[Actualidad] El friki, ¿nace o se hace?

Saludos, señores de la guerra.

Cuando la gente tiene cierta edad suele tender a situarse junto a un grupo con el que comparta aficiones, probablemente para no sentirse aislado (ya sabéis, somos seres sociales y todo eso). La pregunta es: los frikis, ¿somos frikis porque nos juntamos con frikis, o nos juntamos con frikis porque somos frikis?

Supongo que algún sociólogo tendrá la respuesta. Si miramos el frikismo (fantasía, ciencia ficción, terror, cómics, juegos de rol, modelismo) está claro que como dijo un trol por aquí, parece que los frikis tengamos el síndrome de Peter Pan. Sin embargo, prefiero pensar que en realidad es al revés, hay mucha gente a quien dejan de gustarle ciertas cosas “porque parecerá infantil” (el temido “qué dirán” y la aceptación de grupo), y pasa del grupo de “juego con Warhammer” a “tacho de infantiles a los que juegan con Warhammer“. Y eso que los wargames son en realidad muy buenos para la salud.

Visto desde este punto de vista, podríamos decir que a los frikis, cuando llega el momento de “dejar de jugar porque parece de niños”, decimos que una mierda; quizá porque tenemos la personalidad ya definida y sabemos lo que nos gusta más allá del “qué dirán”, quizá porque los juegos, la fantasía, los superhéroes y la ciencia ficción nos gustan TANTO que no nos importa “dejar de ser de los populares” para ser un friki. Es mi opinión.

Esto vendría a decir que el friki “se nace” y luego se mantiene por fuerza de voluntad y sin importar qué dirá la gente. Por ejemplo, ¿cuántos de nuestros padres no se han dedicado al maquetismo (los trenes, los barcos en botella) o a los juegos de mesa? Este es el caso que más he observado / leído / conocido…

Por otro punto de vista, tenemos casos de gente que de pequeños no eran frikis, sino que se sienten atraídos por el “lado oscuro” justo en el momento crítico. Y digo ésto muy de primera mano, ya que es mi caso. De pequeño no leía cómics de superhéroes (salvo Astérix y Obélix) y además de por las niñas, tenía pasión por los coches (prototipos de salón, de hecho… irónico que a mis 36 años aún no tenga carnet de conducir), y por la música (algo que sigue hoy en día). Hasta los doce años más o menos no descubrí los libros de “Elige tu propia aventura” y en la contraportada de uno de ellos vi publicidad de un tal “El Retorno de los Dragones” (Dragonlance), me picó la curiosidad, me lo regalaron… pero no lo leí. Oh, sí, había jugado al Heroquest, y tenía el BattleMasters, pero era “algo más”, no lo que más me gustaba.

No fue hasta los 18 años más o menos que creo que me empecé a considerar friki: por casualidades, jugué una partida de rol, me leí aquél libro de la Dragonlance, y me interesé por Tolkien y devoré el Hobbit, luego el Señor de los Anillos, luego el Silmarillion… De ahí empecé con el juego de cartas de ESDLA (el de Tierra Media, de 1995), un colega me pasó un manga (de Masakazu Katsura) y quedé embobado; otro me recomendó que re-viera Star Wars y me gustó muchísimo. Y claro, luego vino Warhammer, los cómics de superhéroes…

Mi historia ahora me hace pensar: ¿era yo un friki en mi interior, y no salí del armario hasta los 18? ¿O bien fue mi entorno el que, hacia los 18, me dio la oportunidad de conocer este mundillo y fue entonces cuando empecé a serlo? ¿Influye que mi padre tuviera maquetas de tren? ¿Por qué no “fui friki” antes? ¿Yo nací friki, o me hice friki? Y, en general, ¿el friki nace (y más tarde o más temprano se muestra), o se hace?

¿Qué opináis? ¿Cuál es vuestra historia?

26 Replies to “[Actualidad] El friki, ¿nace o se hace?”

  1. buenas noches!

