[Warmaster] 10 años de Warmaster

Saludos, Señores de la Guerra.

Hace diez años, en el año 2.000, Games Workshop sorprendió a mucha gente con un nuevo juego. No contentos con haber sacado Mordheim un año antes, el universo de Warhammer estaba en plena ebullición, Tuomas Pirinen (autor de Mordheim) estaba trabajando en la Sexta Edición de Warhammer, y Rick Priestley tenía tiempo para dar rienda suelta a su mente creadora. Estábamos, probablemente, en la mejor época del hobby.

Games Workshop ya había sacado un juego con miniaturas más pequeñas de lo habitual (Epic 40.000), pero nunca en el universo fantástico. Se tiró a la piscina y sacó en Verano a bombo y platillo un juego nuevo, completo, a una escala nueva (no era como Mordheim, que podías jugar con las miniaturas de Warhammer). Puede parecer irónico, pero en la temporada con menos libros de ejército de Warhammer (entre Quinta y Sexta, aproximadamente 1.997 – 2.000) es cuando más impulso se dio al hobby.

Las miniaturas

Las miniaturas de Warmaster son de 10mm de altura (una tercera parte de lo que mide una miniatura de Warhammer). Son bastante agradecidas de pintar (hay fanáticos que les pintan hasta los ojos, pero si eres fan del speed painting como yo, está muy bien) y en general son de una calidad más que aceptable. Cada “unidad” son 3 peanas de miniaturas, y cada peana son dos filas (donde cada fila tiene unas 6 miniaturas que van todas juntas, o 2 de caballería  o 3 “ogros”). Lo mejor que tiene es la escala; aquí realmente un Gigante es MUCHO mayor que una miniatura de infantería habitual. Lo peor, y (bajo mi punto de vista) uno de los motivos que hizo que Warmaster no triunfase todo lo que merecía, es su precio (el otro, y más determinante, es el escasísimo apoyo en White Dwarf). 12 euros por 3 peanas es un precio muy parecido a Warhammer (o sea, caro), pero hacerse un ejército completo son 150 euros. Creo que si hubieran sacado directamente miniaturas de plástico y le hubieran dado apoyo (aunque fueran 4 páginas) cada mes en la WD, la historia habría sido muy distinta.

Warmaster estaba basado en el universo de Warhammer, en el manual inicial había seis facciones conocidas para los warhammeros (Altos Elfos, El Imperio, Orcos y Goblins, Enanos, No Muertos y Caos), y pronto fueron apareciendo más razas.

