[Opinión] Diez pecados capitales de Games Workshop

Hola a todos. Hoy os traigo un artículo basado en mi opinión personal, que no tiene por qué representar la opinión “oficial” de Cargad, si es que tal cosa existe XD

Como muchos sabréis, tengo ya 34 tacos, y llevo metido en el hobby desde mi preadolescencia (bendita época aquella). En aquellos tiempos, hablar del hobby de los wargames en España era sinónimo de hablar de Games Workshop, y sinónimo de Warhammer, en realidad.

Lo digo ahora y siempre lo diré: creo que tenemos mucho que agradecer a Games Workshop. Aquella empresa fue la que introdujo el hobby del miniaturismo de wargames en España, la que nos proporcionó este hobby que tantos buenos momentos nos ha permitido pasar con los colegas. Una gran idea de negocio que obtuvo, con toda justicia y merecimiento, un gran rendimiento económico en nuestro país, y también en el resto del mundo.

Con esto quiero decir que, de verdad, no escribo esta entrada desde el resentimiento o el odio, sino desde una profunda pena. Mi objetivo es compartir mi análisis de los principales errores que ha podido cometer Games Workshop en su historia reciente (y no tan reciente) y también que alguna mente pensante de nuestra querida compañía pudiera leer estas líneas y tenerlas en cuenta a la hora de tomar decisiones en el futuro (o en algún universo paralelo).

El orden de los pecados no es por ningún motivo concreto. Es según se me han ido pasando por la cabeza. Comencemos:

Pecado nº 1: Carpetazo a los Juegos de Especialista (EDITADO: y a El Señor de los Anillos)

Para mí, este fue el principio del fin de Games Workshop como siempre la habíamos conocido. Ya sabéis que soy un fanático de Epic y Blood Bowl y, seguramente por eso, este es el pecado que más me ha dolido personalmente. Sin embargo, dejando aparte mi caso particular, creo que es una decisión incorrecta también desde el punto de vista de la salud económica de la empresa.

La decisión fue justificada basándose en las bajas ventas de todos estos productos en general. Como muy acertadamente apuntó Namarie en este artículo, parece ser que es frecuente que determinadas empresas, al crecer mucho, abandonen los productos que no generen un volumen realmente grande de ventas, y centren todos sus esfuerzos en sus productos más rentables.

Sin embargo, una empresa de juegos tiene un tipo de cliente muy particular, que demanda un grado de atención mucho mayor al de un comprador de, digamos, una minicadena. Si tu cliente se siente, no ya abandonado, sino símplemente menospreciado, vas por mal camino.

Me parece que dejar de vender Juegos de Especialista fue un error comercial, no ya por perder las ventas de dichos juegos (que quizá realmente no eran muchas), sino porque estos clientes dejarán de comprar todo tipo de productos Games Workshop, y por el deterioro general de la marca, que representa muchísimo valor.

(EDITADO: Se me olvidaba mencionar el tema de ESDLA, otro pecado de la misma relevancia… Gracias por recordármelo en los comentarios).

Pecado nº2: la Tormenta del Caos, sueño de Resines

La Tormenta del Caos supuso un increíble cambio de tendencia en lo que había sido Warhammer hasta entonces. El trasfondo histórico del juego iba a avanzar. Mejor aún: los jugadores íbamos a tener un papel protagonista en el proceso, pues se determinó que iban a diseñar la historia tomando en cuenta los resultados reales de las batallas que reportasen los jugadores. Había un formulario en la web de Games Workshop en el que podías meter los resultados de tus batallas (ejércitos implicados, resultado de la batalla, número de puntos, etc). Era la primera vez que pasaba tal cosa en Warhammer.

Por si esto fuera poco, el suplemento de la Tormenta del Caos estaba lleno a rebosar con más de una decena de nuevas listas de ejército súper interesantes. Entre ellas se encontraban una lista pura de Demonios (que hasta aquel momento sólo podían formar parte de ejércitos de Mortales), un ejército de Matadores Enanos, uno del Culto de Ulric o el de los Elfos Oscuros de Slaanesh, por mencionar algunos. Se fabricaron bastantes miniaturas nuevas para aquellos ejércitos (por ejemplo Be’lakor, una de las mejores miniaturas de la historia de Games Workshop), pero la mayor parte del trabajo correría a cargo de los propios jugadores, a los que se les animaba a construir sus ejércitos a base de conversiones.

Imaginad el caso de un jugador que decidiera coleccionar un ejército de aquellos Demonios, comprando una buena cantidad de ellos, y trabajando un buen puñado de horas para fabricarse algunos Jinetes de Plaga o Diablillas en Corcel. A mí no me hace falta imaginarlo: fue mi caso.

¿Qué pasó? Al poco tiempo, todo fue un sueño de Resines. Los personajes muertos no habían muerto, la historia no avanzó ni un año, todo recuerdo de la Tormenta del Caos fue borrado… y los ejércitos dejaron de ser oficiales, para gran consternación de todos los jugadores que habíamos echado horas de trabajo y decenas (o cientos) de euros en un ejéricto que, de repente, había perdido gran parte de su utilidad. Para mí, una de las cagadas más imperdonables que jamás haya cometido Games Workshop.