    Me parece una gran cuestión, está claro que desde el punto de vista de experiencias subjetivas cada friki es un mundo; en mi caso, creo que la socialización a una edad temprana con ‘gente friki’ me abdució, estoy de acuerdo en que el entorno incentiva (o no) la motivación para frikear. Fue mi caso, donde conocí Warhammer a los 9 años, y donde compartí un entorno friki hasta los 13, jugando si parar a este y otros juegos. El entorno cambió durante unos años, y aunque mi lado friki seguía latente, tenía poco interés en participar de estas actividades. Ahora, otra vez en la brecha 🙂

    En cuanto a la perspectiva sociólogica, me aventuro a aportar un poco de luz sobre el tema. La cuestión “los frikis, ¿somos frikis porque nos juntamos con frikis, o nos juntamos con frikis porque somos frikis?” no tiene respuesta, porque presenta un problema de endogeneidad, estos es, no podemos diferenciar la variable independiente de la variable dependiente en el análisis. Para poner un paralelismo, una cuestión parecida sería: ‘¿Me gusta leer la prensa deportiva porque me gusta el deporte, o me gusta el deporte porque leo la prensa deportiva?’. Espero haberme explicado ! 😉

    Un saludo!

    0

  2. Me agrada la comparación con la prensa deportiva. Nunca me he considerado parte de ningún grupo social ( detesto el anime, los superhéroes, el metal, las cartas, pero me encanta WH, la fantasía y el tai chi). Pero creo que la selección humana de intereses depende de la felicidad relativa que da cada uno. La gente que combina WH con, por ejemplo, la historia, da grandes jugadores de FoW sin ser el friki tradicional. O grandes pintores son aquellos que gustan del gimnasio y pintar.

    En suma, creo que todos nacemos frikis sobre la elección que nos da más placer. Frikis de la moda, frikis del futbol, frikis de la cata de vino. Cavamos información de lo que nos gusta hasta que nos volvemos expertos caseros en el tema.

    0

  3. En mi humilde opinión, son las circunstacias las que determinan la definición del mundo de una persona. Es circuntancial que des con una afición, y que está genere afinidad por determinado grupo de intereses. Otra cuestión, es sí no se hubieran dado esas circunstancias, que hubiera sido de ti como friki o lo que sea; pues probablemente serías una “célula durmiente”, un criptofriki, que salivaria ante ciertos escaparates, pero que dificilmente daría un paso más allá (a lo sumo quizás lo desarrollarías vía coleccionismo). En general, la gente con aficiones menos comunes tiende a socializar con un cierto grado de distanciamiento con respecto a la gente con aficiones más mayoritarias, y esto conduce a que al final, acabes encontrando personas similares a tí, y ya no os digo nada en estos tiempos, que estos temas están más normalizados (tiendas, clubs, internet…), y al final es la Megacircunstancia: la suma de una afinidad personal convergiendo con las afinidades de otras personas similares a tí (sí, cada uno con nuestros matices).

    Resumiendo, para mí el friki se hace (y además se cultiva) sobre la base de un interés previo, y en muchos casos larvado.

    Mi caso es un poco representativo, me atraía la fantasía y la ciencia ficción desde niño, pero mi mundo era el coleccionismo/miniaturismo histórico, el montañismo, y de más mayor… lo de todos: el afán reproductivo y los excesos. Por casualidad de mayor (23 años) dí con una persona que tenía el Cruzada Estelar, y hablando, hablando, me descubrió este mundo. Era el momento ideal: ruptura de relaciones personales, hastío de mis propias rutinas (que desde fuera parecían la hostia de divertidas), y aquí estoy. ¿Que hubiera pasado si por casualidad no conozco a esta persona?, pues probablemente seguiría en mi mundo… o no.

    Pero esto pasa en casi todas las afinidades, suelo salir a correr con un grupo de cuarentones (como yo) y hacemos medias maratones, la mayoría, de jóvenes nos reíamos de los que hacían footing y eramos carne de juerga perpetúa, pero hablando, uno a uno hemos ido “convitiéndonos” entre nosotros. Yo no nací deportista, ni me lo han inculcado (más allá del montañismo), pero el michelín creciente y el entorno adecuado, al final te arrastran.

    Saludos

    Saludos

    0

  4. Mi caso es muy particular y raro. De bien pequeño me veí atraído, de forma muy natural, al frikismo. A los 5 años le “regalé” a mi hermano por su cumpleaños (que ya tenía 12 o 13 años)… el Heroquest. Sí, vi ese juego en el escaparate de una tienda, y convencí a mi madre para que se lo comprara para mi hermano (manipulación al poder jeje).

    Luego, los videojuegos que más me gustaban y atraían, ya a los 7, 8, 9 años, eran los de la nintendo como el Zelda, Secret of Mana, Evermore… no fue hasta más tarde, cuando salió en Europa, que conocí los Final Fantasy, aunque eso ya es otra historia.

    Y el Warhammer empecé a los 11 o 12 años creo, pero por el simple hecho que fue por aquellas fechas cuando llegó a España y lo descubrí. Sino, hubiera empezado antes.

