudad. Descubrieron viejos tomos y artefactos por toda la ciudad, cuando se dieron cuenta del poder que poseían estos objetos arcanos, los hechiceros los fueron arrebatando lo más rápido posible. Aunque habían sido unidos por un objetivo común, los miembros del Concilio tenían poco en común entre ellos más allá de su talento mágico, y pronto los ánimos se fueron encendiendo al comenzar las acusaciones  de acaparamiento del conocimiento mágico que debía pertenecer a todos por el sacrificio que se había realizado.

Al final de la primera noche, estos conflictos estallaron en una guerra abierta. En las calles se lanzaban bolas de fuego, lanzas de hielo y rayos de luz para robar el poder de sus compañeros o defender las reliquias mágicas que habían adquirido. Amigos lucharon contra amigos, y algunos rivales se tuvieron que convertir en aliados desesperados.

Después de quince días de intensa lucha, los magos comenzaron a reunirse para pactar una tregua por el bien común, aunque otros cuya resolución no convenía al Concilio, fueron conducidos hacia las montañas del norte o devueltos de nuevo a la Tierra. Finalmente, aquellos que no pudieron ser persuadidos del exilio o retorno a la Tierra, fueron ejecutados por sus rivales. El Concilio había renacido y por fin, tenía el control de la ciudad.

9 Replies to “[Malifaux] Tejiendo los hilos del destino (IX): Abisinia, el Concilio y la gran brecha”

  1. Desconocía por completo que había abisinios, he entrado en la pagina de Wyrd tras leer este post y he visto los conceptos y los render, ahora se me cae la baba por esta banda XD

    0

  2. @Vito F.B.: A ver cuando llegue el kickstarter, ya haré un unboxing porque tenemos pedido otro collega y yo abyssinia para él y los gibering hordes para mí. En sí, se dan bastante aire a Wakanda, el país de pantera negra (Marvel). Lo bueno que va a tener sobre todo el nuevo juego es que va a ser completamente en español desde el principio y yo creo que eso puede ayudar a que se una más gente desde el principio.

    0

  3. No entiendo por qué Abisinia está escrito en inglés. No es un lugar fantástico que puedes decidir traducir o no, si no un país histórico. Y no es que tenga nada en particular contra el spanglish, pero esto se me hace rarísimo.

    0

  4. @Milu el Barbaro: Muchas gracias por la aclaración. Yo la verdad que hasta hoy no sabía que Etiopía en algún momento de la historia se había llamado Abisinia, por eso había mantenido el nombre inglés. Queda actualizado, se agradecen estos comentarios ya que la traducción es fanmade y siempre me puede bailar alguna cosa.

    0

  5. Pero lod abyssinos no son para Malifaux, sino para The Other Side.

    A mí este post es el que más me ha gustado hasta ahora (también ha sido el más largo) solo tengo una duda. ¿En qué Santa Fe se abre la Brecha?

    Lo digo porque hay más de una Santa Fe, y yo tenía entendido que la Brecha estaba en una isla (estaré confundido).

    0

  6. @Zebo: Efectivamente será para the other side, no Malifaux.

    Estos dos últimos, en Navidad saqué algo más de tiempo y por eso los he podido extender más.

    El Santa Fe de Estados Unidos (actualizado), ya sabes que los yankis tiran para lo suyo… Esta es la primera brecha, supongo que te referirás a la segunda en algún punto dicen la localización pero yo ahora mismo no caigo en que fuese en una isla. A ver cuando me relea esa parte…

    0

  7. Puede ser que me haya confundido.

    ¿No se reabre la misma brecha?

    0