Pecado nº3: el Fin de Warhammer

Este ha sido el más reciente de la lista, así que no voy a extenderme demasiado. No voy a entrar en el tema de Age of Sigmar. Sólo voy a decir que, si ya era un pecado dejar sin soporte a los aficionados a los Juegos de Especialista, no te digo ya si hablamos de un juego que por sí sólo mueve varias veces esa cantidad de gente.

Será que no entiendo de marketing, pero yo creo que no hay que ser un genio para ver el error. Tiempo al tiempo.

Pecado nº4: el Spanglish

Si hay algo que me toque las narices, por no decir otra parte de mi anatomía, es el tema de las traducciones en Spanglish. Lo de los últimos libros de ejército que se lanzaron para Warhammer ya era sangrante, pero la lectura de cualquier texto de Age of Sigmar (las famosas cuatro páginas, o los battlescrolls) supera la paciencia de cualquiera.

Intenta leer esta frase sin que te estallen unas cuantas neuronas: “Los Stormcast Eternals tienen un Hammer que les otorga dos attacks con un to hit de 4+, un to wound de 3+, un rend de -1, y que causan dos wounds si el enemigo falla su save”. Patético. Ridículo. Me niego.

Pecado nº5: el trato a los puntos de venta

Hubo un tiempo en que podías ir a la tienda de tu confianza y podías elegir entre un amplio stock de productos Games Workshop. De vez en cuando, se veía llegar un padre con su chiquillo, y le decía: “nene, a ver que quieres, que te lo compro”, y el nene, todo feliz, seleccionaba el Dragón de los Altos Elfos, el de los Elfos Oscuros y un Devorador de Almas (irónicamente, el nene del ejemplo podría ahora utilizar todo eso en un mismo ejército de Age of Sigmar, pero por entonces sonaba realmente ridículo). ¡Aquello molaba! Aquello era fantástico para la salud del hobby: proporcionaba ventas a nuestros queridos tenderos, lo cual era muy necesario para que el negocio fuera sostenible, y así poder disponer de las mesas de juego y todo lo demás, y además era una puerta de entrada fácil para la “sangre nueva” en el hobby.

Ahora, las cosas son distintas: todo está enfocado a comprar a través de la web oficial, y los puntos de venta apenas disponen más que de algunas novedades. Creo que, una vez más, es un error comercial, ya que se desecha la parte social del hobby para centrarse en un camino más fácil hacia la ganancia económica, pero menos sostenible a largo plazo.

Pecado nª6: la reforma de la White Dwarf

Hubo un tiempo en el que esperaba cada lanzamiento de la White Dwarf con ansia, e iba tachando los días del calendario para que no se me pasara la fecha del lanzamiento de cada nuevo número. Esa revista valía el coste de cada peseta, lo juro. Había muchísimo material interesante: desde informes de batalla, consejos de pintura, campañas, en fin, qué os voy a decir que no sepáis.

Poco a poco se fue convitiendo en un puñetero catálogo, caro y casi vacío de contenido real. Y luego vino el tema de que ya sólo sale en inglés… D.E.P. White Dwarf. Te echaré de menos.

Pecado nº7: el FailCast

Este pecado es el único de la lista que ha sido corregido. El cambio de metal a resina es algo que se podría vender como una mejora, ya que se supone que la resina es un material de mejor detalle, más ligero y que permite obtener más beneficios (oye, que una empresa saque beneficios no es malo).

El problema es que fue una chapuza de proporciones gigantescas: en primer lugar, emplearon los mismos moldes que tenían para el metal, cosa que provocaba miles de burbujas y líneas de molde horribles. Además, la resina “de máxima calidad” que empleaban era malísima, y se doblaba de una forma muy chunga. Pero quizá lo peor es que el precio de venta era aún más caro que el metal, siendo un producto de peor calidad.

Poco a poco, fueron saliendo figuras diseñadas para resina, y la situación mejoró un poco (aunque la propia resina sigue siendo mala, no hay más que ver otras resinas de otras marcas, incluso Forge World).

Pecado nº8: la escalada de precios

Este es uno de los pecados que más quejas provoca en el personal. Si es o no conveniente desde el punto de vista empresarial se lo dejo a los expertos en esos asuntos, pero a mí me da que se han pasado un poco bastante con el ritmo de subidas de precio.

Pecado nº9: los bichomonstruos tamaño over 9000

En esto probablemente muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero dejad que me explique. Creo que las miniaturas grandes son muy espectaculares y están muy chulas, y me parecen un excelente componente para una buena colección. Lo que sí voy a discutir es que sea adecuado poner una de estas cosas en un campo de batalla y pretender jugar a un wargame con ellas.

