[No Solo Minis] Field of Glory II, el videojuego

Saludos, Señores de la Guerra.

Retrocedamos el reloj en el tiempo casi diez años. DBA es el auténtico referente en cuanto a juegos de miniaturas históricas. Para batallas masivas necesitamos movernos a un derivado, DBM (nacido en los ’90), pero no hay ninguna compañía que se dedique a ello. Al juego, reglamento; me refiero. A las miniaturas, empresas como Corvus Belli o Xyston hace años que fabrican una gama de 15mm ideal para DBA y sus “hijo”. Si avanzamos a 2008, Slitherine y Osprey se alían para sacar algo nuevo: Field of Glory. Este juego es no sólo una evolución de DBA, sino que nace con la intención de sacar una enorme colección de libros (preciosos) hablando no sólo de ejércitos sino de su trasfondo, organización y demás. Digamos que es una versión mucho más compleja de DBA.

Field of Glory termina con 13 suplementos, más su rama de Renacimiento (y sus suplementos) y con un videojuego, Field of Glory (que aún se vende). Pues bien, ha aparecido hace nada Field of Glory II, una nueva edición del videojuego, que he podido probar (y sufrir) en mis carnes…

En pocas palabras

Field of Glory II Es probablemente el mejor juego de batallas de estrategia por turnos ambientado en Roma y sus enemigos.

Vale. ¿Un poco más extenso?

Empecemos por lo más obvio. ¿Qué es FOG2? A ver si os suena de algo… Es un juego de estrategia (y táctica) por turnos. El juego se desarrolla sobre una especie de tablero con casillas cuadradas, con terreno (bosques, colinas). Podemos personalizar el ejército, configurando ciertos tipos de tropas y siempre apoyados por “personajes”. En nuestro turno podemos mover, declarar cargas (si son por el flanco o retaguardia mejor), disparar para intentar que el enemigo entre en pánico, y por supuesto entablar combate mientras esperamos que el enemigo se desmoralice y huya.

Más de uno estará enarcando las cejas. “¿Pero eso que es, Warhammer?”. No, no es Warhammer, es Field of Glory. Puedes llevar a Roma, Cartago, Seléucidas, Sármatas y demás fauna. Tampoco es Warhammer Historical; los personajes son unidades en sí mismos, y las unidades “ocupan lo mismo”.

El movimiento es algo más complejo que lo que estamos acostumbrados a “unidades en cuadrícula”, las unidades tienen ciertos “puntos de acción” y cada acción (girar, avanzar y depende del terreno) tiene un coste en puntos de acción u otro. Obviamente la caballería mueve más que la infantería, y los elefantes cuestan bastante de maniobrar. Si os soy sincero aún no he sabido aprovechar al 100% el tema de movimientos en las horas que llevo con este juego. Sí, claro que he intentado hacer un yunque-martillo con un flanco rápido de caballería y un centro de infantería pesada, pero… no es trivial.

Sobre el disparo, no conseguirás matar una unidad disparando, sirve para debilitar y para hostigar. Sí, claro que hay hostigadores.

No se produce ruptura en el turno de carga (los combates son largos), pero vemos cómo hay desgaste en las unidades. Lo del desgaste me ha gustado mucho. Las unidades pueden estar en varios “estados de moral”: desde tocadas (luchan peor, creo) a desmoralizadas del todo, que es cuando huyen hacia fuera del tablero. Quizá (como fan de los wargames) eche de menos ver “esa tirada de dados” para ver qué pasa, porque la verdad es que ves que muchas unidades huyen, y alguuuuna se reagrupa, pero no sabes por qué ni cómo ni es por azar (he probado acercando personajes para aumentar su moral, pero no lo he conseguido). Es fácil verlo observando el estandarte de la unidad (que puede tener una franja roja para indicar que la unidad está tocadilla).

En fin. Estoy convencido que, por ahora, a más de uno le habrá hecho “tilín”.

