[Warhammer] Análisis personajes especiales: Reinos Ogros (1): Grasientus Dientedeoro

Saludos, Señores de la Guerra.

Ya hemos dejado atrás las momias, los pielesverdes, los skavens y los hombres bestia. Vamos a analizar ahora los Reinos Ogros, probablemente el ejército menos “querido” por los aficionados a Warhammer. Y empezamos con su monarca, Grasientus Dientedoro.

Partamos de un punto: Grasientus mueve menos que un Déspota normal, y tiene dos ataques menos a cambio de una herida más y un punto más de Resistencia. Esto indica claramente que su función no es “pelearse”, sino que su poder vendrá por las reglas especiales. Partimos del Déspota estándar (una cosa va por la otra) de 210 puntos.

  • La Corona del Soberano proporciona inmunidad a psicología y especial 4+ (70p).
  • El Cetro de Titanes proporciona F10 y heridas múltiples 1d3 (unos 100 puntos, teniendo en cuenta que Ghal Maraz es mucho mejor y cuesta 135).
  • La regla “Todo el mundo tiene un precio” es de las que me gustan: 1d3 unidades enemigas a 18″ o menos tienen Estupidez. Algo así es muy difícil de valorar, pero pongamos que cuesta 100 puntos. Hay que tener en cuenta que al mover menos, es probable que “bloquee” toda una unidad amiga.
  • En cuanto a “Atesorador Supremo”, +1RC a las unidades amigas a 18″ y reagrupa todas las unidades amigas a 18″, no tiene precio en el ejército de Reinos Ogros.

¿Vale lo que cuesta? Ya lo creo. Tiene una alta resistencia y especial 4+, con lo que va genial contra ataques normales de plantilla (catapultas, magia). Tiene pocos ataques, pero con HA6, F10 y heridas múltiples es condenadamente bueno contra monstruos. Puede putear a las unidades que se le acerquen demasiado, desbaratando los planes enemigos… Es uno de los mejores personajes especiales del juego.

Y, sin embargo, tiene dos puntos débiles. El primero, que con I1 es muy débil ante ciertos hechizos. Y el segundo, que ya hemos mencionado, es que al mover 4″ obliga a jugar “más lento” de lo habitual, y si al ejército de Ogros se le quita la carga se le está quitando algo muy bueno. Grasientus va a vivir hasta el final de la partida probablemente, pero no hay que olvidarse del resto del ejército.

Yo, personalmente, no sé si lo pondría. ¿Y vosotros?

7 Replies to “[Warhammer] Análisis personajes especiales: Reinos Ogros (1): Grasientus Dientedeoro”

  1. oHHH, pensé que ya le tocaba el turno a condes…
    De todos formas lindo informe.

    0

  2. Cuando lo leí por pimera vez me pareció uno de los personajes más desequilibrados que han hecho; primero por las reglas especiales que me parecieron demasiado bestias, y luego por la poca cohexión con un ejército ogro lanzado a la carga. Hoy por hoy, la I1 es su perdición, especialemnte en los tableros de hoy, donde poca cosa pega por debajo de F5. Personalmente no lo pondría.

    Y, cambiando de tema, ¿por qué esa animaversión general al ejército ogro?. Personalmente, era mi primera opción para el primer ejército de mi hijo, minis grandes, fáciles de pintar, transformaciones muy accesibles, relativamente económico… el trasfondo un poco gore para un niño, pero chulo para mayores. Pero… al final se decantó por Altos elfos (la madre que lo fue a parir, con lo que odio pintar en blanco!).

    Saludos

    0

  3. Yo tampoco entiendo que sea de los menos queridos… a menos que te refieras a menos queridos como rivales xDD

    Bueno, como siempre estoy en contra de todo jajaja, esta vez no voy a ser menos y diré que Grasientus no me gusta. Bueno, estoy exagerando. Es un buen personaje, pero creo que no puede aprovecharse.
    La única regla buena que le veo (muy buena) es el +1RC y el reagrupar amigas a 18″, más por esto último que por el +1RC, porque: habéis visto de cuanto ganan los combates los ogros contra morralla no? Su pegada es tan aplastante, que ya no viene de un +1 (o sí, pero no me parece imprescindible).
    Después, es un tipo muy muy resistente a ataques físicos (aunque dos cañonazos y un poco de suerte pueden tumbarlo) y muy endeble a ciertos tipos de magia. Es lento, de modo que obliga a jugar en plan defensivo (algo que igualmente los ogros dominan).