¿Os imagináis echando una partida de Warhammer 40.000 con un Titán Warhound, que debe medir unos 35 cm de alto? Bueno, y por qué no un Reaver de más de medio metro, o un Warlord que te llegaría por el pecho… ¡Qué demonios! ¿Por qué no usar un Titán Imperator, que sería más alto que una persona promedia. Puede que esté exagerando, pero es que este tema me parece especialmente ridículo.

Luego está el asunto de transportar esas “miniaturas”, pero bueno, la verdad es que la gente se lo curra un montón con los imancitos de neodimio y hace unas composiciones desmontables la mar de curradas.

Pecado nº10: rediseñar las Diablillas de Juan Díaz

Si tienes algo como ésto:

Slaanesh_Daemonettes_on_Steeds_of_Slaanesh¿A quién demonios se le ocurre cambiarlo por esto otro?:

m1121227a_SeekersXLLa diferencia de elegacia en el concepto es tan flagrante que ni todos los avances técnicos del mundo podrían haberlo compensado.

Bueno, este último pecado era un poco más de coña. ¡Pero estoy seguro que también es importante!

Hasta aquí mi opinión del asunto. Estaré atento a las vuestras en los comentarios.

Acerca de Dragus

Vivo en Jaén y soy del 81. Aunque me gusta todo el mundillo friki-wargamero-rolero, mis principales intereses en estos momentos están puestos en Epic y en Blood Bowl. Si te interesa algo en especial de estos temas, no dudes en pedirlo.

26 Replies to “[Opinión] Diez pecados capitales de Games Workshop”

  1. Si nos ponemos paranoicos y con una teoría de complot, tal parece que el CEO o manda más de la GW tiene la agenda secreta de destruir el hobby creado por la compañía. Y con lo ultimo sacado en minis para el juego de fantasía, parece que el CEO es un fanático religioso fundamentalista 😉 La decima ciertamente fue una burrada… Es que las acciones parecen que buscan que la gente deje de adquirir y jugar sus juegos!
    Y lo curioso o cómico es que el hobby sigue en pie… aun a pesar de los esfuerzos de ese CEO fundamentalista…

    0

  2. Creo que se te ha pasado el hecho de cambiar la dinámica teniendo un solo empleado en la tienda.

    Esa persona estando sola te viola la pierna como un perro salido intentando endosarte la chorrada de turno y si no tienen lo que tu buscabas no te preocupes, que tienen un monstrenco inmenso que ni es de tu ejercito pero es una forma perfecta de empezar uno nuevo!!

    Tener mas personas hacia posible hacer demostraciones y organizar eventos divertidos, ahora las tiendas gw son un entra, compra y vete

    0

  3. El 10 (es que son feas las nuevas de cojones) y el 6 creo que son los que mas me afectaron, de comprar WD siempre y buscar antiguas por Internet a ver las nuevas y pensar: “venga esto es una broma, donde esta mi WD”

    0

  4. Falta el 11º: joder el trasfondo de los necrones y quitar sus barritas de plastico verde.
    El 12º: vender cientos de suplementos y minicodex.
    El 13º: seguir dando mierda de reglas a algunas unidades (matadores enanos, antiaereos marine, caos sin Land Raider de asalto…).
    El 14º: intentar que el 40K se parezca al fantasy con poderes psiquicos aleatorios y desafios de sargentos (con armas chachis o mierders).

    0

  5. En mi opinión el punto primero es el más importante, no unicamente por haber dejado tirados a muchos jugadores, sino por el hecho de haber dado alas a empresas de la competencia (Mantic con su Dreadball, o los numerosos juegos de bandas que suplieron a Mordheim), por lo tanto fue una cagada por partida doble XD, y eso que GW tuvo suerte con la desaparación de Rackham, que era otra de las grandes del sector, sino otro gallo hubiera cantado.

    0

  6. Mas razón que un santo, pero se te ha olvidado un punto que creo que no debería ir incluido dentro del 1 (si es que esa era tu intención) Sumo y sigo:

    14º: El abandono (otro mas) de lo que iba a ser (y fue durante unos años) uno de sus juegos principales, ESDLA. Vale que los derechos de El Hobbit fueron desorbitadamente caros, pero los aficionados hemos sufrido durante años la desidia en la que cayó GW después de sacar La Guerra del Anillo. Si tienes los derechos de las obras de Tolkien para sacar miniaturas haz algo con ellos en lugar de tenerlos criando polvo y dejando morir el interés por el juego.

    0

  7. Yo creo que hay un error, diría que la primera campaña con resultados globales fué Albion, el para mi, mejor producto de Gw en años. Por otro lado coincido en que si GW no hubiera abandonado los J de Especialista probablemente no tendriamos: Frostgrave, Infinity, Dystopian Wars, Firestorm Armada, Flames of War, el boom de históricos… Y GW seguiría copando el mercado.

    0

  8. Muchos pecados, pero en realidad GW solo ha cometido UNO… Alejarse de sus clientes y mantener una situación de distancia donde los comentarios de los que compran son (al menos oficialmente) ignorados de forma sistemática. Todo lo demás que comentáis deriva de ahí…

    Bueno, y otro indiscutible es el spanglish. Eso no tiene nombre.