    Oh por cierto, Masakazu Katsura es un genio! No sería Shadowlady el manga que te prestaron? No te pongas ahora sentimental y digas que fue I’ss o Video Girl Ai jejej

    0

  5. A mí desde pequeño ya me llamaba el Lado Oscuro: veía con mi madre Dragones y Mazmorras, Saint Seiya, Star Wars, X-Men, Batman, Dragon Ball… Con los años se me apagó un poco, pero cuando llegué a la universidad y empecé a ganar dinero dando clases particulares aquello se descontroló: Warhammer, Magic, colecciones de muñecos de Saint Seiya (cómo molan los condenados, con sus armaduras XD), etc.

    En mi caso yo ya sabía que había un friki en mi interior, pero sin pasta era imposible alimentarle XD

    0

  6. Yo creo que se nace, de pequeño hay ciertas cosas que te llaman mucho la atención y otras que muy poco. Recuerdo cuando en telecinco echaban caballero del zodiaco y a continuación X-Men. Yo nos abia que era manga o que era comic mas alla de mortadelo, pero algo en mi interior hacia que aunque como buen niño me molasen mucho als dos cosas, los X-Men y en concreto ese enano vestido de amarillo me llamasen al atención.

    Con el tiempo vino la solvencia economica del prepuber con mis primeras pagas que ahorraba para invertir en orcos (esos bichos feotes y brutales) y en los recreos jugaba con mis amigos a una especie de D&D primigenio en el cual uno se inventaba una aventura (nombre que le dabamos al juego) e iba sacando bichitos tipo Güarjammer a lso que lso otros se enfrentaban. De aquella estabamos en 4º-5º de primaria.

    Con los años llegeu a tener bastantes orcos y a leer bastantes libros de un tal Tolkien y otros de un tal Michael Ende. Me gustaba y de hecho con 13 años ya en el mundod e la ESO y la revolución hormonal era un ser distinto a la mayoria de mis congeneres, seguia leyendo y aunque no pintaba muñecos tampoco me obsesionaban el naciente fenomeno del tuning ni las scooter que muchos ansiaban tener para fardar mas. Me gustaban los videojuegos, la lectura y el cine de ciencia ficción (Star Wars me conquisto con 10 años), la unica actividad verdaderamente friki a parte de leer libros (que en esa epoca ya era mucho) fueron los comics que empecé a comprar tras la salida de X-Men y un poco las Magic.

    Gracias a eso me converti en alguien raro, desinteresado por el futbol pero seducido por los mundos inmensos de fantasia que encontraba en los libros. Con un par de años más abandone las Magic al ser un sacacuartos peor que el Warhammer ya abandonado con el cambio a 5º (si no me fallan las cuentas) y em encamine en el mundo del rol, también una tarde aburrida de Domingo unso tales Cradle Of Filth con su videoclip “Her Ghost in the Fog” me abrieron los ojos al mundo del heavy.

    Han pasado los años y aqui sigo al borde del cuarto de siglo escuchando heavy metal, jugando con muñequitos, adorando SW y Terminator 2 sin que ningun hermano mayor (hasta hace 4 años era hijo único) o padre fuese un friki o compartiese mis aficiones.

    Yo al emnso peude decirse que nací, tarde mas o menos en dedicarme a jugar a niveles serios y en tocar todos los palos pero son cosas que pocoa poco segun als fui descubriendo pasaron a ser una parte de mi.

    0

  7. Pues yo tengo 40 años y no soy friki. Empecé a ver el manga antes que llegasen con la etiquetadora de “otaku” que al igual que friki tiene connotaciones muy negativas pero para vender va muy bien.

    Mi primo si que es friki. Se conoce todas las alineaciones (habituales y de eventos como finales, etc) de su equipo de fútbol desde hace 15 años y no pinta nada (en más de un sentido). Frikis son:

    – El circo de la tele. Belen Esteban, Cuñao, etc…
    – Seres inadaptados a la sociedad como los Big Bang… pero sin ser inteligentes.
    – y cosas así.

    Yo no he heredado mi pasión por los wargames, fantasía e historia por ningún familiar. Pero si es cierto que en casa teníamos un montón de libros. Yo los leía y tenía ganas de más. En la biblioteca descubrí muchos autores de ciencia ficción, historia, fantasía, novela negra, etc. De ahí mi afición por el rol.

    Las miniaturas empecé con las de airfix, con mi hermano y nos creamos nuestro propio juego con dados de seis… muy básico. Unos años después apareció Heroquest. Fue el primer juego que pintamos todas las miniaturas.