  • Los Altos Elfos (en el libro inicial) disponen de lanceros, arqueros, Yelmos, Guardianes de Ellyrion, Carros, Aguilas y Lanzavirotes. Sí que hubo alguna miniatura de Maestros de Hoeth pero no hemos visto las reglas…
  • El Imperio (libro inicial) tiene ballesteros, arcabuceros, alabarderos, hostigadores (arqueros), flagelantes, herreruelos, caballeros y las cuatro máquinas de guerra típicas del Imperio (Mortero, Cañón, Cañón de Salvas y Tanque a Vapor).
  • El Caos (libro inicial) se basa en la lista de Guerreros del Caos: Guerreros, Bárbaros, Mastines, Caballeros, Carros, Bárbaros a caballo, Arpías, Trolls, Ogros Dragón y Engendros.
  • Los Enanos (libro inicial) tienen Montaraces, Guerreros del Clan, Rompehierros, Matadores, Atronadores, Cañones, Girocópteros y el Cañón Lanzallamas. Dado que los Movimientos dependen de las órdenes de mando y éstas en el Liderazgo, se da la ironía que los Enanos son el ejército más rápido (y uno de los mejores) de todo el juego.
  • Los Orcos y Goblins (libro inicial) disponen de Guerreros Orcos, Goblins Nocturnos, Orcos Negros, Jinetez de Jabalí, Karros, Jinetez de Lobo, Ogros, Trolls, Gigante y el Lanzapiedroz.
  • Es curioso cómo los No Muertos (libro inicial) fueron la primera lista “oficial” de Reyes Funerarios de Khemri (antes de existir como libro de ejército en Warhammer). No tenían vampiros, sino Guerreros Esqueleto, Arqueros Esqueleto, Jinetes Esqueleto, Carros, Lanzacráneos, Carroñeros, Gigante de Hueso, y dos miniaturas que no han salido en Warhammer: Lanzahuesos (un lanzavirotes) y la Esfinge. Me comentaron que Games Workshop realmente planeaba hacer esas dos miniaturas para Warhammer, y que incluso se llegó a hacer la Esfinge (existe como miniatura que nunca se ha hecho molde), como “montura monstruosa” de un Sacerdote Funerario. De momento todo ha quedado ahí, pero recordad que está previsto nuevo libro de Khemri para el año que viene (o puede que éste).
  • Bretonia fue de los primeros ejércitos en salir fuera del libro (y antes que el de 6a de Warhammer). Además de varios tipos de caballería (Caballeros, Caballeros del Grial, Escuderos a Caballo) veíamos los Arqueros y Hombres de Armas, y los famosos Plebeyos (unidad que se rumorea estaba en varias de las listas previas de prueba del ejército de Warhammer).
  • Otro de los primeros ejércitos en salir fue el de los Skaven: Guerreros del Clan, Corredores de Alcantarilla, Alimañas, Monjes de Plaga, Ratas Ogro, Jezzails, Enjambres de ratas, Cañón de disformidad, la Rueda de la Muerte y la Campana Gritona.
  • Los Elfos Oscuros disponen de una de las listas más reducidas de ejército de Warmaster: Lanceros, Ballesteros, Elfas Brujas, Gélidos, Jinetes Oscuros, Lanzavirotes y la Hidra (una de las miniaturas más impresionantes de todo el juego, y que inspiró a la nueva Hidra de plástico de Warhammer).
  • Los Hombres Lagarto pueden reclutar Guerreros Saurios, Eslizones, Guardia del Templo, Kroxigores, Salamandras, Terradones, Gélidos y el Estegadón.
  • El ejército (no previsto inicialmente) de Condes Vampiro tiene Necrófagos, Zombies, Tumularios, Hueste Espectral, Lobos Espectrales, Murciélagos Vampiro, Caballeros Negros y el Carruaje Negro.
  • Los Demonios del Caos es el ejército con más miniaturas de Personaje que hay (incluidos 4 Grandes Demonios), tiene Hordas de los cuatro Dioses (una manera de decir Desangradores, Horrores, Diablillas y Portadores de Plaga), y además Mastines de Khorne, Nurgletes, Bestias de Nurgle, Diablillas montadas y Aulladores.
  • Hay un ejército de Warmaster que llama la atención por no haber existido nunca en Warhammer. Se trata de Arabia: Lanceros, Arqueros, Guardias, Caballeros, Jinetes de Camello, Jinetes del Desierto, Elefantes y Alfombras Voladoras. En su momento se rumoreó que era el campo de pruebas para ver qué impacto tendría una facción de la que se ha hablado mucho en el trasfondo en el aficionado (vamos, si se vendería o no como miniaturas de Warhammer). Lo que ocurre es que dado el reducidísimo número de jugadores de Warmaster, no se puede hacer una estadística fiable…
  • En su día hubo un ejército de Kislev, pero sus miniaturas no están ya disponibles en la web. Una pena… Tenía Caballeros, Arqueros a caballo, Arqueros, Guerreros con hacha, Lobos, y el Vagón de Guerra de Kislev. También hubo miniaturas de la campaña La Sombra sobre Albión (para jugarla con Warmaster), cotizadas entre los coleccionistas.