    0

  9. Los que criticamos a GW es xq nos encanta unos da muchísima pena en lo que se ha convertido…ojalá q se hunda y haya una refundación. Vuelvan a sacar necromunda, BB, juegos de mesa,….

    0

  10. Por mi que suban el precio todo lo que quieran, desde que quitaron warhammer fantasy no me llama la atención nada de lo que venden.

    Y yo era de los que compraba todas las novedades que salían y todos los libros.

    Ahora me dedicare a completar mis ejércitos, ya que nosotros seguimos jugando a fantasy.

    Saludos!

    0

  11. y los squats?? Nadie se acuerda de los Squats???

    Demasiados errores, repetidos demasiadas veces. Y eso unido a competencias que lo empiezan a hacer bien. Mala cosa.

    0

  12. No me puedo estar mas de acuerdo con el punto nº 10, menudos engendros que sacaron después por dios. Y ahora en serio, que no quita que este 100% de acuerdo con lo anterior, gran artículo, resume bastante bien las cafradas de GW, suscribo cada pecado punto por punto.

    Un saludo!!

    0

  13. Muy buen post (yo aun pondría algún error más, jaja pero seria un poco subjetivo).

    De todas forma hay que tener en cuenta quienes son los dueños de GW y pensar que es lo que quieren, para valorar si son errores o no.

    Desde que GW salio a bolsa, GW no trabaja para el cliente, trabaja para los accionistas. (Y esto se puede decir de prácticamente todas las empresas que cotizan en bolsa).

    Dicho esto, los accionistas no quieren nada mas que beneficios, y quieren más y mas cada año, y para eso, pues recortan calidad y servicios y suben precios (en algunas empresas es más sangrante y en otras menos, claro esta). Casi todo lo que has mencionado implica que ellos se gastan menos, y a ti te cobran más (y hay bastantes mas medidas en este sentido que no has mencionado). Y durante años funciono, pues GW tenia unos beneficios muy importantes. Ahora empieza a no funcionar… ¿significa esto que fueron medidas erróneas? Bueno, para los que curran en la empresa si, para los clientes y aficionados también, pero para los accionistas… No, ellos han sacado hasta el ultimo céntimo que han podido sacar en el tiempo en el que han sido dueños, y cuando la cosa empieza a flojear venden acciones y si la empresa se hunde ya no es problema suyo.

    0

  14. @Pedrusko: Yo soy como tú, o lo era cuando tenías dinero y trabajaba gradualmente.

    Siempre me compraba un libro nuevo por cada ejercito y por cada edición, tengo todos los codexs de sexta y la mayoría de séptima, una de octava y una de quinta.

    Pero lo que realmente ya me empezó a ser reacio a comprarme más codexs fue la atada de alvance trasfondistico de la Tormenta, sí, hubo errores históricos y de trasfondo, pero corregibles. Por ejemplo las novelas de Santiago Posteguillo de los romanos de la guerra contra Anibal, que creo que va por 23 ediciones y con las ediciones se fue corrigiendo errores del libro y no pasa nada, por eso no hay problema.

    Pero eso de que se cargara el trasfondo, luego metiendo unidades con calzador como fénixs en bañeras o los semigrifos, y ya el spanglish me remató ante la tal patada.
    Pero lo irónico, es por ejemplo en el codex de Demonios estaba en español los nombres pero el mapa de los demonios estaba en inglés, y luego en el codex de los elfos silvanos estaba en ese asqueroso spanglish pero el mapa de los silvanos estaba en perfecto español.
    Joder macho, ante tal patada me juré a mí mismo que eso no lo quiero ni regalado.

    Solo imaginar aquel que se compra los libros de Alatriste, o de Juego de Tronos, y luego resulta que en novelas adelantadas es un sueño de resines y lo modifican en otro libro como si lo otro nunca hubiese pasado y encima en spanglish. ¿Como os pondríais?

    Pues eso.

    Pero la verdad es que el titular, ha acertado de LLENO en los 10 pecados y más que cometieron.

    1. CARPETAZO A LOS JUEGOS DE ESPECIALISTA.

    Para mí a sido un gran error en dejarlos aparte porque eso era desde mi punto de visto como una zona de iniciación, o de reclutamiento, y para aficionados que hace alentar a terceros a meterse en el hobby.
    Quitarlos es como quitar las raíces de plantas productivas solo porque dicen que las raíces no producen riquezas haciendo matar a las plantas poco a poco, y es lo justo lo que le ha pasado a la empresa debido a su falta de visión de futuro.