    No creo que deje mis hobbys mientras pueda pero también es cierto que tengo un cuarto dedicado exclusivamente para esto. Justo al lado de mi mini-gimnasio.

    Yo no soy un cretino que con 20 años vive con papá y mamá con la cara cubierta de granos, sobrepeso y la extraña cualidad de hacer que las mujeres huyan. Tampoco explico mis partidas de rol a grito pelao en la cafetería ni hablo de lados oscuros o luminosos.

    ¿Cuanta gente conoce la saga de Star Wars y no tiene ni idea de modelismo? ¿Y la inversa?

    Fdo: Uno que no es friki

    0

  8. Yo creo tambien que se nace… es como si tuvieramos una semilla alienigena en el interior… que germina transformandote en un monstruo feroz cuando tienes pasta para ello…XD

    0

  9. Hola a todos. Yo que siempre he sido “aficionado a lo que a otros no les gusta”. En serio.
    Tengo 44 años, y creo que mi primer contacto con el mundo friki fue Mazinger Z, cuando lo pusieron por primera vez en TVE. Por aquel entonces, nadie sabia lo que era manga, ni anime ni nada. Lo veiamos por que todo el mundo lo veia. Y molaba por que ver a un robot de veinte metros de altura repartiendo tortas molaba y nos molaba a todos, no solo a los que eramos niños, tambien a las niñas, que querian ser Afrodita A o Sayaka.
    Despues, años más tarde empece con los videojuegos y maquinas recreativas, ya tenia 14 o 15 años. Compraba la Microhobby, una revista de una cosa que se llamaba Spectrum, que era muy guay pero nadie sabia que hacia, ni como lo hacia, pero ver tres monigotes pegando saltos en la pantalla era guay.
    Y de lectura, lo que no he hablado hasta ahora, cuando me ponian a leer en el colegio cosas de Becquer y compañia, a mi me gustaba leer las novelas de Julio Verne, Mark Twain y Walter Scott.
    Cuando fui más mayor, con veinte años cosa asi, empece con la música, aunque creo que ella siempre estuvo dentro de mi, agazapada esperando salir. Grupos como Depeche Mode, Kraftwerk, Dire straits, Spandau Ballet, Duran Duran, Mecano, U2, Iron Maiden, Scorpions, etc. todo eso.
    Y como no unos años despues descubri Hero´s Quest, un juego de tablero tipo Gauntlet, que ya tenia yo en el ordenata, asi como despues me harte de jugar al propio Hero´s en él. Space Crusade, Space Hulk, todos informaticos claro.
    El primer juego de mesa que me compre fue Battle Master, cuando salio, jugue unas partidas y estuvo durante 15 años encima de una armario.

    Ahora estoy aprendiendo a jugar a 40k y me gusta. Tengo 44 años y siempre he sido un friki. Yo tenia un ordenador cuando nadie lo tenia, yo leia ciencia ficción y fantasia cuando nadie lo leia y jugaba a videojuegos cuando nadie jugaba.
    Y era un bicho raro. Pero a mi me importaba un pimiento lo que pensaran los otros.

    Yo creo que un friki nace, forma parte de nuestra personalidad y no importa la edad que tengas. Si te gusta una cosa, por que no hacerla. Mi padre, con 70 años aprendio a manejar un ordenador, y jugaba al FIFA, mejor dicho, se llevaba todo el dia jugando al FIFA. Y le gustaba, le encantaba jugar.
    No importa la edad para disfrutar de lo que te gusta.

    0

  10. En mi opinión un friki ni nace ni se hace, es ambas, en mi caso, supongo que mi gen friki vine de mi padre que ya coleccionaba aviones, montando y pintados, toda una vitrina (hasta que alguien los derribo y no fue mi madre XD). Supongo que la visión de esa estantería intocable fue la manzana prohibida, hasta que jugué con mi hermano y esos aviones .. .. . ( (3 años +/-)
    Aunque también ayudaba la mesa de trenes que mi padre nos dejaba ver, así como cuando aprendimos a leer, asterix y obelix, tintin, el jabato, capitán trueno y muchos otros.

