[Juego] [Histórico] Primeras impresiones de Liber Militum: Tercios

portada-liber-militum-400

Saludos Generales,

Hace ya unas semanas que recibí el Liber Militum: Tercios y por fin he terminado de leerlo y puedo dar mis primeras impresiones de lo que me ha parecido el reglamento y el juego a falta de preparar dos pequeños ejércitos y probarlo.

Aquí podéis encontrar su página de facebook, su blog y la tienda online de la editora (breaking war). Podéis encontrarlo físico en cualquier tienda que traiga las cosas de Breaking war.

El juego está ambientado en la guerra de los 30 años, si no estáis muy versados en historia las primeras páginas del manual os pondrán en situación.

El manual tiene un tamaño de alrededor de un A5, en tapa blanda, con 72 páginas a todo color y un precio de 18 euros.  Es para dos jugadores y tiene una duración de juego de unas dos horas.

Si queréis echar un primer vistazo al manual tienen una versión reducida gratuita para su descarga aquí (brevis editio). En el juego cada unidad representa de manera abstracta una unidad de aproximadamente un millar de hombres.

En el juego lo importante es el tamaño de las peanas y no la escala o la cantidad de miniaturas por peana. Aún así el manual recomienda como escalas 28mm o 15 mm. Dado que la representación de miniaturas en las peanas no es la cantidad real de miniaturas en la unidad casi seguro que elijo 28 mm.

IMG_20150321_174755.222

 

Justo sobre estas líneas podéis ver el tamaño recomendado para las peanas que, a diferencia del resto de medidas del juego, vienen en cm.

IMG_20150321_174839.042Aquí arriba podéis ver unos ejemplos de unidades en 28 mm. Sobre las unidades destacar que tienen defensas diferentes en función de la fuente del ataque de manera que hay el efecto piedra-papel-tijeras: los piqueros defienden mejor contra caballería (y la caballería defiende peor contra piqueros) mientras que la defensa de los piqueros contra artillería es bastante baja.

Las unidades están divididas en infantería, caballería y artillería. Hay múltiples reglas especiales que hacen que unidades del mismo tipo sean diferentes entre ellas.

El cuarto tipo de unidad es el de los personajes que aquí se denominan mandos, estos personajes pueden actuar antes de la unidad que nos toque activar y sus acciones pueden animar a nuestras tropas o dificultar las acciones de las tropas del enemigo. Los mandos también pueden incorporarse a unidades y darles beneficios automáticos a dichas unidades.

Por regla general, los mandos no podrán ser objetivos directos de las acciones del enemigo mientras tengan tropas aliadas cerca.

El juego emplea dados de 6 caras y las cartas de órdenes que podéis ver justo bajo estas líneas. Estas cartas nos ayudarán a mantener oculta la orden que hemos dado a la unidad hasta que le toque actuar.

cartas-terciosEn los turnos, las unidades se activan de manera alterna revelando la carta de orden que tienen asignada. Las unidades que aún no hayan actuado pueden emplear la carta asignada para reaccionar a los enemigos, esta reacción les hace perder, por tanto, su acción del turno.

A la hora de combatir este se resuelve de forma simultánea por lo que podría darse el caso de que ambas unidades fuesen destruidas a la vez.

La creación del ejército usa el típico sistema de puntos con una recomendación de 500 puntos para empezar a jugar y 3000 para batallas más grandes. Esto hace que el juego pueda oscilar entre 1 hora y 3 horas o más.

Los ejércitos disponibles son:

BANDO IMPERIAL

  • El Imperio español (bando imperial.
  • El Sacro Imperio Romano (bando imperial)

BANDO ANTI-IMPERIAL

  • Protestantes germanos
  • Imperio sueco
  • Principado de Transilvania
  • Provincias unidas de los países bajos
  • Reino de Dinamarca y Norguega
  • Reino de Francia
  • Reino de Inglaterra

El juego creo que es muy dinámico y táctico sobre el papel por lo que en cuanto lo pruebe haré un informe de batalla y una introducción más a fondo para contaros que tal ha ido y que me ha parecido.

Si hay por aquí algún general que lo haya probado que no dude en dejar su opinión que no creo que yo lo pueda probar antes de finales de mayo.

Acerca de McAllus

Jugador de Wargames en especial escaramuzas. Pinto (mal), juego (todo lo que puedo), leo cada reglamento que sale y escribo historias sobre mis batallas. Los crowdfunding de nuevos juegos son mi ruina...