El juego

Podríamos resumir el juego como un juego mucho más orientado hacia los movimientos de tropas y menos hacia el combate, la magia y el disparo. Para los profanos del juego, las tropas tienen un perfil mucho más simple que el de Warhammer (menos atributos), y los Personajes generalmente no influyen tanto en el combate. Durante el turno, la gracia está en la fase de movimiento, y para mover una unidad un Personaje tiene que darle una orden. Así, el juego es básicamente Personajes dando órdenes a las unidades. Las ordenes podríamos decir que son un chequeo  basado en el Liderazgo afectado por la distancia a la unidad a la que se le da la orden, a cuantas unidades hemos dado órdenes ese turno, etc. De esta forma se da la ironía que los Enanos son uno de los ejércitos más rápidos 🙂 Las capacidades de los jugadores para situar sus personajes es vital en el juego.

La fase de disparo, por ejemplo, sólo es efectiva para “mover hacia atrás” tropas enemigas (parecido a cuando una unidad en Warhammer pierde un chequeo de pánico), y para haceros una idea si cada peana tiene 3 heridas, si con disparos hacemos 2, la peana sigue teniendo 3 heridas. La magia se basa bastante en proyectiles mágicos (como sería Warhammer a partir de Sexta), y en el combate cuerpo a cuerpo las tiradas son bastante rápidas y no hay bonos de armas. La disposición de las tropas hará más que su habilidad combatiendo.

Actualmente, el reglamento es GRATUITO y se puede obtener de la página web de Games Workshop aquí:

http://www.games-workshop.com/gws/content/article.jsp?catId=cat1490051&categoryId=1100013&section=&aId=5300011

La creación del ejército es con máximo y mínimo por cada 1.000 puntos. Es decir, por ejemplo, de Altos Elfos puedes tener un mínimo de 2 unidades de Lanceros por cada 1.000 puntos, y un máximo de 3 de Carros. Esto hace que los ejércitos sean relativamente parecidos entre si, pero ayuda mucho al equilibrio del juego y a dar la sensación que realmente estamos ante un ejército de Altos Elfos, no “unas tropas de élite elegidas para jugar a un juego”. Esta sensación de comandar un ejército en vez de haber elegido tropas más o menos duras es realmente gratificante.

Siguientes años

Warmaster ha tenido bastante repercusión en el mundo de Juegos de Especialista. Tuvo su propia revista oficial (Warmaster Magazine, llegó hasta el número 21) y tuvo portada en varias ocasiones en la White Dwarf. Sin embargo, la Sexta Edición de Warhammer (Septiembre 2.000) y la dedicación a elaborar el material para el juego del Señor de los Anillos, hizo que GW dejase a un lado Warmaster (y todos los Juegos de Especialista en general), al menos en el “gran circuito”.

También apareció poco después Warmaster Ancients, un conjunto de reglas para usar Warmaster como reglamento de juego histórico de 10mm, es decir,competencia directa a la segunda edición de DBA. La mayoría de gente que juega a histórico ya juega a DBA, por lo que en realidad Ancients sirvió únicamente para que algún fan de Warmaster se acercase más a DBA

En el año 2.005, GW sacó el Battle of Five Armies, caja de juego con reglamento (igual que el de Warmaster pero quitando algunas secciones como Asedios, Listas de ejército, Magia y demás) y, por primera vez, miniaturas de plástico. Muchos conoceréis ya mi pasión por este juego, ya que toma lo mejor de Warmaster pero le añade miniaturas de plástico (un montón de peanas), lo que lo hace un juego perfecto para comprarlo entre tú y tu hermano/a o pareja/o.

Actualmente, parece que Warmaster está en el limbo de los Juegos de Especialista de GW. Ojalá se decidan a hacer una segunda edición del juego (creo que si vendieran cajas con 12 peanas de plástico, igual que las hay de regimientos de Warhammer, en packs, Warmaster estaría en el lugar que se merece como buen juego), pero me temo que de momento no es así. Habrá que ver qué ocurre… Huelga decir que en ¡Cargad! seguiremos dando apoyo a Warmaster. Porque nos parece, sinceramente, un excelente sistema de juego.