    Si por aquel entonces había un friki en mi, nacido (genética) pero de todo lo que veía, a donde podía evolucionar , mis maquetas de aviones nunca fueron compradas (no me llamaba) los libros los leía pero nunca di el paso de comprar algo mas “friki”. Fue entonces cuando mi hermano mayor (con el que hacia batallas aéreas con la colección de mi padre) se junto con gente afín al hobby, esto sucedió en la época de los fasciculos de Warhammer, asique el me incentivo, le dimos el follón a la banquera de mi casa (mi madre) y vuala, aquí estoy, podemos decir que el gen iva en mi pero en plan mármol que necesita un pulido, un enfoque ..
    Naturalmente en el cole no fui muy popular, pero … tampoco estaba en el patio solo jugando en un rincón y hablando para mi mismo. No hay que encerrarse solo en un rincón, también me gusta algunos aspecto de cultura asiática como su gastronomía, el cultivo del bonsais. Y quieras o no poco a poco vas creando un grupo de amigos unidos por justo raros con alguno en como y los vas puliendo hasta que juegan ellos a warhammer, tu a rol, y ademas lees manga XD

    Salu2

    0

  11. Pues mira, me parece que estoy parcialmente deacuerdo con Anonymous.
    Friki viene de Freak, que en ingles es Monstruo o Anormal, y está mejor orientado a los ejemplos que ha dado.

    Por desgracia (o no), en nuestro pais ha tenido otro tipo de aceptacion y tambien se define con ese termino a la gente que hace cosas que no son normales. Es decir, se orienta la palabra a la traduccion “Raro” o “Inesperado” de la propia palabra Freak. Y es con este sentido con el que yo veo esta palabra, al menos en este contexto.

    Esto viene a darnos una pista: Los frikis somos gente que simplemente tenemos unas aficiones y gustos raros e inesperados.
    ¿Y que es algo raro? Pues simplemente algo que hace poca gente o está muy poco extendido. Pero ademas, es tambien inesperado, ya que es una aficion bastante compleja.

    ¿Cuantos hobbis tienen tantas vertientes de los nuestros? ¿Cuantos provienen del otro lado del mundo? ¿Cuantos te permiten relacionarte con gente de todas las edades, creencias, y gustos?

    Yo creo que todos somos de nacimiento unos frikis potenciales, pero la sociedad es la que nos moldea y nos dice “este hobby no es bueno, mejor dedicate a este que hay mas gente”. Solo los que tienen una mentalidad clara y dicen “no, a mi me gusta esto y es esto lo que voy a hacer” es la que finalmente se termina erigiendo como Friki.

    Tambien es cierto que mucha gente “no friki” puede empezar a hacer cosas de “frikis” por entrar en contacto con “nosotros”. Simplemente porque ven que no es algo que te derrita el cerebro, como determinados canales de TV, y que es divertido. Al ver gente haciendo cosas, la curiosidad suele ganar puntos, y puede que tras un primer contacto les guste o no.

    En mi caso, empece a jugar a rol antes de los 15 años, y fue de pura chiripa. No sabia que era, pero mi primera partida me encanto y la tengo grabada a fuego en la mente. Despue de esto, al investigar al respecto, empece con el Manga y el miniaturismo. Y desde entonces hasta la fecha, sigo leyendo libros de fantasia, manga, pintando y coleccionando, etc… y eso que de mi grupo de amigos soy el unico que hace tales cosas. Para jugar tengo que recurrir a eventos como Barnaludica y torneos, pero me da igual. Me gusta y punto.

    A mi mujer, por ejemplo, al principio no conocia nada de esto y le sonaba todo a chino. Ahora le está empeznado a atraer la parte artistica y cultural (libros), pero no la jueguil. Simplemente no le ve la gracia y punto.
    Perfecto para ella! sabe lo que le gusta y lo que no. Exactamente igual que todos nosotros.

    Seguramente, el que se sabe la alineacion de 15 equipos de futbol que comenta Anonymous es considerado aquí como un “genio” o algo por el estilo. Si el futbol fuera marginal, seria considerado un friki.

    Somos frikis simplemente porque no nos dejamos llevar por las opiniones de los demas.

    Yo creo que el friki ni nace ni se hace. Se moldea a si mismo.

    0

  12. Los superhéroes y los mangas no los tuve hasta que tuve algo de dinero y empecé a moverme, pero ahora no me caben los juegos de rol, que descubrí a los 16 y 18 me confirmé. Siemrpe he sido bastante frik, empecé con los Cazafantasmas y Ultraman en la tele y fui bastante televisivo pero con cómics de Mortadelo y cualquiera que cayese; y un poco empollón y nerd con los dinosaurios y homínidos fósiles.

    0

  13. Tu pregunta tiene un error.

    ¿Qué es un friki? Yo creo que todos somos frikis a nuestra manera, la gente que le gusta el “jurgol” y tiene las camisestas (15, 20) de su jugador/es favofitos, es capaz de recitar las alineaciones de los equipos desde la época de Di Estéfano hasta ahora, etc….