7 pensamientos sobre “[Juego] [Histórico] Primeras impresiones de Liber Militum: Tercios

  1. Nosotros lo hemos probado (yo todavía no, pero dos jugadores de mi grupo sí) y tenemos una reseña tanto del reglamento como de la partida en nuestro blog, el chichimec team. Como me parece feo lo del spam, no pongo la dirección, pero si McAllus está de acuerdo os lo enlazo (sino, buscando el nombre el google lo tenéis en 20 segundos 🙂 ).

    Estoy bastante de acuerdo en tus apreciaciones, y en nuestro grupo el historiador, especialista en esta época, dice que el combate refleja fielmente el del momento, por lo que para nosotros empieza a fraguarse la opción de montar hasta un pequeño torneillo 🙂

    0
  2. @Igcaspe: Si tiene que ver con el contenido en los comentarios de mis entradas no me importa que aparezca algún enlace 🙂

    Es más, aprovecho yo para compartir el enlace a la entrada con el informe de batalla que comentas. Podéis leerlo aquí

    Yo, de paso ya he agregado el blog a mi lector de feed para seguirlo porque me han gustado las entradas a las que he echado un ojo (incluyendo la de liber militum(

    0
  3. Por fin les dare una salida a mis minis de Pike y Shotte que compre por coleccionismo y por que…bueno, son los tercios 😀

    0
  4. Saludos. Mi grupo, el Club Comandante de Málaga, tuvo el privilegio de presentar el juego en las últimas jornadas Hispania y he podido ver unas cuantas partidas. Ya habíamos probado otros juegos para recrear la época como Father Tilly y Pike&Shotte, este último el más extendido hasta la fecha, y Liber Militum: Tercios nos parece muy superior.

    Lo primero que destacaría es la fase de mando y control. Por hacer algunas comparaciones, Father Tilly tiene un sistema de cartas que le quita protagonismo al juego de miniaturas, siendo por momentos casi más un juego de cartas en el que despliegas tus miniaturas para que quede bonita la mesa. Por su parte, Pike&Shotte tiene el sistema típico de Warlord (Black Powder, Hail Caesar) en el que las órdenes dependen de una tirada de dados, con lo que todo es demasiado aleatorio. Liber Militum: Tercios tiene el sistema de cartas que habéis mencionado, en el que el jugador tiene control sobre sus unidades pero éste se hace progresivamente más difícil a medida que dichas unidades van sufriendo desgaste. Esto evita que un flanco entero o el centro de tu despliegue se quede empantanado varios turnos porque tienes el día tonto con los dados, pero refleja bien el hecho de que el transcurso de la batalla y las bajas recibidas hacen que las tropas respondan cada vez peor a las órdenes. Esto hace el juego muy interesante y es algo que los jugadores de wargames históricos suelen buscar.

    Otra cosa que nos gustó mucho es que se recogen diferentes tipos de unidades. Éstas tienen distintos perfiles que hacen que su utilización y desempeño en el campo de batalla varíen. En otros juegos prácticamente no hay distinciones entre las unidades más allá de que sean de infantería, caballería o artillería.

    También hay diferencias entre las naciones. Se establece qué tipo de regimientos y, por tanto, qué tipo de unidades pueden llevar, lo que marca la forma que tiene cada una de combatir (el estilo de juego, por tanto). Si quieres bloques resistentes y potentes en cuerpo a cuerpo no lo dudes, hazte un ejército español; si quieres unidades más pequeñas, ágiles y con más potencia de fuego, tu ejército es el sueco. Y esos son los dos extremos tácticos, hay otras variantes posibles.

    Un detalle que también es de agradecer es que puedes llevar un ejército español. En Pike&Shotte todo el bando católico es denominado “imperial”, no mencionándose a los tercios españoles en casi ningún sitio (aparte del hecho de que apenas distingue entre tipos de unidades). Pero hay otras muchas naciones que puedes elegir. Yo me estoy haciendo un ejército holandés, por ejemplo.

    Los movimientos no son difíciles, tomando como referencia los centros (frontal, laterales y posterior) de la unidad. Cierto que es un sistema de bases, no de peanas individuales, por lo que no vas a poder mover como en Warhammer 40k. Las unidades de la época eran compactas y numerosas y eso ha de reflejarlo el juego. El sistema de movimiento recuerda más al de Warhammer Fantasy, pero mucho más ágil.

    Me dejo muchas cosas en el tintero pero creo que ya me he extendido demasiado. Muchas gracias por permitirme opinar.

    0
  5. @Er Luí: Gran reseña, un poco más y no me dejas nada para escribir yo cuando pruebe el juego, jeje
    Muchas gracias por compartir tu experiencia que seguro sirve a más de uno para decidirse a adquirirlo

    0