    2. TORMENTA DEL CAOS, SUEÑO DE RESINES.

    Para mí fue el pero pecado de todos por lo antes mencionado. Es lo que yo llamaba Wahammer historia viva, jugaba con mis orcos con Borgut y me lo pasaba muy bien en los torneos a pesar que perdía en la mayoría de las partidas.
    Siempre estaba con la emoción de las partidas diciéndome que va a pasar ahora, con el asedio de Middenheim en esa tan pintoresca batalla. Pero, ¿que va a pasar ahora? ¿Archaon lanzará una segunda oleada?,¿Archaon muere por las heridas?,¿El Imperio contraataca?,¿Nagash aprovecha y sale a la luz?…. al final nada, el tiempo pasaba y nada, y para rematar en los codexs de séptima ni se mencionaba la Tormenta como si no hubiese pasado.
    Cuando se decía que las partidas se iba a resolver la historia, y al final nada.
    ¿Es que se creen que por caen Middenheim ya era el fin de Warhammer? ¿O que de ganar el “bien” iba a ser más de lo mismo?, en fin, cagada mortal e imperdonable.

    Personalmente si los de Warhammer quieren dirimirse, tendrá que ser después de la batalla de Middenheim corrigiendo erratas trasfondisticos, el más grave era que en apenas dos meses Archaón con los medios medievales con tal ejercito atravesando asedios y resistencias e inclemencias de todo tipo se plante de los desiertos del Caos a Middenheim en apenas dos meses, en todo caso todo eso se tendría que hacer en dos años, quitando eso como mínimo la Tormenta del Caos es genial y continuativo.

    3. EL FIN DE WARHAMMER.

    Es lo que remató al juego moribundo. Si querían hacer un nuevo juego, hacer una tercera linea como el ESDLA.
    O sea, que tengan el W40K, el WBF, el ESDLA, y el AoS.
    No, se tenían que cargar un juego entero.

    ¿Es que acaso pensaba que los que jugaban al Fantasy iban a ir corriendo a comprar sus minis, cajas y peanas redondas?.

    4. SPANGLISH.

    Eso ya no es cagarla, o cometer un error, ya eso es insultarte en toda la cara.
    Para que me pongan el spanglish lo prefiero en inglés o en un folleto reducido y ni eso.
    Eso de que es para ahorrar dinero en traductores o por los derechos de autor es la mayor gilipollez oída en mi vida.
    O sea, que quiero comprarme un coche de Estados Unidos y le tengo que llamar car porque el coche no es español sino estadounidense de mayoría habla anglosajona, ¿no?
    Y se pone en spanglish para ahora en traductores y ya de paso se pone en papel higiénico escrito a lápiz por un chino para que le cobre menos.
    Por dios, ¿quien se traga eso?.

    eso es algo rotundamente innecesario y demostradoe stá de que el equis se que enviaba a España ya sea solo en inglés o en esa porquería de spanglish la gente compraba, que no se venda luego a largo plazo es porque la mayoría de la gente se indignaba al ver eso o por otra causa pasaba de comprarlo.

    Así que si me ofrecen algo en spanglish, amablemente les digo, “-Coja esta shit de book y que se lo meta por el ass-“.

    ¡Que se vayan al to hell!.

    5. EL TRATO A LOS PUNTOS DE VENTA.

    Ese es otro motivo de la caída de Warhammer, que quiten las zonas de ocio para convertir en un entre, compra y vete no algo rentable por el mero hecho de que esto es algo que se requiere tiempo y se necesita puntos de reunión, ¿y donde mejor empezar que en la tienda que lo compras?

    6. LA REFORMA DE LA WHITE DWARF.

    Otra pifia de gran calibre. La Whife Darf estaba muy bien, y lo quee s mejor, que en cada mes se podía comentar por ejemplo los acontecimientos de la Tormentas del Caos o otras novedades actuales como si fuesen reales, como si leyeses el periódico viendo el porcentaje de las estadísticas de las batallas y por tanto el resultado del acontecimiento.
    Con algo de novela de por medio e incluso hacer un concurso de novelas de Warhammer de gentes por el mundo y el premiado hará que dicho libro se comercie el libro escrito por el sujeto.

    Pero convertirlo en un catálogo a ocho euros cuando todos los días me ponen en el buzón miles de catálogos de todo tipo y gratis y encime en inglés… como que no. Vamos, te sientes que te toman el pelo.

    7. EL FAILCAST.

    No estoy muy metido en el tema, pero eso de poner una cosa a otra de peor calidad, no ha sido buena idea, ¿no se dieron cuenta del fallo?… en fin.

    8. ESCALADA DE PRECIOS.

    Para mí ha sido lo peor del hobby. Porque anda que no conozco gente a patadas que quería jugar a eso pero al ver el coste se echaron para atrás sintiéndose estafados, y con las “actualizaciones” haciendo que los jugadores se vean obligados a comprar minis y ante los precios se vean obligados a echarme para atrás o vender sus minis.

    No digo que lo pongan baratos, pero que se atiendan a la oferta demanda, y no veo que eso le rente en ponerlo más cara, aunque tampoco tan barato para que la gente que entre sea gente con granas y no trolles de turnos y niñatos que te hacen quitar las ganas de jugar.

    Pero los precios se abusivamente caros para lo que son.