    Todos somos frikis en realidad. la cuestión es que hay algunos frikismos mejor vistos que otros.

    Oskar

    0

  14. Jajajajaajjajaja según R.A.E. creo que me estoy traumatizando…. jajajajajaja

    friki.
    (Del ingl. freaky).

    1. adj. coloq. Extravagante, raro o excéntrico.

    2. com. coloq. Persona pintoresca y extravagante.

    3. com. coloq. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición.

    0

  15. “O bien fue mi entorno el que, hacia los 18, me dio la oportunidad de conocer este mundillo y fue entonces cuando empecé a serlo”

    Bueno, esta frase me parece clave, al menos para resumir mi caso, que es muy similar al tuyo. Podría describirlo largo y tendido y no podré decirlo de forma más clara que como lo has dicho tú.

    Nadie nace nada. Conforme crecemos, nuestra personalidad se forja con los vínculos que creamos, y al mismo tiempo esa personalidad es la que nos guía después a la hora de crear más vínculos.
    Sin embargo, muchas veces pasa que nos juntamos con gente con la que durante una época de la vida hemos estado a gusto y después las aficiones en común empiezan a ser cada vez menos, de ahí que volvamos a buscar aficiones y personas nuevas.

    En mi caso fue así. Crecí con un grupo de amigos que, llegados los 16 o 17, tomaron un camino que a mí no me apetecía recorrer. Al mismo tiempo, me junté con otras personas con aficiones que yo no había tenido hasta ese momento, pero que se adaptaban muy bien a mi forma de pensar o de sentir la realidad.

    Así que puedo decir que me volví friki, aunque no me considero friki, pues esta afición no ha trascendido nunca en pasión ni ha condicionado mi vida.

    Lo curioso es que, la mayoría de las aficiones que tan gratificantes me parecen ahora no las adopté hasta hace relativamente poco, como si no me atreviera a salirme de la tónica que marcaba mi grupo de conocidos. Incluida la familia.

    0

  16. joder, ahora que me leo, no sé porque hay un deje gay en el comentario jajajaja.
    En mi defensa, diré que el porno y las mujeres son vicios desde los 12 xDD, igual que los coches.
    El fútbol algo más tarde.

    0

  17. Todos mis mejores amigos son frikis, hasta la novia. El resto de gente es muy aburrida. I nací amando los monstruos y las historias épicas. Punto.

    Y seguido:

    0

  18. Leyendo las respuestas de la gente he llegado a la conclusión de que esta frase (que leí no sé ni dónde hace tiempo) tiene toda la razón:

    EL FRIKI NACE, Y CON EL TIEMPO SE PERFECCIONA

    0

  19. Yo la verdad es que no tengo muy claro donde comenzó mi frikismo. Nadie en mi familia tenía ninguna afición friki.

    Sin embargo, crecí con series de televisión como Dragon Ball y supongo que ahí fué donde empezó a dispararse mi imaginación. El cine también me gustó mucho desde pequeño.

    Además recuerdo que cuando jugaba con mis juguetes, me inventaba elaboradas historias que continuaba de una sesión de juego a otra. Como si fueran capítulos, al igual que la series que veía.

    También muchos juguetes me los hacía yo (tanto su fabricación como pintura XDD). No era por falta de ellos, ya que mis padres siempre sacaban dinero de donde no tenían para que no nos faltara de nada. Yo mismo hacía mis juguetes (de papel, cartón y el mejor material del mundo: celofán) porque algunos me los inventaba, o porque no existían todavía. Aún tengo guardados en una caja algunos.

    La vena de la lectura me entró desde muy pequeño, precisamente porque era una forma de vivir historias alternativa a la televisión. Pronto me gustó no solo leer historias sino escribir las mías propias de géneros variados. De hecho, en varias ocasiones escribí relatos que terminaban siendo leídos en clase y/o que pasaban de manos por todos los cursos de mi colegio.

    Actualmente estoy escribiendo una novela para intentar convertirme en escritor, que es uno de mis grandes sueños. A ver si lo cumplo! jajaja

    En el año 1997, mi hermano mayor estuvo unas navidades entusiasmado con un videojuego que iba a adquirir para su nueva PlayStation: Final Fantasy VII. Ese videojuego aún lo guardo como uno de mis favoritos, sobre todo por sus personajes y por su historia.