¿Y si me llama la atención?

Hay una forma de probar Warmaster sin comprar Warmaster 😉 La idea es comprar varias peanas de caballería de Warhammer (no es necesario pero ayuda). Una peana = una peana de Warmaster. El tamaño es prácticamente el mismo (en realidad Warmaster usa peanas equivalentes a dos peanas de infantería “pequeña”, ya que miden40x20mm) y te permite por ejemplo poner 3 Jabalíes Orcos como “tres peanas de Jabalíes”. Si aprovechas y buscas algo de Paperhammer, tendrás las miniaturas en papel a tu disposición; si le sumamos que el reglamento está descargable, puedes llegar a probar el juego sin gastarte ni un euro (aunque si te gusta… personalmente tiraría por Battle of Five Armies, que si haces pielesverdes o Altos Elfos tienes mucho ganado).

7 Replies to “[Warmaster] 10 años de Warmaster”

  1. El artículo es muy interesante y muy bueno

    Yo soy jugador de Warmaster. Cuando salio el juego me compre el reglamento en español y hace poco he empezado a leermelo, es curioso te compras un juego y lo lees a los diez años.

    Es un juego muy interesante, jugar no tiene porque ser caro yo por ejemplo me estoy haciendome un ejercito de papel de 3D, aparte de que puedes comprarte miniaturas de 10mm de otras empresas que son mas baratas o la de plástico de la batalla de los cinco ejercitos de la Games Workshop

    Y ademas hay un foro en español que habla sobre el Warmaster

    http://warmaster-acolytes.mforos.com/

    Y ademas en Madrid existe un pequeño grupo de jugadores

    Las miniaturas de Warmaster son mas fáciles y rápidas de pintar comparadas a las de Warhammer por cual las prohabilidades de terminar de tener un ejercito pintado son mayores, me estoy leyendo el reglamento y es un juego superbueno aparte de que tengo un monto de ficheros PDF de reglas en español y mas que va viendo con el tiempo

    Os animo a todos a que jugueis y disfruteis de este fabuloso juego llamado Warmaster.

    0
  2. Muy buen artículo.
    A mi también me encanta BOFA, es triste el nulo apoyo que da GW a los juegos de especialista.

    0
  3. Ya han pasado 10 años.
    Quien lo iba a decir.
    Un gran juego, aunque algo desconocido por la gente.

    0
  4. Nunca he jugado a warmaster aunke he oido hablar bien de el. Pero para mi solo es el otra vez lo mismo en otro universo, vamos ke despues de Epic tocaba algo asi en fantasy.
    Todos sabiamos ke el juego 5 meses mas tarde no existiria para workshop. Como siempre 🙁

    0
  5. Un pequeño apunte: los maestros de la espada salieron con la guardia teutogena y otros para poder hacerse regimientos ” de elite “. Solo podias tener uno por ejercito y le dabas opciones de una tabla que tu elegias, pagando el precio en puntos.
    ¿ Diez años ya ? Joer como pasa el tiempo. El juego es una condenada maravilla, aunque me incluyo entre los que no ha llegado ni a probarlo ( y eso que tengo un ejercito del caos majisimo a medio pintar ).

    0
  6. La escala tan reducida de este juego me echa para atrás. Ojeé el reglamento y me llamó la atención eso, la importancia del movimiento, pero de nuevo el apartado físico, las minis, hicieron que ni me planteara el probarlo.
    En Epic al menos están las maquinitas que tienen su gracia, pero aquí es que…

    Lo que sí que me ha parecido cuando menos desconcertante es el poco tiempo que tiene Mordheim! Recuerdo una WD que tengo del año 94 o 95 y allí ya se anunciaba el Necromunda, así que de siempre he dado por supuesto que Mordheim llevaba al menos el mismo tiempo en el mercado 😮

    0