Vayamos a por el apartado técnico. Quizá no lo recordéis pero hace un tiempo probamos Sengoku Jidai, otro juego de estrategia histórico por turnos de Slitherine. FOG2 usa un motor parecido, algo que se nota en lo bueno y en lo malo. Sin embargo, así como el juego japo no me gustó, éste me ha encantado. Lo confieso, cuando lo instalé no las tenía todas conmigo: ¿Será como Sengoku pero con gladius en vez de katanas? El menú y algunas cosas lo recuerdan, pero no. Para empezar, estéticamente no es tan cuco como Sengoku, pero es mucho más realista. No os esperéis unos JRAFICAZORLS que causan Nvidia; gráficamente el juego podría ser de hace quince años tranquilamente. Pero (y ahí mi primer aplauso) ves qué son las cosas, ves claramente las armas que llevan, y hay animaciones. Las tropas que están luchando entre sí las ves luchando entre sí. En Sengoku veías unas flechitas (que están aquí) y gracias, aquí ves que se pegan. Insisto, porque este punto es muy importante: los gráficos no son la p*lla en vinagre, pero cumplen su función muchísimo, no distraen. En cuanto a la interfaz, al principio no paran de salirte popups explicando todas las tropas (de esto hablaré en breve) y el control es algo brusco (no es como el puntero de Windows), pero nada que en una hora no te hayas acostumbrado. Además, al ser un juego por turnos la precisión o brusquedad del ratón no es algo taaaan importante.

Un tema muy, muy importante (al menos para mí), la clave en este juego: la dificultad y la IA. Veréis, en este juego el único “punto negro” para mí es la curva de dificultad. Aunque lo anuncien como fácil, no es un juego fácil. Y no me refiero que la IA sea chunga. Bueno, vale, la IA puede ser muy chunga, la verdad es que se lo han trabajado mucho y en niveles de dificultad altos lo pasas muy mal para ganar (yo no lo he conseguido). Me refiero a que aprender a jugar a FOG2 es complicado porque tiene una curva de aprendizaje muy acentuada, algo que ya ocurría con Sengoku Jidai. Es un juego con muchos parámetros, y cuesta mucho profundizar en nivel táctico (ya no digamos estratégico). En la primera partida tuve la sensación de que iba moviendo sin saber qué ni dónde. En la segunda partida ya empecé a vislumbrar detalles. En la tercera ya me lo pasé teta moviendo unidades intentando maximizar mis opciones, arrinconar al enemigo y poner cebos. Eh, y perdí (en nivel fácil), claro que eso no es mucho decir jugando contra mí. Lo que decía antes de los popups; intentan “suavizar” esa curva añadiendo muchos popups que en los primeros diez minutos no paras de cerrar ventanas y quedarte abrumado por la cantidad de opciones y parámetros que tienes delante. Por mucho que te ayude, echo de menos aquí también una “campaña de aprendizaje” que vaya suavizando la curva y haga el juego accesible para tontos… y no, no lo tiene y tienes que meterte con ganas. Pero todas las ganas que inviertes, te lo devuelve el juego con una experiencia estratégica sin igual.

Ya sabéis que soy muy fan de Civilization y del Heroes of Might & Magic. Son dos juegos que me encantan (también con mil parámetros) pero en los que “una dificultad alta” implica que la facción del ordenador tiene más recursos. Aquí no. Una dificultad alta significa que la IA está trabajando “a turnos vista” como si fuera un ajedrez. Esto lo notas cuando juegas, y es una maravilla ver cómo caes en las trampas del enemigo y cómo algo que creías ganado en realidad lo pierdes porque tu cebo no ha funcionado y el enemigo ha actuado de forma inteligente.

¿Recomiendas el juego, Nama?

Como siempre, la respuesta es “depende”. Para gente que quiera un juego fácil, de estar diez minutitos y gracias, no. Field of Glory 2 es un juego que va a gustar a los jugadores de wargames más “pro”, y que va a ENCANTAR si además son fans de juegos históricos (Art de la Guerre o DBA). Es un juego barato (menos de 30€), que no pide mucha máquina y en el que la estética (que a mí me ha gustado mucho) va a parecer anticuada a algunos; pero todo lo que no han invertido en forma, lo gana en contenido. Es un muy buen juego de estrategia, centrado, eso sí, en los romanos. Al menos por ahora; estoy convencido que irán sacando DLC’s… El primer “libro de ejércitos” de FOG-el-juego-de-mesa era “Rise of Rome”, igual que se llama el juego base; si el siguiente es Storm of Arrows preparaos para la estrategia medieval más pura.