    La primera vez yo no jugé, sino que cada vez que jugaba mi hermano me sentaba a su lado a verle jugar y vivir esa apasionante aventura. Mas tarde me lo pasé yo mismo y fue un antes y un después en mi vida. El final del primer CD, como a otros muchos, me dejó huella…

    Mi amor por la fantasía épica (mi género favorito, aunque también me gustan otros como la ciencia ficción) comenzó con la demo de un videojuego. Si, como suena.

    Habíamos comprado en mi casa un ordenador por primera vez. No recuerdo mucho de él, pero se que tenía el Windows 98 y un disco duro de 9,5 Gb. La novia de mi hermano le dejó un CD de no se qué, y ahí venía la demo de un juego llamado “Warlords Battle Cry”

    Aún hoy, ese juego y sus dos continuaciones posteriores son unos de mis favoritos. Este primero me descubrió una de mis grandes aficiones: la estrategia militar. Era un juego de estrategia en tiempo real medieval.

    Creo que no he jugado nunca tantas horas a un juego como a esa Demo (el juego estaba casi completo a pesar de ser una demo. Tan solo había un par de unidades que no podías sacar y tampoco podías jugar la campaña, pero si partidas sueltas).

    Además, también tenía un fuerte componente de rol (te creabas un personaje a tu gusto e iba subiendo de nivel además de poder equiparlo. Y si moría, perdía todos sus objetos), así que también me introdujo en ese género.

    Al principio, por desconocimiento, siempre jugaba yo contra la maquina y tanto yo como ella eramos humanos. Así que para mí era un juego de estrategia histórica medieval. Pero un día, me dio por poner una batalla con cuatro jugadores….. y ahí cambió todo….

    De repente, unas criaturas muy extrañas que no había visto jamás me atacaron. La sorpresa fue mayúscula cuando un ejército de esqueletos con armadura y escudos me atacaban mientras huesudos nigromantes me lanzaban bolas de fuego y espantosos fantasmas levitaban mientras mataban a mis soldados con etéreas garras…. ¡¡¿qué narices era eso?!!….

    Por primera vez en mi vida, había visto a los “no-muertos” tan tradicionales de la fantasía, en acción.

    Resultó que aquel juego te permitía jugar con humanos o con no-muertos, y por defecto los dos primeros jugadores estaban puestos como humanos y los dos siguientes como muertos vivientes.

    Si ya me encantaba ese juego, después de aquello me enamoró y recordaré siempre su banda sonora:

    http://www.youtube.com/watch?v=uBfLxSsPlO8

    Gracias a eso me aficioné muchísimo a los videojuegos y descubrí la fantasía épica.

    Por otra parte, desde pequeño, siempre me había gustado mucho el ajedrez. Eso de derrotar a tu contrincante en una encarnizada batalla usando la sesera me encantaba. Aunque no era muy bueno la verdad, pero lo compensaba con entusiasmo XDD

    Sin embargo, siempre me dejó un sabor agridulce porque yo quería algo más realista, más parecido a una batalla medieval real, ya que el ajedrez de realista en cuanto a enfrentamientos bélicos tiene poquito.

    Un día, vi un anuncio de televisión sobre un coleccionable que me dejó boquiabierto: El anuncio de los fascículos basados en la 5ª edición de Warhammer. Un conocido comenzó a coleccionarlos, y vi sus miniaturas de muertos vivientes, el trasfondo del juego y de lo que trataba: quedé absolutamente maravillado.

    En un solo juego veía aunada mi pasión por la estrategia militar, mi pasión por la fantasía épica, y mi temprana pasión de niño de crear y pintar mis propios “muñecos”. Era absolutamente asombroso.

    Desgraciadamente no pude jugar a aquella maravilla porque su precio era escandaloso… así que pasó el tiempo y seguí con las aficiones que había tenido hasta ese momento.

    En cierto momento de mi vida, conocí a unos de los que hasta hoy son mis mejores amigos, que como supe algún tiempo después de conocerlos, eran mucho más frikis que yo.

    Un día en el garaje de uno, no se cómo narices salió la conversación, que tomamos una decisión grupal absolutamente increíble: decidimos que queríamos jugar todos juntos a un juego de fantasía, de esos “frikis”.

    Yo propuse Warhammer, y otro amigo (el mas friki de todos) nos habló de una cosa muy rara llamada Advanced Dungeons & Dragons. Finalmente decidimos jugar a D&D, principalmente porque era mas accesible económicamente, y creo que fué una decisión acertadísima.

    D&D se convirtió en casi una obsesión y enganchamos a otros amigos que jamás habían oído hablar de aquello y a quienes nunca les había interesado nada “friki”. Ese juego era absolutamente espectacular.