    ¿Donde habéis visto un libro a 60 euros?…. y encima con erratas. Hay que jo… .

    9. LOS BICHOMONSTRUOS TAMAÑO OVER 9000.

    Estoy contigo, eso de poner monstruos y muchos de ellos con calzador… como por ejemplo los fénixs en bañeras, semipollos, y muchos de ellas metidas con calzador.

    No diga que no se puedan meter. Pero pierde mucho la estética del juego al ver que para colmo que te obligan a meter uno de esos bichos o no ganas.

    Ya que ponen bichos grandes, que sea con restricciones o algo así, en fin.

    Esa es otra que se cargó el juego cuando ya te obliga meter un mago de nivel 4, un monstruos del cojón, y el carromato de mengano y lo demás solo está de bulto o relleno.

    10. REDISEÑAR LAS DIABLILLAS DE JUAN DÍAZ.

    Bueno, para gustos, colores, pero es verdad que la estética de muchas minis han ido para peor. Como por ejemplo los enanos, con esos girocópteros tan feos o del 40k, o esos enanos con armaduras de dibujos tan semicirculares como lo bien que estaban de modo cuadrado o rectilíneo.

    En fin, lo dicho, gran artículo.

    0

  15. Yo estoy totalmente en la postura de Guybrush Snake, y es algo que hemos hablado elrudok y yo montones de veces. El asunto al final, en su base, es económico. Y los problemas económicos al final son cuestión de perspectiva. Malo para nosotros, bueno para ellos.

    Y como son ellos los que toman las decisiones pues así está la cosa.

    0

  16. Una matización al asunto de los accionistas.

    Que una empresa cotice en bolsa no tiene que resultar necesariamente bueno o malo en términos de trato y respeto al cliente. El problema de GW no son sus accionistas, sino los directivos que gestionan la empresa, encabezados por su codicioso presidente. Y es que Tom Kirby es también el que más acciones posee de la empresa, con lo cual su único interés es repartir los máximos dividendos posibles para así llevarse el mayor pellizco posible.

    Y dentro de dos o tres años, se retirará con una jubilación de lujo, y el que venga detrás que sache.

    0

  17. Totalmente de acuerdo con los 10 pecados, especialmente el del fin de whf y lo de la tormenta del caos, lo de las Diablillas de Juan diaz nunca entendere que las retirasen, por suerte tengo una unidad de diablillas a pie, lástima que no tenga de las montadas. En fin es triste como a acabado whf despues de todo lo que nos a dado.

    0

  18. Es mi primer comentario en cargad y aunque os lleve leyendo desde hace tiempo nunca me habia decidido participar, pero creo que el tema es importante y me gustaría dar mi opinión.

    Creo que la causa inicial y principal del lento declive de la compañia es (como ya han apuntado algunos) la marcha del nucleo duro de frikis que encabezaba el equipo creativo, así como la salida en bolsa y el cambio en el rumbo de dirección de la compañia, decidida a conseguir los mayores beneficios posibles a corto plazo a costa incluso de la viabilidad y el fúturo de la empresa.

    Tiene pinta de que algunos directivos y el CEO quieren aprovechar y estrujar al máximo el tiron de la marca, arramplar con todo lo que puedan y luego desentenderse del tema.

    Sólo así pueden explicarse sus últimas decisiones, la más sangrante para mi la muerte de uno de sus grandes marcas, Warhammer. ¿De verdad hacia falta cargarse un juego con 30 años de transfondo, libros, personajes, novelas, recuerdos y miniaturas por un pseudojuego de especialista?

    Por que warhammer era mucho más que un juego táctico de batallas fantasticas, era un mundo de fantasia paralelo con el que hemos crecido durante muchos años, por mi parte jugué poco a Warhammer (aunque me compre la caja de la quinta y sexta edición así como llegué a tener un ejercito completo), pero lo que realmente me atria era el transfondo, sus novelas, sus personajes y sus historias, y que de golpe y porrazo se carguen todo eso por simple capricho de sus directivos, denota una falta de responsabilidad.

    Siguiendo con Age of Sigmar, hay otra cosa que no entiendo, vamos a ver, teniendo auténticos escritores prometedores como Willian King, Dan Abnnet, Graham McNeill, Aaron Drembki-Bowden, como hacen un libro de transfondo tan ínfame como el que acaban de sacar al precio de 60 euros? Donde no cuentan casi nada (y lo que cuentan tiene un gusto a refrito de 40k) y se limitan a repetir la misma información una y otra vez en diferentes capitulos del libro.

    Me da mucha lástima como han sustituido Warhammer por esta mierda, que es un sín sentido y no hay por donde cogerlo. Realmente creo que lo que más a cabreado a la comunidad no es el nuevo juego en sí, sino la idea de que un juego de especialista sea el que vaya a reemplazar a su Warhammer de toda la vida.

