[No Solo Minis] La Legión de los Hombres sin Alma

Saludos, Señores de la Guerra.
Hoy rescatamos un verdadero clásico: La Legión de los Hombres sin Alma. Se trata de una película de 1932 protagonizada por Bela Lugosi y otros actores más que a quién importan 😛 (vale, Madge Bellamy fue una musa del cine mudo, pero el más importante era Bela), en blanco y negro. Y es una película que todo friki que se precie debería ver. ¿Por qué? Pues porque La Legión de los Hombres sin Alma es la primera película de zombis de la historia del cine. Y ya que estamos “catalogando zombis” de Warhammer, pues aprovecho 😉

Así es, aunque muchas veces se asocian los zombis a George A. Romero, la realidad es que treinta y pico años antes de La noche de los muertos vivientes (1968) teníamos White Zombie (así se llamaba). La película estaba basada en una obra de Broadway, Zombie, basada a su vez en La isla mágica de William Seabrook (considerado el libro que introdujo el concepto de zombis en la cultura popular). Y cuando hablamos de Zombis, nos referimos a los muertos que se levantan gracias al vudú.

Ojito con el argumento. Si no he entendido mal, hay un terrateniente que conoce a una pareja prácticamente en el puerto, les ofrece casarse en su casa y a él le va a regalar no se qué puesto importante. Y ellos aceptan. Así, de un desconocido (quizá me equivoco pero creo que mencionan que se acaban de conocer o que se han encontrado en el puerto), que nos casamos en su casa en una isla chunga sin problemas (y sin invitados), que además no me conoce pero ya me quiere enchufar en su empresa…

Y es que en realidad el terrateniente está enamorado de la chica, así que habla con un sacerdote vudú (Bela Lugosi), la mata y la levanta con magia. El sacerdote tiene unos cuantos zombis (algunos para la producción de azúcar). Esta es la base, una historia de amor-posesión y una traición. Nada nuevo (bueno, hablamos de 1932).

La película no deja de ser una película de 1932. Esperad blanco y negro, sobreactuaciones, escenarios de cartón piedra, pocos diálogos y un ritmo muuuuy lento (y no puede fallar el primer plano de los ojos de Lugosi). Sin embargo, y si sois conscientes que hablamos de una película de 85 años de edad, se deja ver bastante bien y se ven efectos especiales que hoy nos pueden parecer cutres, pero que entonces eran revolucionarios.

¿Recomendable? Sí, claro que sí; se trata de un CLÁSICO del cine friki, y sobre todo se trata de la primera película de zombis de la historia. Tomáosla con calma, que como he dicho tiene 85 años, pero es poco más de una hora y es una película que no debería caer en el olvido.

Aquí tenéis la película entera para vuestro disfrute.

Deja un comentario