    Desgraciadamente, conforme iba pasando el tiempo, cada vez era más difícil quedar para jugar y lo terminamos dejando en la edición 3.5 (tenemos todos los libros de esa edición). Aunque lo cierto es, que si lo dejamos, como he dicho fué única y exclusivamente por compromisos y falta de tiempo, porque las ganas nunca faltaron ni faltarán.

    Más tarde, un día mi hermano me trajo una revista que aún conservo y que me dejó alucinado: era la White Dwarf española número 110.

    En su portada y contraportada había una foto de un tablero de juego que enfrentaba a dos ejercitos ENORMES de Caos e imperiales. En primer plano aparecían una enfrente de la otra, las miniaturas de Archaón y de Valten. Era la revista de 2004 que anunciaba la puesta a la venta de la campaña La Tormenta del Caos y el evento mundial que iba a librarse.

    Cuando vi la miniatura de Archaón montado en su corcel demoníaco y los (nuevos por aquel entonces) regimientos de Guerreros del Caos, y tras leer el informe de batalla, lo decidí: yo tengo que jugar a esto! y voy a hacerme jugador del Caos!!

    Como ya tenía más capacidad económica empecé muy poco a poco a hacerme un ejercito y me dejaron el reglamento de 6ª edición. Cuando llegué a la Universidad, ya me compré todo el ejercito y pude hacerme jugador de Warhammer.

    Y aunque ahora soy más friki, he adquirido nuevas aficiones (como el Airsoft, que también es un Wargame y me encanta), y profundizado en las que ya tenía, creo que en general todo lo que he contado han sido hasta ahora los puntos clave de mi vida como “frikazo”; y sinceramente no sabría decir si nací o me hice así XDDD

    Un saludo

    0

  20. Todo el mundo tiene sus aficiones, toda afición que no sea tan mayoritaria como la que tengas ya se la puede considerar friki. Es un método de sentirte más cómodo dentro de la afición de tu “grupo”.

    Vive y deja vivir, mientras se siga esta regla, todo lo demás importa poco.

    0

  21. Namarie me siento identificado con tu caso. Nací en 1981. Me gustan algunas cosas de lo “friki”. Me gusta el rol y los juegos de estrategia, guerra y mazmorras. No me interesa ni los comics ni los videojuegos, de nunca. Yo estoy convencido de que se NACE, el que no le pique por dentro no se hace por mucho que te inviten a jugar u otras actividades.

    Me baso en mi afirmación debido a que yo no tuve ninguna influencia personal para que me gustaran estas cosas. De pequeño veia dragones y mazmorras, He-man y esas cosas pero eso no es que sea influencia directa ya que entonces todos los nacidos en los 70 y principios de los 80 serían frikis. Ni mis padres ni mis hermanos mayores tenían nada en casa que me sirviera de semilla. Lo que me marcó para siempre desde el principio fue ver, suplicar y después disfrutar del Heroquest. No obstante por circunstancias diversas mi parte friki quedo apartada hasta los 25 años ya que aquello era caro y no tenía gente alrededor con la que potenciarlo y seguir adelante con cierta motivación. Pero aquello siempre estuvo latente y en el momento oportuno salió a flote de nuevo para empezar a coleccionar cositas como warhammer y libros de rol. Para terminar mi breve reflexión quiero resaltar que algo importantísimo para que un niño mantenga viva esa llama es que le guste leer. Y eso es una de dos, o te gusta o no te gusta, eso no se aprende.

    0

  22. Yo soy de la opinión, como han dicho mas arriba que un Friki NACE pero a lo largo de los años se CONSOLIDA.

    0

  23. Pues yo lo tengo muy claro. Mi padre me dejaba comics de Conan (todavía tengo algunos de cuando los editaba Vértice) desde bien pequeño. Luego está el Señor de los Anillos (edición Minotauro, también de mi padre) que leí a los 11 años… cuando ya jugaba al rol.

    Con 8 añitos conocí D&D… y ahí comenzó mi perdición. De esto hace 30 años ya…

    Y todo se lo debo a mi padre, friki de antes de que se inventara la palabra friki. Fan de la ciencia ficción y el terror, de la fantasía y los comics (Zona84, Cimoc, Creepy, La Espada Salvaje….), y sobre todo del cine (esa pasión por el cine de terror cutre la he heredado de él, de esas sesiones de 5 películas en 5 horas…)

    0

  24. francamente no me preocupa si se nace o se hace simplemente hay que disfrutarlo

    0