    No sé en que estudios de mercado se han basado para lanzar este producto, pero conociendo al prepotente mercado anglosajon (nuestro producto es el mejor del mundo) me lo puedo imaginar, se pensarian que desde su posición dominante en el sector podian decidir lo que los consumidores tenian que jugar y comprar. Pues no GW, esto ha sido una dosis de realidad, tienes que ser tu quien se adapte a los clientes, no los clientes a ti, y si les das una mierda por mucho que repitas que la mierda es muy bonita y está muy buena, la gente no deja de verla como una mierda y no te la va a comprar (y menos a precio de oro).

    El mejor ejemplo para ver que el juego no despega es que su libro de edición coleccionista limitado a 2000 copias aún sigue estando en stock casi dos meses después de su lanzamiento.

    0

  19. @Xoso: En parte si… y no. Desde luego no por salir a bolsa una empresa se vuelve “maligna”. Pero hay muchos casos en los que pasa, por un sencillo motivo, si yo monto una empresa quiero que dure, porque es mía, me da de comer, y ademas es lo que me gusta (si monto una empresa de wargames es porque me gustan los wargames, digo yo), entonces no solo busco rentabilidad, busco también sostenibilidad, porque yo vivo de eso, y si cierra la empresa me voy a la mierda, con lo cual, cuido a los clientes (eso por no mencionar que si trabajo de algo que me gusta pues da gusto hacerlo bien). Cuando se meten grupos de accionistas potentes de por medio (y que conste que no digo que esto sea siempre así, pero pasa) el factor “si cierra la empresa me voy a la calle” desaparece, porque tendrán acciones de n+1 empresas diferentes, y si desde que compran acciones hasta que las venden han ganado dinero, es un éxito, aunque la empresa en cuestión cierre dos días después de venderlas. Con lo cual la palabra clave no es “cuida a los clientes” es “maximiza beneficios” y una cosa muchas veces no implica la otra. Un ejemplo, hace unos años, cuando los beneficios de GW iban por todo lo alto, los que tenían la mayor parte de las acciones eran Nomad Investmens (lo de nómadas es muy significativo, y que estén situados en las islas caimán también). Hoy en día que las cosas empiezan a pintar negras ya no tienen parte de GW: http://investor.games-workshop.com/shareholder-statistics/
    Estos con un 25% de la empresa no creo que dijesen, “bah, no quitéis los juegos de especialista que son la semilla de nuevos jugadores” estos mientras estuvieron ahí, calculadora en mano, presionarían para sacar el máximo beneficio posible a costa de todo, y ahora con la empresa bajando, pues adiós muy buenas y a otra cosa. Las medidas que para ellos han sido buenas, para los aficionados e incluso para la empresa en si han sido desastrosas.

    0

  20. No puedo estar más de acuerdo en todos y cada uno de los puntos, aunque quizás se puedan expandir algunos de ellos:

    1.- el fin de los juegos de especialista y ESDLA. Es comprensible que si una empresa no tiene beneficios de un producto decida cancelarlo y centrarse en lo que más dinero da, pero al menos algunos de los juegos de especialista tenían un público muy fiel, especialmente el caso del bloodbowl, y a su desarrollo como comunidad me remito. varias empresas (black skorpion, meiko, willy, rolljordan) viven en mayor o menor medida del bloodbowl una década después de que GW decidiera abandonarlo, e incluso han aparecido juegos similares (dreadball). Más que generar poco dinero, creo que GW no supo o no quiso administrar una comunidad tan peculiar como la de bloodbowl.

    2.- El gran error con tormenta del caos no es ignorarla y hacer como que no ha pasado, con el consiguiente estupor de todos los que de repente leemos en el manual gordo de 2010 que Archaon está preparando sus tropas, que el Imperio está intacto o que el Rey Matador Ungrim está enfadado porque su hijo ha muerto sin mayor explicación (realmente había muerto en la tormenta del caos). El gran error con tormenta del caos es crear una campaña enorme, con un exito brutal, que abre las puertas a una nueva etapa en la interacción compañía-público…. Y no intentar hacer nada parecido nunca más. la siguiente campaña, Lustria, fue mucho más modesta, y para ver más campañas tenemos que irnos a 8ª, con tormenta de magia, que puede resultar aceptable, muerte en las tierras yermas, triunfo y traición y la sangre de sigmar, todas ellas muy por debajo de Tormenta del Caos.

    3.- de esto ni voy a hablar. Daría para escribir un libro o llenar horas y horas de podcast. Eliminar un juego con 30 años y miles y miles de jugadores y sustituirlo por otro con diferentes reglas, diferentes miniaturas, diferente aspecto y diferente trasfondo. Como prohibir el fútbol y pretender sustituirlo por balonmano.

    4.- Aquí entra el tema de copyrights y demás, que también propició el cambio de nombre de las pinturas. Me parece algo molesto pero bastante anecdótico.