    Sin embargo, su precio es tan alto que no compensa su función. Si pones a Grasientus debes prescindir del Maestro Carnicero, tirando de un matarife (obligado a llevar el Saber de las Fauces). Te expones todavía más al punto débil de este gordo, que es la magia.

    No recuerdo si el provocar estupidez afecta también a las inmunes a psicología. Si es así, es un punto a favor, aunque la psicología en esta edición no es tan trágica como en anteriores.
    Porque, aunque un par de unidades rivales se vean sometidas a Estupidez, casi seguro que si son importantes estarán cerca de general y Porta, y si son apoyos, pues como que no nos viene de ahí.
    Además, afecta a 18″, que no es un rango de acción excesivamente grande.

    En definitiva, que es un buen personaje al que no se le puede aprovechar todo su potencial por las características tanto del ejército al que está ligado como del juego en general.

    Claro que todo esto es mi opinión, y la de Maldini.

    0

  4. Es como comenta aira, tiene tan poca “sinergia” con el resto del ejército (los hace mover más lento, jugando para él y protegiéndolo, cosa difícil si no juegas a muchísimos puntos ya que su debilidad solo la puede medio arreglar un Carnicero y no entra) que no va a rentar nunca los puntos que cuesta.

    Ogros es mi ejército principal, y puede que sean de los que menos llaman la atención para tenerlo como ejército propio, pero a todo el mundo le gusta el potencial de pintado y conversión que tienen, y son bastante llamativos en mesa.

    0

  5. Este ejercito sea tan poko querido se debe en parte a el hecho de q GW Lo uso como un guiño a los desaparecidos mercenarios saltándose un poko el libro de la manga, se introdujo para complementar a tu ejercito y usarlo como segundo ejercito debido a q la mitad de sus unidades eran mercenarias para luego 5 minutos mas tarde de manera rastrera no permitiesen usar unidades mercenarias en otros ejércitos.

    0

  6. Por qué a la gente no le gustaban los ogros? A mi me encantaron desde el principio! ^^

    0

  7. Ya tenia muchas ganas de que os metierais con mis querido Ogros xD Pues bien, Grasientus no lo he usado nunca en una partida y las razones seria casi redundar en lo que vosotros y el resto de gente ha comentado. Estoy de acuerdo con lo que habéis dicho.

    Tiene reglas muy buenas para este ejército pero su forma de luchar condiciona completamente al ejército, haciendolo luchar de forma diferente a lo mas típico, y es ese el que creo que es su principal problema Pensadlo: ¿Una unidad de Tripasduras moviéndose 4UM? Porque si no, a cañonazos y a virotazos, mis oponentes se lo meriendan… Imposible.

    Pero no es eso lo que no me llama del personaje… A ver, yo pille el libro de ejército casi nada mas salió y sin conocer apenas nada sobre los Ogros de WH y mi visión sobre el ejército Ogro fue el de un ejército de Conans el Barbaro en el que cada guerrero era un mercenario cruel y desalmado que hacía prácticamente lo que le venia en gana, luchaba a favor o en contra de quien le diera la gana y que le soplaba todo, un ejército que solo lucha por el botín, la comida, y por luchar porque si. Vamos un ejército de mercenarios Cimmerios de tres metros de alto y con un problema de alimentación.

    Y es eso lo que no me mola nada de Grasientus… ¿Un Ogro que no camina recto a devorar y mutilar a sus enemigos? ¿Que camina obre un trono de asquerosos e insignificantes Gnoblars? Si el trono fuera de Humanos lo comprendería… ¿Pero Gnoblars? Es una vergüenza de Ogro y por eso, ninguno de mis Ogros luchara nunca codo con codo con ese autodenominado “rey” Grasientus.

    En el pequeño trasfondo que le he creado a mi tribu de Ogros, mi Déspota, Khal Thorgroth esta exiliado de la Montañas de los Lamentos y quiere devolverle a su tribu las tierras donde han vivido durante siglos sus ancestros Ogros. A ver si algún día, me monto una pequeña campañita con esta historia…

    0