La historia del número 33

Al parecer se ha creado mucha expectación con la desaparición del número 33 de ¡Cargad!, así que creemos que debemos a nuestros lectores una explicación detallada de lo que creemos que ha ocurrido.

En principio, el número 33 era como todos los demás, con sus secciones de trasfondo, sus artículos… no había nada que presagiara lo que estaba a punto de pasar. Como en otras ocasiones, encontramos un tema común para la revista: fantasmas y espíritus, y comenzamos a llamar al ¡Cargad! 33 Especial Fantasmas.

Normalmente, cada colaborador de ¡Cargad! escribe sus artículos y los “cuelga” en una carpeta compartida de Dropbox, para que Nama (o quien pueda) lo maquete y vaya montando la revista. Cada número tiene su propia carpeta de Dropbox.

Pues resulta que montamos el número 33, creamos la entrada en el Blog, colgamos el PDF descargable, mandamos unos correos para informar a la gente, publicamos la encuesta… Y nadie comentaba, ni decía nada. Empezamos a mirar, y descubrimos que no había nada. Ni en el Blog, ni en los correos enviados, ni la encuesta. El número 33 había desaparecido.

La carpeta compartida de Dropbox ha desaparecido. No es sólo el número montado, tampoco estaban los artículos previos a la maquetación. Es algo que jamás nos había ocurrido, pero que podría haber sido borrado por accidente, y que se hubiese transmitido al resto.

Pater Zeo (que es el experto de estos temas) se puso en contacto con la empresa que nos lleva las copias de seguridad (Rlyeh SA) para que nos mandaran la copia de varios días, en los que habíamos estado trabajando. Pero nuestra sorpresa fue mayúscula cuando, al restaurar las copias, pudimos constatar que TAMPOCO en las copias de seguridad había nada sobre el número 33. Ni siquiera en los días en los que sabíamos positivamente que debía haber algo en esa carpeta, puesto que estábamos trabajando en ello.

Pater Zeo está en contacto con el técnico de Rlyeh SA (un tal Nagh Ash, experto en recuperar ficheros muertos) a ver si consiguen averiguar dónde está el número 33. Por otro lado, Nama y yo intentamos ponernos en contacto con algunos colaboradores, para ver si ellos tienen copia de lo que nos han mandado, a ver si podemos resucitar el número. Nama cree que puede localizar a varios de ellos, que están de vacaciones en el Jardín de Morr, un centro turístico muy tranquilo. Pater Zeo nos ha pasado una serie de herramientas con las que esperamos poder conseguir recuperar algunos archivos, como el Vanhel Backup, que permite que ficheros muertos se recuperen más rápido, o algo así.

Seguiremos informando.

Acerca de Lord Darkmoon

Jugador de rol desde los tiempos de Dalmau, lector del Señor de los Anillos desde que tiene memoria, jugador de WH40K desde la salida de Necromunda... Pinta (mal), juega (poco), lee (mucho), monta escenografía (cuando puede) y cuida de dos criaturas adorables... que empiezan a ver con avidez los Zombies de papá.

21 respuestas a “La historia del número 33”

  1. Casualidad? Misterio? Conspiración?

    Veo cierto paralelismo con algo que me pasó a mí hace poco, y es que un relato que andaba escribiendo me desapareció también sin previo aviso. Busqué y busqué y no vi referencia a él ni siquiera en archivos temporales.

    Yo me quedo con Conspiración xD

    0
  2. solo hay dos opciones
    1 el numero hace honor a su nombre
    2 pusisteis algo que cabreo a los chicos del FBI o la CIA

    yo estoy con aira en que es la segunda XD

    0
  3. El numero maldito de Cargad, no se si sera buena idea recuperarlo,jajaja

    0
  4. Uno de vosotros es un traidor que adora a los poderes oscuros…más claro el agua.

    0
  5. Nada, eso es cuestion de juntar los ordenadores a menos de 6 UM y hacer una Invocacion de Nehek… algun voluntario?

    0
  6. ¡Acabo de contactar con Tzeentch y dice que no sabe nada (aunque tratándose de Tzeentch tampoco es 100% fiablGURANGHRARNUARARL)!

    Ejem, tras “iluminarme” con pruebas, el jodío de mi nuevo señor me ha mostrado que no necesita mangarlo. ¿para qué? ya me lo gorronea a mi, el muGURHARAGHURALAEHIRIARAÑLR…

    0
  7. Para la próxima ya sabéis:
    -Subidlo a la nube en varias plataformas distintas
    -Tener una copia en un usb
    -Realizar correctamente la invocación

    0
  8. Chicos tan difícil es reconocer que cuando hicisteis el ultimo cargad pusisteis 34 en vez de 33 y cuando os disteis cuenta que esa no era la numeración correcta, ya era demasiado tarde para corregirlo… (no me quiero imaginar a Pater Zeo cuando descubrió al goblin culpabe de marcar mal el numero)

    Estais metiendo muchos nombres para justificaros (R’lyeh, Nagash, Van Hal…) pero vamos si esto sirve de excusa para tener otro Cargad: Especial Fantasma, adelante

    0
  9. También podeus hacer un especial viajes en el tiempo en el que el número se lo ha tragado un agujero de gusano.

    I´a cthulhu.

    0
  10. Dice un tal doctor que se atasco en la maquinaria de su tardis, y que no esta muy contento…

    0
  11. A nadie mas le ha llamado la atención que el nombre de la empresa sea Rlyeh, tambien conocido como R´lyeh o como, la tierra donde habita Cthulu?????????????????????’

    Suerte con el Backup señores.

    0
  12. (leer en voz alta con la voz del doblador de Robert De Niro)
    “¿te estas quedando conmiiiiigo?”

    0