    5.- Una de las grandes meteduras de pata de GW, y no solo el maltrato a las tiendas, sino el convertir sus tiendas oficiales en meros escaparates. Yo recuerdo ir a las distintas tiendas oficiales de Madrid y disfrutar como un mono con sus mesas, su ambiente de juego, los bunkers de otras tiendas… Pero cuando las cambiaron por tiendas más pequeñas con un solo trabajador y los torneos oficiales desaparecieron, no solo perdieron todo contacto con los jugadores, también acabaron con los torneos oficiales -el único motivo por el que muchos eramos reticentes a utilizar marcas alternativas. Sin nada que te impida jugar con tus zombies de mantic o tus enanos de AoW, GW perdió una importante cuota de mercado y parte del control de su propio juego.

    6.- Esto lo encuadraría con el punto 5.-, el perder el contacto con la comunidad y convertirse en simples vendedores de miniaturas, y no creadores de juegos. Otro gran descalabro de GW.

    7.- y 8.- Estos los englobo porque creo que si bien es comprensible que las primeras minis de resina tuvieran problemas y los acabaron solventando más o menos, no es lógica la política de precios ni del finecast ni del plástico. 4€/mini como cuesta la infantería enana nueva es simplemente bochornoso. doblar en menos de 10 años el precio de ciertas cajas (grandes espaderos u orcos negros, por ejemplo) es inexplicable. Si a eso se le une la aparición de muchas marcas alternativas y la posibilidad de acceder a dichas marcas a través de internet, tenemos que la bajada de ventas de GW haya debido ser tremenda.

    9.- Los bichos grandes a mi personalmente no me molestan. Creo que fue más problemático la escalada de poder de ciertos ejércitos, o lo descaradamente desequilibradas que estaban algunas unidades nuevas con la intención de que compraras la novedad (girocópteros, por poner un ejemplo).

    Creo que eso es todo. como ya te digo en general no puedo estar más de acuerdo contigo y creo que todos compartimos el misterio de por qué GW ha actuado así en los últimos años.

    0

  21. Menos por las diablillas me parece todo correcto 😛

    Sinceramente, el mayor mal de GW es haber intentando enganchar a la “cantera” del hobby con juegos de las pelis de ESDLA o El hobbit en el formato Warhammer (que era mucho mejor para aficionados veteranos de esa ambientación, al menos en ese formato). Para mi uno de los mejores juegos para crear cantera era mantener el Warhammer quest (para fantasy o 40), un juego de mesa para 4 a 6 jugadores a un precio razonable, donde un grupo de chavales va empezando a conocer el hobby,jugando con lo de la caja, y , con los años, se engancha a otros juegos de la casa que requieren mas minis.

    Para mi eso a mermado el hobby, aunque, obviamente, es sólo mi humilde opinión.

    Rhanz

    0

  22. A mi lo que me ha alejado del hobby ha sido el trato hacia el cliente, sobre todo el veterano. Cada nueva edición era como un batazo en las encias.

    – Ya no puedes llevar aliados aoficialmente, a tomar por saco bien de miniaturas compradas y pintadas. Ah, no espera que te los vuelvo a meter dos ediciones despues cuando seguro que las has vendido!

    – Te saco unas minis de mercenarios, como los hombres pájaro de catrazza y luego en la siguiente edicion te las comes con patatas porque no tienen reglas. Así con ejercitos enteros, mercenarios, kislev, etc

    – Las filas de combate cuentan si estan compuestas por 4 minis, mogollón de cajas son de 16 tios o 8 caballos, te haces las bandejas de movimiento y todo el monario y a la siguiente edición las filas solo cuentan si son de 5 o más!. Jodete y baila porque las cajas seguiran siendo de multiplos de 4 bastantes años despues.

    – Minis que desaparecen como la rueda de la muerte, esperando que las vendas porque ya no las puedes meter oficiales, y tachán en la siguiente edicion vuelven con nuevo modelo!

    – Un ritmo totalmente injusto de renovaciones de ejercitos, peña como bretonia jugando eones con libros de ejercito de no se cuantas ediciones pasadas.

    – El desbalanceo brutal a proposito de ejercitos, algunos rotisimos y otros que solo ganabas si tenias una raba brutal. Que divertido gastarte pagas y sueldos, invertir cientos de horas en un ejercito con el que no ganas ni aunque jueges solo!

    – Los cambios del reglamento de 8º fueron el punto que me mató, la ruptura total con la forma de jugar que seguiamos desde hacia un montón de años.

    Mi conclusión: Espero que games workshop se vaya al carajo pero bien!

    0

  23. Una nota, las licencias de Tolkien eran temporales, y aunque vendieron mucho y los juegos tuvieron un reglamento interesante estaban abocados a morar cuando finalizasen las licencias.

    Las licencias pedían una cantidad de dinero fijas, no iban en función de ventas, lo que significa o que tienes superventas o no termina de ser rentables.

    Respecto del resto, creo que con una mínima dedicación si se podrían haber mantenido los juegos de especialista, de hecho la revista de JdE se mantenía más del trabajo de aficionados que de la propia editorial.

    De todas formas tenemos que asumir/aceptar una cosa, G.W. pertenece a sus inversores y se la follan cuando quieren.

    Es una pena, pero es así de triste.

    Oskar

    0