Supongo que la respuesta a la pregunta es exactamente mi respuesta a si alguien me pregunta si recomiendo Warhammer. Sí, creo que es muy buen juego, pero no creo que sea “para todos los públicos”, igual que nuestro hobby (Warhammer) no es para todos los públicos. Es un juego en el polo completamente opuesto a “casual”: una partida puede durar una hora tranquilamente, necesitas pensar bien en qué estás haciendo y por qué, y probablemente tengas que re-jugar el escenario (o una de las campañas que se incluyen). Es un juego que se acerca más al ajedrez que a un Age of Empires. Si, encima, te gustan las sandalias y quieres recrear las grandes batallas de Roma, no lo dudes y pruébalo. (Si os pensáis que sólo lo digo yo: en Steam tiene un 89% de nota, y un 84% en Metacritic…)

El juego, insisto, requiere rato para pillarle el truco, pero cuando empieces a dominar las cargas y a saber qué haces y por qué, te quedarás enganchado.

5 Replies to “[No Solo Minis] Field of Glory II, el videojuego”

  1. Magnífico análisis. Pues me quedo con ganas de echarle un segundo vistazo y probarlo. Gracias comandante Caius Pifius.

    ResponderResponder
    0

  2. Es un gran juego y de paciencia, pero para los amantes del historico hay uno muy muy potente Total War Arena, menuda tension 10 V10 muy bruto. Combatir con tres formaciones de 100 romanos no tiene precio.

    ResponderResponder
    0

  3. ¡Me encanta que habléis de estos juegos! Con tu permiso, un par de comentarios sobre lo que has comentado.

    Para los movimientos es importante que tengas un general cerca, el giro gratis que les da a las unidades puede ser decisivo. No es habitual, pero una carga por flanco o retaguardia sí que puede hacer huir al enemigo en esa misma ronda. Para reagrupar no basta con acercar a los personajes (generales), tienes que meterlo en la unidad, aunque corres el peligro de que si huyen el general lo haga con ellos. Lo que si dan es bono a las unidades cercanas para los chequeos de cohesión, que serían los equivalentes de liderazgo en Warhammer. La IA es la misma independientemente del nivel de dificultad, y no hace trampas con las tiradas, pero al aumentar la dificultad aumentan las tropas enemigas. Habrá expansiones, seguro, con el FoG I sacaron 6 y quedaron muchas pendientes, pero ahora mismo con el juego base hay 75 listas de ejército, desde la 1ª Guerra Púnica hasta Augusto. Los escenario pueden variar de 10 o menos a más 100 unidades por bando, y no hay sólo batallas campales, hay escenarios de defensa, de matar al líder enemigo, escoltar el bagaje, etc. además de campañas con batallas enlazadas en que las unidades ganan experiencia. Y si prefieres jugar contra humanos, el sistema para PBEM es el mejor que conozco. Está teniendo bastante éxito, hay ya 3 torneos organizados e incluso en puntadelanza.net una campaña de la 1ª Guerra Púnica, en la que las batallas se resuelven usando este juego. Si tienes alguna duda, intentaré resolverla, y si quieres echar una partida, avisa, aunque no me comprometo a más de 1-2 turnos/día.

    ResponderResponder
    0

  4. @Jorge M: No he hablado del PBEM (porque no lo he probado, básicamente). Ojalá me pudiera “meter a fondo” con el juego y quedar, pero últimamente tengo muy poco tiempo libre (de vez en cuando aprovecho y programo una veintena de posts seguidos, pero no es que entre en el blog cada día…).

    ¡Gracias de todas formas!

    ResponderResponder
    0

Deja un comentario